Page is loading...

Carta 24

15 de Dhul Hiÿÿah de 1329 H.L.

1. La prueba que justifica nuestra argumentación en base a este hadîz

La gente de la Sunnah argumenta para demostrar el Imamato en base a cualquier hadîz sahîh, ya sea que fuera mutawâtir o no.1 Por ello nosotros le argumentamos en base a esa misma condición de sahîh inferida de sus propias vías, imponiéndoles lo que ellos se impusieron a sí mismos. En cuanto a lo que argumentamos respecto al Imamato dentro de nuestra propia escuela, eso es en base a su condición de mutawâtir según nuestras propias vías, como es evidente.2

2. La existencia de tal Califato particular y restringido es negada por el consenso

Invocar que el mismo sólo indicaría que ‘Alî era el califa o sucesor del Mensajero de Dios (s.a.w.) sólo en lo que respecta a la gente de su casa en particular, es rechazado, por el hecho que: cualquiera que diga que ‘Alî era el sucesor del Mensajero de Dios para la gente de su casa, está sosteniendo también el califato general, y todo aquel que le niega el califato general le niega también tal (supuesto) califato particular.

No hay nadie que haya dado tal opción. Así pues, ¿qué filosofía es ésta que contradice en cualquier caso el consenso de los musulmanes?

3. Es imposible que aquí haya habido abrogación

Y no me olvido ni me olvidaré de lo dicho acerca de la existencia de abrogación. Ello es imposible tanto según la lógica como según la sharî‘ah, puesto que sería un caso de abrogación antes de la llegada del tiempo de aplicación de la norma, como es evidente, sumado a que no habría más abrogante aquí que la suposición de que tal vez el Profeta se retrajo de aquello que implica el hadîz.

A esto se responde que el Profeta –que las bendiciones y la paz de Dios sean con él y su familia- no sólo no lo revocó, sino que los textos estipulantes que surgieron después son continuos y mutawâtir y se corroboran entre sí.

Incluso suponiendo que no hubiera habido texto estipulante después del mismo, ¿de dónde se sabría que el Profeta –que las bendiciones y la paz de Dios sean con él y su familia- se retrajo de aquello que implica, y que renunció a su contenido? «No siguen sino la conjetura, y lo que ansían las almas, siendo que les ha llegado la guía de parte de su Señor».3

Wa-s salâm

Sh.

  • 1. As-Sawâ‘iq Al-Muhriqah, p.18, edic. Al-Muhammadîiah.
  • 2. El hadîz de Iawm Ad-Dâr en fuentes Shias:
    Éste es uno de los hadices cuya emisión está categóricamente demostrada. Ver: Bihâr Al-Anwâr de Al-Maÿlisî, t.18, pp.163, 178, 181, 191 y 212, nueva edic. Teherán; Al-Burhân fî Tafsîr Al-Qur’ân, t.3, p.191; Tafsîr Al-Qummî, t.2, p.124; Izbât Al-Hudât de Al-Hurr Al-‘Âmilî, t.3, p.451; ‘Ilal Ash-Sharâ’i‘ de As-Sadûq, p.170, edic Al-Haidarîiah; y muchas otras fuentes.
  • 3. An-Naÿm, 53: 23.

Share this page