Page is loading...

Carta 28

19 de Dhul Hiÿÿah de 1329 H.L.

1. El hadîz de Manzilah es uno de los legados más fehacientes

Mediante tal dubitación, Al-Amadi se ha oprimido a sí mismo, puesto que el hadîz de Manzilah conforma una de las narraciones más confiables y uno de los legados más fehacientes.

2. Los indicios que juzgan ello

La confiabilidad de su cadena de transmisión no embarga duda alguna, ni se le ha ocurrido a la mente de nadie abrir la boca para debatir su condición de fehaciente; incluso Adh-Dhahabî -a pesar de su intransigencia- expresa claramente su condición de sahîh o muy confiable en su Taljîs al-Mustadrak;1 e Ibn Haÿar Al-Haizamî -a pesar de la hostilidad mostrada en su As-Sawâ‘iq- cita el hadîz en la shubhah nº 12 de As-Sawâ‘iq, transmitiendo la opinión de que es sahîh o muy confiable, de los imames del hadîz, que son los únicos en quienes uno puede basarse al respecto.

Así pues, refiérete a ellos.2 Si el hadîz no tuviera el nivel de comprobado, Al-Bujârî no lo habría citado en su libro, puesto que él se oprimió a sí mismo sobremanera en relación a las particularidades y virtudes de ‘Alî y Ahl al-Beit, con ellos sea la paz.

Mu‘awîah era el líder de al-fi’ah al-bâghiah (la facción inicua); fue hostil y combatió a Amîr Al-Mu’minîn y le maldijo sobre los púlpitos de los musulmanes a quienes a su vez les ordenó maldecirle, pero -a pesar de su desvergonzada hostilidad- no negó el hadîz de Manzilah y no desdijo a Sa‘d Ibn Abî Waqqâs cuando se lo manifestó.

Cita Muslim lo siguiente:3 (Dijo Mu‘awîah): “¿Qué te impidió maldecir a Abû Turâb?”. Respondió: “Mientras recuerde tres cosas que el Mensajero de Dios dijo sobre él, no le maldeciré, puesto que tener una sola de ellas sería mas preciado para mí que la mejor riqueza de los árabes (jumr an-ni‘am). Escuché al Mensajero de Dios decirle cuando le dejaba como su lugarteniente al partir a una de sus expediciones: “¿Acaso no te complace en tener en relación a mí la posición que Aarón tenía en relación a Moisés, solo que después de mí no habrá más profeta?...”.4

De esa manera Mu‘awîah desistió y dejó de requerir de Sa‘d que maldijera a ‘Alî.

Añado a esto que el mismo Mu‘awîah narró el hadîz de Manzilah. Dijo Ibn Haÿar en su As-Sawâ‘iq5: Citó Ahmad que un hombre le preguntó a Mu‘awîah una cuestión y le dijo: “Pregúntasela a ‘Alî puesto que es más sabio”. Dijo: “Tu respuesta a la misma es preferible para mí que la respuesta de ‘Alî”.

Dijo: “¡Qué mal está lo que dijiste! Has despreciado a un hombre a quien el Mensajero de Dios impartía instrucción brillantemente, y a quien le dijo “tú tienes en relación a mí la posición que Aarón tenía en relación a Moisés, sólo que después de mí no habrá más profeta”, y ‘Umar se beneficiaba de él cuando algo le resultaba complicado…etc.6 En resumen, el hadîz de Manzilah es de aquellos en los que no cabe duda su comprobación por consenso de los musulmanes, a pesar de la diferencia en sus escuelas y fuentes de referencia.

3. Quienes lo citaron entre la gente de la sunnah

Ha sido citado por el autor de Al-Ÿam‘ Bain as-Sihâh as-Sittah (“El Colector de los Seis Sihâh”)7 y el autor de Al-Yam‘ Bain as-Sahihain (“El Colector de los dos Sahîh”)8. También se encuentra en el Sahîh al-Bujârî al referirse a la batalla de Tabûk.9 En el Cap. “Las virtudes de ‘Alî en el Sahîh Muslim10, y en el Cap. “Las virtudes de los Compañeros del Profeta” de Sunan Ibn Mâÿah.11 En la sección Manâqib ‘Alî (“Las Virtudes de ‘Alî”) del libro Al-Mustadrak de Al-Hâkim.12

Fue citado por el imam Ahmad Ibn Hanbal en su Musnad al citar los hadices de Sa‘d mediante numerosas vías;13 también fue citado en Al-Musnad al mencionar los hadices de Ibn ‘Abbâs,14 Asmâ’ Bint ‘Umais,15 Abû Sa‘îd Al-Judrî,16 Mu‘awîah Ibn Abî Sufiân,17 y otro grupo de los Compañeros. Fue citado por At-Tabarî como hadîz mencionado por Asmâ’ Bint ‘Umais, Umm Salamah, Hubaish Ibn Ÿunâdah, Ibn ‘Umar, Ibn ‘Abbâs, Ÿâbir Ibn Samurah, Zaid Ibn Arqam, Al-Barâ’ ibn ‘Âzib, ‘Alî Ibn Abî Tâlib18 y otros.

Fue citado por Al-Bazzâr en su Musnad,19 y por At-Tirmidhî en su Sahîh,20 como uno de los hadices de Abû Sa‘îd Al-Judrî; también fue citado por Ibn ‘Abd-ul Birr en su Al-Istî‘âb. Luego dice textualmente lo siguiente: “Conforma uno de los legados más comprobados y más confiables (asahhuhâ); fue transmitido del Profeta (s.a.w.) por Sa‘d Ibn Abî Waqqâs, y (agrega que) las vías de este mismo hadîz que llegan a Sa‘d son muy numerosas.

Fue mencionado por Ibn Abî Jaizamah y otros; (agrega) fue narrado por Ibn ‘Abbâs, Abû Sa‘îd Al-Judrî, Umm Salamah, Asmâ’ Bint ‘Umais, Ÿâbir Ibn ‘Abdul·lah y un gran grupo cuya mención se haría larga”. Éstas fueron las palabras de ‘Abdul Birr. Este hadîz fue transmitido por todos aquellos expertos en hadîz, biografías y narraciones que trataron la batalla de Tabûk.

Fue transmitido por todos aquellos expertos antiguos y posteriores que escribieron una biografía sobre el Imam ‘Alî a pesar de sus diferentes fuentes de referencia y escuelas. Fue mencionado por todos aquellos sabios e imames de la religión que escribieron sobre las virtudes de Ahl al-Beit y las virtudes de los Compañeros, sabios tales como Ahmad ibn Hanbal y otros que le precedieron o sucedieron. Es uno de los hadices categóricos para los sabios de todos los periodos de esta comunidad.21

4. La causa por la cual Al-Âmadi dudó del mismo

De esta manera, no es para considerar la duda de Al-Âmadî respecto al sanad o cadena de transmisión de este hadîz, puesto que él no se contaba entre los sabios de la Ciencia del hadîz y no era experto en la materia. Su juicio respecto al conocimiento de los asânîd o cadenas de transmisiones de las narraciones y las diferentes vías, es como el juicio de las personas comunes que no saben nada al respecto.

Y lo que lo hizo caer en este atasco fue su profundización en la ciencia del usûl o Principios de Jurisprudencia, puesto que vio que en la Ciencia del usûl este hadîz conllevaba que fuera un texto estipulante explícito (nass sarîh) del cual solo se podía librar mediante la duda en su sanad o cadena de transmisión, suponiendo que eso fuera posible. Y ¡lejos! ¡Lejos está de ser así!

Was Salâm

Sh.

  • 1. Ya has visto en la Carta 26 que ha expresado claramente su condición de sahîh o muy confiable (N. del Autor).
  • 2. En la pág. 29 de su As-Sawâ‘iq (N. del autor). As-Sawâ‘iq Al-Muhriqah, p. 47, ed. Al-Muhammadîiah, Egipto.
  • 3. En el Cap. “Las virtudes de ‘Alî”, al comienzo de la pág. 324 del 2ª tomo de su Sahîh. (N. del Autor).
  • 4. Citado también por Al-Hâkim al comienzo de la pág. 109 del 3º tomo de Al-Mustadrak y lo consideró sahîh según las condiciones de verificación de los dos sheijs Muslim y Bujârî. También fue citado por Adh-Dhahabî en su Taljîs reconociendo su condición de sahîh según las condiciones de Muslim (N. del Autor).
    El hadîz de Manzilah narrado por Sa‘d:
    Ver: Tarÿamah Al-Imâm ‘Alî Ibn Abî Tâlib o “Biografía del Imam ‘Alî Ibn Abî Tâlib (a.s.)” del Libro Ta’rîj Dimashq de Ibn ‘Asâkir Ash-Shâfi‘î, t.1, p.206, hadices 271 y 272; Sahîh Muslim, sección Al-Fadâ’il (“Las Virtudes”), Cap. “Las virtudes de ‘Alî Ibn Abî Tâlib”, t.2, p.360; Jasâ’is Amîr Al-Mu’minîn de An-Nisâ’î Ash-Shâfi‘î, pp. 48 y 81, ed. Al-Haidarîiah y p.106, hadices 45, 46, 47, 48 y 61, ed. Beirut, investigado por Al-Mahmûdî; Nadzm Durar As-Simtain de Az-Zarandî Al-Hanafî, p.107; Kifâiat At-Tâlib de Al-Kunÿî Ash-Shâfi‘î, pp.84-86; ed. Al-Haidarîiah, y p.28, ed. Al-Garî; Al-Manâqib de Al-Jwarizmî Al-Hanafî, p.59; Sahîh At-Tirmidhî, t.5, p.301, h.3808; Usud Al-Gâbah, t.4, pp.25-26; Al-Isâbah de Ibn Haÿar, t.2, p.509; Ÿâmi‘ Al-Usûl de Ibn Al-Azîr, t.9, p.469; Ar-Riâd An-Nadirah, t.2, p.247; Farâ’id As-Simtain, t.1, p.378, h.307; Al-Gadîr, t.10, p.257.
  • 5. En el contexto del 5º de los propósitos que citó al analizar la aleya 14 de las aleyas del cap. 11, p.107 de As-Sawâ‘iq (N. del Autor).
  • 6. Luego agrega: “Fue citado por otros, solo que algunos añadieron al final que (Mu’awîah) le dijo: “¡Levántate! ¡Que Dios no mantenga firmes tus pies!”, y luego hizo borrar su nombre del diwân o lista de sueldos del Tesoro Público…”. Luego continúa con el tema en la pág. 107 de su As-Sawâ‘iq donde señala que aparte de Ahmad un grupo de expertos en hadîz citaron el hadîz refiriendo la cadena de transmisión hasta Mu‘awîah (N. del Autor).
    El hadîz de Manzilah narrado por Mu‘awîah:
    Ver: Shawâhid at-Tanzîl de Al-Haskânî Al-Hanafî, t.2, p.21; Manâqib ‘Alî Ibn Abî Tâlib de Ibn Al-Magâzilî Ash-Shâfi‘î, p.34, h.52, 1º ed. Teherán; Sharh Nahÿ Al-Balâgah de Ibn Abîl Hadîd, t.18, p.24, ed. Egipto, investigado por Muhammad Abûl Fadl; As-Sawâ‘iq Al-Muhriqah de Ibn Haÿar, p.177, ed. Al-Muhammadiah; Farâ’id As-Simtain, t.1, p.371, h.302; Tarÿamah Al-Imâm ‘Alî ibn Abî Tâlib o “Biografía del Imam ‘Alî (a.s.)” del Libro Ta’rîj Dimashq de Ibn ‘Asâkir Ash-Shâfi‘î, t.1, p.339, hadîz 410 y 411, 1º ed., y p.369, h.410 y 411, 2º ed, Beirut.
  • 7. En el Cap. Manâqib ‘Alî (“Las Virtudes de ‘Alî”) (N. del Autor).
  • 8. En el Cap. Manâqib ‘Alî (“Las Virtudes de ‘Alî”) y en el de “La batalla de Tabûk” (N. del Autor).
  • 9. En la pág. 58 del 3º tomo (N. del Autor).
  • 10. En la pág. 323 del 2º tomo (N. del Autor).
  • 11. En la pág. 28 del 1º tomo, cuando menciona las virtudes de ‘Alî (N. del Autor).
  • 12. Al comienzo de la pág. 109 del 3º tomo y en otros lugares que conocen los estudiosos (N. del Autor).
  • 13. Ver: pp.173, 175, 177, 179, 182 y 185. Hojéa todas estas páginas en el 1º tomo de Al-Musnad (N. del Autor).
  • 14. Referirse a la pág. 331 del 1º tomo de Al-Musnad (N. del Autor).
  • 15. En las pp.369 y 438 del 6º tomo de Al-Musnad (N. del Autor).
  • 16. En la pág. 32 del 3º tomo de Al-Musnad (N. del Autor).
  • 17. Como ya mencionamos al principio de esta Carta citando el 5º de los propósitos al analizar la aleya 14 de las aleyas del cap. 11, p.107 de As-Sawâ‘iq Al-Muhriqah (N. del Autor).
  • 18. Tal como expresa claramente Ibn Haÿar en el 1º hadîz de los cuarenta que citó en la segunda sección del cap. 9, p.72 de su As-Sawâ‘iq. Menciona As-Suiutî al tratar la vida de ‘Alî en su Ta’rîj Al-Julafâ’ que: At-Tabarî citó este hadîz de todos los nombrados agregando el nombre de Asmâ’ Bint ‘Umais (N. del Autor).
  • 19. Como lo expresa claramente As-Suiûtî al tratar la vida de ‘Alî en su Ta’rîj Al-Julafâ’, p.65 (N. del Autor).
  • 20. Como lo señala el hadîz nº 2504 de los hadices de Kanz Al-‘Ummâl en la pág. 152 del 6º tomo. (N. del Autor).
  • 21. El hadîz de Manzilah:
    Le dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.) a ‘Alî (a.s.): “Tú tienes en relación a mí la posición que tenía Aarón en relación a Moisés, sólo que después de mí no habrá más profeta” con éstas y otras expresiones. Este hadîz se cuenta entre los hadices mutawâtir habiendo sido narrado por un gran número de los Compañeros, entre ellos:
    Sa‘d Ibn Abî Waqqâs, Mu‘âwîah, Habshî Ibn Ÿunâdah, Ÿâbir Ibn ‘Abdil·lah Al-Ansârî, Abû Sa‘îd Al-Judrî, Sa‘d Ibn Mâlik, Asmâ’ Bint ‘Umais, ‘Abdul·lah Ibn ‘Umar, Ibn Abî Lailâ, Mâlik Ibn Al-Huairiz, ‘Alî Ibn Abî Tâlib, ‘Umar Ibn Al-Jattâb, ‘Abdul·lah Ibn ‘Abbâs, Umm Salamah, ‘Abdul·lah Ibn Mas‘ûd, Anas Ibn Mâlik, Zaid Ibn Arqam, Abü Aîiûb, Abû Bardah, Ÿâbir Ibn Samurah, Al-Barâ’, Abû Hurairah, Zaid Ibn Abî Aufâ, Nabît Ibn Sharît, Fâtimah Bint Hamzah.
    Este hadîz se encuentra en: Sahîh Al-Bujârî, secc. Al-Magâzî (las expediciones militares), Cap. “La Expedición a Tabûk”, t.5, p.129, ed. Dâr Al-Fikrah, t.3, p.63, ed. Al-Jairîiah, t.6, p.3, ed. Matâbi‘ Ash-Sha‘b, t.3, p.86, ed. Dâr Ihiâ’ Al-Kutub, t.3, p.58, ed. Al-Ma‘âhid, t.3, p.61, ed. Ash-Sharqîiah, t.6, p.3, ed. Muhammad ‘Alî Subaih, t.6, p.3, ed. Al-Faÿÿâlah, t.3, p.54, ed. Al-Maimanîiah, t.5, p.37, ed. Bombay; Sahîh Muslim, secc. Al-Fadâ’il (“Las Virtudes”). Cap. “Las Virtudes de ‘Alî Ibn Abî Tâlib”, t.2, p.360, ed. ‘Isâ Al-Halabî, t.7, p.120, ed. Muhammad ‘Alî Subaih; Sahîh At-Tirmidhî, t.5, p.301, h.3808 donde lo considera sahîh o muy confiable, h.3813 donde lo considera sahîh o muy confiable, y h.3814 donde lo considera hasan o confiable, ed. Dâr Al-Fikr; Musnad Ahmad Ibn Hanbal, t.3, p.50, h.1490 citado con un sanad o cadena de tansmisión sahîh, p.56, h.1505 con un sanad o cadena de tansmisión sahîh, p.57, h.1509 con un sanad o cadena de tansmisión sahîh, p.66, h.1532, con un sanad o cadena de tansmisión sahîh, p.74, h.1547 con un sanad o cadena de tansmisión sahîh, p.88, h.1583 con un sanad o cadena de tansmisión sahîh, p.94, h.1600 con un sanad o cadena de tansmisión hasan, p.97, h.1608 con un sanad o cadena de tansmisión sahîh, t.5, p.25, h.3062 con un sanad o cadena de tansmisión sahîh, ed. Dâr Al-Ma‘ârif, Egipto; Sunan Ibn Mâÿah, t.1, p.42, h.115 y h.121, ed. Dâr Ihiâ’ Al-Kutub; Sahîh Al-Bujârî, sec. Bad’ Al-Jalq (“El Comienzo de la Creación”), Cap. “Las Virtudes de ‘Alî Ibn Abî Tâlib”, t.4, p.208, ed. Dâr Al-Fikr, t.5, p.19, ed. Al-Amîrîiah, t.4, p.71, ed. Bombay; Mustadrak Al-Hâkim, t.3, p.109 y t.2, p.337 donde lo considera sahîh o muy confiable; Ta’rîj At-Tabarî, t.3, p.104; Tarÿamah Al-Imâm ‘Alî ibn Abî Tâlib (“Biografía del Imam ‘Alî ibn Abî Tâlib”) de Ta’rîj Dimashq de Ibn ‘Asâkir Ash-Shâfi‘î, t.1, hadices: 30, 125, 148-150, 251, 271-274, 276-281, 329-330, 336-394, 396-456, 1º ed. Beirut; Ansâb Al-Ashrâf de Al-Balâdhurrî, t.2, p.106, h.43, p.92, hh. 8, 15-18; Al-Isâbah de Ibn Haÿar, t.2, pp.507 y 509; Al-Istî‘âb (Impreso en los márgenes de Al-Isâbah, t.3, pp.34 y 35; Jasâ’is Amîr Al-Mu’minîn de An-Nisâ’î Ash-Shâfi‘î, pp.76-85, ed. Al-Haidarîiah; Manâqib ‘Alî Ibn Abî Tâlib de Ibn Al-Magâzilî Ash-Shâfi‘î, p.27, h. 40-56 y 303, 1º ed. Teherán; Hiliat Al-Awliâ’, t.7, p.194 donde lo considera sahîh, p.195, 196 y 197 donde lo considera sahîh; Al-Manâqib de Al-Jwarizmî Al-Hanafî, pp. 60, 74, 83-84, 86 y 130, y ver también pp. 76, 19, 24 y 214; Dhajâ’ir Al-‘Uqbâ, pp.63-64, 69 y 87; Ta’rîj Al-Julafâ’ de As-Suiûtî, p.168; Ianâbî‘ Al-Mawaddah de Al-Qandûzî Al-Hanafî, pp.35, 44, 49-51, 56-57, 63, 80, 86, 88, 114, 130, 176, 182, 185, 204, 220, 234, 254, 408, 496, ed. Estambul; Usud Al-Gâbah, t.2, p.8 y t.4, p.26 y 27; Nadzm Durar As-Simtain de Az-Zarandî Al-Hanafî, pp.95 y 107; Kifâiat At-Tâlib de Al-Kunÿî Al-Shâfi‘î, pp. 281-287, ed. Al-Haidarîiah y pp.148-153, ed. Al-Garî; Sharh Nahÿ Al-Balâgah de Ibn Abîl Hadîd, t.2, pp.495 y 575, t.3, p.255 y t.4, p.220, 1º ed., Egipto, t.9, p.305 y t.10, p.222; Tadhkirat Al-Jawâss de As-Sibt Ibn Al-Ÿawzî Al-Hanafî, pp.18-20 y 23; Al-Fusûl Al-Muhimmah de Ibn Sabbâg Al-Mâlikî, pp.21-22 y 110; Shawâhid At-Tanzîl de Al-Haskânî Al-Hanafî, t.1, p.250, hh.204 y 205; Maqtal Al-Husain de Al-Jwarizmî Al-Hanafî, t.1, pp.48 y 49; Is‘âf Ar-Râguibîn impreso en los márgenes de Nûr Al-Absâr, pp.148 y 149, ed. As-Sa‘îdîiah y pp.134-136, ed. Al-‘Uzmânîiah; Al-Mu‘ÿam As-Saguîr de At-Tabarânî, t.2, pp.22 y 54; Maÿma‘ Az-Zawâ’id, t.9, pp.109-111 y 119; Ar-Riâd An-Nadirah, t.2, pp.214-216 y 248, 2º ed.; Kanz Al-‘Ummâl, t.15, p.139, hh.403-404, 410-411, 432 y 487, 2º ed.; Mir’ât Al-Ÿinân de Al-Iâfi‘î, t.1, p.109 donde lo considera un hadîz sahîh, ed. Beirut; Al-‘Aqd Al-Farîd de Ibn ‘Abdu Rabbuh, t.4, p.311 y t.5, p.100, ed. Equipo de Autores, Egipto, t.2, p.279 y t.3, p.48, ed. Al-‘Uzmânîiah; Masabîh As-Sunnah de Al-Bagwî, t.2, p.275, donde lo considera sahîh, ed. Muhammad ‘Alî Subaih; Al-Fath Al-Kabîr de An-Nabhânî, t.1, p.277 y t.3, p.398; Ÿâmi‘ Al-Usûl de Ibn Al-Azîr, t.9. pp.468 y 469; Mishkât Al-Masabîh, t.3, p.242; Al-Ÿâmi‘ As-Saguîr de As-Suiûtî, t.2, p.56; Muntajab Kanz Al-‘Ummâl impreso en los márgenes de Musnad Ahmad, t.5, pp.31, 53 y 55; Ihqâq Al-Haqq, t.5, pp.133-234, 1º ed., Teherán; Farâ’id As-Simtain, t.1, pp.122-124, 126-127, 317 y 329; y muchas otras decenas de libros.

Share this page