Page is loading...

Carta 32

24 de Dhul Hiÿÿah de 1329 H.L.

1. Entre sus fuentes se encuentra la visita a Umm Salîm

Entre sus fuentes: El día en que él (s.a.w.) hablaba con Umm Salîm,1 quien era de entre las gentes poseedoras de antecedentes de anticipación en el Islam y dotada de intelecto y percepción. Ella gozaba de una alta posición ante el Mensajero de Dios (s.a.w.) a causa de sus antecedentes, su sinceridad, sus buenos consejos y su excelente forma de soportar las aflicciones.

El Profeta (s.a.w.) solía visitarla y hablarle en su casa. Uno de esos días le dijo: “¡Oh Umm Salîm! Por cierto que ‘Alî: su carne es mi carne, su sangre es mi sangre, y él tiene en relación a mí la posición de Aarón en relación a Moisés…”.2

No es desconocido para ti que este hadîz fue proferido en forma espontánea por el Enviado de Dios (s.a.w.) y no provocado por algo fuera de anunciar lo que era su deber y recomendar por la causa de Dios, Glorificado Sea, a través de explicar la posición de su sucesor, y quién debía ocupar su lugar después de él; por lo tanto, no es posible que fuera particular de la expedición a Tabûk.3

2. El suceso de Bint Hamzah

Similar a éste es el hadîz expresado en el suceso de la hija de Hamzah, cuando ‘Alî, Ÿa‘far y Zaid disputaron a su respecto, y el Mensajero de Dios (s.a.w.) dijo: “¡Oh ‘Alî! Tú tienes en relación a mí la posición de Aarón…”.4

3. Su apoyo en ‘Alî

Asimismo es el hadîzOOoooooooo expresado el día en que Abû Bakr, ‘Umar y Abû ‘Ubaidah Ibn Al-Ÿarrâh se encontraban junto al Profeta (s.a.w.) mientras él se encontraba apoyado sobre ‘Alî (a.s.) y le golpeó el hombro con la mano y le dijo: “¡Oh ‘Alî tú eres el primer creyente en cuanto a la fe, el primero de ellos en el Islam y tú tienes en relación a mí la posición que Aarón tenía en relación a Moisés…”.5

4. Su Hermandad con ‘Alî

Los hadices transmitidos del día de la primera Hermandad, suceso que aconteció en La Meca antes de la emigración a Medina, cuando el Mensajero de Dios (s.a.w.) realizó la Hermandad entre los emigrados en particular.

5. La segunda Hermandad

El día de la segunda Hermandad que se realizó en Medina cinco meses después de la hégira, cuando hermanó entre los emigrados y los Ansâr o auxiliares de Medina. En ambas oportunidades el Profeta (s.a.w.) elige para sí de entre ellos a ‘Alî (a.s.) y lo toma como hermano a él y a nadie más,6 prefiriéndole por sobre los demás. Le dijo: “Tú tienes en relación a mí la posición de Aarón en relación a Moisés, sólo que después de mí no habrá más profeta”.

Las narraciones al respecto son mutawâtir a través de las vías de la pura descendencia del Profeta (a.s.)7, y te es suficiente de lo transmitido por vías de otros respecto a la primera Hermandad el hadîz de Zaid Ibn Abîl Aufâ, citado por el imam Ahmad Ibn Hanbal en su Kitâb Manâqib ‘Alî (Libro de las Virtudes de ‘Alî) e Ibn ‘Asâkir en su Ta’rîj,8 Al-Bagwî y At-Tabarânî en sus respectivas compilaciones, Al-Bârûdî en Al-Ma‘rifah, Ibn ‘Udaî9 y otros.

El hadîz es extenso conteniendo la forma en que se realizó la Hermandad y al final dice literalmente: Y dijo ‘Alî: “¡Oh Mensajero de Dios! ¡Se me fue el espíritu y se me ha quebrado la espalda al ver lo que hiciste con tus Compañeros fuera de mí! Si ello es por algún enfado que tienes conmigo, a ti pertenecen la satisfacción y la munificencia”.

Entonces dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “¡Por Aquel que me envió con la Verdad que no te dejé para el final sino para mí mismo! Tú tienes en relación a mí la posición de Aarón en relación a Moisés, sólo que después de mí no habrá más profeta. Tú eres mi hermano y mi heredero”. Dijo (‘Alî): “¿Y qué heredaré de ti?”.

Respondió: “Aquello que heredaron los profetas anteriores a mí: el Libro de su Señor y la tradición de sus profetas. Tú estarás conmigo en mi palacio en el Paraíso junto a Fâtimah, mi hija. Tú eres mi hermano y mi amigo”. Luego él (s.a.w.) recitó la aleya que dice: «Como hermanos, (reposando) sobre cojines frente a frente»;10 “Esto es, que se aprecian por Dios y se encuentran observándose entre sí”.11

En relación a la segunda Hermandad, te es suficiente el hadîz transmitido por At-Tabarânî en su Al-Kabîr, de Ibn ‘Abbâs, en el cual dice: “Por cierto que el Mensajero de Dios dijo a ‘Alî: “¿Acaso te enfadaste conmigo cuando hermané entre los Muhâÿirîn y los Ansâr, sin haberte hermanado con nadie? ¿Acaso no te satisface que tengas en relación a mí la posición de Aarón en relación a Moisés, sólo que después de mí no habrá mas profeta…?”.12

6. La clausura de las puertas de la Mezquita

Similar es el hadîz expresado el día en que clausuró las puertas (de la Mezquita) dejando abierta sólo la de ‘Alî (a.s.). Para ello te es suficiente el hadîz de Ÿabir Ibn ‘Abdul·lah13 quien dijo: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “¡Oh ‘Alî! Te es permitido en la Mezquita lo que me es permitido a mí, y tú tienes en relación a mí la posición de Aarón en relación a Moisés, solo que no habrá profeta después de mí”.

Se transmitió de Hudhaifah Ibn Usaid Al-Guiffârî14 que dijo: El Profeta (s.a.w.) se puso de pie –el día en que clausuró las puertas- y disertó diciendo: “Hay hombres que encuentran algo dentro de sí mismos a causa de que hice residir a ‘Alî en la Mezquita y les desalojé. ¡Por Dios! Que no fui yo quien les desalojó y le permitió a él residir, sino que fue Dios quien les desalojó y le permitió residir.”

“Por cierto que Dios, Majestuoso e Imponente, reveló a Moisés y a su hermano: «Aprestad albergues para vuestro pueblo en Egipto, y disponed vuestras casas como qiblah (orientación) y observad la oración» 15… hasta que dijo: “Que por cierto que ‘Alî tiene en relación a mí la posición de Aarón en relación a Moisés, y es mi hermano; y no le es permitido a nadie más que a él tener intimidad matrimonial en la misma (la Mezquita)…”.16

¡Cuántos de estos casos similares hay que no pueden enumerarse con tanta rapidez!, pero esta cantidad es suficiente para lo que nos propusimos de descalificar lo que se dijo sobre que el hadîz de Manzilah es particular del suceso de la expedición a Tabûk. ¿Qué peso pueden tener esas palabras considerando las numerosas circunstancias en que fue expresado el hadîz?

7. El Profeta (s.a.w.) representa a ‘Alî y a Aarón como Al-Farqadân (las estrellas Beta y Gamma de la Osa Menor)

Quien está al tanto de la biografía del Profeta (s.a.w.) lo encuentra representando a ‘Alî y a Aarón como Al-Farqadân (las estrellas Beta y Gamma de la Osa Menor), las cuales son idénticas, sin llegar a diferenciarse una de la otra en nada. Ese es uno de los indicios que establecen la generalidad de “la posición” expresada en el hadîz.

Además, la generalidad de “la posición” es lo que se infiere de su expresión aún sin considerar los indicios del caso, como ya lo dejamos en claro.

Was Salâm

Sh.

  • 1. Ella era la hija de Malhân Ibn Jâlid Al-Ansârîiah, y hermana de Hirâm Ibn Malhân; su padre y su hermano fueron martirizados frente a los ojos del Profeta (s.a.w.). Ella era poseedora de virtudes e inteligencia. Narró hadices del Profeta. Narraron de ella su hijo Anas, Ibn ‘Abbâs, Zaid Ibn Zâbit, Abû Salamah Ibn ‘Abdurrahmân y otros. Se cuenta entre las gentes poseedoras de antecedentes de precedencia en el Islam. Fue una de las invocadoras al Mensaje del Islam. Durante la Época de la Ignorancia era esposa de Mâlik Ibn An-Nadr, con quien tuvo a su hijo Anas Ibn Mâlik. Cuando Dios reveló el Islam ella fue de entre los primeros en aceptarlo y exhortó a su esposo Mâlik a aceptar a Dios y a Su Mensajero, y cuando éste se rehusó ella lo abandonó. Él se fue enfurecido hacia Siria donde murió como incrédulo. Ella aconsejó buenamente a su hijo Anas cuando éste tenía diez años, ordenándole servir al Profeta (s.a.w.), y el Profeta aceptó ello para honrarla. La pretendieron los más nobles de entre los árabes y ella decía: “No me casaré hasta que Anas no sea maduro e integre las reuniones de los hombres”. Es por eso que Anas decía: “¡Que Dios recompence a mi madre en buena manera! En verdad que su tutoría sobre mí fue excelente”. Ella convirtió al Islam a Abû Talhah Al-Ansârî ya que le pidió su mano siendo aún incrédulo, y ella se rehuzó a casarse con él a menos que se islamizara. De esa manera, él se hizo musulmán por su exhortación conformando su dote el hecho de que él se islamizara. Tuvo con Abû Talhah un hijo que se enfermó y murió. Ella dijo: “¡Que nadie informe de su muerte a su padre antes que yo!”. Cuando él llegó y preguntó por su hijo ella dijo: “Se encuentra tendido apaciblemente ahí mismo donde estaba”, y él presumió que se encontraba dormido. Así, ella le sirvió la comida y cenó. Luego se acicaló para él y se perfumó, y durmieron juntos y tuvieron intimidad matrimonial. Cuando amaneció le dijo: “Resígnate por la pérdida de tu hijo”. Abû Talhah le contó ello al Mensajero de Dios (s.a.w.), quien dijo: “¡Que Dios torne bendita esa noche para ambos”. Ella dijo: “El Profeta suplicó por mí, de manera que no pido más”. Así quedó embarazada esa noche de ‘Abdul·lah Ibn Abî Talhah, a quien Dios bendijo. Éste es el padre de Is·hâq Ibn ‘Abdul·lah Ibn Abî Talhah, el jurisconsulto, y sus hermanos –que eran diez- fueron todos portadores de conocimiento. Umm Salîm solía acompañar en las expediciones al Profeta (s.a.w.), y el día de la batalla de Uhud ella portó un puñal para desjarretar el vientre de cualquier incrédulo que se le acercara. Fue una de las mujeres que mejor supieron soportar las aflicciones en el Islam, y no sé de ninguna otra mujer a quien el Profeta (s.a.w.) visitara en su casa y le hiciera obsequios. Tenía conciencia de la posición de Ahl al-Beit (a.s.), y conocía bien sus derechos (N. del Autor)
  • 2. Este hadîz –el de Umm Salîm- es el hadîz nº 2554 de los hadices de Kanz Al-‘Ummâl, en la pág. 154, del tomo VI. Se encuentra también en Muntajab Al-Kanz. Ver: el último renglón del comentario a la pág. 31 del tomo V de Musnad Ahmad, y lo encontrarás con las mismas expresiones (N. del Autor).
  • 3. El hadîz de Manzilah citado en un contexto diferente al de la batalla de Tabûk a tavés de fuentes sunnis:
    A- Dentro del hadîz de Umm Salamah donde el Profeta dice respecto al Imam: “Su carne es mi carne”: Ver: Tarÿamah al-Imâm ‘Alî Ibn Abî Tâlib (“Biografía del Imam ‘Alî Ibn Abî Tâlib”) del libro Ta’rîj Dimashq de Ibn ‘Asâkir Ash-Shâfi‘î, t.1, p.78, hh. 125 y 406; Al-Manâqib de Al-Jwarizmî Al-Hanafî, p.86; Ianâbî‘ Al-Mawaddah de Al-Qandûzî Al-Hanafî, pp.50, 55 y 129, ed. Estambul; Maÿma‘ Az-Zawâ’id, t.9, p.111; Kifâiat At-Tâlib de Al-Kunÿî Ash-Shâfi‘î, p.168, ed. Al-Haidarîiah y p.70, ed. Al-Garî; Mîzân Al-I‘tidâl, t.2, p.3; Farâ’id As-Simtain, t.1, p.150.
  • 4. Citado por An-Nisâ’î, en la pág. 19 de su Al-Jasâ’is Al-‘Alawîiah (N. del Autor).
    B- El hadîz de Manzilah mencionado en el asunto de la hija de Hamzah:
    Ver: Jâsâ’is Amîr Al-Mu’minîn de An-Nisâ’î Ash-Shâfi‘î, p.88, ed. Al-Haidarîiah; Tarÿamah al-Imâm ‘Alî Ibn Abî Tâlib (“Biografía del Imam ‘Alî Ibn Abî Tâlib”) del libro Ta’rîj Dimashq de Ibn ‘Asâkir Ash-Shâfi‘î, t.1, p.338, h.409.
  • 5. Citado por Al-Hasan Ibn Badr, por Al-Hâkim en Al-Kunâ, por Ash-Shîrâzî en Al-Alqâb y por Ibn An-Naÿÿâr, y es el nº 6029 y el nº 6032 de los hadices de Kanz Al-‘Ummâl, que figuran en la pág. 395 del 6º tomo (N. del Autor).
    C- El hadîz de Manzilah expresado cuando el Profeta (s.a.w.) se hallaba afirmado en ‘Alî (a.s.): Ver: Kanz Al-‘Ummâl, t.15, p.108, hadîz 307, 2ª ed.
    D- Sobre el día en que el Profeta (s.a.w.) golpeó el hombro de ‘Alî (a.s.):
    Ver: Tarÿamah al-Imâm ‘Alî Ibn Abî Tâlib (“Biografía del Imam ‘Alî Ibn Abî Tâlib”) del libro Ta’rîj Dimashq de Ibn ‘Asâkir Ash-Shâfi‘î, t.1, p.321, h.401; Al-Manâqib de Al-Jwarizmî Al-Hanafî, p.19; Al-Fusûl Al-Muhimmah de Ibn Sabbâg Al-Mâlikî, p.110; Ianâbî‘ Al-Mawaddah de Al-Qandûzî Al-Hanafî, p.202, ed. Estambul y p.239, ed. Al-Haidarîiah; Kanz Al-‘Ummâl, t.15, p.109, h.310, 2º ed.; Ar-Riâd An-Nadirah, t.2, pp.207 y 215, 2º ed.
  • 6. Dijo Ibn ‘Abdul Birr en la sección de la Biografía del Imam ‘Alî en su libro Al-Istî‘âb: Hermanó el Mensajero de Dios entre los Emigrantes, luego hermanó otra vez entre los Emigrantes (Muhâÿirîn) y los Auxiliares de Medina (Ansâr), y en cada una de las dos ocasiones le dijo a ‘Alî: “Tú eres mi hermano en este mundo y en el Más Allá”; de esa manera le hermanó consigo mismo. Yo digo: Para los detalles hay que referirse a los libros de biografías y narraciones. Refiérete a los detalles de la primera Hermandad en la pág. 26 del 2º tomo de As-Sîrah Al-Halabîiah, y a los detalles de la segunda Hermandad en la pág. 120 del 2º tomo de As-Sîrah Al-Halabîiah también. Ahí encontrarás que el Profeta (s.a.w.) prefirió a ‘Alî por sobre los demás en ambas ocasiones. En la Sîrah Ad-Dahlânîiah encontrarás respecto a la 1º y la 2º Hermandad la misma preferencia mencionada en As-Sîrah Al-Halabîiah añadiendo que la 2º hermandad tomó lugar cinco meses después de la hégira o Emigración a Medina (N. del Autor).
  • 7. Ver: Bihâr Al-Anwâr, t.8, p.330, cap. 68, nueva impresión.
  • 8. Fue transmitido tanto de Ahmad como de Ibn ‘Asâkir por un grupo de zuqât (confiables) entre los que se encuentra Al-Muttaqî Al-Hindî. Ver: Kanz Al-‘Ummâl, hadîz 918 al principio de la página 40 del tomo V. También lo transmitió en la pág. 390 del 6º tomo citándolo de Ahmad en su libro Manâqib ‘Alî, disponiéndolo como el hadîz nº 5972. Refiérete al mismo. (N. del autor).
  • 9. Fue transmitido de cada uno de estos sabios e imames del hadîz por un grupo de personas confiables y afianzadas, uno de los cuales es Al-Muttaqî Al-Hindî al comienzo de la pág. 41 del 5º tomo de su Kanz Al-‘Ummâl, y es el hadîz nº 919, asi pues refiérete al mismo (N. del Autor).
  • 10. Al-Hiÿr; 15: 47.
  • 11. E: El hadîz de Manzilah el día de la primera Hermandad:
    Ver: Tadhkirat Al-Jawâss de As-Sibt Ibn Al-Ÿauzî Al-Hanafî, p.23; Tarÿamah al-Imâm ‘Alî Ibn Abî Tâlib (“Biografía del Imam ‘Alî Ibn Abî Tâlib”) del libro Ta’rîj Dimashq de Ibn ‘Asâkir Ash-Shâfi‘î, t.1, p.107, hh.148 y 150, 1º ed.; Ianâbî‘ Al-Mawaddah de Al-Qandûzî Al-Hanafî, pp.56 y 57, ed. Estambul y pp.63 y 64, ed. Al-Haidarîiah; Kanz Al-‘Ummâl, t.6, p.290, h.5972, 1º ed., y t.15, p.92, h.260, 2º ed.; Al-Gadîr de Al-Amînî, t.3, p.115; Farâ’id As-Simtain, t.1, pp.115 y 121.
  • 12. Transmitido por Al-Muttaqî Al-Hindî en Kanz Al-‘Ummâl y en su Muntajab. Refiérete en Al-Muntajab al final del comentario de la pág. 31 del tomo V del Musnad Ahmad y lo encontrarás con las mismas expresiones que hemos citado. No es oculto para nadie que la expresión “¿Acaso te enfadaste conmigo…?” encierra un trato tan familiar y fraterno y un afecto tan paternal como el que se le brinda a un hijo que procura ser consentido por su benévolo y cariñoso padre. Si es que dices: ¿cómo es que ‘Alî se preocupó por haber sido postergado hasta el final en la segunda oportunidad siendo que en la primera Hermandad ya se había preocupado y luego quedó de manifiesto que el Profeta (s.a.w.) le había postergado para hermanarle al final consigo mismo, así pues, por qué no relacionó la segunda Hermandad con la primera? Respondemos: No se puede comparar la segunda Hermandad con la primera, ya que la primera era particular entre los Muhâÿirîn o musulmanes de La Meca, a diferencia de la segunda Hermandad que se realizaba entre los Muhâÿirîn y los Ansâr o auxiliares de Medina. Así, en la segunda Hermandad, un muhâÿir debía hermanarse sólo con uno de los ansâr, y un ansârî debía hermanarse sólo con un muhâÿir, y desde que tanto el Profeta como su wasî (vicario) eran de los muhâÿirîn, siguiendo la regla no debían hermanarse esta vez, y ‘Alî pensó que su hermano sería uno de los ansâr como sucedió con el resto; y como el Profeta (s.a.w.) no le había hermanado con ninguno de los ansâr él se preocupó, sólo que Dios, Glorificado Sea, y Su Mensajero querían distinguirle y finalmente fue hermanado con el mismo Profeta (s.a.w.) no siguiendo la regla aplicada ese día a todos los demás (N. del Autor)
    F: El hadîz de Manzilah el día de la segunda Hermandad: Ver: Al-Manâqib de Al-Jwarizmî Al-Hanafî, p.7; Tadhkirat Al-Jawâss de Al-Sibt Ibn Al-Ÿawzî Al-Hanafî, p.20; Al-Fusûl Al-Muhimmah de Ibn As-Sabbâg Al-Mâlikî, p.21.
  • 13. Como se menciona al final del cap.17 de Ianâbî‘ Al-Mawaddah, citado del libro Fadâ’il Ahl al-Beit de Ujtub Jwarizmî. (N. del Autor).
  • 14. Como se menciona en el cap.17 de Ianâbî‘ Al-Mawaddah (N. del Autor).
  • 15. Iunus; 10: 87.
  • 16. G: El hadîz de Manzilah el día que clausuró las puertas de la Mezquita excepto la puerta de ‘Alî:
    Ver: Manâqib ‘Alî Ibn Abî Tâlib de Ibn Al-Magâzilî Ash-Shâfi‘î, p.255, hadîz 303; Tarÿamah Al-Imâm ‘Alî Ibn Abî Tâlib extraído de Tâ’rîj Dimashq de Ibn Al-‘Asâkir Ash-Shâfî‘î, t.1, p.266, hadîz 329 y 330; Ianâbî‘ Al-Mawaddah de Al-Qandûzî Al-Hanafî, p.88, ed. Estambul, y p.100 edic. Al-Haidarîiah, y t.1, p.86, ed. Al-‘Irfân.
    H: El hadîz de Manzilah el día en que dispuso los nombres de Al-Hasan y Al-Husain.
    Ver: Ianâbî‘ Al-Mawaddah de Al-Qandûzî Al-Hanafî, p.220, ed. Estambul y p.261, ed. Al-Haidarîiah, y t.2 p.45, ed. Al-‘Irfân; Farâ’id As-Simtain, t.2, pp.103-105, hadîz 412.
    I: El hadîz de Manzilah el día de la batalla de Badr:
    Ver: Al-Manâqib de Al-Jwarizmî Al-Hanafî, p.84.
    J: El hadîz de Manzilah el día que el Imam volvió de conquistar Jaibar:
    Ver: Al-Manâqib de Al-Jwarizmî Al-Hanafî, pp.76 y 96; Maqtal Al-Husain del mismo Al-Jwarizmî, t.1, p.45; Kifâiat At-Tâlib de Al-Kunÿî Ash-Shâfî‘î, p.264, ed. Al-Haidarîiah; Maÿma‘ Az-Zawâ’id, t.9, p.131; Sharh Nahÿ Al-Balâgah de Ibn Abîl Hadîd, t.2, p.449, 1ª ed. (offset); Ianâbî‘ Al-Mawaddah de Al-Qandûzî Al-Hanafî, p.130, ed. Estambul, y p.154 ed. Al-Haidarîiah.
    K: El hadîz de Manzilah el día en que los Compañeros se encontraban durmiendo en la Mezquita:
    Ver: Kifâiat At-Tâlib de Al-Kunÿî Ash-Shâfî‘î, p.284, ed. Al-Haidarîiah, y p.150 ed. Al-Garî.

Share this page