Page is loading...

Carta 38

30 de Dhûl Hiÿÿah de 1329 H.L.

1. Aclaración del vocablo Walî

Mencionaste que entre los significados de Walî está: “Todo aquel que se encarga de los asuntos de otro se llama Walî”. Éste es el sentido de Walî en esos hadices y es lo que acude a la mente al escucharlo. Es igual que cuando decimos: “El Walî (tutor) del menor es su padre y su abuelo por parte de padre, luego el legatario de alguno de estos dos, y en tercer orden el gobernante legítimo”.

El sentido de ello es que éstos son quienes se ocupan de sus cuestiones y disponen sobre sus asuntos.

2. Los indicios que señalan ese significado

Los indicios de que en esos hadices se propuso este sentido difícilmente quedan encubiertos para los dotados de intelecto, puesto que sus palabras (s.a.w.), las cuales expresan:

“Él es vuestro Walî después de mí”, manifiestamente limitan tal condición de Walî o Wilâiah para él y la restringen a él1, y eso conlleva la especificación del sentido como ya lo dijimos, sin que otro sentido pudiese concordar, puesto que el auxilio, el compañerismo íntimo, la amistad, y otros sentidos similares no están restringidos a nadie, sino que los creyentes y las creyentes son amigos entre sí, y ¿qué distinción o peculiaridad se proponía el Profeta demostrar en estos hadices para su hermano y su Walî, en caso de que el significado de Walî fuese algo diferente a lo que dijimos?

Y, si es que su propósito con Walî fuese el de auxiliador, el de compañero íntimo o algo similar a ello, ¿qué asunto desconocido expuso públicamente el Profeta que debiera ser aclarado en estos hadices?, y lejos está el Mensajero de Dios (s.a.w.) de ocuparse de explicar cosas ya evidentes y aclarar lo ya obvio, desde que su abarcadora sapiencia y su necesaria condición de inmaculado y de Sello de los Profetas, son superiores a lo que muchos suponen.

Además, esos hadices son explícitos respecto a que esa Wilâiah se establece para ‘Alî después de la desaparición del Profeta (s.a.w.), y eso también es algo que determina el sentido que mencionamos, puesto que eso no concuerda con el sentido de auxilio, el compañerismo íntimo y otros, ya que sin lugar a dudas que ‘Alî se caracterizó por auxiliar a los musulmanes y ser su compañero y amigo desde que se estaba educando y formando en los brazos del Profeta, acrecentándose continuamente su auxilio y asistencia bajo el regazo del Mensajero, hasta que falleció.

Así, su auxilio, compañerismo y amistad para con los musulmanes no se restringe a la época posterior del fallecimiento del Profeta (s.a.w.), como es obvio.

Te es suficiente como indicio de la especificación del sentido que mencionamos lo citado por el Imam Ahmad en la pág. 347 del tomo V de su Al-Musnad a través de una vía sahîh o muy confiable, de Sa‘îd ibn Ÿubair, de Ibn ‘Abbâs, de Buraidah, quien dijo: “Fui en una expedición militar junto a ‘Alî hacia el Yemen y noté severidad en él, así que cuando llegué donde el Mensajero de Dios (s.a.w.) le mencioné a ‘Alî rebajándole, y he ahí que vi el rostro del Mensajero de Dios (s.a.w.) transformarse, y dijo: “¡Oh Buraidah! ¿Acaso no tengo primacía (awlâ) sobre los creyentes por sobre sus propias personas?”.

Dije: “Así es, ¡oh Mensajero de Dios!”. Dijo: “De quien yo fuera su Mawlâ, ‘Alî es su Mawlâ…”.2 Fue citado por Al-Hâkim en la pág.110 del tomo III de Al-Mustadrak y catalogado como sahîh o muy confiable según las condiciones de Muslim. Fue citado por Adh-Dhahabî en su Taljîs quien consideró categórica su condición de sahîh también según las condiciones de Muslim.

Tú sabes que las palabras que él (s.a.w.) antepuso al decir: “¿Acaso no tengo primacía (awlâ) sobre los creyentes por sobre sus propias personas?”, son un indicio de lo que mencionamos.

Quien reflexiona en esos hadices y lo que implican, no tendrá dudas de lo que dijimos. ¡Que las alabanzas sean para Dios!

Was Salâm

Sh.

  • 1. Puesto que al decir: “Él es vuestro Walî después de mí”, quiere significar: “Él, y no otro, es vuestro Walî después de mí”.
  • 2. Se encuentra en Al-Mustadrak de Al-Hâkim, t.3, p.110, ed. Offset; Taljîs al-Mustadrak de Adh-Dhahabî, impreso en los márgenes de Al-Mustadrak, t.3, p.110, ed. Offset; Musnad Ahmad ibn Hanbal, t.5, p.347, ed. Al-Maimanah, Egipto; Jasâ’is Amîr Al-Mu’minîn de An-Nisâ’î Ash-Shâfi‘î, p.22, ed. At-Taqaddum, Egipto, p.94, ed. Al-Haidarîiah, y p.36, ed. Beirut; Ad-Durr al-Manzûr, t.5, p.182, ed. Egipto; Manâqib ‘Alî ibn Abî Tâlib de Ibn Al-Magâzilî Ash-Shâfi‘î, p.24, h.36, ed. Teherán; Tarÿamah Al-Imâm ‘Alî ibn Abî Tâlib (Biografía del Imam ‘Alî) del libro Ta’rîj Dimashq de Ibn ‘Asâkir Ash-Shâfi‘î, t.1, p.365, h.458; Al-Manâqib de Al-Jwarizmî Al-Hanafî, p.79; Ianabî‘ al-Mawaddah de Al-Qandûzî Al-Hanafî, p.33, ed. Estambul, p.36, ed. Al-Haidarîiah, y t.1, p.31, ed. Al-‘Irfân; Fath al-Qadîr de Ash-Shaukânî, t.4, p.263; Ar-Riâd an-Nadirah, t.2, p.224; Kanz al-‘Ummâl, t.15, p.117, h.337, 2ª ed., Haidar Abâd.

Share this page