Page is loading...

Carta 50

13 de Muharram de 1330 H.L.

1. La forma de la argumentación sobre su Imamato a través de sus particularidades

Quien es como tú, esto es, de visión penetrante, de amplias miras, experto en los usos y las fuentes de la lengua, que advierte sus significados y connotaciones, consciente de lo que representa el Mensajero de Dios (s.a.w.), su englobadora sabiduría, su condición de sello de la profecía, que aprecia la valía de sus acciones y dichos y que él «no habla por antojo»,1 no está desatento de los propósitos de esas tradiciones, ni le están ocultas sus connotaciones usuales y lógicas.

No está oculto para ti -que eres de entre las pruebas y referentes de la lengua árabe-, que esos textos otorgan a ‘Alî elevadas posiciones que Dios, Glorificado Sea, y Sus profetas no confieren más que a sus sucesores y a quienes ellos confiaron su religión y su gente. Si es que los mismos no se refieren al Califato por concordancia expresiva, concluyentemente apuntan hacia ello, e indefectiblemente lo indican por el sentido implícito; implicancia que es muy evidente en el sentido particular de la palabra.

¡Lejos está el señor de los Profetas de conferir esas elevadas posiciones sino a quien fue su legatario y su sucesor. Quien investiga en profundidad el resto de los textos relacionados con ‘Alî (a.s.) y los examina con reflexión y equidad, encontrará que todos ellos -a excepción de unos cuantos- apuntan a su Imamato, señalando esto a través de su concordancia expresiva, como ocurre en textos ya citados con anterioridad,2 y como la designación de Gadîr, o bien a través de su sentido implícito, como se observa en las tradiciones que se enunciaron previamente -en la Carta Nº 48-, o como cuando expresó (s.a.w.):

“‘Alî está con el Qurán, y el Qurán está con ‘Alî. Ambos, no se separarán jamás el uno del otro, hasta que vuelvan a mí en la Fuente (de Kauzar)”;3 y también sus palabras (s.a.w.): “‘Alî es con relación a mí como lo es mi cabeza con relación a mi cuerpo”;4 o sus palabras mencionadas en el hadîz de ‘Abdurrahmân Ibn ‘Auf:5 “¡Por Aquel en cuyas manos se encuentra mi alma! Observaréis las oraciones y pagaréis el zakât u os enviaré a un hombre que es de mí mismo o como mi propio ser…”, hasta que al final del hadîz (el narrador) menciona que el Profeta (s.a.w.) tomó la mano de ‘Alî y dijo: “Éste es él”.6 Asimismo se observa ello en un número incontable de tradiciones similares a éstas.

Esto conforma un valioso beneficio sobre el cual quiero dirigir la atención de todo aquel que ahonda en las realidades, descubre ambigüedades, se introduce en un tema él mismo y para sí mismo, y no sigue sino lo que ha comprendido que implican esas sagradas tradiciones, sin considerar las propias emociones o inclinaciones personales.

Was Salâm.

Sh.

  • 1. Sagrado Qurán: Sûra An-Naÿm; 53: aleya 3.
  • 2. Mencionado en las Cartas nº 20, 26, 36 y 40. (N. del Autor).
  • 3. Citado por Al-Hâkim en la pág. 124 del tomo III de Al-Mustadrak, y por Adh-Dhahabî en la misma página de su Taljîs Al-Mustadrak, expresando ambos claramente su condición de sahîh. Es uno de los hadices mustafîd (de tres o más cadenas de transmisión pero sin llegar al grado de tawâtur). ¿Y quién será el que ignore el hecho de que ‘Alî está con el Qurán y el Qurán está con ‘Alî luego de todo lo transmitido en forma confiable y correcta por Az-Zaqalain -el Sagrado Qurán y la descendencia del Profeta-? Detente a reflexionar en lo que hemos expuesto sobre ello en la Carta nº 8 (al final del punto 3), y repara en que el derecho del Imam y señor de la pura descendencia no es factible de rechazar y objetar. (N. del Autor).
    Este hadîz se encuentra en Al-Manâquib de Al-Juwarizmî Al-Hanafî, p.110, ed. Al-Haidarîiah y p.107, ed. Tabrîz; Kifâiat at-Tâlib de Al-Kanÿî Ash-Shâfi‘î, p.399, ed. Al-Haidarîiah, y p.253, ed. Al-Garî; Maÿma‘ az-Zawâ’id, t.9, p.134; As-Sawâ‘iq al-Muhriqah de Ibn Haÿar, pp.122 y 124, ed. Al-Muhammadîiah, y pp.74 y 75, ed. Al-Maimanah, Egipto; Ta’rîj al-Julâfâ’ de As-Suiûtî, p.173, ed. As-Sa‘âdah, Egipto y p.67, ed. Al-Maimanah; Is‘âf ar-Râguibîn, impreso en los márgenes de Nûr al-Absâr, p.157, ed. As-Sa‘îdîiah, y p.143, ed. Al-‘Uzmânîiah; Nûr al-Absâr de Ash-Shablanÿî, p.73, ed. As-Sa‘îdîiah, y p.73, Al-‘Uzmânîiah, Egipto; Al-Gadîr de Al-Amînî, t.3, p.180; Ianâbî‘ al-Mawaddah de Al-Qandûzî Al-Hanafî, pp.40, 90, 185, 237, 283 y 285, ed. Estambul, pp.44, 103, 219, 281, 339 y 342, ed. Al-Haidarîiah, y t.1, pp.38 y 88 y t.2, pp.10, 61, 108 y 110, ed. Al-‘Irfân, Saidâ; Gâiat al-Marâm, p.540, cap.45, ed. Irân; Faid al-Qadîr, de Al-Manâwî, t.4, p.357; Al-Ÿâmi‘ as-Saguîr de As-Suiûtî, t.2, p.56; ‘Aqabât al-Anwâr, (sección: el Hadîz de Zaqalain): t.1, p.277; Farâ’id as-Simtain de Al-Hamwînî, t.1, p.177, h.140. También se encuentra en Ihqâq al-Haqq, t.5, p.640 transmitido de Al-Manâquib de Ibn Mardawaih (manuscrito); Muntajab Kanz al-‘Ummâl, impreso en los márgenes de Musnad Ahmad, t.5, p.30, ed. Al-Maimanah; Al-Manâquib de ‘Abdul·lâh Ash-Shâfi‘î (manuscrito); Miftâh an-Naÿâ de Al-Badajshî, p.66 (manuscrito); Asnâ al-Matâlib, p.136; Arÿah al-Matâlib de ‘Ubaidul·lâl Al-Hanafî, pp.597 y 598, ed. Lâhûr; Al-Fath al-Kabîr de An-Nahbânî, t.2, p.242, ed. Egipto.
    Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “‘Alî, está con el Qurán, y el Qurán está con ‘Alî. Ambos, no se separarán jamás el uno del otro, hasta que vuelvan a mí en la Fuente (de Kauzar) en el Día de la Resurrección”:
    Se encuentra en Ta’rîj Bagdad de Al-Jatîb Al-Bagdâdî, t.14, p.321; Tarÿamah al-Imâm ‘Alî ibn Abî Tâlib (Biografía del Imam ‘Alî) del libro Ta’rîj Dimashq de Ibn ‘Asâkir Ash-Shâfi‘î, t.3, p.119, h.1162; Gâiat al-Marâm, p.539, cap.45, ed. Irân; Al-Gadîr de Al-Amînî, t.3, p.177; Al-Imâmah wa-s Siâsah de Ibn Qutaibah, t.1, 73, ed. Mustafâ Muhammad, Egipto; Farâ’id as-Simtain de Al-Hamwînî, t.1, p.177. También fue mencionado en Ihqâq al-Haqq, t.5, p.623; Arÿah al-Matâlib del Sheij ‘Ubaidul·âh Al-Hanafî, p.598, ed. Lâhûr. Fue citado en Al-Gadîr, t.3, p.178 refiriéndolo a Al-Manâquib de Ibn Mardawaih, Fadâ’il as-Sahâbah de As-Sam‘ânî y Rabî‘ al-Abrâr de Az-Zamajsharî.
    Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “¡Que Dios tenga misericordia de ‘Alî! ¡Dios mío! Haz que la verdad esté donde él esté”:
    Se encuentra en Sahîh At-Tirmidhî, t.5, p.297, h.3798; Al-Mustadrak ‘alâ-s Sahîhain de Al-Hâkim An-Nîsâbûrî, t.3, p.124; Al-Manâquib de Al-Juwarizmî Al-Hanafî, p.56; Tarÿamah al-Imâm ‘Alî Ibn Abî Tâlib (Biografía del Imam ‘Alî) del libro Ta‘rîj Dimashq de Ibn ‘Asâkir Ash-Shâfi‘î, t.3, p.117, hh.1159 y 1160; Gâiat al-Marâm, p.539, cap.45, ed. Irân; Sharh Nahÿ al-Balâgah de Ibn Abîl Hadîd, t.2, p.572, ed. Offset en Beirut de la ed. Egipto y t.10, p.270, ed. Egipto, investigado por Muhammad Abû-l Fadl; Muntajab Kanz al-‘Ummâl, impreso en los márgenes de Musnad Ahmad, t.5, p.62, ed. Al-Maimanah, Egipto; Al-Fath al-Kabîr de An-Nahbânî, t.2, p.131; Ÿâmi‘ al-Usûl de Ibn Al-Azîr, t.9, p.420; Farâ’id as-Simtain de Al-Hamwînî, t.1, p.176.
    Fue mencionado en Ihqâq al-Haqq, t.5, p.626, transmitido de Al-Mahâsin wa-l Masâwî de Al-Baihaqî, p.41, ed. Beirut; Al-Insâf de Al-Bâqlâwî, p.58, ed. El Cairo; Al-Manâquib de ‘Abdul·lâh Ash-Shâfi‘î, p.28 (manuscrito); Al-Ÿam‘ bain as-Sihâh de Zurainî, t.3 (manuscrito); Ta’rîj al-Islâm de Adh-Dhahabî, t.2, p.198, ed. Egipto; Miftâh an-Naÿâ de Al-Badajshî (manuscrito); Sharh Diwân Amîr al-Mu’minîn de Al-Mubîdî, p.180 (manuscrito); Arÿah al-Matâlib del Sheij ‘Ubaidul·âh Al-Hanafî, p.599, ed. Lâhûr.
    Se transmitió de Abû Sa‘îd Al-Judrî que el Profeta (s.a.w.), mientras señalaba a ‘Alî Ibn Abî Tâlib (a.s.), dijo: “La Verdad está con éste. La Verdad está con éste”:
    Ver: Tarÿamah al-Imâm ‘Alî ibn Abî Tâlib (Biografía del Imam ‘Alî) del libro Ta’rîj Dimashq de Ibn ‘Asâkir Ash-Shâfi‘î, t.3, p.119, h.1161; Maÿma‘ az-Zawâ’id, t.7, p.35; Al-Gadîr, t.3, p.179.
    Se narró de ‘Abdul·lâh Ibn ‘Abbâs que dijo: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “La Verdad está con ‘Alî ibn Abî Tâlib donde fuera que él esté”. Ver: Farâ’id as-Simtain de Al-Hamwînî Ash-Shâfi‘î, t.1, p.177, h.139.
  • 4. Citado por Al-Jatîb Al-Bagdâdî en un hadîz de Al-Barâ’, por Ad-Dailamî en un hadîz de Ibn ‘Abbâs; fue citado por Ibn Haÿar en la pág. 75 de su As-Sawâ‘iq al-Muhriqah. (N. del Autor).
    Se encuentra en Tarÿamah al-Imâm ‘Alî Ibn Abî Tâlib (Biografía del Imam ‘Alî) del libro Ta‘rîj Dimashq de Ibn ‘Asâkir Ash-Shâfi‘î , t.2, p.375, h.870; As-Sawâ‘iq al-Muhriqah de Ibn Haÿar, p.123, ed. Al-Muhammadîiah, y p.75, ed. Al-Maimanah; Nûr al-Absâr de Ash-Shablanÿî, p.158, ed. As-Sa‘îdîiah, y p.143, ed. Al-‘Uzmânîiah; Ianâbî‘ al-Mawaddah de Al-Qandûzî Al-Hanafî, pp.180, 185, 254 y 284, ed. Estambul, y pp.212, 219, 303 y 341, ed. Al-Haidarîiah y t.2, pp.4, 10, 79 y 109, ed. Al-‘Irfân, Saidâ; Al-Manâquib de Al-Juwarizmî al-Hanafî, pp.87 y 91, ed. Al-Haidarîiah; Al-Ÿâmi‘ as-Saguîr de As-Suiûtî, t.2, p.56, ed. Al-Maimanah y t.2, p.140, h.5596, ed. Mustafâ Muhammad; Muntajab Kanz al-‘Ummâl impreso en los márgenes de Musnad Ahmad, t.5, p.30; Ar-Riâd an-Nadirah de At-Tabarî Ash-Shâfi‘î, t.2, p.214.
    También se encuentra en Ihqâq al-Haqq, t.5, p.236, transmitido de Firdaws al-Ajbâr de Ad-Dailamî; Al-Manâquib al-Murtadawîiah, p.88, ed. Bombay; Kunûz al-Haqâ’iq de Al-Manâwî, p.18, ed. Bûlâq; Miftâh an-Naÿâ fî Manâquib Âal al-‘Abâ de Al-Badajshî, pp.28 y 43 (manuscrito); Mashâriq al-Anwâr de Al-Hamzâwî, p.91, ed. Ash-Sharqîiah, ed. Egipto; Ta’rîj Bagdad de Al-Jatîb Al-Bagdâdî, t.7, p.12, ed. As-Sa‘âdah, Egipto; Intihâ’ al-Afhâm, p.213.
    Con expresiones semejantes se encuentra en Manâquib ‘Alî ibn Abî Tâlib de Ibn Al-Magâzilî Ash-Shâfi‘î, p.92, hh.135 y 136; Dhajâ’ir al-‘Uqbâ de Muhibbuddîn At-Tabarî Ash-Shâfi‘î, p.63.
  • 5. Es el hadîz nº 6133 en la pág. 405 del tomo VI de Kanz al-‘Ummâl. Te es suficiente como prueba de que ‘Alî es como la persona misma del Mensajero de Dios (s.a.w.) según la aleya de la Mubâhalah (Sûra Âal ‘Imrân; 3: 61), según lo comentado en detalle por (Al-Fajr) Ar-Râzî al explicar el significado de la misma en su Tafsîr al-Kabîr -Miftâh al-Gaib- en la pág. 488 del tomo I. No dejes de considerar lo que mencionamos como estudio de esta aleya en nuestro libro Al-Kalimah Al-Garrâ’ . (N. del Autor).
  • 6. Se encuentra en Al-Mustadrak ‘alâ-s Sahîhain de Al-Hâkim, t.2, p.120; Tarÿamah al-Imâm ‘Alî Ibn Abî Tâlib (Biografía del Imam ‘Alî) del libro Ta‘rîj Dimashq de Ibn ‘Asâkir Ash-Shâfi‘î , t.2, p.368, hh.867 y 868; Maÿma‘ az-Zawâ’id de Al-Haizamî Ash-Shâfi‘î, t.9, pp.163 y 134; As-Sawâ‘iq al-Muhriqah de Ibn Haÿar Al-Haizamî, p.75, ed. Al-Maimanah, y p.124, ed. Al-Muhammadîiah, Egipto; Ianâbî‘ al-Mawaddah de Al-Qandûzî Al-Hanafî, pp.40 y 285, ed. Estambul, y pp.44 y 341, ed. Al-Haidarîiah y t.1, pp.38 y 110, ed. Al-‘Irfân, Saidâ; Kanz al-‘Ummâl de Al-Muttaqî Al-Hindî, t.15, p.144, h.412, 2ª ed.; ‘Aqabât al-Anwâr (sección: El Hadîz de Zaqalain): t.1, p.276.
    Fue mencionado en Ihqâq al-Haqq, t.6, p.451 transmitido de Arÿah al-Matâlib del Sheij ‘Ubaidul·âh Al-Hanafî, p.446, ed. Lâhûr; Intihâ’ al-Afhâm, p.212; Miftâh an-Naÿâ de Al-Badajshî, p.28 (manuscrito).
    Con expresiones semejantes se encuentra en Jasâ’is Amîr al-Mu’minîn de An-Nisâ’î Ash-Shâfi‘î, p.89, ed. Al-Haidarîiah, y p.32, ed. Beirut; Tadhkirat al-Jawâss de As-Sibt ibn Al-Ÿauzî Al-Hanafî, p.40, ed. Al-Haidarîiah; Al-Istî‘âb de Ibn ‘Abd Al-Birr, impreso en los márgenes de Al-Isâbah, t.3, p.46; Al-Manâquib de Al-Juwarizmî Al-Hanafî, p.81.
    En la Carta nº 70 veremos que ‘Alî es como la persona misma del Mensajero (al final del punto 1). Refiérete a la misma.

Share this page