Page is loading...

Carta 57

25 de Muharram de 1330 H.L.

1. La interpretación del sentido del Hadîz de Gadîr

El hecho de dar por sentado la rectitud del proceder de los Compañeros implica que se debe interpretar el Hadîz de Gadîr [respecto a su sentido aparente], ya sea éste mutawâtir o no. Es por eso que los sunnis sostienen que la expresión mawlâ tiene acepciones diversas mencionadas en el Sagrado Qurán. A veces tiene el sentido de awlâ (tener preeminencia), como en las palabras de Dios, Glorificado Sea, dirigidas a los incrédulos:

«Vuestra morada será el Fuego que será vuestro mawlâ» (57: 15),

esto es, tendrá preeminencia sobre vosotros.

Otras veces tiene el sentido de “auxiliador”, como en las palabras de Dios, engrandecido sea Su nombre, que expresan:

«Ello porque Dios es mawlâ (Auxiliador) de quienes han creído, y los incrédulos no tienen mawlâ (Auxiliador)» (47: 11).

También tiene el sentido de “heredero”, como en las palabras de Dios, Glorificado Sea:

«A todos dispusimos mawâlî (herederos) de lo que dejan los padres y los parientes» (4: 33),

esto es, herederos.

Asimismo tiene el significado de parentela, como en las palabras de Dios, Imponente y Majestuoso:

«Por cierto que yo temo a [lo que hagan] los mawâli (parientes) después de mí» (19: 5).

También tiene el sentido de “amigo”:

«El día que un mawlâ no pueda beneficiar a otro mawlâ en nada» (44: 41).

Asimismo sucede con la expresión walî la cual tiene el significado de “el que tiene primacía para intervenir”, como cuando decimos “fulano es el walî (tutor) del menor”, y que también tiene el significado de “auxiliador” y “amado”.

Algunos han dicho: “Tal vez el sentido del Hadîz es: “Aquel de quien yo haya sido su auxiliador, o su amigo, o su amado, ‘Alî también es así”. Y este sentido estaría en conformidad con la integridad de los primeros musulmanes y con el imamato de los tres [primeros] califas, que Dios esté complacido con todos ellos.

2. Los indicios de ello

Tal vez algunos establecieran como indicio de la intención del Profeta (s.a.w.) para pronunciar el Hadîz, el hecho de que alguno de los que se encontraba con ‘Alî en el Yemen vio en él severidad en la causa de Dios, por lo que habló de él e hizo murmuraciones en su contra; y es a causa de eso que el Profeta (s.a.w.) el día de Gadîr procedió a elogiar al Imam e indicó sus virtudes haciendo notar con ello lo sublime de su posición, y como respuesta a quien cargó en su contra.

Esto lo indica el hecho de que en su disertación se refirió a ‘Alî en particular diciendo: “De quien yo haya sido su walî, ‘Alî es su walî ” y luego a la Gente de su Casa en general diciendo: “Dejo entre vosotros dos tesoros, el Libro de Dios y la Gente de mi Casa”, por lo que, lo que les encomendó fue proteger a ‘Alî en particular y a la gente de su casa en general; y es en base a ello que sostuvieron que no contiene la sucesión para el Califato, ni indicación sobre el Imamato.

Was Salâm.

S.

Share this page