Page is loading...

Carta 59

28 de Muharram de 1330 H.L.

1. La Verdad resplandece

No he encontrado entre las personas que han pasado [por esta vida] y las que permanecen [en la misma] nadie más agradable al expresarse, ni que haga comprender mejor un argumento que tú. La verdad ha resplandecido mediante las pruebas que has indicado, y de esa manera el velo de la duda se ha quitado del ámbito de la certeza.

No nos queda más reparo para aceptar que el propósito de walî y mawlâ en el Hadîz de Gadîr es solamente el de awlâ (el que tiene primacía), puesto que si el propósito fuera el de “auxiliador” o algo similar, ningún deprecante hubiera pedido un castigo inminente; de manera que lo que sostienes sobre el [vocablo] mawlâ está confirmado y es categórico.

2. El hecho de evadir la misma

Ojalá tú aceptaras de mí como explicación del Hadîz lo que mencionó un grupo de sabios como el imâm Ibn Haÿar en su As-Sawâ‘iq y Al-Halabî en su As-Sîrah, cuando dijeron: Admitimos que él tenía primacía en lo que concierne al Imamato pero en un sentido a futuro; si no fuera así, habría sido el Imâm a pesar de encontrarse el Profeta (s.a.w.); y nada objeta que se refiriera al futuro.

Entonces, es como si el propósito fuera “cuando tuviera lugar para él la bai‘ah o juramento de fidelidad”. En tal caso, ello no se contradice entonces con el hecho de que le hayan precedido [en el Califato] los tres imames; y de esta manera, se resguarda la dignidad de las primeras generaciones de musulmanes, que Dios esté complacido con todos ellos.

S.

Share this page