Page is loading...

Carta 62

1 de Safar de 1330 H.L.

1. Cuarenta textos estipulantes

Así es, tenemos textos estipulantes que no conoce la Gente de la Sunnah siendo todos considerados sahîh o muy confiables y mutawâtir, habiendo sido transmitidos a través de la Pura Descendencia del Profeta (s.a.w.), de los cuales cito para ti cuarenta hadices.1

1) Transmite As-Sadûq Muhammad ibn ‘Alî ibn Al-Husain ibn Mûsâ ibn Bâbwaih al-Qummî en su libro Ikmâl ad-Dîn wa Itmâm an-Ni‘mah -en una cadena de transmisión que llega a ‘Abdurrahmân ibn Samurah- un hadîz del Mensajero de Dios (s.a.w.) que expresa: “¡Oh Ibn Samurah! Si es que discrepan las pasiones y se dividen las opiniones, aférrate a ‘Alî ibn Abî Tâlib, puesto que es el Imâm de mi comunidad y mi Califa sobre ellos después de mí”.2

2) Transmite As-Sadûq también en Ikmâl ad-Dîn, de ibn ‘Abbâs, que dijo: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “Por cierto que Dios, Glorificado y Exaltado Sea, observó a la gente de la tierra y me escogió a mí disponiéndome como Profeta; luego observó nuevamente y escogió a ‘Alî disponiéndole como Imâm; luego me ordenó que le tome como hermano, walî , albacea, califa y visir…”.3

3) Transmite As-Sadûq también en Ikmâl ad-Dîn, en una cadena de transmisión que llega al Imam As-Sâdiq, de sus padres -con ellos sea la paz- que el Mensajero de Dios (s.a.w.) dijo: “Me dijo Ÿibrâ’îl de parte del Señor de la Grandeza, Imponente y Majestuoso, que dijo: Quien sepa que no hay divinidad más que Yo, Único; que Muhammad es Mi siervo y Mensajero; que ‘Alî ibn Abî Tâlib es mi Califa; y que los Imames de su descendencia son Mis Pruebas [por sobre la creación en la Tierra], le haré ingresar en el Paraíso mediante Mi Misericordia”.4

4) Menciona As-Sadûq también en Ikmâl ad-Dîn, en una cadena de transmisión que llega al Imam As-Sâdiq, de su padre, de su abuelo -con ellos sea la paz-: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “Los Imames después de mí son doce; el primero de ellos es ‘Alî, y el último de ellos es Al-Qâ’im (el que se levantará). Ellos son mis califas y albaceas”.5

5) Transmite As-Sadûq también en Ikmâl ad-Dîn, en una cadena de transmisión que llega a Al-Asbag ibn Nubâtah, que dijo: Cierto día vino a nosotros Amîr al-Mu’minîn ‘Alî ibn Abî Tâlib, tomando con su mano la de su hijo Al-Hasan, mientras decía: “Cierto día llegó el Mensajero de Dios (s.a.w.) donde nos encontrábamos y su mano estaba sobre la mía de esta misma manera, y dijo: “El mejor de las criaturas después de mí y el señor de las mismas es éste, mi hermano; es el Imâm de todo musulmán y el Emir de todo creyente después de mi muerte”.6

6) Cita As-Sadûq también en Ikmâl ad-Dîn, en una cadena de transmisión que llega al Imam Ar-Ridâ, de sus padres, llegando al Mensajero de Dios (s.a.w.), que dijo: “Quien quiera aferrarse a mi religión y embarcarse en el Arca de la Salvación después de mí, que siga a ‘Alî ibn Abî Tâlib, puesto que él es mi albacea y mi califa sobre mi comunidad, tanto durante mi vida como después de mi muerte”.7

7) Cita As-Sadûq también en Ikmâl ad-Dîn, en una cadena de transmisión que llega al Imam Ar-Ridâ, de sus padres, llegando al Mensajero de Dios (s.a.w.), un Hadîz en el que expresa: “‘Alî y yo somos los padres de esta comunidad; quien nos reconozca, en verdad que habrá conocido a Dios, y quien nos niegue en verdad que habrá negado a Dios, Imponente y Majestuoso. De ‘Alî provienen los “dos nietos (del Profeta)” de mi comunidad y los dos Señores de los Jóvenes del Paraíso, Al-Hasan y Al-Husain; de la descendencia de Al-Husain hay nueve a quienes obedecer equivale a obedecerme a mí, y desobedecerles es igual a desobedecerme a mí. El noveno de ellos es su Qâ’im y su Mahdî”.8

8) Cita As-Sadûq en Ikmal ad-Dîn, en una cadena de transmisión que llega al Imam Al-Hasan Al-‘Askarî, de su padre, llegando al Mensajero de Dios (s.a.w.), un Hadîz en el que dijo: “¡Oh ibn Mas‘ûd! ‘Alî ibn Abî Tâlib es vuestro Imam después de mí y mi califa sobre vosotros”.9

9) Cita As-Sadûq también en Ikmâl ad-Dîn, en una cadena de transmisión que llega a Salmân, que éste dijo: Llegué donde se encontraba el Profeta (s.a.w.) y he ahí que estaba Al-Husain ibn ‘Alî sentado sobre su muslo y le besaba y le decía: “Tú eres el hijo de un Señor, eres un Imâm, hijo de un Imâm, hermano de un Imâm y padre de los Imames. Eres la Prueba de Dios, hijo de Su Prueba y padre de nueve Pruebas que surgirán de tu espinazo, siendo el noveno de ellos el Qâ’im”.10

10) Cita As-Sadûq también en Ikmâl ad-Dîn, en una cadena de transmisión que también llega a Salmân, del Mensajero de Dios (s.a.w.), un extenso hadîz en el que dice: “¡Oh Fátima! ¿Acaso no sabes que nosotros somos la Gente de una Casa (ahl-u baitin) para quienes Dios prefirió el Más Allá por sobre este mundo, y que Dios, Bendito y Glorificado Sea, observó a la gente de la Tierra examinándola y me eligió entre Su creación; luego observó nuevamente y eligió a tu esposo, revelándome que le despose contigo, que le tome como walî y visir, y que le disponga como mi califa para mi comunidad? Es así que tu padre es el mejor de los profetas, y tu esposo el mejor de los albaceas; y tu serás la primera que me alcance”.11

11) Cita As-Sadûq también en Ikmâl ad-Dîn un extenso Hadîz, en el que menciona la congregación de más de doscientos hombres entre los Emigrantes a La Meca y los Auxiliares de Medina en la Mezquita [del Profeta (s.a.w.)] durante la época [del califato] de ‘Uzmân. Éstos se encontraban hablando sobre cuestiones del saber y los conocimientos religiosos, y se vanagloriaban entre sí, en tanto ‘Alî se encontraba callado.”

“Entonces le dijeron: “¡Oh Abâ-l Hasan! ¿Qué te impide hablar?”. Entonces él les recordó las palabras del Mensajero de Dios (s.a.w.) que expresan: “‘Alî es mi hermano y mi visir, mi heredero y mi albacea, mi califa sobre mi comunidad y el walî de todo creyente después de mí”. Ellos le reconocieron eso”.12

12) Citó As-Sadûq también en Ikmâl ad-Dîn, de ‘Abdul·lân ibn Ÿa‘far, de Al-Hasan, de Al-Husain, de ‘Abdul·lâh ibn ‘Abbâs, de ‘Umar ibn Abî Salamah, de Usâmah ibn Zaid, de Salmân, de Abû Dharr y de Al-Miqdâd, que todos éstos dijeron: Escuchamos al Mensajero de Dios (s.a.w) decir: “Yo tengo primacía sobre los creyentes por sobre sí mismos, luego mi hermano ‘Alî tiene más primacía sobre los creyentes por sobre sí mismos”.13

13) Citó As-Sadûq también en Ikmâl ad-Dîn, de Al-Asbag ibn Nubâtah, de ibn ‘Abbâs, que dijo: Escuché al Mensajero de Dios (s.a.w.) decir: “Yo, ‘Alî, Al-Hasan, Al-Husain y nueve de la descendencia de Al-Husain, somos purificados”.14

14) Citó As-Sadûq también en Ikmâl ad-Dîn, de ‘Ibâiah ibn Rub‘î, de ibn ‘Abbâs, que dijo: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “Yo soy el señor de los profetas y ‘Alî es el señor de los albaceas”.15

15) Citó As-Sadûq en Ikmâl ad-Dîn, en una cadena de transmisión que llega al Imam As-Sâdiq, de sus padres, hasta llegar al Mensajero de Dios (s.a.w.), que dijo: “Por cierto que Dios, Imponente y Majestuoso, me eligió entre todos los profetas, y eligió de mi parte a ‘Alî prefiriéndole por sobre la totalidad de los albaceas, y eligió de parte de ‘Alî a Al-Hasan y a Al-Husain, y eligió de parte de Al-Husain a los albaceas de entre su descendencia, de manera que repelan de la religión la alteración de los extremistas, el engaño de los falsarios y la interpretación de los extraviados”.16

16) Citó As-Sadûq también en Ikmâl ad-Dîn, de ‘Alî, que dijo: “Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “Los Imames después de mí son doce, el primero eres tú, ¡oh ‘Alî!, y el último de ellos es el Qâ’im, a través de quien Dios, Imponente y Majestuoso, conquistará el oriente y occidente de la Tierra”.17

17) Citó As-Sadûq en su Al-Amâlî, del Imam As-Sâdiq, de sus padres, en un hadîz que llega al Mensajero de Dios (s.a.w.) en el que dice: “‘Alî es de mí y yo soy de ‘Alî; fue creado con mi misma arcilla; dilucidará a la gente aquello en lo que discrepen sobre mi Sunnah; y él es el Emir de los Creyentes, el Líder de los de frente brillante [por la prosternación] y miembros resplandecientes [por la ablución], y el mejor de los albaceas”.18

18) Citó As-Sadûq también en Al-Amâlî, en una cadena de transmisión que llega a ‘Alî, un extenso hadîz en el cual el Mensajero de Dios (s.a.w.) dice: “Por cierto que ‘Alî es el Emir de los Creyentes mediante la Wilâiah de Dios, Imponente y Majestuoso, la cual entabló sobre Su Trono, haciéndolo testimoniar a Sus ángeles; y ciertamente que ‘Alî es el Califa y Prueba de Dios, y el Imâm de los musulmanes”.19

19) Citó As-Sadûq también en Al-Amâlî, de ibn ‘Abbâs, que dijo: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “¡Oh ‘Alî! Tú eres el Imâm de los musulmanes, el Emir de los Creyentes, el líder de los de frente brillante y miembros resplandecientes, la Prueba de Dios después de mí y el señor de los albaceas”.20

20) Citó As-Sadûq también en su Al-Amâlî, de ibn ‘Abbâs, que dijo: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “¡Oh ‘Alî! Tú eres mi Califa sobre mi comunidad; y tú eres con relación a mí como lo era Set con relación a Adán”.21

21) Transmitió As-Sadûq también en su Al-Amâlî, en una cadena de transmisión que llega a Abû Dharr, que dijo: Nos encontrábamos cierto día junto al Mensajero de Dios (s.a.w.) en su Mezquita y dijo: “Entrará por esta puerta un hombre que es el Emir de los Creyentes, el Imâm de los musulmanes”; y he ahí que se presentó ‘Alî ibn Abî Tâlib, y el Mensajero de Dios (s.a.w.) se dirigió a recibirle; luego se volvió a nosotros con su bendito rostro y dijo: “Éste es vuestro Imâm después de mí”.22

22) Transmitió As-Sadûq en su Al-Amâlî, de Ÿâbir ibn ‘Abdul·lâh al-Ansârî, que dijo: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “‘Alî ibn Abî Tâlib es quien más les antecede en el Islam, y el de más conocimiento…”, hasta que dijo: “… y es el Imâm y el Califa después de mí”.23

23) Trasmitió As-Sadûq también en su Al-Amâlî, en una cadena de transmisión que llega a ibn ‘Abbâs, que dijo: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “¡Oh comunidad de gentes! ¿Quién mejor que Dios al enunciar palabras? Por cierto que vuestro Señor, Imponente y Majestuoso, me ha ordenado que disponga para vosotros a ‘Alî como estandarte [de la guía], Imâm, califa y albacea, y que le tome como hermano y visir”.24

24) Transmitió As-Sadûq, también en su Al-Amâlî, en una cadena de transmisión que llega a Abû ‘Aîiâsh, que dijo: El Mensajero de Dios (s.a.w.) subió al púlpito y disertó. Luego [Abû ‘Aîiâsh] mencionó su disertación en la que se encuentra lo siguiente: “… Y por cierto que mi primo ‘Alî es mi hermano y mi visir, y es mi califa y quien anunciará de mi parte”.25

25) Trasmitió As-Sadûq también en su Al-Amâlî, en una cadena de transmisión que llega a Amîr al-Mu’minîn, en la que dice: Cierto día el Mensajero de Dios (s.a.w.) disertó para nosotros diciendo: “¡Oh gente! Ciertamente que ha llegado el mes de Dios…”; luego prosiguió hablando acerca de la virtud del mes de Ramadán. Dijo ‘Alî: Dije: “¡Oh Mensajero de Dios! ¿Cuál es la mejor acción en este mes?”.

Dijo: “Abstenerse de las prohibiciones de Dios”; luego lloró. Le dije: “¡Oh Mensajero de Dios! ¿Qué te hace llorar?”. Dijo: “¡Oh ‘Alî! Lloro por lo que te habrá de acontecer en este mes…”,26 hasta que dijo: “¡Oh ‘Alî! Tú eres mi albacea, el padre de mi descendencia, mi califa sobre mi comunidad tanto durante mi vida como después de mi muerte, siendo tu orden la mía y tu prohibición la mía”.27

26) Transmitió As-Sadûq también en su Al-Amâlî, de ‘Alî -con él sea la paz- que dijo: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “¡Oh ‘Alî! Tú eres mi hermano y yo soy tu hermano; yo soy el elegido para la Profecía y tú eres el escogido para el Imamato; yo soy el que posee la revelación y tú el que posee la interpretación; y tú eres el padre de esta comunidad. ¡Oh ‘Alî! tú eres mi albacea y mi califa, mi visir y mi heredero, y el padre de mi descendencia”.28

27) Transmitió As-Sadûq también en su Al-Amâlî, en una cadena de transmisión que llega a ibn ‘Abbâs, que dijo: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.) cierto día en la mezquita de Qubâ’, encontrándose los Ansâr (auxiliares de Medina) reunidos: “¡Oh ‘Alî! Tú eres mi hermano y yo soy tu hermano; tú eres mi albacea y mi califa y el Imâm de mi comunidad después de mí. Que Dios sea leal amigo de quien sea tu leal amigo y que Dios sea enemigo de quien te sea hostil”.29

28) Transmitió As-Sadûq también en su Al-Amâlî, un extenso hadîz de Umm Salamah, en el que el Mensajero de Dios (s.a.w.) dijo: “¡Oh Umm Salamah! Escucha y sé testigo. Éste, ‘Alî ibn Abî Tâlib, es mi albacea y mi califa después de mí; es quien cumplirá con mis promesas y el Guardián de mi Fuente”.30

29) Transmitió As-Sadûq también en su Al-Amâlî, en una cadena de transmisión que llega a Salmân el persa, que dijo: Escuché al Mensajero de Dios (s.,a.w.) decir: “¡Oh comunidad de los Emigrantes y los Auxiliares! ¿Queréis que os indique aquello a lo cual si os aferráis no os extraviareis jamás después de mí?”. Dijeron: ¡Sí, oh Mensajero de Dios!”. Dijo: “Éste, ‘Alî, es mi hermano y mi albacea, mi visir, mi heredero y mi califa; es vuestro Imâm; así pues, amadle como me amáis a mí y honradle como me honráis a mí. Por cierto que [el ángel] Gabriel me ha ordenado que os lo diga”.31

30) Transmitió As-Sadûq también en su Al-Amâlî, en una cadena de transmisión que llega a Zaid ibn Arqam, que dijo: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “¿Queréis que os indique aquello a lo cual si os aferráis no seréis destruidos, ni os extraviaréis”. Dijo: “Por cierto que vuestro Imâm y vuestro Walî es ‘Alî ibn Abî Tâlib; así pues, asistidle, sedle sinceros consejeros y corroboradle. Por cierto que Gabriel me ha ordenado ello”.32

31) Transmitió As-Sadûq también en su Al-Amâlî, de ibn ‘Abbâs, un hadîz en el que el Mensajero de Dios (s.a.w.) dice: “¡Oh ‘Alî! Tú eres el Imâm de mi comunidad y mi Califa sobre la misma después de mí”.33

32) Transmitió As-Sadûq en su Al-Amâlî, también de ibn ‘Abbâs, que dijo: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “Por cierto que Dios, Bendito y Exaltado sea, me reveló que Él me dispondría un hermano y un heredero, un califa y un albacea”. Dije: “¡Oh mi Señor! ¿Quién es?”; y me reveló que: “Es el Imâm de tu comunidad, Mi Prueba sobre la misma después de ti”. Dije: “¡Oh mi Señor! ¿Quién es?”. Dijo: “Ese es aquel a quien Yo amo y él me ama…”, hasta que dijo: “Es ‘Alî ibn Abî Tâlib”.34

33) Transmitió As-Sadûq en su Al-Amâlî, del Imam As-Sâdiq, de sus padres, llegando al Mensajero de Dios (s.a.w.), que dijo: “Cuando fui ascendido en el viaje espiritual a los cielos, mi Señor, Majestuoso en Su Imponencia, me garantizó sobre ‘Alî que: Él es el Imam de los timoratos, el líder de los de frente brillante y miembros resplandecientes y el abejorro líder de los creyentes”.35

34) Transmitió As-Sadûq en su Al-Amâlî, en una cadena de transmisión que llega al Imam Ar-Ridâ, de sus padres, llegando al Mensajero de Dios (s.a.w.), que dijo: “‘Alî es de mí y yo soy de ‘Alî. ¡Que Dios combata a quien combata a ‘Alî! ‘Alî es el Imâm de las criaturas después de mí”.36

35) Transmitió el “Shaij de la Congregación”, Abû Ÿa‘far Muhammad ibn al-Hasan at-Tûsî en su Al-Amâlî, en un cadena de transmisión que llega a ‘Ammâr ibn Iâsir, que dijo: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.) a ‘Alî: “Por cierto que Dios te engalanó con un ornamento sin que los siervos se engalanen con algo más amado para Dios que el mismo; te engalanó con el desapego al mundo, de manera que no te sientes privado de nada del mismo, ni éste se siente privado de nada de ti.”

“Te confirió el amor a los desposeídos, y te dispuso de manera que te satisfagan como seguidores y ellos se satisfagan de ti como Imâm. Así pues, ¡bienaventurado sea aquel que te ame y sea veraz respecto a ti! Y ¡ay de aquel que te aborrezca y mienta sobre ti!”.37

36) Trasmitió el Shaij [at-Tûsî] también en su Al-Amâlî, en una cadena de transmisión que llega a ‘Alî, quien se encontraba sobre el púlpito en Kûfâ y dijo: “¡Oh gente! Por cierto que tuve ante el Mensajero de Dios (s.a.w.) diez virtudes, las cuales son más amadas para mí que aquello para lo cual sale el sol. Me dijo (s.a.w.): “¡Oh ‘Alî! Tú eres mi hermano en este mundo y en el Más Allá; tú eres el más cercano de entre las criaturas a mí en el Día de la Resurrección; tu morada en el Paraíso se encuentra frente a la mía; tú eres mi heredero; tú eres el albacea después de mí en lo referente a mis promesas y a mi familia; tú eres el protector de mi gente en mi ausencia; tú eres el Imam de mi comunidad; tú eres quien establecerá la equidad entre mis seguidores; tú eres mi walî, siendo mi walî el walî de Dios; y tú enemigo es mi enemigo, siendo mi enemigo el enemigo de Dios”.38

37) Trasmitió As-Sadûq en el libro An-Nusûs ‘alâ-l A’immah, en una cadena de transmisión que llega a Al-Hasan ibn ‘Alî, que dijo: Escuché al Mensajero de Dios (s.a.w.) decirle a ‘Alî: “Tú eres el heredero de mi conocimiento, el depósito de mi juicio y el Imam después de mí”.39

38) Trasmitió As-Sadûq en el libro An-Nusûs ‘ala al-A’immah, en una cadena de transmisión que llega a ‘Imrân ibn Hassîn, que dijo: Escuché al Profeta (s.a.w.) decir a ‘Alî: “… Y tú eres el Imâm y el Califa después de mí”.40

39) Transmitió As-Sadûq en el libro An-Nusûs ‘alâ al-A’immah, en una cadena de transmisión que llega a ‘Alî, que dijo: Dijo el Mensajero de Dios (s.a.w.): “¡Oh ‘Alî! Tú eres el albacea sobre los fallecidos de la Gente de mi Casa, y el Califa de las personas que estén con vida de mi comunidad”.41

40) En la misma referencia citada anteriormente, al-Saduq cita a al-Husayn ibn ‘Ali (as) diciendo: "Cuando Dios reveló el ayat: ‘Y aquellos que son parientes entre ellos se merecen más los unos a los otros en el Libro de Dios,' yo pedí al Mensajero de Dios que lo interpretara, a lo que respondió: ‘Tú eres el pariente; cuando yo muera, tu padre ‘Ali es quien más me merece a mí y mi estación; cuando tu padre muera, tu hermano al-Hasan será el más merecedor; y si al-Hasan muere, entonces tú eres el más merecedor de su estación.'"

Esta es la conclusión de lo que queríamos citar en tal apuro. La proporción de esto a los textos restantes es como la de un ramo de flores a todas las flores restantes, o a la gota de agua al oceano. Sin embargo una proporción puede ser suficiente; alabado sea el Soberano de los mundos,

Wassalam.

ShShSh

  • 1. Escogimos este número a causa de lo narrado por Amîr al-Mu’minîn ‘Alî ibn Abî Tâlib (a.s.), ‘Abdul·lâh ibn ‘Abbâs, ‘Abdul·lâh ibn Mas‘ûd, ‘Abdul·lâh ibn ‘Umar, Abû Sa‘îd al-Judrî, Abû ad-Dardâ’, Abû Hurairah, Anas ibn Mâlik y Ma‘âdh ibn Ÿabal, a través de numerosas vías, que el Mensajero de Dios (s.a.w.) dijo: “Quien de entre mi comunidad memorice cuarenta hadices de entre los asuntos de su religión, Dios le resucitará el Día de la Resurrección con el grupo de los instruidos y sabios”. En otra narración dice: “Dios le resucitará instruido y sabio”. En la narración de Abû ad-Dardâ’ dice: “En el Día de la Resurrección yo seré su intercesor y testigo”. En la narración de Ibn Mas‘ûd dice: “Se le dirá: Ingresa al Paraíso por la puerta que desees”. En la narración de Ibn ‘Umar dice: “Será registrado en el grupo de los sabios y congregado con el grupo de los mártires”. Para memorizar estos cuarenta hadices y otros que se encuentran contenidos en la totalidad de nuestro carteo, nos son suficientes las palabras del Profeta (s.a.w.) que expresan: “Que Dios auxilie a una persona que ha escuchado mis palabras y las ha asimilado, de manera que las ha puesto en práctica tal como las ha escuchado”, y las palabras también suyas que expresan: “Que el presente de entre vosotros auncie al ausente”. (N. del Autor).
  • 2. Cuarenta textos a través de las vías de Ahl al-Beit (a.s.):
    Ikmâl ad-Dîn wa Itmâm an-Ni‘mah del Shaij as-Sadûq e ibn Bâbwaih al-Qummî, p. 251, ed. Al-Haidarîiah, An-Naÿaf al-Ashraf.
  • 3. Ikmâl ad-Dîn, de As-Sadûq, p. 251.
  • 4. Ikmâl ad-Dîn, de As-Sadûq, p. 252.
  • 5. Ikmâl ad-Dîn, de As-Sadûq, p. 253.
  • 6. Ikmâl ad-Dîn, de As-Sadûq, p. 253.
  • 7. Ikmâl ad-Dîn, de As-Sadûq, p. 254.
  • 8. Ikmâl ad-Dîn, de As-Sadûq, p. 255.
  • 9. Ikmâl ad-Dîn, de As-Sadûq, p. 255.
  • 10. Ikmâl ad-Dîn, de As-Sadûq, p. 256.
  • 11. Ikmâl ad-Dîn de As-Sadûq, p. 257.
  • 12. Ikmâl ad-Dîn, de As-Sadûq, p. 271.
  • 13. Ikmâl ad-Dîn, de As-Sadûq, p. 265.
  • 14. Ikmâl ad-Dîn, de As-Sadûq, p. 274.
  • 15. Ikmâl ad-Dîn, de As-Sadûq, p. 274.
  • 16. Ikmâl ad-Dîn, de As-Sadûq, p. 275.
  • 17. Este hadîz y los anteriores se encuentran en el cap. “Lo que se narró del Profeta (s.a.w.) acerca del texto estipulante sobre el Qâ’im y que él es el doceavo Imâm”, siendo el nº 24 de los capítulos de Ikmâl ad-Dîn wa Itmâm an-Ni‘mah, desde la pág. 149 en adelante, hasta la pág. 167 (N. del Autor).
    Ikmâl ad-Dîn, de As-Sadûq, p. 276.
  • 18. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 111, ed. Al-Haidarîiah.
  • 19. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 116.
  • 20. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 266.
  • 21. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 329.
  • 22. Este hadîz junto a los cuatro que le precedieron fueron transmitidos de Al-Amâlî de As-Sadûq por el Saîied al-Bahrainî, en el cap. noveno de su libro Gâiat al-Marâm, siendo los mismos extensos, y citó solo las partes que sirven como testimonio. En cuanto a los hadices subsiguientes, se encuentran todos en el cap. 13 de Gâiat al-Marâm (N. del Autor).
    Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 484.
  • 23. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 7.
  • 24. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 27.
  • 25. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 58.
  • 26. El Imam ‘Alî (a.s.) fue martirizado el día 21 del mes de Ramadán (N. del T.).
  • 27. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 84.
  • 28. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 295.
  • 29. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 315.
  • 30. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 341.
  • 31. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 427.
  • 32. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 427.
  • 33. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 228.
  • 34. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 490.
  • 35. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 426.
  • 36. Al-Amâlî, de As-Sadûq, p. 589.
  • 37. Al-Amâlî, de At-Tûsî, t. 1, p. 184, ed. An-Nu‘mân, Naÿaf.
  • 38. Al-Amâlî, de At-Tûsî, t. 1, p. 136.
  • 39. Gâiat al-Marâm, del Saîied al-Bahrânî, p. 65, cap. 13, h. 54, impreso en Irán.
  • 40. Gâiat al-Marâm, del Saîied al-Bahrânî, p. 56, cap. 13, h. 5, impreso en Irán.
  • 41. Gâiat al-Marâm, del Saîied al-Bahrânî, p. 56, cap. 13, h. 56, impreso en Irán.

Share this page