Page is loading...

Epílogo

Cuando Jodi vino a visitarnos durante aquel día de acción de gracias y nos dio la noticia de su conversión al Islam, fue como si nos hubiera clavado un cuchillo. ¿Cómo podía nuestra amada hija hacer algo tan extraño como eso? Tanto mi esposo Joe como yo estábamos profundamente heridos. Ciertamente Jodi no quería herirnos (pero lo había hecho) y no éramos capaces de entender lo que ella había hecho. Estábamos anonadados y a la vez enojados pues ya no estábamos seguros de querer a nuestra hija en la familia. Tenía que tomarse una decisión. ¿Deberíamos considerar que ella no fuera bienvenida nunca más a nuestra casa y hacer de cuenta que ella estaba muerta?

Jodi no era la primera hija que había decepcionado a sus padres por haber tomado una decisión contraria a su tradición. En efecto, los hijos usualmente toman decisiones que no están en armonía con los deseos de sus padres. Algunas veces hemos sabido de reacciones de padres que dicen "vete y nunca regreses; has muerto para la familia". Éramos muy afortunados por haber podido resistirnos a tal tentación. Podíamos sobrellevarlo. Como familia trataríamos de entender, y l tratar de entender, nosotros también hemos viajado por un camino en el cual hemos descubierto un estilo de vida que aunque sea extraño para todos, es todo para muchos de los que han elegido la experiencia islámica.

Parte del descubrimiento fue que lo que los medios reflejan sobre el Islam , lo cual es generalmente negativo, no siempre denota la clase de cosas positivas que estén sucediendo. Por lo tanto, lo que se muestra frecuentemente no considera a las mujeres maravillosas y fuertes que he conocido a través de este estudio, y quienes han decidido resistirse al camino del mero placer instantáneo y la gratificación personal.

Elegir el Islam en América no es un camino fácil. Los musulmanes son considerados como extraños por la mayoría de la gente. Usar un velo, rehusarse a ser un bebedor social, no apostar, no ser patriota a los Estados Unidos o Canadá, esas no son maneras de ganar amigos. Algunos minimizan a aquellos que se convierten como unos "bobos". Un estudio acerca de los musulmanes en este país no dudaría en reflejar un muy alto número de profesionales como doctores, ingenieros, enfermeros, profesores, empresarios, maestros de universidad (tanto hombres como mujeres en cada campo), hombro a hombro con trabajadores de alto grado, estudiantes y amas de casa.

La visión prominente entre los americanos es que los musulmanes son terroristas, y son rápidamente culpados si se presenta un acto de terrorismo. Este prejuicio ha desencadenado en muchos ataques hacia los musulmanes. Después del bombardeo en la ciudad de Oklahoma en abril de 1995, los musulmanes a lo largo de todo el país sufrieron ataques personales ya que los medios inmediatamente los tildaron de terroristas. A muchos musulmanes les escupieron la cara, les dieron remoquetes crueles, los amenazaron, o en otros casos fueron también rebajados como si tal ataque hubiese sido su culpa, sólo por ser musulmanes. Tal comportamiento puede no reflejar la reacción del común de la sociedad; no obstante, esto sí demuestra un rechazo a la minoría religiosa de este país.

Los Estados Unidos de América fueron fundados por aquellos que buscaban la oportunidad de practicar su religión libremente y de acuerdo a sus propios deseos. Nosotros los ciudadanos de los Estados Unidos hemos estado muy orgullosos de la historia de nuestra libertad religiosa. Querámoslo o no las religiones orientales están empezando a equipararse a las nuestras y están empezando a formar parte de esta cultura. El Islam es una de las religiones más crecientes en el continente americano, así que es importante conocer y entender a aquellas personas que buscan vivir en paz y encontrar la felicidad entre nosotros.

A veces los seres que amamos toman decisiones que causan reacciones en nosotros , partiendo desde el endurecimiento de nuestro corazón hasta su propio ablandamiento. algunas decisiones pueden exigir mucho de nosotros, y podemos reaccionar como Tevya en Fiddler on the Roof en el matrimonio de su tercera hija cuando indicó que no tenía "otro brazo", ya que si lo daba a torcer demasiado(aceptando lo que ella había hecho y con quien se había casado), se rompería. En contraste, algunas de las elecciones que nuestras hijas (y nuestros hijos) hacen, pueden abrirnos el mundo que tenemos alrededor si nos permitimos explorar ese nuevo camino con un espíritu aventurero y de descubrimiento. La decisión de Jodi fue el inicio de tal camino para mi esposo y yo.

En nuestro caminar, hemos descubierto mucha gente maravillosa que tratan de vivir vidas llenas luchando por eliminar las mediocridades de la cultura de hoy en día y dando lo mejor de si para educar a sus hijos en el respeto a Dios y a los derechos de los demás. La elección estaba allí: aceptar o rechazar; gracias a Dios decidimos tomar el camino hacia la aceptación. Ha sido un camino apasionante y enriquecedor al compartir y aprender con estas hijas de otro camino.

Share this page