Page is loading...

El Lugar que ocupa la Razón en la Religión

 

 
Esta es una de las distinciones más importantes entre lo Sunnitas por un lado, y los Shi’itas por el otro.  Para ser más exactos, debí haber usado la palabra Ash’aritas, en lugar de Sunnitas.  Pero todos los Sunnitas hoy en día son Ash´aritas.  Los Mu`tazilitas se extinguieron hace mucho tiempo, aunque algunos de los grandes eruditos de los últimos tiempos como Amir Ali fueron Mu´tazilitas.
 
De todas formas, los Shi’itas dicen: que independiente de mandatos religiosos, hay un merito o demérito real en los diferentes cursos de las acciones, y es debido a que una cierta cosa es buena debido a que Dios la ordena, y la otra es mala porque Dios la prohíbe.
 
Los Sunnitas niegan esta concepción. Dicen que nada es bueno o malo en si mismo. Solamente que Dios nos ha  ordenado el bien y nos ha prohibido el mal.  Si algo es prohibido por Dios entonces es malo;  entonces si Dios anula la primera orden, y la permite, será buena ahora, después de haber sido considerada como mala.

En otras palabras, los Shi’itas dicen que Dios nos ha prohibido mentir porque es malo; los Sunnitas dicen que mentir se convirtió en algo malo porque Dios los prohibió.
 
Los Shi’itas reconocen la relación de causa-efecto.  Los Sunnitas la niegan. Dicen que no hay causa excepto Alá.  Y es solo una condición de Dios, el que cada vez que bebamos agua calme nuestra sed.  Basados en la diferencia de actitud anterior acerca de la razón en la religión se generan las siguientes diferencias:
 
Los Shi’itas dicen que Dios nunca actúa sin un propósito.  Todas Sus acciones están basadas en la Sabiduría y en un propósito inteligente.  La Prueba:  Porque no es recomendable racionalmente actuar sin propósito.  Los Sunnitas dicen que debido a su acusación del merito o demérito racional, es posible para Dios actuar sin propósito.
 
De acuerdo a los Shi’itas, Dios no hace nada que tenga un demérito inherente en si mismo.  Los Sunnitas lo niegan.
 
Los Shi’itas dicen que todas las acciones de Alá  están dirigidas al beneficio de Sus criaturas. Porque Él mismo no tiene necesidad; y si Sus acciones llegan a estar desprovistas de beneficios para Su creación, entonces se convertirán en acciones a la ventura, lo cual no es aceptable racionalmente.  Los Sunnitas lo niegan, debido a su posición con respecto al merito o demérito racional.
 

Share this page