Page is loading...

Cuando Israel era un niño, Lo ame, y fuera de Egipto lo llame mi hijo

El uso de las mayúsculas cuando se llama a Jesús (as) por ese título es una elección de los traductores y no está indicado en el Griego o Hebreo original.

También es conjetura decir que Jesús (as) fue el único Mesías, o que el titulo Mesías tiene algo que ver con un retorno al final de los tiempos o el estatus de salvador.

Mesías y Cristo significan lo mismo, “el ungido”. Los Ungidos eran los lideres de Israel, ungidos en una versión antigua de una ceremonia de inauguración. En Samuel 10: 1 dice:

Entonces Samuel tomó un frasco de aceite y lo besó, diciendo, “¿No ha ungido el Señor a vuestro Líder sobre su herencia?

La raíz Hebrea para ungido aquí es la misma que se traduce como Cristo y Mesías en el Nuevo Testamento.

En realidad, Jesús (as) nunca le pidió u ordeno a la gente que le oraran a él o que lo adoraran. Le dijo a la gente que le oraran a Dios y que adoraran a Dios. Sin embargo, ¿cuántos Cristianos hoy le rezan y adoran a Dios? Es más común que sus oraciones comiencen por Querido Jesús que Querido Dios. Un Cristiano Sincero haría bien en obedecer a Jesús (as) y cambiar el rumbo de sus oraciones y dirigirlas a “Dios” mas que a “Jesús”.

Algunas cosas que son comunes en la Creencia Cristiana y en la practica hoy no tienen sus orígenes en las enseñanzas de Jesús (as) , sino en un voto hecho por las autoridades eclesiásticas o por un decreto papal. Esto por supuesto incluye las celebraciones de las Navidades y de Semana Santa, así como la definición de la Trinidad, y el permiso de orarle a la Madre de Jesús, María (as) . La palabra Trinidad no existe en la Biblia y sin embargo es una creencia esencial de los Cristianos. El concepto de la Trinidad fue inventado por los lideres de la iglesia para explicar sus creencias; y aun hoy, estos lideres tienen voto y decretos sobre las naturalezas y funciones de las diferentes partes de su Divinidad. Los Cristianos fieles confían en que sus lideres son inspirados por Dios y que los autores de la Biblia también lo estuvieron.

La mayoría de los fieles creen que si encuentran la Biblia poco clara, es porque, ellos al ser seres humanos, poseen entendimiento limitado. Dios, dicen ellos de nuevo, no necesita tener sentido. O, si encuentran una contradicción evidente en la Biblia, es porque no son los detalles lo que interesa, sino el mensaje en general de lo que está escrito. Existen miles de ejemplos de contradicciones manifiestas dentro de la Biblia. Muchas de estas implican registros de cuántas personas se encontraban en un lugar o quienes exactamente estaban allí. Si el relato de un suceso dice que había 100 hombres allí, y otro dice que habían 1000, los Cristianos fieles dicen que esto no cambia el significado global del pasaje.

Pueda que eso sea verdad, pero ¿por qué no concuerdan los pasajes? Seguramente, Dios sabe lo que sucedió, entonces ¿por qué no pudo quedar correctamente en la Biblia si es Su libro? Tal vez cuando un monje o sacerdote trascribía la Biblia cometió un error que se quedó para siempre. O talvez pensaba que estaba corrigiendo un error que había cometido un transcriptor anterior. O talvez pensó que un número mayor (tres) proporcionaba una mejor versión de la historia.

Con mi experiencia, muchos cristianos creen que ni estos errores son errores sino que solamente parecen serlo ante nuestras limitadas facultades, o más aun, son errores pero muy insignificantes y que Dios ha protegido la parte “importante” de Su Mensaje en la Biblia. Sin embargo, yo sostengo que cualquier contradicción o error es importante porque indica el trabajo de hombres a parte del trabajo de Dios. Cuando se encuentra un error, como podemos tener confianza en que no hay otro error que cambie el significado del texto. Para los Cristianos es un asunto de fe muy sencillo, ¿ pero debería ser así?

Como ejemplo de lo que he dicho, citaré la versión NIV de la Historia de María Magdalena en la tumba de Jesús (as) , según esta registrada en los tres evangelios:

Mateo 28:1-7:

Después del Sábado, al amanecer el primer día de la semana, Maria Magdalena y la otra Maria fueron a la tumba. Y sobrevino un gran terremoto, pues un ángel del Señor bajó del cielo y acercándose removió la piedra del sepulcro y se sentó sobre ella. Era su aspecto como el del relámpago, y su vestidura blanca como la nieve. De miedo de el temblaron los guardias y se quedaron como muertos. El ángel, dirigiéndose a las mujeres, dijo: No temáis vosotras, pues sé que buscáis a Jesús el crucificado. No está aquí; ha resucitado, según lo había dicho. Venid y ved el sitio donde fue puesto. Id luego y decid a sus discípulos que ha resucitado de entre los muertos y que os precede a Galilea; allí veréis. Es lo que tenía que deciros.

Marcos 16: 18

Pasado el Sábado, María Magdalena, y Maria la de Santiago, y Salome compraron aromas para ir a ungirle. Muy de madrugada, el primer día después del sábado, en cuanto salió el sol, vinieron al monumento. Se decían entre si: ¿Quién nos removerá la piedra de la entrada del monumento? Y mirando, vieron que la piedra estaba removida; era muy grande. Entrando en el monumento, vieron un joven sentado a la derecha vestido de una túnica blanca y quedaron sobrecogidos de espanto. Él les dijo: No os asustéis. Buscáis a Jesús Nazareno, el crucificado; ha resucitado, no esta aquí; mirad el sitio en que le pusieron. Pero id a decir a sus discípulos y a Pedro que os precederá a Galilea; allí le veréis, como os ha dicho.

Lucas 24: 1-12

Pero el primer día de la semana, muy de mañana, vinieron al monumento, trayendo los aromas que habían preparado, y encontraron removida del monumento la piedra, y entrando, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. Estando ellas perplejas sobre esto, se les presentaron dos hombres vestidos de vestiduras deslumbrantes. Mientras ellas se quedaron aterrorizadas y bajaron la cabeza hacia el suelo, les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No esta aquí, ha resucitado. Acordaos como os hablo estando aun en Galilea, diciendo que el Hijo del hombre había de ser entregado en poder de pecadores y ser crucificado, y resucitar el tercer día. Ellas se acordaron de sus palabras, y volviendo del monumento, se comunicaron todo esto a los once y a todos los demás. Eran Maria la Magdalena, Juana y Maria de Santiago y las demás que estaban con ellas. Dijeron esto a los apóstoles, pero a ellos les parecieron desatinos tales relatos y no los creyeron. Pero Pedro se levanto y corrió al monumento, e inclinándose se vio solo los lienzos, y se volvió a casa admirado de lo ocurrido.

Estos son los tres relatos del mismo evento obviamente. Este evento es muy importante para la creencia de que Jesús (as) fue crucificado y resucitado después de haber muerto por los pecados de toda la humanidad. Da testimonio de la ausencia del cuerpo de Jesús después de un tiempo señalado, y mantiene el testimonio de que tenía que regresar a la vida como se había prometido.

Pero estos relatos difieren considerablemente en los detalles con respecto a como sucedieron en realidad. Toma un minuto para examinar los tres pasajes y trata de responder las siguientes preguntas: ¿Quién fue a la tumba con María Magdalena? ¿ Cuantos fueron Juntos al lugar? ¿Estaban o no los guardias? ¿Cuántos seres encontraron las mujeres en la tumba?, Y ¿eran hombres o ángeles?¿

¿Fue Pedro a la tumba o no? ¿Qué dijo aquel ser a las mujeres? ¿Se prosternaron las mujeres ante aquel ser o no? ¿Dónde estaban? ¿Llegaron tan pronto como las mujeres vigilaban o ya estaban allá? ¿Fue rodada la piedra mientras ellas observaban o cuando llegaban?

Si esto proviene de la Palabra inalterada de Dios, no deberían haber contradicciones entre estos relatos. Uno de ellos podría dejar un detalle que otro ha incluido, pero no debería haber desacuerdo con respecto a quien estaba allá, que vieron, o que escucharon. Los relatos de los testigos oculares pueden tener resultados conflictivos, como lo pueden ser las historias narradas una y otra vez sin haber sido escritas hasta uno o dos generaciones posteriores—pero no la Palabra de Dios.

Si no podemos establecer correctamente que sucedió, entonces que debe creer uno? Es probable que halla sucedido algo que llevó a la existencia de esta historia, pero nosotros simplemente no tenemos los medios para determinar que sucedió en realidad. Uno de estos relatos puede ser cierto mientras que otros sea falso, o todos pueden ser falsos, y eso es todo lo que podemos decir al respecto.

Solamente he dado un ejemplo de las dificultades que hay en la Biblia, pero hay muchas más. La Biblia es simplemente poco clara y contradictoria, y es más, está en contradicción con las Ciencias establecidas. No deseo gastar mucho tiempo en los problemas Bíblicos con la ciencia porque ya son comúnmente conocidos y evidentes para un lector casual.

Por ejemplo es bien sabido que según la Biblia, la Tierra tiene menos de 6000 años. Los creyentes fieles de la Biblia sostienen que esto es cierto aun hoy en día y dicen que las evidencias científicas de datos humanos se remontan a como mínimo diez mil años atrás y la era de piedra al menos 4,5 billones de años son una decepción de Satanás.

Por años, había creído que no podría entender la Biblia porque había algo que no estaba bien en mi o porque no había sido hecha para ser entendida por la voluntad de Dios. Pero después de compararla con el Corán, pude entender que está bien esperar la lógica y la claridad en la Palabra de Dios. Comprendí que la Biblia en si misma es una falencia.

No pude satisfacerme con creer en algo que estaba basado en un libro errado. Si yo quería encontrar la Verdad de Dios a partir de la Biblia, como podía hacerlo?. ¿Cómo podía saber cual, si lo eran, de los tres relatos que mencione anteriormente el verdadero? Si no podía determinar en cual de ellos confiar, como podría decidir acerca del resto escrito por esos tres autores? ¿Cómo podía confiar en algo de la Biblia en lo absoluto cuando no podía determinar que provenía de la mano del hombre y que provenía de Dios? Y ahora la gran pregunta, sin poder confiar en la Biblia, ¿En donde queda parado el Cristianismo?

Pero eso es solo la mitad de la historia. Yo había concluido que el Cristianismo estaba errado, pero no había determinado si el Islam también lo estaba. Tuve que examinar el Corán con el mismo escrutinio que había aplicado para la Biblia.

Así, pregunté, “¿Dónde se contradice el Corán? ¿Dónde se contradice con la Ciencia?” Después de meses de búsqueda comprendí que la respuesta a ambas preguntas es que simplemente no se contradice. Es superior a la Biblia al respecto y por lo tanto se presenta como algo más valioso. Además, contiene datos científicos que eran completamente desconocidos para el hombre en la época en que fueron revelados.

El hecho de que la miel de las abejas proviene de sus estómagos es un descubrimiento científico moderno, y está en el Corán (16:49) el cual fue revelado en el siglo séptimo después de Cristo. La forma como se forma un bebé en el vientre de su madre es un descubrimiento de este siglo, y ya estaba explicado correctamente en el Corán en varios lugares (22:5, 23:14, 40:67, 75:83 y 96:02) . Encontré en el Corán la religión verdadera enviada por Dios a la humanidad y hasta el día de hoy me encuentro pasmada ante la Misericordia y guía de Allah (swt)

Abraham no fue Judío ni Cristiano; sino que fue hanif (de fe correcta) , sometido a Dios, no asociador. (3:67)

Que objeción podría tener en seguir la religión de Abraham, la religión de sometimiento a la voluntad del Dios Único-el Dios de los Judíos, Cristianos y Musulmanes y el Creador del Universo. Ciertamente que no soy el único Cristiano en haber llegado a esta conclusión. El Corán mismo habla acerca de los Cristianos que se convirtieron al Islam con lagrimas en sus ojos al reconocer la su verdad:

Verás que los más hostiles a los creyentes son los judíos y los asociadores, y que los mas amigos de los creyentes son los que dicen: “somos cristianos”. Es que hay entre ellos sacerdotes y monjes y no son altivos.

Cuando oyen lo que se ha revelado al Enviado, ves que sus ojos se inundan de lagrimas de reconocimiento de la Verdad. Dicen “ Señor! ¡Creemos! ¡Apúntanos, pues, como testigos! (Corán, 5:82-83)

Hay muchos versículos en el Corán acerca de Jesús (as) :

El nacimiento de María-- (3:34;40, 19:2-15)

El Estatus de María en el Islam— (3:41-46)

¿Quién fue Jesús?— (2:87, 6:85-87, 3:83, 33:7-8, 42:13, 5:46)

El nacimiento de Jesús— (19:16-36)

Milagros de Jesús— (5:110-115)

Las enseñanzas de Jesús— (3:49-52, 43:57-59, 57:27, 42:63-64, 5:111)

Jesús enviado a los Hijos de Israel— (3:48, 5:72, 61:6)

¿Es Jesús el hijo de Dios?— (3:58, 2:116-117, 21:26-29)

¿Es Jesús Dios?— (5:117, 5:72-75)

¿Fue Jesús Crucificado?— (4:157-158, 3:54-56)

Dialogo entre Dios y Jesús— (5:116-118)

Su último Mensaje— (61:6)

Mensaje a los Creyentes— (61:14)

Esto es lo que tiene que decir el Corán acerca de la Crucifixión de Jesús— (4:157-158) :

Y por haber dicho: “Hemos dado muerte al Ungido, Jesús, hijo de María, el enviado de Dios, siendo así que no le mataron ni le crucificaron, sino que les pareció así. Los que discrepan acerca del él, dudan. No tienen conocimiento de él, no siguen más que conjeturas. Pero ciertamente, no le mataron, sino que Dios lo elevó a Sí. Dios es poderoso, sabio.

Esta narración no niega que algo sucedió lo cual llevó hasta esas historias que encontramos en la Biblia. Esto sugiere, sin embargo que no se les dio a los Cristianos ninguna prueba de que Jesús fue crucificado, sino que crearon la opinión de que eso había sucedido. En otras palabras, los Cristianos han basado su religión en algo que no es una realidad, sino que es meramente hipótesis. La gente que suponía esto pueden haber sido individuos bien intencionados, pero eso queda a un lado del punto en cuestión. Obviamente un Cristiano se molestará al leer los versículos del Corán.

Mi reacción al leerlo por primera vez fue desear arrojarlo. No estaba de acuerdo con lo que se me había enseñado. Si creía lo que decía el Corán, tendría que creer que mi madre, mi padre, mis profesores, mis predicadores, mis vecinos, mis lideres políticos, mis amigos, ciertamente, todos los que había conocido estaban equivocados. ¿Cómo podría ser posible que tanta gente que estaba tan segura de su creencia y que parecían tan favorecidos por Dios viviendo en el país mas prospero del mundo, estuvieran equivocados?

Pero entonces tuve que preguntarme a mi misma, ¿Acaso, otra chica, viviendo en el otro lado del mundo, inmersa en otra religión no se haría una pregunta similar? Para uno de nosotros, al menos, la respuesta tenía que ser que todo lo que habíamos conocido era una equivocación. Realmente, esto era un concepto aterrador. Todo mi mundo se derrumbaba a mí alrededor y me quedaba con nada en que confiar. No tenía que escoger sino construir mi mundo de nuevo, para examinar todo en lo que había creído de nuevo y crear un nuevo marco desde donde pudiera visualizar el mundo. Al final, el Corán me convenció. Y la Biblia también me convenció, porque no encontré en ella la perfección que yo exigía de la Palabra de Dios. Aunque era imperfecta, algo de verdad queda en ella y se puede obtener algún bien de la lectura Bíblica si se lee con un ojo critico. De hecho, yo me beneficié al descubrir que la Biblia contiene probables profecías acerca de la profecía de Muhammad (saw) , Deuteronomio 18:18 entre las más posibles:

Yo les suscitaré de en medio de sus hermanos un profeta como tu, pondré en su boca mis palabras y él les comunicará todo cuanto yo le mande.

Por lo general, los cristianos presumen que este versículo se refiere a Jesús (as) , pero lo Musulmanes lo hallan probable para Muhammad (saw) . Primero, Muhammad (saw) es mas parecido a Moisés (as) que Jesús (as) a Moisés (as) . Al igual que Moisés, Muhammad (saw) se casó y tuvo un sucesor designado en términos de liderazgo de la gente (Aarón para Moisés y Ali para Muhammad) . Moisés y Muhammad (saw) nacieron de una madre y un padre y llegaron con una nueva ley religiosa. Por otro lado, Jesús (as) no estuvo casado, nació de una madre sin padre y no trajo una nueva ley.

En segundo lugar, los versículos dicen que el profeta saldrá de “entre sus hermanos”, lo cual en su contexto se refiere a los hermanos de los Israelitas. Jesús (as) es descendiente directamente del segundo hijo de Abraham, Isaac (as) , al igual que los Israelitas, y por lo tanto es un Israelita y no el hermano de los Israelitas. Muhammad (saw) es el único con una razón verdadera para la profecía, siendo un descendiente del primer hijo de Abraham (as) , Ismael (as) , haciéndolo un hermano de los Israelitas y no un Israelita mismo. Finalmente, Muhammad (saw) se ajusta a la porción final de este versículo exactamente, y ciertamente mejor que Jesús (as) , como lo testifica el Corán:

No habla por propio impulso. No es sino una revelación que se ha hecho, se la ha enseñado el Muy Poderoso, fuerte, majestuoso. (53:3-4)

Muhammad (saw) es el único profeta con un registro escriturario que él solamente habla lo que Allah (swt) le ha ordenado o inspirado, ajustándose esto a la profecía en Deuteronomio 18:18.

Así, esto es una pequeña muestra de mis estudio antes de convertirme al Islam. El Corán permanece como un testamento veraz en lo que y en lo que contiene. Toda la evidencia indicaba que es lo que dice ser.:

Esta es una Escritura, exenta de dudas, como dirección para los temerosos de Dios,.... (2:1)

Este Corán no puede haberlo inventado nadie fuera de Dios. No sólo eso, sino que viene a confirmar los mensajes anteriores y a explicar detalladamente la Escritura, exenta de dudas, que procede del Señor del Universo. (10:37)

Share this page