Page is loading...

La opinión de Mensajero (PB) sobre los Compañeros

1) El Hadiz acerca de la fuente 31

Dijo el Mensajero de Allah (BP):

“Cuando me levante (en el Día de la Resurrección), habrá un grupo de gente que yo reconoceré; y un hombre se pondrá de pie entre el grupo y yo; luego les dirá: ‘¡Venid!’. Yo diré: ‘¿A dónde?’. Dirá: ‘¡Al Infierno, por Allah!’. Yo preguntaré: ‘¿Qué han hecho?’. Él responderá: ‘Renega­ron del Islam yendo en dirección contraria, después de que tú fa­lleciste’. Por cierto que no veré que se salven sino tan pocos como los camellos desparramados por los pastizales”1.

Y dijo (BP):
“Llegaré antes que vosotros a la Fuente, y el que pase cerca de mí beberá, y todo el que beba de ella nunca se sentirá sediento. Vendrán hacia mí personas que reconoceré y que me reconocerán, pero estaremos separados; entonces yo diré: ‘Mis Compañeros’. Una respuesta será dada: ‘Tú no sabes lo que ellos hicieron luego de que tú partiste’. Entonces diré: ‘¡Lejos! con aquéllos que cambiaron (mi religión) después de mi partida’”2.

Cuando examinamos detenidamente los diferentes dichos que han referido los sabios Sunnis en sus Sihah y Masanid, no nos queda duda de que la mayoría de los Compañeros cambiaron e incluso se volvieron apóstatas después de la muerte del Mensajero de Allah (BP), excepto algunos, a los cuales se menciona como sólo un puñado. Los dichos antes mencionados no podrían ser aplicados, de ninguna manera, al tercer tipo (de Compañeros), o sea los hipócritas, pues el texto manifiesta: “Yo diré: ‘Mis Compañeros’”.

Estos dichos confirman y explican las distinguidas aleyas del Sa­grado Corán que mencionamos anteriormente, las cuales hablan sobre su “Inqilab” (volverse atrás), sobre su apostasía y el terrible castigo con el que son amenazados.

2) El Hadiz acerca de la rivalidad por este mundo

Dijo el Mensajero de Allah (BP):

“Yo me adelantaré, y soy testigo de vuestras acciones. Por Allah, que ahora miro hacia mi Fuente y se me han confiado las llaves de los tesoros de la tierra (o las llaves de la tierra), y por Allah que no temo que os volváis idólatras después de mí, pero temo que rivalicéis por ella (la vida mundanal)”3.

El Mensajero de Allah (BP) fue veraz. Ellos rivalizaron por este mundo hasta el punto que desenvainaron sus espadas, lucharon y se acusaron de incrédulos entre sí. Algunos de los famosos Compañeros acumu­laron oro y plata; tal es así, que historiadores como Al-Ma­s‘udi, en Muruy-udh Dhahab, At-Ta­bari y otros, afirmaron que la riqueza de Zu­bair solamente, llegó a cincuenta mil dinares, mil caballos, mil siervos, y cuantiosas propiedades en Basra, Kufa, Egipto y muchos otros lugares4.

Los productos de agricultura de Irak solamente, le rendían a Tal­hah mil dinares al día, y se dice que aún más5.

‘Abdurahman Ibn Awf tenía cien caballos, mil camellos y diez mil ovejas. Después de su muerte, un cuarto del valor de su riqueza, la cual fue dividida entre sus esposas, llegaba a ochenta y cuatro mil dinares6.

‘Uzman ibn ‘Affan dejó en el día de su muerte ciento cincuenta mil dinares, eso sin contar una innumerable riqueza en tierras, ganados y fincas.

Zaid ibn Zabit dejó una cantidad de oro y plata ¡que debió ser partida a martillazos para que pudiera ser repartida entre la gente!, aparte del di­nero y fincas que llegaban a cien mil dinares7.

Éstos son sólo algunos ejemplos. En la historia hay muchos suce­sos en los que no queremos entrar ahora en análisis detallados; sólo los mencionamos como prueba de la veracidad del hadiz sobre el interés (de los Compañeros) por la vida mundanal.

  • 1. Sahih Al-Bujari, Vol. 4, pp. 94-99 y p. 156; Vol. 3, p. 32. Sahih Muslim, Vol. 7, p. 66. Hadiz de Al-Haud (La Fuente).
  • 2. Sahih Al-Bujari, Vol. 4, pp. 94-99 y p. 156; Vol. 3, p. 32. Sahih Muslim, Vol. 7, p. 66. Hadiz de Al-Haud (La Fuente).
  • 3. Sahih Al-Bujari, Vol. 4, pp. 100 y 101.
  • 4. Muruy-udh Dhahab, por Al-Ma­s‘udi, Vol. 2, p. 341.
  • 5. Ibíd.
  • 6. Ibíd.
  • 7. Ibíd.

Share this page