Page is loading...

La Persona de Dios

 

 
Los Sunnitas dicen que Alá tiene un cuerpo, no como los cuerpos que conocemos. Hay una gran cantidad de material el cual puede citarse aquí para describir esta creencia.  Pero como todos los Sunnis de la actualidad son Asha´aritas(seguidores de Abul Hasan al- Ashari), me gustaría citar su creencia sobre este tema.
 
Abul Hasan al-Ashari dice:
 
Confesamos que Dios está  sentado firmemente en Su Trono.......Confesamos que Dios tiene dos manos, sin preguntar como son.....confesamos que Dios tiene dos ojos, sin preguntar como....confesamos que Dios tiene conocimiento.....afirmamos y no lo negamos como lo hacen los Mut´azila, Los Yahmiyya, y los Jauariy..afirmamos que Dios tiene poder.......1
 
Los Shias Izna ´Asharis(Shiismo doce Imamita) creen que Dios no tiene ningún cuerpo:
 
 
Ciertamente, Alá es Uno, Único, nada se Le parece, Él es eterno; Todo lo Oye, Todo lo ve, Viviente, Omnipotente, no necesita nada, no puede ser descrito en términos de sustancia, ni de cuerpo, ni de forma, accidente, línea o superficie, ni de peso, color, movimiento, descanso, tiempo ni espacio. Está por encima de todas las descripciones que sí se aplican a Su creación”.
 
“Él está lejos de ambos extremos: No es una no-entidad ni entidad, no es como las otras cosas. Él es Existente, pero no como las otras cosas que existen”.2
 
Por supuesto, hay algunos versículos en el Corán que utilizan palabras que denotan miembros corporales a la persona de Dios.  Pero de acuerdo con la Interpretación de los Shi’itas doce Imamitas, estas palabras se usan en un sentido metafórico y no literal.
 
Por ejemplo, la aleya: “ Todo es mortal excepto Su Rostro” significa “excepto Su persona”. Sin Duda, que incluso los Sunnis no pueden decir que solamente el Rostro de Dios permanecerá, mientras que todos Sus “miembros corporales” morirán!. Igualmente, Alá ha usado la palabra “Mano” en algunas aleyas del Corán.  Pero significa Su Poder y Su Misericordia, como dice en el versículo:  “Pero Sus Manos están extendidas”
 
 

  • 1. A.J. Arbery; “Revelación y Razón en el Islam”, pag.22-23; Tomado de al-baana, por Abul Hasan al-Aha´ri
  • 2. Shaykh al-Saudq, I´tiqaadat.

Share this page