Page is loading...

Primera Parte: ¿Cómo pudieron estar equivocadas todas las personas que conocía?

Como niña que crece en América, mi educación acerca del Islam era muy pobre. Solo una o dos veces era presentado el Islam brevemente en un libro de historia en el colegio. Lo que recuerdo de aquellas lecturas es que los Musulmanes, tenían un Dios llamado Allah y un profeta guerrero llamado Muhammad y que oraban y vestían extrañamente, y, por último que el Islam era una religión Árabe.

Supongo que el resto de mi educación acerca del Islam llegó a través de los medios de comunicación. El Islam era exótico, retrogrado y dañino. Los Musulmanes eran maleducados, guiados por gobernantes tiranos, y que eran crueles. Algunos de ellos pensaban que era bueno hacer estallar niños en los aviones y golpear a las mujeres y tratarlas como un objeto.

No entendía que había una relación entre el Islam y el Cristianismo o el Judaísmo. Hasta donde sabía, el Cristianismo y el Judaísmo eran las únicas religiones que trataban con el Único Dios, el Dios de Moisés y Abraham (as) . El Islam era agrupado con todas las otras religiones como el Budismo y el Hinduismo.

No había mucho en ello que me animara a aprender del Islam. Estaba segura de que el Cristianismo mantenía la verdad, y no tenían inclinación en mirar a otras religiones y menos a una que obviamente era tan dañina. En aquellos días, en verdad pude llegar a creer que toda una nación de personas era mala de corazón y que nosotros (es decir América, occidente) éramos los tipos buenos. Después de todo, ¿cómo podían estar equivocados todos los que alguna vez conocí?

Una pregunta obvia, es finalmente lo que hizo poner mis ojos en el Islam. Para responder eso con justicia, es necesario primero explicar brevemente mi vida religiosa antes de ese punto. Casi todos los que conocía creían en Dios y en que Jesús (as) había muerto por nuestros pecados. Por lo general, no iba mas allá. La gente que conocía tenía creencias religiosas y trataban de ser gente con moral, pero no se asociaban a una iglesia en particular o no hacían nada excéntrico en sus vidas que los encasillara como religiosos. La espiritualidad y la religión no eran tema de conversación. No se hablaba de Dios en el hogar o en la escuela. La religión era algo privado entre el individuo y Dios.

Cuando era niña me enviaban a algunas escuelas Dominicales para adquirir conocimiento básico de la religión. Mis padres muy esporádicamente iban a la iglesia pero sí nos enviaban a mi hermano y a mi a las escuelas Dominicales y luego nos recogían al finalizar. En la época en que yo estaba en segundo o tercer grado ya había terminado nuestro entrenamiento religioso.

Eso era suficiente par mi hasta que llegué al bachillerato. Quizás entonces comencé a comprender que el mundo no era un lugar justo y muchas preguntas daban vuelta a mí alrededor. Pasé por periodos de depresión y baja autoestima. Durante este tiempo, comencé a indagar por la religión. ¿Dónde estaba la prueba científica de la existencia de Dios? Si existía, por qué se escondía de nosotros? ¿Por qué permitía que sucedieran cosas malas? ¿Por qué hacia unas cosas buenas y otras malas? ¿El universo y la vida en la tierra aparecieron al azar? ¿Por qué existo?

Por un rato casi que me convencí yo misma de que Dios no existía, pero aún mas que Él era una fantasía creada por los seres humanos. Sin embargo, cuando llegué al bachillerato empecé a buscar a Dios de nuevo. Me interesé seriamente en el Cristianismo. Me uní a la Compañía para Atletas Cristianos y leía la Biblia regularmente. Encontré una revista llamada la Plena Verdad, anunciada en un programa de televisión religioso y publicado por la Iglesia de Dios Mundial, me interesé en esa iglesia en particular

Este grupo tomaba la Biblia literalmente. No celebraban Navidad porque no estaba en la Biblia. No celebraban los cumpleaños, no comían cerdo, y observaban las mismas festividades que según Jesús había celebrado en la Biblia. Conservaban el Sábado basados en lo que estaba escrito en la Biblia. Yo estaba fuertemente atraída por este grupo porque tomaban a Dios seriamente, y tomaban la Biblia seriamente. No tenían la religión solamente como algo que te hace sentir bien como parece que hacen muchos grupos.

Parecían más lógicos que otros grupos, y hacían de la religión una parte de su vida diaria, en lugar de ser algo ocasional. La idea de la religión es algo que me atrae. Yo sabía que Dios tenía algo en mente cuando Nos creó, y sabía que debería haber un camino mejor, o una forma más correcta de hacer todo. Así que cuando encontré esta iglesia, inmediatamente me atrajo. Aunque nunca asistí a sus reuniones porque pensaba que mi familia no aprobaría que me relacionara con un grupo tan radical (el cual más tarde me enteré se considera un culto) especialmente mientras cursaba mi bachillerato.

Puse en mi mente la idea de que cuando estuviera un poco mayor investigaría acerca de ese grupo mas de cerca. En mi primer año de Universidad me uní a un grupo de estudio Bíblico patrocinado por La Cruzada Universitaria por Cristo. Y finalmente fui a la Iglesia de Dios después de conocer a alguien en la Universidad que pertenecía a la iglesia. Eran gente muy agradable y muy atrayente. Sin embargo, luego de una visita me enteré que esa iglesia no era lo que yo estaba buscando.

Mi anfitrión me contaba como la iglesia se encontraba en un estado de caos debido a una gran división entre los lideres Nacionales. Se estaba dividiendo en dos iglesias; un grupo se apartaba porque sentían que la iglesia original se había corrompido. Este hombre y su familia estaban en un conflicto al decidir en que lado debían estar. ¿Cuál de las dos facciones tenía la Verdad?

Luego de escucharlo, me decepcioné. Sentí que este grupo estaba mas cerca de lo que yo buscaba pero probablemente ninguna de las dos facciones lo tenían bien claro.

Después de todo, eran seres humanos y no estaban dotados de un juicio perfecto. Yo quería aceptar lo que fuese que Dios hubiese enviado a nosotros; nada alterado por los hombres. Ni siquiera por hombres de buena intención. Es así como nunca regresé.

Me había resignado a ser una de las muchas personas religiosas sin una iglesia porque estaba convencida de que todas las iglesias tenían defectos. Después de todo, tenían naturaleza humana. En mi grupo de estudio Bíblico, con frecuencia me sentía incomoda. Los otros miembros parecían estar mucho más alegres en su fe. Cuando estudiábamos un versículo de la Biblia, tenían muchas interpretaciones diferentes y parecía que siempre veían a los versículos de una forma diferente a mi.

Me preguntaba que era lo malo que estaba haciendo y porque no le encontraba el sentido a las cosas como lo hacia el resto de la gente, pero a pesar de todo seguía siendo muy devota. Mis amigos hablaban de invitar a Jesús a vivir en sus corazones, y que cuando lo hicieron, Jesús (as) entró y sus vidas fueron cambiadas para siempre. Yo le había hecho esa invitación muchas veces, pero mi vida nunca cambió para siempre.

Lo había hecho cuando iba a las iglesias con mis amigos, lo había hecho cuando veía a los pastores predicar en la televisión, y lo había hecho en mi propio momento. ¿A que se referían cuando decían que Jesús vivía en sus corazones? ¿Realmente habían cambiado tanto por la experiencia, y si era así, por que yo no lo había logrado? Al menos creo que no era por falta de sinceridad.

Al pensar en estas preguntas, mi vida comenzó a cambiar alrededor de mí. Ese año, conocí a un Musulmán. Cuando lo conocí, no sabía que era musulmán o que era árabe. Al tiempo me di cuenta de que era Musulmán; Realmente no sabía que significaba eso pero me hizo inquietarme por él, porque se me había enseñado que al menos, que creyera que Jesús había muerto por nuestros pecados, iría al infierno.

Al menos eso es lo que todos decían en mi estudio Bíblico. Podría ser verdad que este tipo fuera al infierno simplemente por no creer que Jesús (as) murió por sus pecados, cuando de una u otra forma ere más piadoso y más humilde ante Dios que cualquier persona que antes hubiera conocido? Eso no me parecía correcto. Le dije acerca de mis temores y se preocupo por mí mas que por él mismo.
Inclusive le dije que fuera a uno de las Cruzadas de la Universidad conmigo. Hoy eso me sorprende mas que cuando sucedió, porque ahora pienso en el nombre del grupo-Cruzada Universitaria-y comprendo que ofensivo es ese nombre. Sin embargo, las reuniones no eran tan malas; cantábamos o escuchábamos música religiosa, teníamos un invitado a hablar y conocí a mi líder de estudios Bíblicos.

Esperaba salvar a mi amigo, y a la vez quería que el líder del estudio Bíblico lo conociera porque realmente necesitaba ayuda para aclarar mi confusión. Tenía muchas preguntas después de tomar una traducción del Corán y estaba sorprendida de lo que había leído. Hablaba del mismo Dios de la Biblia, el Único, que tenía la Verdad que yo estaba buscando. Hablaba acerca de los profetas (sa) que ya conocía, pero no los describía como adúlteros y como seres que habían cometido incesto y actos de lujuria como sí los describía la Biblia.

“Creemos en Allah (El Único Dios verdadero) y en lo que se ha revelado a nosotros, lo que se reveló a Abraham, Ismael en Isaac, y a Jacob y a las tribus, y lo que se reveló a Moisés y a Jesús, y lo que recibieron los Profetas de parte de su Señor. No hacemos distinción entre ninguno de ellos.” (Corán 2:136)

Lo único que me molestó del Corán fue lo que decía de Jesús (as) . ¿ Pero porque? ¿Cómo yo sabía lo que sabía acerca de él—que Jesús era la tercera parte de la Divinidad y que había muerto por nuestros pecados? Fui de nuevo a la Biblia y busqué esas creencias que eran tan importantes para el Cristianismo. Sabía que las había leído cientos de veces entonces sería fácil hallarlas, pero no las encontré! Pude hallar versículos que parecían decir esas cosas, pero no eran muy claros. Y otros versículos que parecían decir lo contrario. ¿Por qué, me pregunte, si esta creencia en que Jesús es Dios y que murió por nuestros pecados—por qué si es el elemento más esencial en que hay que creer, no es absolutamente claro en la Biblia?.

Le pregunté a mis amigos de estudios Bíblicos, “ ¿Dónde dice esto? Me mandaban a un versículo, lo leí y hallé que la mayoría de las veces no decía claramente lo que yo había preguntado, pero estaba abierto a interpretaciones. Marcos 10:18 dice, “Por que me llamas bueno?” Jesús respondió, “Nadie es bueno excepto Dios”. Ese versículo claramente parecía indicar que Jesús no era Dios. Otros versículos eran interpretados por mis amigos queriendo decir que él era Dios, aunque él mismo nunca dijo, “Yo soy Dios”.

Algunos Cristianos dirían que mientras Jesús estaba en la tierra, vivió como un hombre pero que aun así seguía siendo Dios, parte o forma de Dios, el encontrarse en carne lo hizo completamente humano, enfrentando todas las adversidades y tentaciones que se presentan en la vida humana. No pude entenderlo. Mejor dicho, nunca antes lo entendí, pero di por hecho que era verdad de cualquier manera. No me lo podía explicar a mi misma, ni nadie mas podía explicármelo, ¿Cómo Dios podía ser un Dios individual y siendo así tener tres partes o formas independientes. No podía entender porque era necesaria la muerte de alguien infalible para el perdón de los pecados?. ¿Acaso no es Dios Todopoderoso?

Muchos cristianos dicen que Dios está mas allá de nuestra comprensión. No tiene que ser entendido. Finalmente decidí que no podía aceptar eso, porque de esa forma la religión se convierte en un asunto puramente de fe sin ningún espacio para la razón. Un libro que se dice ser la Palabra de Dios puede decir absolutamente cualquier cosa de Él, y no importa que absurdo es no podemos rechazarlo, si a Dios no lo entendemos. Comprendí que no, para nosotros ser capaces de separar la guía correcta de la falsedad, Dios debe tener un sentido en términos de la razón humana.

Me dirigí hacia mi líder de estudios bíblicos para hablarle acerca de mis inquietudes. Me había dado cuenta de que él había trabajado como Misionero para los Musulmanes en Argelia. Entonces, supuse que él sería capaz de ayudarme a entender el Corán, la Biblia y el destino de mi amigo Musulmán. Cuando lo cuestioné, me dijo directamente que mi amigo se iría al infierno. Me dijo que el Corán era similar a la Biblia porque era una manipulación de Satanás, y algo que se asemeje a la Biblia es una mejor artimaña! Entonces, cuando traté de hacerle una pregunta específica acerca de lo que decía el Corán acerca de Jesús (as) , me dijo que él nunca había leído el Corán porque cuando quiso hacerlo lo enfermó. Cuando me dijo esto último, me quedé aturdida, y no pude contener mis lagrimas, me retiré del salón tan pronto como pude.

¿Cómo podía sentarse allí y decirme que el Corán era una artimaña de Satanás cuando él mismo ni siquiera lo había leído? ¿Qué clase de persona hace el trabajo misionero para Musulmanes y ni siquiera se toma la molestia de leer el libro en el que creen lo Musulmanes? ¡Una voz en mi cabeza gritaba! “Este hombre no sabe nada!, No puedes confiar en él”.

Pensé que Dios no engañaría a aquellos que leen el libro de otra religión, mientras que sea por la búsqueda de la verdad. Según parece, este hombre pensaba de una manera diferente. Mi líder de estudios Bíblicos solamente repetía lo que le habían dicho. Me enfadé mucho con él y con todos los líderes de la iglesia que habían tratado al Islam como algo demoníaco y de esta forma eran personas mas ignorantes con respecto al Islam que una chica de bachillerato que consigue una copia de una traducción del Corán en una librería de la esquina.

Y ahora me encontraba atemorizada a muerte. Temía porque ya no podía confiar en esta gente. Era mi decisión, solo mía, decidir si lo que había encontrado era verdad o era falsedad. Nadie podía ayudarme. Sentía una carga tremenda sobre mis hombros. Y estaba aterrorizada por no saber si hiciese la escogencia equivocada y como consecuencia pasaría la eternidad en el infierno. Le supliqué a Dios que fuera un Dios que no descarría a aquel que busca la verdad, que fuera un Dios que puede perdonar a aquel que tiene dudas y que mira alrededor buscando respuestas, y que fuera un Dios que me pudiera proteger de hacer la mala elección.

No sabía por donde comenzar, así que empecé con la Biblia y el Corán, y nos cuantos libros acerca del inicio de la historia Cristiana. Aprendí mucho al leer los libros de la historia cristiana más antiguos y me preguntaba por qué no había escuchado acerca de estos libros antes. Los comienzos de la religión estaban unificados y claros. Algunos de los primeros Cristianos creían que Jesús (as) era Dios, mientras que otros no pensaban de esa manera. Sus practicas y creencias variaban mucho mas que las creencias de los cristianos de la actualidad.

El Nuevo Testamento no fue escrito sino como mínimo una generación después de la supuesta muerte de Jesús (as) , y fue escrito por mucha gente. Sus historias por lo general estaban en pugna unas con otras, y había cientos de evangelios a la mano. Fue en el Concilio de Nicea, mas de trescientos siglos después de Cristo que comenzó a tomar forma el Nuevo Testamento como lo conocemos ahora. El Concilio tomó cuatro de cientos de evangelios que coincidían con las creencias del Emperador Romano y los convirtieron en la creencia oficial.

Los otros fueron quemados y destruidos, y aquellas personas que se les encontraba en posesión de algunos evangelios eran asesinados. Desde entonces, la mayoría de los evangelios han cambiado modestamente de época en época. Algunas versiones de los evangelios contienen libros enteros que otros no contienen. No existe una Biblia “original” para verificar que no ha habido cambios. Existen manuscritos antiguos, pero no existe una Biblia “original” definitiva.

Para algunas personas eso no es problema, pero para mi se convirtió rápidamente en uno. Me parecía que la Creencia Cristiana Moderna contenía algo del mensaje de Dios pero también mucha conjetura o interpretación de frases que no son totalmente claras. Y parecían ser las partes conjetúrales las que determinaban si uno se iba o no al infierno! ¿Dónde dice Jesús (as) claramente que él morirá por nuestros pecados y que creer eso es una obligación? Es mera conjetura la frase “El Hijo de Dios”, frase que es usada por lo general en la Biblia le asigna a Jesús (as) la divinidad. De hecho, la gente que vivió en tiempos de Jesús (as) no le daban ese significado. Según los historiadores Bíblicos, la frase “El hijo de Dios” no significaba algo divino para los escritores de la Biblia o aquellos que conocieron a Jesús (as) . Indicaba un ser humano completamente y por lo general se usaba como un título para los hombres Judíos santos.

Al Rey David se le refiere como un hijo de Dios en Samuel 7:14:

“Yo ( Dios) seré su padre y él (David) será mi hijo”

Job 1:6 en la Versión NIV de la Biblia mencionan a los ángeles, con un pie de pagina que explica que la palabra Hebrea traducida como ángeles realmente significa “hijos de Dios”

Vinieron un día los hijos Dios a presentarse delante de Jehová, y vino también entre ellos Satán.

En Hosea 11:1, Dios llama a Israel Su hijo.

Share this page