Page is loading...

Algunas normas jurídicas en las que existe diferencia

La religión islámica está com­puesta por doctrina y jurisprudencia (esto es, una visión sobre lo existencial, y otra sobre lo que debe o no debe ser), lo cual es denominado “Principios de la Religión” y “Ramas de la Reli­gión”.

En los temas anteriores nos familiarizamos con los Principios de la Doctrina Islámica según la concepción Shî‘ah de una manera argumental. Así también se escla­reció la postura y opinión shiíta respecto a la consideración que poseen los hadices del Profeta (BP) y Ahl-ul Bait (P). Ahora debemos breve­mente hacer referencia al método y conducta jurídica de la tradición Shî‘ah, como así también a algunas cues­tiones jurí­dicas en las cuales posee una opinión y posi­ción particular.

La condición de prueba de valor del dicho o narraciones de los “Compañeros del Profeta (BP)”

La Tradición del Profeta (BP) fue narrada y trans­mitida a las gene­raciones posteriores a través de un grupo de sus Compañeros, y los dichos, acciones y aprobacio­nes tácitas que de él se trasmiten conforman una huÿÿah o prueba de valor que debe ser seguida y debe ac­tuarse en base a lo que conlleva. Si un “Compañero” narra la sunnah o Tradición Profética y tal narración alcanza todas las condi­ciones pertinentes a una huÿÿah o prueba de valor, enton­ces todos la asumen y aceptan y se debe ac­tuar en base a la misma.

Así, cuando alguno de los Compañeros explica alguno de los vocablos usados en el Sagrado Corán o alguna de sus expresio­nes, o bien narra algo respecto a los sucesos y circunstancias relacionados a la época del Mensaje, u otra cosa, su narración es aceptada si se reúnen en ella las con­dicio­nes mencionadas.

Pero si lo que el Compa­ñero menciona es su propia opi­nión y deducción respecto a al­guna aleya del Sagrado Corán o un hadîz del Profeta (BP), o bien se transmite de esa persona algún dicho u opi­nión sin que esté claro si eso que se ha transmitido forma parte de la tradición del Profeta de Dios (BP) o si conforma la opinión personal de ese Compa­ñero y suiÿtihâd personal, en­tonces ello no constituirá una huÿÿah, puesto que la opinión del muÿtahid no es huÿÿah para otros muÿtahidîn.

Por eso, en el dicho del Com­pañero se debe diferenciar en la práctica entre lo que con­forma su propia opinión e iÿtihâd y lo que transmite de la tradición profé­tica. La Shî‘ah Imamita solo actúa en base al dicho del Com­pañero si es que éste expresa la tradición profética.

Share this page