Page is loading...

Autocensura en la Historia Islamica. Un Estudio De La Dawat Zul-´Ashira

1. Introducción

Muchos estudiantes de historia Islámica inician sus estudios con la jactancia de que si un suceso o una narración no ha sido informada en las primeras fuentes de la historia o en los hadices como as-Sirah an-Nabawiyya de Ibn Hisham o Sahíh de Bukhari, debe ser una invención posterior y por lo tanto no tiene credibilidad.

Tienden a ignorar los prejuicios y limitaciones que son impuestas al escritor por parte de los poderes gobernantes así como también por las inclinaciones propias. No solamente son importantes los prejuicios en las invenciones de personajes míticos, los sucesos y las frases pronunciadas, todos son igualmente relevantes al ignorar y desviar silenciosamente ciertas figuras y narraciones históricas.

Este artículo trata de examinar la forma en que los historiadores musulmanes han analizado el primer llamado en público o convocatoria al Islam que hizo el Profeta Muhammad, conocido como Dawat zul-´Ashira.

2. El Primer Llamado Público al Islam

El Islam comenzó cuando el Profeta Muhammad (La paz sea con él y con su progenie) tenía cuarenta años de edad. Inicialmente la misión era mantenida en secreto. Luego tres años después de la llegada del Islam, el Profeta recibió la orden de iniciar una declaración abierta de su mensaje. Fue en esta ocasión cuando Al-lah Todo poderoso, reveló el versículo

وَأَنذِرْ عَشِيرَتَكَ الاَقْرَبِينَ

“Y amonesta a tus parientes cercanos.” (26:214)

Cuando fue revelado este versículo, el Profeta organizó un banquete que es conocido en la historia como “La invitación familiar Dawat zul-´Ashira. El Profeta invitó aproximadamente a cuarenta hombres de los Bani Hashim (su clan y familia), y le pidió a ´Ali ibn Abi Talib que hiciera los preparativos para la cena. Después de haber atendido a sus invitados con alimentos y bebidas, cuando el Profeta quiso hablarles acerca del Islam, Abu Lahab le impidió hacerlo y dijo, “Vuestro anfitrión hace mucho que os ha embrujado”. Todos los invitados se dispersaron antes de que el Profeta pudiera presentarles el mensaje.

Luego el Profeta los invitó al día siguiente. Después del banquete, les habló diciéndoles:

¡Oh Hijos de Abdul Muttalib! Por Dios que no conozco a una persona entre los árabes que haya llegado a su pueblo con algo mejor que lo que yo he traído para ustedes. Les he traído el bien de este mundo y el próximo, y el Señor me ha Ordenado invitarlos a Su camino. Por lo tanto, ¿Cuál de ustedes me apoyará en este asunto convirtiéndose así en mi hermano (ají), mi sucesor (wasiyí) y mi califa (jalifatí)?

Esta fue la primera vez que el Profeta abierta y públicamente invitó a sus familiares a aceptarlo como el Mensajero y Profeta de Dios; también utilizó las palabras “ají wa wasiyyí wa jalifatí –mi hermano, mi sucesor, mi califa” refiriéndose a la persona que lo ayudaría en esa misión. Nadie respondió; todos se abstuvieron excepto el más joven de todos ellos– ´Ali ibn Abi Talib. ´Ali se puso de pie y dijo, “Yo seré tu ayudante, O Profeta de Dios.”

El Profeta colocó su mano sobre el cuello de Alí y dijo:
“Inna hadha akhí wa wasiyí wa khalifatí fikum, fasmaú lahu wa atí´u –Ciertamente este es mi hermano, mi sucesor, y mi califa entre ustedes, por lo tanto, escúchenle y obdezcanle–.”1

Este fue un pronunciamiento muy explicito porque los allí presente entendieron la designación de ´Ali muy claramente. Algunos de ellos, incluyendo a Abu Lahab, se burlaron de Abu Talib, diciéndole, ¡tu sobrino Muhammad, te ha ordenado que escuches y obedezcas a tu hijo! Al menos esto demuestra que la designación de ´Ali ibn Abi Talib fue clara y explplícita, no solo implícita.

3. ¿Por qué Ibn Hisham no menciona esta Da´wat (invitación)?

Una de las preguntas que surgen con relación a este tema es ¿Por qué Abdul Malik ibn Hisham (fallecido en el 213 después de la Hégira) no menciona este suceso en su as-Sirah an-Nabawiyya –La Biografía del Profeta–?

Después de todo, él es el mas antiguo de todos los biógrafos del Profeta.

Lo que se conoce de la Sirah de Ibn Hisham es realmente el resumen del libro de Muhammad ibn Ishâq (nacido en el año 85 de la Hégira en Medina y que murió en el 151 de la Hégira en Bagdad). La versión completa ya no existe. Entonces la pregunta debe ser reformulada: “¿Acaso Ibn Ishâq mencionó el suceso de la Invitación Familiar”?

Las consideraciones políticas que influyeron en Ibn Hisham para borrar ciertos eventos y preservar otros son claras a partir de su propia declaración.

En cuanto enumera los puntos que ha omitido, Ibn Hisham escribió: “...Cosas que son desagradables discutir; temas que molestarían a ciertas personas…todas estas cosas las he omitido.”2

Los editores de la edición Egipcia de 1955 de la Sirah escribieron que Ibn Ishaq había citado sucesos que no le agradaban a los Abbasidas, como lo es la participación de Abbas junto a los infieles en la batalla de Badr y su captura por los musulmanes –la narración que posteriormente Ibn Hisham omitió por temor a los Abbasidas–.”3

Las alabanzas a Imam ´Ali bin Abi Talib, especialmente la tradición de Dar, está entre los puntos que Ibn Hisham omitió en su resumen de la Sirah de Ibn Ishaq. La Tradición de Dar trata sobre la Invitación hecha a la Familia mencionada anteriormente.

El hecho de que ibn Ishaq haya mencionado la Invitación de la Familia puede ser vista a través de aquellos que han narrado los sucesos de Ibn Ishaq por fuentes diferentes a las de Ibn Hisham. Por ejemplo, at-Tabari (falleció en el 310 de la Hégira) narra el mismo evento a través de ibn Ishaq. Sahykh Abu Yafar at-Tusi (fallecido en el 460 de la Hégira) también narra el mismo suceso a través de dos cadenas de narradores diferentes: uno de esos dos es bajo la autoridad de Ibn Ishaq a través de at-Tabari.4

Cadena de Narradores de “Dawat Zul Ashira” por at-Tabari y at-Tusi
Ali
Abdullah bin Abbas
Abdullah bin Hariz bin Nawfal
Al-Minhal bin Umar
Abdul Ghaffar bin al-Qasim
Muhammad bin Ishaq
Salma bin al-Fazl
Muhammad ibn Humayd
At-Tabari
ABul Mufazzal
Un grupo
At-Tusi

Esto muestra claramente que lo que se ha llegado a reconocer como el registro histórico más autentico no esta libre de prejuicios cuando de ignorar ciertos eventos y narrar otros se trata.

El mismo Ibn Ishâq ha sido acusado de tener inclinaciones Shi’as. Si es verdad, esta podría ser una de las consideraciones que llevó a Ibn Hisham a omitir los temas que él creía apoyaban la causa Shiita. Sin embargo, al-Khatib al Bagdadi en Tarij Bagdad e Ibn Sayyid Nas en ´Uyunul Azar ambos historiadores Sunnitas, han defendido a Ibn Ishâq en contra de toda clase de acusaciones incluyendo la de tener inclinaciones Shiitas.5

4. La Auto-Censura por At-Tabari

El caso de Muhammad bin Yarir at-Tabari (fallecido en el 310 de la Hégira) es aún más interesante.
El suceso de La invitación Familiar mencionado anteriormente se basa en la versión del la obra monumental de at-Tabari: Tarikh al Ummam wal Muluk. At-Tabari es tambien el autor de una famosa Exégesis del Corán: Yamiul Bayana Tawil Ayai´l Qur´an. Es interesante comparar la historia de at-Tabari con su comentario Coránico en relación al tema que estamos tratando.6

القوم ليقوموا، ودعاهم محمد في الغداة كرة أخرى، فلما طعموا قال لهم: ما أعلم إنسانا من العرب جاء قومه بأفضل مما جئتكم به، قد جئتكم بخير الدنيا والآخرة، وقد أمرني ربي أن أدعوكم اليه، فأيكم يوازرني على هذا الأمر وأن يكون أخي ووصيي وخليفتي فيكم؟ فأعرضوا عنه وهموا بتركه، لكن عليا نهض وما يزال صبيا دون الحلم، وقال: أنا يا رسول الله عو نك، أنا حرب على من حاربت. فابتسم بنو هاشم وقهقه بعضهم، وجعل نظرهم ينتقل من أبي طالب إلى ابنه ثم انصرفوا مستهزئين

En su Tarikh, at-tabarí ha citado las palabras usadas por el Profeta con respecto a ´Ali en el Banquete completamente:

“ají wa wasiyí wa jalifatí:
…Mi hermano, mi sucesor, mi califa.”7

Pero en su at-Tawil(vol 19, p. 74), mientras se reflexiona sobre el versículo que tratamos en el cual le fue ordenado al Profeta invitar a sus familiares al Islam, at-Tabari practica la autocensura y oculta el impacto explicito de las palabras del Profeta registrándolas de la siguiente forma:

“ají wa kadha wa kadha”
Mi hermano, y etc, etc…

Ibn Kazir, otro famoso autor de Damasco, escritor de al-Bidayah wa an-Nihayah (Vol. 3, p. 40), ha utilizado el libro Tarikh de at-Tabari como referencia principal. Sin embargo, cuando llega al suceso del Banquete (o Invitación familiar), deja a un lado la Tarikh de at-Tabari y ¡utiliza la versión alterada de Yami´ul Bayaan de at-Tabari! Esto no es una sorpresa puesto que es sabido que Ibn Kazir tenía sentimientos anti- Shi´as.

5. La Auto-Censura en los tiempos modernos

Un escritor moderno oriundo de Egipto, Dr. Muhammad Husayn Haykal, escribió un libro muy famoso sobre la vida del Profeta conocido como Hayata Muhammad. Haykal primero había publicado la biografía del Profeta en su semanario as-Siyasa. El suceso del La invitación familiar fue publicado en el suplemento de la edición No. 2751 (el 12 del Azul Qa´dha) p. 5, Segunda Columna. Uno de sus críticos escribió una carta al periódico acusando a Haykal de utilizar fuentes Shi’itas con respecto a la alusión al Imam Ali. Haykal responde a esta acusación en el suplemento de la edición No. 2758, p. 6, cuarta columna, negando que hubiese utilizado una fuente Shiita “puesto que todas las tradiciones hablan de este comportamiento de Ali”, y cita el hadiz de Sahíh de Muslim, Musnad de Ahmad y otros.8

Haykal resistió la presión ejercida para omitir el pronunciamiento del Profeta acerca de ´Ali cuando la biografía fue impresa finalmente en forma de libro. En la primera edición de Hayat Muhammad, Haykal narra el suceso del Banquete de la siguiente forma:

“...Cuando habían terminado de comer, él (el Profeta) les dijo, No conozco a una persona entre los Árabes que halla llegado a su gente con algo mejor que lo que yo he traído a ustedes; He llegado a ustedes con lo mejor de este mundo y del próximo mundo. Mi Señor me ha ordenado invitarlos hacia Él. Por lo tanto ¿quien de ustedes me ayudará en este asunto, para que así sea mi hermano, mi sucesor y mi califa entre ustedes?

Todos se alejaron excepto ´Ali quien se puso de pie aunque era solo un niño que aún no había llegado a la madurez y dijo; O Mensajero de Al-lah, Yo seré tu ayudante y te ayudaré en contra de aquel que tengas que combatir. Los Banu Hashim sonrieron, algunos de ellos se rieron, y sus ojos se trasladaron de Abu Talib a su hijo; y luego se alejaron burlandose. 9

القوم ليقوموا، ودعاهم محمد في الغداة كرة أخرى، فلما طعموا قال لهم: ما أعلم إنسانا من العرب جاء قومه بأفضل مما جئتكم به، قد جئتكم بخير الدنيا والآخرة، وقد أمرني ربي أن أدعوكم اليه، فأيكم يوازرني على هذا الأمر وأن يكون أخي ووصيي وخليفتي فيكم؟ فأعرضوا عنه وهموا بتركه، لكن عليا نهض وما يزال صبيا دون الحلم، وقال: أنا يا رسول الله عو نك، أنا حرب على من حاربت. فابتسم بنو هاشم وقهقه بعضهم، وجعل نظرهم ينتقل من أبي طالب إلى ابنه ثم انصرفوا مستهزئين

Haykal ha citado las palabras más importantes en el pronunciamiento inicial del Profeta en el cual pide apoyo; pero convenientemente ¡dejó toda la respuesta en la prontitud de ´Ali para ayudarlo!
En la segunda edición parece que Haykal cedió ante la presión de los intolerantes hasta tal punto que eliminó las palabras trascendentales del Profeta y solo escribió: “...él le dijo a ellos, “...por lo tanto ¿quien de ustedes me ayudará en este asunto? Todos se alejaron de él...”10

ليقوموا، ودعاهم محمد في الغداة كرة أخرى، فلما طعموا قال لهم: ما أعلم إنسانا من العرب جاء قومه بأفضل مما جئتكم به، قد جئتكم بخير الدنيا والآخرة، وقد أمرني ربي أن أدعوكم اليه، فأيكم يوازرني على هذا الأمر وأن يكون أخي ووصيي وخليفتي فيكم؟ فأعرضوا عنه وهموا بتركه، لكن عليا نهض وما يزال صبيا دون الحلم، وقال: أنا يا رسول الله عو نك، أنا حرب على من حاربت. فابتسم بنو هاشم وقهقه بعضهم، وجعل نظرهم ينتقل من أبي طالب إلى ابنه ثم انصرفوا مستهزئين

Esto muestra claramente que él no dudaba del verdadero suceso de la “Invitación a la Familia” sino que carecía del valor intelectual para sostener la conclusión lógica de sus hallazgos iniciales en el estudio de la historia.

6. El Isnâd de “La Invitación Familiar”

Los opositores de la visión Shi’a naturalmente han tratado de cuestionar la credibilidad de algunos narradores de este famoso suceso. Ibn Taymiyya, muy famoso por sus sentimientos anti-Sh’ias categóricamente ha declarado que es un hadiz inventado. Este hombre ha atacado la credibilidad de Abd-al-Ghaffar bin al-Qasim conocido como Abu Maryam al-Kufi.11 Abu Maryam es la fuente de Ibn Ishâq en la narración del suceso de “La Invitación Familiar”. Sin embargo, la única base para cuestionar la credibilidad de Abu Maryam son sus vínculos Shi’as; pero como cualquier persona justa lo sabe, eso no es un fundamento de peso para rechazar su narración. Los biógrafos Shi’as de los narradores de Hadices los han incluido entre los narradores de hadices confiables de el cuarto, quinto, y sexto Imames(as).12

Salman bin al-Fazl (fallecido en el 191), el discípulo mas antiguo de Ibn Ishâq, es también reconocido como confiable en la narración de la biografía del Profeta a partir de lo que escuchó de su maestro. Se cita que él dijo: “He escuchado al-Maghazi de Ibn Ishâq dos veces”; y él es muy famoso entre los eruditos del hadiz con respecto a la narración histórica a partir de Ibn Ishâq.13
Según Muta at-Tarabishi, la narración de Salam ibn al Fazl de la naturaleza histórica es aceptada por todos.14

Ibn Mu´in dice, “Salma [bin al-Fazl al-Abrasj ar-Razi era un Shiita como ya se ha escrito... Abu Zuhra dice, “La gente de Ray no lo querían debido a sus creencias indeseables.”15

Adh-Dhahabi escribe lo siguiente acerca de Salma: “Era muy constante en la oración y era de una humildad total en sus creencias; murió en el año 191 después de la Hégira”16

Shaykh Salím al-Bishri había tocado el tema de porque Bukhari y Muslim no mencionan esta tradición en sus Sahíhs. Sharafud-Din al-Musawi respondió lo siguiente:

“La tradición entra en conflicto con la visión de los dos Sheikhs, Bukhari y Muslim con respecto al Califato y es por eso que no la han registrado en sus Sahíhs. También escrupulosamente han evitado registrar otras tradiciones veraces las cuales estipulaban el Califato a favor de Amir al-Mu´minin, lo cual serviría como un arma en las manos de los Shi’a, y así intencionalmente ocultaron la verdad.

No solamente Bukhari y Muslim sino también muchos otros sheikhs (Expertos en la tradición) entre los Ahl-e-Sunnah siguieron esta practica…Solían ocultar todo lo de esta naturaleza y son famosos por haber ocultado hechos (a favor de ´Ali y de Ahlul-Bayt). Hafiz Ibn Hayar ha narrado esto con respecto a ellos en el libro Fath al-Baari...

“Cualquiera que conozca la actitud de Bukhari hacia ´Ali Amir al-Mu´minin y otros miembros de los Ahlul-Bayt también sabe que su pluma repetidamente omite tradiciones indudables del Santo Profeta a favor de ellos, y sabe también que su tinta se secaría antes de narrar sus exaltadas, distinguidas y excelentes cualidades y uno no se sorprenderá de que haya omitido esta y otras narraciones similares. No existe Fuerza ni Poder Absoluto excepto en Al-lah, el Altísimo y el Más Grande.”17

7. Conclusión

Este breve resumen acerca de la autocensura que fue practicada por los primeros historiadores y compiladores de los hadices, demuestra que la ausencia de un suceso en los libros antiguos famosos de la historia Islámica y el hadiz, no necesariamente significa que el suceso sea una invención posterior hecha por los Shi’as, o que no sea considerada veraz.

Uno debe ir más allá de los límites artificiales de los primeros sucesos de la historia oficial del pueblo Musulmán y estudiar las otras fuentes no-ortodoxas, para asi comprender completamente el drama de la vida real que se desencadenó en los primeros días de la historia del Islam.

  • 1. La mayoría de los historiadores y comentaristas musulmanes del Corán han citado este suceso. Ver las siguientes fuentes sunnitas; at-Tabari, at-Tarikh, Vol. 1 (Leiden, 1980)p. 171-173, Ibn al-Azir, al-Kamil, Vol. 5 (Beirut, 1965) p. 62-63; Abul Fida´al-Mukhtasar fi Taríkh al Bashar, vol. I ( Beirut, n.d) p. 116-117; al Khazan, at-Tafsir, vol. 4 (Cairo, 1955) p. 127; al Baghawi, at-Tafsír (Ma´alimu ´t-TAnzil), Vol. 6 (Riyad: Dar Tayyiba, 1993) p. 131; al-Bayhaqui, Dalaa´ilu´n-Nubuwwa, vol 1 (Cairo, 1969) p. 428-430; as-Suyuti, ad-Durru´l-Manzur, vol. 5 ( Beirut, n.d) p. 97; y Muttaqui al-Hindi, Kanzul Ummal, vol. 15 (Heyderabad, 1968) pp. 100, 113, 115. Para más referencias, ver Ábdul Huseyb al-Amini al-Gadir, Vol. 2 (Beirut, 1967) pp. 278-289.

    En idioma Inglés ver, Rizvi, S. Saeed Akhtar, Imamate: the Vicegerency of the Prophet (Tehrán: WOFIS, 1985) pp. 57-60. Para una discusión sobre el isnaad y el significado de los hadices del Profeta en este suceso, también sobre las variaciones en las primeras fuentes Sunnitas y Shi’as ver Dr. Sayyid Talib Huseyn ar-Rifaí, Yaumud Dar (Beirut: Dar ai-Azwa, 1986).

  • 2. Ibn Hisham, as-Sirah an-Nabawiya, vol. 1 (Cairo: Mustafa al Halabi e hijos, 1955) p. 11-12: también ver su traducción al Inglés hecha por A. Guillaume, The Life of Muhammad (Lahore: Oxford University Press, 1955) p. 691. También ver la introducción por Dr. Asgari Mahdawi a la traducción Persa del siglo sexto por Rafiud-Din Hamadani de la Sirah, titulada como Sirat-e Rasulul-lah (Teherán, Bunyad-e-Farhang-e-Irán, 1360(solar) A:H)
  • 3. Ibn Hisham, as-Sirah, vol. 1, p. 10
  • 4. Abu Yapar at-Tusi, Kitabul Amaali, vol. 2 (Nayaf: Maktabatul Haydari, 1964) p. 194-196.
  • 5. Ver la introducción a as-Sirah an-Nabawiyya, vol. 1, p. 15-17; ver también Guillaume, The Life of Muhammad, p. XXXIV-XXXVIII.
  • 6. Tabari’s Ta’rikh, vol. 3 (1879 edition) p. 1173.
  • 7. Ver la edición de 1879 de E.J. Brill, Leiden (Vol. 3, p. 1173), la edición de 1908 de Darul Qamusil Hadiza, Cairo (Vol. 1 y 2, p. 217), y también la edición de 1961 de Darul Maarif, Cairo, editado por Muhammad Abul Fazl Ibrahim (Vol. 2, p. 321) en la cual las palabras originales están intactas. Inclusive la traducción al Inglés de 1988 de at-Tabari publicada por la Universidad Estatal de Nueva York, Vol. 6 (traductores: WM Watt y MV McDonald) p. 90-91 ha mantenido las palabras originales del Profeta sin omisión.
  • 8. Antonie Wessels, A. Modern Arabic Biography of Muhammad (Leiden: EJ Brill, 1972) p. 223, 245; también ver “Abdul Husayn Sharafud-Din al-Musawi, al-Murayiat, anotado por Husayn ar-Razi (Beirut; n.p, 1982) p. 189.
  • 9. Haykal, Hayat Muhammad (Cairo: Primera Edición) p. 104.
  • 10. Haykal, Hayat Muhammad (Cairo: Segunda edición, 1354) p. 139-140
  • 11. Ibn Taymiyya, Minhajus-Sunnah, vol. 4 (Cairo: al-Matba´atul Kubra al-Amiriyya, 1322) p. 81
  • 12. Sayyid Abul Qasim al-Kho’i, Mu’yam Riyâli ‘l-Hadiz, Vol. 10 ( Beirut: Madinatul-‘Ilm, 1983) p. 55-56
  • 13. Muta at-Tarabishi, Ruwat Muhammad bin Ishaq bin Yasar fil Maghazi was Siyar wa Sa´iril Marwiyat (Damasco: Darul Fikr, 1994) p. 149
  • 14. Ibíd.
  • 15. S. Sharafud-Din al-Musawi, al-Murayi´at, p. 129; también su traducción al inglés hecha por M. A H. Khan, The Right Path (Blanco, Texas; Zahrá Publication, 1986) p. 85-86
  • 16. Adh-Dhahabi, Mizanul I·tidal, vol.2 (Egipto, Dar Ihyail Kutubil Arabiyya) p.192.
  • 17. Sharafud-Din al-Musawi, al-Murayiat, p. 191-192

Share this page