Ensayos Sobre El Shiismo, El Imamato Y La Wilayat

Author(s): 
Publisher(s): 

Ensayos sobre el shiismo, el Emamato y la Wilayat por Seyyed Mohammad Rizvi.

Translator(s): 
Category: 
Miscellaneous information: 
Primera Edición: 2006 Tiraje: 3000 ejemplares Ediciones: Elhame Shargh ISBN: 978-964-2824-00-7 © Todos los derechos reservados. Se permite la reproducción citando la fuente

Dedicación

Dedicamos este libro a la persona del Imam Mahdi (P) -que Dios apresure su llegada-
Esperanza de los seres humanos
Restaurador de la justicia sobre la Tierra
Rompedor de ídolos y avasallador de los arrogantes del mundo
Instaurador de todos los valores humanos
Salvador de los pueblos oprimidos y descalzos del mundo
El que unificará la religión divina
El que recibirá a Jesús y rezará junto a él
El que liderará y comandará el único gobierno mundial
El que traerá felicidad y bienestar para toda la humanidad
El que traerá bendición para todos los seres vivos...
¡Dios nuestro, cuéntanos entre sus partidarios y los que esperan su llegada!

Fundación Cultural Oriente

Prefacio

En el nombre de Al-lah, (Dios) el Benéfico, el Más Misericordioso

Oh Al-lah, envía tus bendiciones sobre Muhammad y su Progenie

El siguiente es un estudio acerca de algunos temas fundamentales de la fe Islámica Shiita. Aunque no todos los capítulos fueron escritos al mismo tiempo están interrelacionados y conectados por el tema del Imamato y la Wilayat de los Imames de Ahlulbayt. El capitulo 2 fue escrito en 1988, el capitulo 3 en 1990, el capitulo 4 en 1997, mientras que el primer y último capítulo han sido escritos este año. Mientras revisaba el capitulo 3, añadí la sección “El Significado de Maulá” para completar la discusión acerca de Gadir Khum.

Se espera que el lector obtenga una visión del punto de vista Islámico Shi’ita sobre el tema más importante que definió su existencia en el pasado así como en el presente. Este libro refleja algunos temas que están siendo discutidos entre algunas partes de la comunidad Shi’ita en Norteamérica. Tales discusiones y debates, como mínimo, dan la oportunidad de continuar el estudio y aclarar las creencias esenciales del Islam Shi´a.

Quiera Al-lah, subhanna wa ta’ala (Glorificado y Exaltado sea), darnos la capacidad de abrir nuestros corazones hacia la guía Divina, que levante los velos de la arrogancia académica y la solidaridad tribal de nuestros corazones y mentes cuando veamos la verdad. Amin.

Wa maa tawfiq illah billah

Toronto, Sayyid Muhammad Rizvi.
12 Rabí II 1420 / 26 de Julio de 1999

Origen del Shiismo: ¿Político o Religioso?

1. Introducción

En los textos controvertibles de los Sunnitas, se asegura que el Islam Sunnita es el “Islam Ortodoxo” en tanto que el Islam Shi’ita es una “Secta herética” que surgió con el propósito de alterar el Islam desde su interior. Esta idea algunas veces es expresada diciendo que el Shi'ismo comenzó como un movimiento político y luego adquirió un énfasis religioso.

Esta actitud anti-Shi’a no está circunscrita a los escritores de los siglos pasados, inclusive algunos escritores Sunnitas de este siglo tienen la misma visión. Nombres tales como Abul Hasan ´Ali Nadwi, Manzur Ahmad Numani (ambos de la India), Ihsan Ilaahi Asir (de Pakistán), Muhibbud-Din al-Khatib y Musa Yar Al-lah (ambos del Medio Oriente) llegan a nuestra mente.1

Esto no se restringe al círculo de aquellos graduados en los seminarios religiosos y que no han estado en contacto con el llamado mundo académico. Ahmad Amin (de Egipto) y Fazlur Rahman
(de Pakistán) se ubican en esta categoría.

Ahmad Amin, por ejemplo dice:

“La verdad es que el Shi’ismo es un refugio donde todo aquel que desee destruir el Islam debido a su enemistad o envidia encuentra refugio. Así, personas que desean introducir al Islam las enseñanzas de los ancestros Judíos, Cristianos o Zoroastrianos logran sus nefastos fines bajo el abrigo de esta fe”2

Fazlur Rahman es un caso interesante. Después de graduarse de las Universidades de Punyab y Oxford, y enseñar en las Universidades de Durham y MacGill, trabajó como Director del Instituto Central de Investigación Islámica de Pakistán hasta 1968, perdió su puesto como resultado de la controversia que desató su punto de vista del Corán. Luego emigró a los Estados Unidos y se convirtió en Profesor de Estudios Islámicos en la Universidad de Chicago.

En su famoso libro, Islam, utilizado como texto para los niveles de pre-grado en las Universidades Occidentales, el Dr. Fazlur Rahman presenta la siguiente interpretación acerca del origen del Shiismo:

“Después del asesinato de ´Ali, el Partido de ´Ali en Kufa exigió que el Califato fuera devuelto a la casa del infortunado Califa. Este reclamo legítimo a favor de los descendientes de ´Ali es el comienzo de la doctrina política Shiita...

“Este legitimismo, es decir, la doctrina de que el liderazgo de la Comunidad Musulmana justamente pertenece a ´Ali y a sus descendientes, fue la huella del Shiismo árabe original siendo este puramente político...

“De esa forma, vemos que el Shiismo se convirtió, en los primeros días de la historia del Islam, en un disfraz para diversas fuerzas de inconformidad social y política...Pero con el cambio de manos árabes a manos de origen no árabe, la motivación política original se desarrolló en una secta religiosa con su propio dogma como su postulado teológico, sobre esto se incrustaron las viejas creencias orientales acerca de la luz Divina y la nueva metafísica establecida para esta creencia fue proveída por las ideas Gnósticas Cristianas Neoplatónicas”3.

Mas adelante comenta: “Esto llevó a la formación de sectas secretas, y así como el Shiismo sirvió para los propósitos de la sustitución políticamente, de igual forma bajo su manto los desplazados espiritualmente comenzaron a introducir sus ideas antiguas dentro el Islam”4.

Con base en lo dicho me parece extremadamente difícil entender como un erudito, de antecedentes Shi’itas, podría repetir ideas similares acerca del origen del Shi’ismo al escribir:

“La mayoría de estas discusiones sobre el Imamato tomaron a primera vista forma política, pero eventualmente el debate abarcó las implicaciones religiosas de la salvación. Esto es valido para todos los conceptos Islámicos, ya que el Islam como fenómeno religioso fue posterior al Islam como realidad política”5

“A comienzos de la guerra civil en el 656 d.C., algunos musulmanes no solamente pensaron en el tema del liderazgo en términos políticos, sino que también hicieron énfasis religioso en él”.6

Refiriéndose al apoyo de la Shi’a de Kufa con respecto al tema de los líderes para los seguidores de ´Ali, el erudito escritor dice:

“Este apoyo para el liderazgo de los seguidores de Alí, como mínimo en el comienzo, no implicó ningún apuntalamiento religioso... El reclamo de liderazgo por parte de los seguidores de Alí se convirtió en una creencia exagerada expresada en términos piadosos de las tradiciones atribuidas al Profeta, y solamente gradualmente se convirtió en parte de la doctrina cardinal del Imamato, el eje alrededor del cual gira todo el credo Shiita”7

Después de explicar los fracasos y el martirio de los líderes religiosos que se levantaron en contra de las autoridades, escribe:

“Esto marcó el comienzo del desarrollo de un énfasis religioso en el papel de los Imames de la línea de ´Ali”8

2. Los Inicios del Islam

Los Sunnitas al igual que los Shi’itas creen que el Islam es principalmente una religión cuyas enseñanzas no están limitadas al ámbito espiritual de la vida humana, sino que también abarca el aspecto político de la sociedad. La inserción de los ideales políticos en la religión del Islam no significa que el Islam se haya iniciado como un movimiento político. Miremos a la vida del Profeta Muhammad(S). La misión del Profeta comenzó en Meca.

No hay nada en el programa pre-hiyra (antes de la emigración del Profeta de Meca a Medina) del Profeta que se parezca a un movimiento político.

Inicialmente fundamentalmente era un movimiento religioso. Solamente después de la migración, cuando la mayoría de la gente de Medina aceptó el Islam surgió la oportunidad de implementar un orden social Islámico y entonces el Profeta Muhammad (BPD) también asumió la posición de líder político de la sociedad.

Firmó acuerdos con otras tribus, envió embajadores donde reyes y emperadores, organizó ejércitos y guió a las fuerzas musulmanas, designó gobernadores, diputados, comandantes, jueces, y también reunió y cobró los impuestos. Sin embargo, el Islam fue primero en sus inicios un movimiento religioso que más tarde abarcó los aspectos políticos de la sociedad. Decir que el “Islam como fenómeno religioso fue posterior al Islam como realidad política” es incorrecto históricamente.

3. El Origen del Shiismo

El origen del Shiismo no está separado del origen del Islam ya que el Profeta mismo sembró su semilla al proclamar la wisaya (sucesión) y jilafat (califato) de ´Ali bin Abi Talib en el primer llamado al Islam que hizo en Meca.

El Islam comenzó cuando el Profeta Muhammad (BPD) cumplió cuarenta años de edad. Al comienzo la misión se mantuvo en secreto. Luego tres años después del advenimiento del Islam se le ordenó que comenzara la declaración pública de su mensaje. Fue en esta ocasión cuando Dios Todo Poderoso reveló este versículo:

وَأَنذِرْ عَشِيرَتَكَ الاَقْرَبِينَ

“Y amonesta a tus familiares cercanos” (Corán, 26:214)

Cuando fue revelado este versículo el Profeta organizó una comida que es conocida en la historia como “La Invitación familiar –Dawat dhul Ashira–”. El Profeta invitó a casi cuarenta personas de Banu Hashim y le pidió a ´Ali ibn Abi Talib que hiciera preparativos para la cena. Después de servirle a sus invitados alimentos y bebidas, el Profeta quiso hablarles del Islam, Abu Lahab le impidió hacerlo y dijo “Vuestro anfitrión os ha embrujado”. Todos los invitados se dispersaron antes de que el Profeta pudiera presentarles su mensaje.

El Profeta los invitó el día siguiente. Después de la comida, les dijo:

Oh hijos de Abdul Muttalib, Por Al-lah, que no conozco ninguna persona entre los árabes que haya llegado a su pueblo con algo mejor de lo que yo he traído. He traído a ustedes lo bueno de este mundo y el próximo, y he sido ordenado por Dios para invitarlos hacia Él. Por lo tanto, ¿Cual de ustedes será mi colaborador en este asunto y así se convertirá en mi hermano (ajii), mi sucesor (wasiyy) y mi califa (jalifat)?

Esta fue la primera vez que el Profeta abiertamente y públicamente invitó a sus familiares a aceptarlo como el Mensajero y Profeta de Al-lah; también solía utilizar las palabras “aji wa wasiyi was jilafati –mi hermano, mi sucesor, mi califa” para la persona que lo ayudaría en esta misión. Nadie le respondió; todos se abstuvieron excepto el más joven de ellos – ´Ali ibn Abi Talib. Se paró y dijo, “Yo seré tu colaborador, Oh Profeta de Dios.”

El Profeta colocó su mano de atrás del cuello de Alí y dijo:

Inna hada aji wa wasiyyi wa jalifati fikum, fasma’ul lahu wa ati´u –ciertamente este es mi hermano, mi sucesor, y mi califa entre ustedes; por lo tanto, escúchenle y obedézcanle–”.9

Esta fue la primera proclamación explícita porque el auditorio comprendió la designación de ´Ali claramente. Algunos de ellos, incluyendo a Abu Lahab se burlaron de Abu Talib diciéndole ¡“Tu sobrino Muhammad te ha ordenado que escuches y le obedezcas a tu hijo”! Como mínimo esto demuestra que la designación de ´Ali ibn Abi Talib fue clara y explicita, no solo implícita.

Después de eso, el Profeta enfatizó en varios lugares el tema del amor por su Ahlul Bayt, buscando la guía en ellos, y dirigió la atención de la gente al estatus especial que ellos tenían ante los ojos de Dios y Su Mensajero.

Finalmente, solo dos meses antes de su muerte, el Profeta claramente designó a ´Ali en Gadir Khum como el líder (religioso y político) de los musulmanes. Él dijo, “Para quien yo sea su Autoridad, este ´Ali es su Autoridad.” También dijo: “Dejo dos cosas preciosas entre ustedes, mientras se aferren a ellas, nunca se extraviarán: El Libro de Al-lah y mi Descendencia”.10

Mucho se ha discutido y escrito sobre estos sucesos. El lector puede referirse a las siguientes obras en inglés:

• Un Estudio sobre el Tema de la Wilaya por Sayyid Muhammad Baqr Sadr, traducido por el Dr. P. Haseltine. (Este tratado fue traducido primero en la India bajo el titulo adecuado: “El Shi’ismo, el Producto Natural del Islam”

• El Origen de la Shi’a y Sus Principios por Muhammad Husayn Kashiful Ghita.

• Imamato: La Vicegerencia del Profeta por Sayyid Akhtar Rizvi.

• Los Orígenes y el Inicio del Desarrollo del Islam Shi’a, por S. Hussein M. Jafri

• El Camino recto por Syed AbdulHusein Sahrafuddin al-Musawi.

• El Significado y Origen del Shi’ismo, por Sayyid Saeed Akhtar Rizvi en el Camino Recto, Vol. 1. (enero-Marzo 1993) #3.11

Cualquiera que lea estas obras verá que el comienzo del Islam y el Shi’ismo se dio simultáneamente y al igual que el Islam, el Shi’ismo fue un movimiento religioso que también abarcó aspectos sociales y políticos de la sociedad. Como lo escribe el Dr. Jafri:

“Cuando analizamos las diferentes posibles relaciones sobre las que las creencias religiosas y la constitución política en el Islam se apoyan unas a otras, encontramos los argumentos y las tendencias doctrinales de los seguidores de ´Ali más inclinadas hacia los aspectos religiosos que a los políticos; de esa forma parece paradójico que el partido cuyos argumentos fueron basados principalmente en las consideraciones religiosas y espirituales, como lo examinaremos en detalle, actualmente, deba denotarse tradicionalmente como político en su origen”12

Es difícil pensar que los grandes compañeros del Profeta como Salman el Farsi y Abu Darr al-Guifari miraran a ´Ali como un líder político y que solo después comenzaran a verlo también como un líder religioso.

En su obra académica, Mesianismo Islámico, este erudito se refiere a la guerra civil como el comienzo del “Shismo religioso”. “Desde los primeros días de la guerra civil en el año 656 era Cristiana, algunos musulmanes no solamente pensaron en el tema del liderazgo en términos políticos, sino que también hicieron énfasis en el aspecto religioso”13

Pero en su artículo presentado en una reunión de comunidad y publicado por uno de los centros religiosos, ubica el inicio del Shiismo desde el momento en que tuvo lugar el suceso de Gadir Khum. Escribió lo siguiente; “La proclamación que hizo el Profeta en esa ocasión dio origen a la tensión entre el liderazgo ideal promovido a través de la wilaya de ´Ali ibn Abi Talib y el liderazgo verdadero precipitado por las fuerzas humanas para suprimir los propósitos de Al-lah en la tierra.”14

Esta dicotomía entre “el académico” y “el creyente” realmente es molesta. Quiera Al-lah todopoderoso concederles a todos los que se esfuerzan en la fe la confianza para defender su fe en todas las reuniones y congregaciones, defenderla de los que atacan desde el interior y los que atacan desde afuera. En secreto y en público (fi sirri wal-´alaaniyya).

4. El Nombre Shi’a

Un seguidor del Islam es conocido como “musulmán” mientras que un musulmán que cree en el Imam ´Ali como el sucesor y califa inmediato del Profeta Muhammad (BPD) es llamado “Shi’a”. El termino “Shi’a” es una forma abreviada de “Shi’at-u-Ali” – شيعة علي – lo que significa “Seguidor de Ali”.

Los musulmanes se enorgullecen de estar vinculados al Profeta Abraham (La paz sea con él), también es sabido entre los musulmanes que Dios llamó musulmán a Abraham.

مَا كَانَ إِبْرَاهِيمُ يَهُودِيّاً وَلاَ نَصْرَانِيّاً وَلَكِن كَانَ حَنِيفاً مُسْلِماً وَمَا كَانَ مِنَ الْمُشْرِكِينَ

“Ibrahim no era judío ni cristiano sino que era un musulmán sincero (aquel que se somete a Al-lah), y no era de los politeístas.” (3:67)

Lo que se puede observar es que Dios Todopoderoso también ha llamado al Profeta Abraham “Shi’a”: por supuesto, no Shi’a de ´Ali sino Shi’a de Noé. Dice el Corán:

¡Paz sobre Noé, entre todas las criaturas!
Así retribuimos a quienes hacen el bien.
Es uno de Nuestros siervos creyentes
Luego, anegamos a los otros.

Abraham era, si, de sus seguidores [es decir seguidor de Noé (Shi’a), Aleya 37:79-83]

Aquellos que se denominan así mismos como musulmanes y Shi’as en la actualidad siguen la tradición establecida por Dios Todopoderoso al ser llamados “seguidores” de los creyentes piadosos así como el Profeta Abraham ha sido llamado seguidor del Profeta Noé.

  • 1. Estos escritores representan el bando Salafi/Wahhabi, y sus obras anti-Shiitas han sido distribuidas por todo el mundo con la cortesía de los petro-dólares de ciertos países del Medio Oriente, especialmente después de que las masas Sunnitas comenzaran a inspirarse en la Revolución Islámica de Irán, dirigida por los ulema (sabios) Shiitas.
  • 2. Fazrul-Islam, p. 33. Luego refutado por Muhammad Husayn Kashiful Ghita, Asluh, Shia wa Usuluha(Qom: Mu’assasa al-Imam Ali, 1415)p. 140, 142; también ver la última traducción al Inglés, La Fe y Orígenes del Shiismo(Karachi: Seminario Islámico, 1982).
  • 3. Fazlur Rahman, Islam(Chicago: University of Chicago Press, 1976) p. 171-172.
  • 4. Ibíd., p. 173.
  • 5. Abdulaziz Abdulhusein Sachedina, Islamic Messianism: La Idea del Mahdi en el Shiismo duodecimano (Albany: State University of New York, 1981) p. 4. Dr. Sachedina.
  • 6. Ibíd., p. 5.
  • 7. Ibíd., página 6.
  • 8. Ibíd., página 18
  • 9. Para referencias de este suceso y discusión sobre el mismo, ver el capítulo “Auto-Censura en la Historia Islámica”.
  • 10. Para análisis más profundos sobre el suceso de Gadir Khum, ver el capítulo “Gadir Khum y los Orientalistas” más adelante. Para la autenticidad de esta versión del hadiz (es decir, “El Libro de Al-lah y mi Progenie” al contrario del “Libro de Al-lah y mi Sunnah”), ver el autor Sunnita, Hasan bin ´Ali as-Saqaf, “El Libro de Al-lah y ¿Qué Más?” The Right Path, vol. 6 (#3 y 4 Oct-Dec 1997)p. 44-49
  • 11. A esta lista podemos también añadir La Sucesión de Muhammad por Wilfred Madelung publicado en 1997. Este es el primer estudio hecho por un estudioso Occidental de gran nivel, el cual reconoce que el califato de Abu Bakr fue unánime, y que fue disputado por ´Ali ibn Abi Talib y sus seguidores. Este es un gran adelanto en la investigación no-islámica de Occidente la cual hasta ahora ha dicho que la disputa Shia-Sunni comenzó solo después de la guerra civil, es decir después del asesinato de Uzman bin Affan y durante la batalla entre el Imam ´Ali y Muauwiya.
  • 12. S. Husain M. Jafri, Origins and Early Development of Shia Islam (London: Longmans, 1979) p. 2
  • 13. Islamic Messianism, p. 5.
  • 14. Sachedina, “La Wilaya del Imam ´Ali y sus implicaciones Jurídico-Teológicas en el pensamiento Político Islámico” en Gadir (Toronto: Islamic Shia Ithna Asheri Jamaat & NASIMCO, 1990) p. 54

Autocensura en la Historia Islamica. Un Estudio De La Dawat Zul-´Ashira

1. Introducción

Muchos estudiantes de historia Islámica inician sus estudios con la jactancia de que si un suceso o una narración no ha sido informada en las primeras fuentes de la historia o en los hadices como as-Sirah an-Nabawiyya de Ibn Hisham o Sahíh de Bukhari, debe ser una invención posterior y por lo tanto no tiene credibilidad.

Tienden a ignorar los prejuicios y limitaciones que son impuestas al escritor por parte de los poderes gobernantes así como también por las inclinaciones propias. No solamente son importantes los prejuicios en las invenciones de personajes míticos, los sucesos y las frases pronunciadas, todos son igualmente relevantes al ignorar y desviar silenciosamente ciertas figuras y narraciones históricas.

Este artículo trata de examinar la forma en que los historiadores musulmanes han analizado el primer llamado en público o convocatoria al Islam que hizo el Profeta Muhammad, conocido como Dawat zul-´Ashira.

2. El Primer Llamado Público al Islam

El Islam comenzó cuando el Profeta Muhammad (La paz sea con él y con su progenie) tenía cuarenta años de edad. Inicialmente la misión era mantenida en secreto. Luego tres años después de la llegada del Islam, el Profeta recibió la orden de iniciar una declaración abierta de su mensaje. Fue en esta ocasión cuando Al-lah Todo poderoso, reveló el versículo

وَأَنذِرْ عَشِيرَتَكَ الاَقْرَبِينَ

“Y amonesta a tus parientes cercanos.” (26:214)

Cuando fue revelado este versículo, el Profeta organizó un banquete que es conocido en la historia como “La invitación familiar Dawat zul-´Ashira. El Profeta invitó aproximadamente a cuarenta hombres de los Bani Hashim (su clan y familia), y le pidió a ´Ali ibn Abi Talib que hiciera los preparativos para la cena. Después de haber atendido a sus invitados con alimentos y bebidas, cuando el Profeta quiso hablarles acerca del Islam, Abu Lahab le impidió hacerlo y dijo, “Vuestro anfitrión hace mucho que os ha embrujado”. Todos los invitados se dispersaron antes de que el Profeta pudiera presentarles el mensaje.

Luego el Profeta los invitó al día siguiente. Después del banquete, les habló diciéndoles:

¡Oh Hijos de Abdul Muttalib! Por Dios que no conozco a una persona entre los árabes que haya llegado a su pueblo con algo mejor que lo que yo he traído para ustedes. Les he traído el bien de este mundo y el próximo, y el Señor me ha Ordenado invitarlos a Su camino. Por lo tanto, ¿Cuál de ustedes me apoyará en este asunto convirtiéndose así en mi hermano (ají), mi sucesor (wasiyí) y mi califa (jalifatí)?

Esta fue la primera vez que el Profeta abierta y públicamente invitó a sus familiares a aceptarlo como el Mensajero y Profeta de Dios; también utilizó las palabras “ají wa wasiyyí wa jalifatí –mi hermano, mi sucesor, mi califa” refiriéndose a la persona que lo ayudaría en esa misión. Nadie respondió; todos se abstuvieron excepto el más joven de todos ellos– ´Ali ibn Abi Talib. ´Ali se puso de pie y dijo, “Yo seré tu ayudante, O Profeta de Dios.”

El Profeta colocó su mano sobre el cuello de Alí y dijo:
“Inna hadha akhí wa wasiyí wa khalifatí fikum, fasmaú lahu wa atí´u –Ciertamente este es mi hermano, mi sucesor, y mi califa entre ustedes, por lo tanto, escúchenle y obdezcanle–.”1

Este fue un pronunciamiento muy explicito porque los allí presente entendieron la designación de ´Ali muy claramente. Algunos de ellos, incluyendo a Abu Lahab, se burlaron de Abu Talib, diciéndole, ¡tu sobrino Muhammad, te ha ordenado que escuches y obedezcas a tu hijo! Al menos esto demuestra que la designación de ´Ali ibn Abi Talib fue clara y explplícita, no solo implícita.

3. ¿Por qué Ibn Hisham no menciona esta Da´wat (invitación)?

Una de las preguntas que surgen con relación a este tema es ¿Por qué Abdul Malik ibn Hisham (fallecido en el 213 después de la Hégira) no menciona este suceso en su as-Sirah an-Nabawiyya –La Biografía del Profeta–?

Después de todo, él es el mas antiguo de todos los biógrafos del Profeta.

Lo que se conoce de la Sirah de Ibn Hisham es realmente el resumen del libro de Muhammad ibn Ishâq (nacido en el año 85 de la Hégira en Medina y que murió en el 151 de la Hégira en Bagdad). La versión completa ya no existe. Entonces la pregunta debe ser reformulada: “¿Acaso Ibn Ishâq mencionó el suceso de la Invitación Familiar”?

Las consideraciones políticas que influyeron en Ibn Hisham para borrar ciertos eventos y preservar otros son claras a partir de su propia declaración.

En cuanto enumera los puntos que ha omitido, Ibn Hisham escribió: “...Cosas que son desagradables discutir; temas que molestarían a ciertas personas…todas estas cosas las he omitido.”2

Los editores de la edición Egipcia de 1955 de la Sirah escribieron que Ibn Ishaq había citado sucesos que no le agradaban a los Abbasidas, como lo es la participación de Abbas junto a los infieles en la batalla de Badr y su captura por los musulmanes –la narración que posteriormente Ibn Hisham omitió por temor a los Abbasidas–.”3

Las alabanzas a Imam ´Ali bin Abi Talib, especialmente la tradición de Dar, está entre los puntos que Ibn Hisham omitió en su resumen de la Sirah de Ibn Ishaq. La Tradición de Dar trata sobre la Invitación hecha a la Familia mencionada anteriormente.

El hecho de que ibn Ishaq haya mencionado la Invitación de la Familia puede ser vista a través de aquellos que han narrado los sucesos de Ibn Ishaq por fuentes diferentes a las de Ibn Hisham. Por ejemplo, at-Tabari (falleció en el 310 de la Hégira) narra el mismo evento a través de ibn Ishaq. Sahykh Abu Yafar at-Tusi (fallecido en el 460 de la Hégira) también narra el mismo suceso a través de dos cadenas de narradores diferentes: uno de esos dos es bajo la autoridad de Ibn Ishaq a través de at-Tabari.4

Cadena de Narradores de “Dawat Zul Ashira” por at-Tabari y at-Tusi
Ali
Abdullah bin Abbas
Abdullah bin Hariz bin Nawfal
Al-Minhal bin Umar
Abdul Ghaffar bin al-Qasim
Muhammad bin Ishaq
Salma bin al-Fazl
Muhammad ibn Humayd
At-Tabari
ABul Mufazzal
Un grupo
At-Tusi

Esto muestra claramente que lo que se ha llegado a reconocer como el registro histórico más autentico no esta libre de prejuicios cuando de ignorar ciertos eventos y narrar otros se trata.

El mismo Ibn Ishâq ha sido acusado de tener inclinaciones Shi’as. Si es verdad, esta podría ser una de las consideraciones que llevó a Ibn Hisham a omitir los temas que él creía apoyaban la causa Shiita. Sin embargo, al-Khatib al Bagdadi en Tarij Bagdad e Ibn Sayyid Nas en ´Uyunul Azar ambos historiadores Sunnitas, han defendido a Ibn Ishâq en contra de toda clase de acusaciones incluyendo la de tener inclinaciones Shiitas.5

4. La Auto-Censura por At-Tabari

El caso de Muhammad bin Yarir at-Tabari (fallecido en el 310 de la Hégira) es aún más interesante.
El suceso de La invitación Familiar mencionado anteriormente se basa en la versión del la obra monumental de at-Tabari: Tarikh al Ummam wal Muluk. At-Tabari es tambien el autor de una famosa Exégesis del Corán: Yamiul Bayana Tawil Ayai´l Qur´an. Es interesante comparar la historia de at-Tabari con su comentario Coránico en relación al tema que estamos tratando.6

القوم ليقوموا، ودعاهم محمد في الغداة كرة أخرى، فلما طعموا قال لهم: ما أعلم إنسانا من العرب جاء قومه بأفضل مما جئتكم به، قد جئتكم بخير الدنيا والآخرة، وقد أمرني ربي أن أدعوكم اليه، فأيكم يوازرني على هذا الأمر وأن يكون أخي ووصيي وخليفتي فيكم؟ فأعرضوا عنه وهموا بتركه، لكن عليا نهض وما يزال صبيا دون الحلم، وقال: أنا يا رسول الله عو نك، أنا حرب على من حاربت. فابتسم بنو هاشم وقهقه بعضهم، وجعل نظرهم ينتقل من أبي طالب إلى ابنه ثم انصرفوا مستهزئين

En su Tarikh, at-tabarí ha citado las palabras usadas por el Profeta con respecto a ´Ali en el Banquete completamente:

“ají wa wasiyí wa jalifatí:
…Mi hermano, mi sucesor, mi califa.”7

Pero en su at-Tawil(vol 19, p. 74), mientras se reflexiona sobre el versículo que tratamos en el cual le fue ordenado al Profeta invitar a sus familiares al Islam, at-Tabari practica la autocensura y oculta el impacto explicito de las palabras del Profeta registrándolas de la siguiente forma:

“ají wa kadha wa kadha”
Mi hermano, y etc, etc…

Ibn Kazir, otro famoso autor de Damasco, escritor de al-Bidayah wa an-Nihayah (Vol. 3, p. 40), ha utilizado el libro Tarikh de at-Tabari como referencia principal. Sin embargo, cuando llega al suceso del Banquete (o Invitación familiar), deja a un lado la Tarikh de at-Tabari y ¡utiliza la versión alterada de Yami´ul Bayaan de at-Tabari! Esto no es una sorpresa puesto que es sabido que Ibn Kazir tenía sentimientos anti- Shi´as.

5. La Auto-Censura en los tiempos modernos

Un escritor moderno oriundo de Egipto, Dr. Muhammad Husayn Haykal, escribió un libro muy famoso sobre la vida del Profeta conocido como Hayata Muhammad. Haykal primero había publicado la biografía del Profeta en su semanario as-Siyasa. El suceso del La invitación familiar fue publicado en el suplemento de la edición No. 2751 (el 12 del Azul Qa´dha) p. 5, Segunda Columna. Uno de sus críticos escribió una carta al periódico acusando a Haykal de utilizar fuentes Shi’itas con respecto a la alusión al Imam Ali. Haykal responde a esta acusación en el suplemento de la edición No. 2758, p. 6, cuarta columna, negando que hubiese utilizado una fuente Shiita “puesto que todas las tradiciones hablan de este comportamiento de Ali”, y cita el hadiz de Sahíh de Muslim, Musnad de Ahmad y otros.8

Haykal resistió la presión ejercida para omitir el pronunciamiento del Profeta acerca de ´Ali cuando la biografía fue impresa finalmente en forma de libro. En la primera edición de Hayat Muhammad, Haykal narra el suceso del Banquete de la siguiente forma:

“...Cuando habían terminado de comer, él (el Profeta) les dijo, No conozco a una persona entre los Árabes que halla llegado a su gente con algo mejor que lo que yo he traído a ustedes; He llegado a ustedes con lo mejor de este mundo y del próximo mundo. Mi Señor me ha ordenado invitarlos hacia Él. Por lo tanto ¿quien de ustedes me ayudará en este asunto, para que así sea mi hermano, mi sucesor y mi califa entre ustedes?

Todos se alejaron excepto ´Ali quien se puso de pie aunque era solo un niño que aún no había llegado a la madurez y dijo; O Mensajero de Al-lah, Yo seré tu ayudante y te ayudaré en contra de aquel que tengas que combatir. Los Banu Hashim sonrieron, algunos de ellos se rieron, y sus ojos se trasladaron de Abu Talib a su hijo; y luego se alejaron burlandose. 9

القوم ليقوموا، ودعاهم محمد في الغداة كرة أخرى، فلما طعموا قال لهم: ما أعلم إنسانا من العرب جاء قومه بأفضل مما جئتكم به، قد جئتكم بخير الدنيا والآخرة، وقد أمرني ربي أن أدعوكم اليه، فأيكم يوازرني على هذا الأمر وأن يكون أخي ووصيي وخليفتي فيكم؟ فأعرضوا عنه وهموا بتركه، لكن عليا نهض وما يزال صبيا دون الحلم، وقال: أنا يا رسول الله عو نك، أنا حرب على من حاربت. فابتسم بنو هاشم وقهقه بعضهم، وجعل نظرهم ينتقل من أبي طالب إلى ابنه ثم انصرفوا مستهزئين

Haykal ha citado las palabras más importantes en el pronunciamiento inicial del Profeta en el cual pide apoyo; pero convenientemente ¡dejó toda la respuesta en la prontitud de ´Ali para ayudarlo!
En la segunda edición parece que Haykal cedió ante la presión de los intolerantes hasta tal punto que eliminó las palabras trascendentales del Profeta y solo escribió: “...él le dijo a ellos, “...por lo tanto ¿quien de ustedes me ayudará en este asunto? Todos se alejaron de él...”10

ليقوموا، ودعاهم محمد في الغداة كرة أخرى، فلما طعموا قال لهم: ما أعلم إنسانا من العرب جاء قومه بأفضل مما جئتكم به، قد جئتكم بخير الدنيا والآخرة، وقد أمرني ربي أن أدعوكم اليه، فأيكم يوازرني على هذا الأمر وأن يكون أخي ووصيي وخليفتي فيكم؟ فأعرضوا عنه وهموا بتركه، لكن عليا نهض وما يزال صبيا دون الحلم، وقال: أنا يا رسول الله عو نك، أنا حرب على من حاربت. فابتسم بنو هاشم وقهقه بعضهم، وجعل نظرهم ينتقل من أبي طالب إلى ابنه ثم انصرفوا مستهزئين

Esto muestra claramente que él no dudaba del verdadero suceso de la “Invitación a la Familia” sino que carecía del valor intelectual para sostener la conclusión lógica de sus hallazgos iniciales en el estudio de la historia.

6. El Isnâd de “La Invitación Familiar”

Los opositores de la visión Shi’a naturalmente han tratado de cuestionar la credibilidad de algunos narradores de este famoso suceso. Ibn Taymiyya, muy famoso por sus sentimientos anti-Sh’ias categóricamente ha declarado que es un hadiz inventado. Este hombre ha atacado la credibilidad de Abd-al-Ghaffar bin al-Qasim conocido como Abu Maryam al-Kufi.11 Abu Maryam es la fuente de Ibn Ishâq en la narración del suceso de “La Invitación Familiar”. Sin embargo, la única base para cuestionar la credibilidad de Abu Maryam son sus vínculos Shi’as; pero como cualquier persona justa lo sabe, eso no es un fundamento de peso para rechazar su narración. Los biógrafos Shi’as de los narradores de Hadices los han incluido entre los narradores de hadices confiables de el cuarto, quinto, y sexto Imames(as).12

Salman bin al-Fazl (fallecido en el 191), el discípulo mas antiguo de Ibn Ishâq, es también reconocido como confiable en la narración de la biografía del Profeta a partir de lo que escuchó de su maestro. Se cita que él dijo: “He escuchado al-Maghazi de Ibn Ishâq dos veces”; y él es muy famoso entre los eruditos del hadiz con respecto a la narración histórica a partir de Ibn Ishâq.13
Según Muta at-Tarabishi, la narración de Salam ibn al Fazl de la naturaleza histórica es aceptada por todos.14

Ibn Mu´in dice, “Salma [bin al-Fazl al-Abrasj ar-Razi era un Shiita como ya se ha escrito... Abu Zuhra dice, “La gente de Ray no lo querían debido a sus creencias indeseables.”15

Adh-Dhahabi escribe lo siguiente acerca de Salma: “Era muy constante en la oración y era de una humildad total en sus creencias; murió en el año 191 después de la Hégira”16

Shaykh Salím al-Bishri había tocado el tema de porque Bukhari y Muslim no mencionan esta tradición en sus Sahíhs. Sharafud-Din al-Musawi respondió lo siguiente:

“La tradición entra en conflicto con la visión de los dos Sheikhs, Bukhari y Muslim con respecto al Califato y es por eso que no la han registrado en sus Sahíhs. También escrupulosamente han evitado registrar otras tradiciones veraces las cuales estipulaban el Califato a favor de Amir al-Mu´minin, lo cual serviría como un arma en las manos de los Shi’a, y así intencionalmente ocultaron la verdad.

No solamente Bukhari y Muslim sino también muchos otros sheikhs (Expertos en la tradición) entre los Ahl-e-Sunnah siguieron esta practica…Solían ocultar todo lo de esta naturaleza y son famosos por haber ocultado hechos (a favor de ´Ali y de Ahlul-Bayt). Hafiz Ibn Hayar ha narrado esto con respecto a ellos en el libro Fath al-Baari...

“Cualquiera que conozca la actitud de Bukhari hacia ´Ali Amir al-Mu´minin y otros miembros de los Ahlul-Bayt también sabe que su pluma repetidamente omite tradiciones indudables del Santo Profeta a favor de ellos, y sabe también que su tinta se secaría antes de narrar sus exaltadas, distinguidas y excelentes cualidades y uno no se sorprenderá de que haya omitido esta y otras narraciones similares. No existe Fuerza ni Poder Absoluto excepto en Al-lah, el Altísimo y el Más Grande.”17

7. Conclusión

Este breve resumen acerca de la autocensura que fue practicada por los primeros historiadores y compiladores de los hadices, demuestra que la ausencia de un suceso en los libros antiguos famosos de la historia Islámica y el hadiz, no necesariamente significa que el suceso sea una invención posterior hecha por los Shi’as, o que no sea considerada veraz.

Uno debe ir más allá de los límites artificiales de los primeros sucesos de la historia oficial del pueblo Musulmán y estudiar las otras fuentes no-ortodoxas, para asi comprender completamente el drama de la vida real que se desencadenó en los primeros días de la historia del Islam.

  • 1. La mayoría de los historiadores y comentaristas musulmanes del Corán han citado este suceso. Ver las siguientes fuentes sunnitas; at-Tabari, at-Tarikh, Vol. 1 (Leiden, 1980)p. 171-173, Ibn al-Azir, al-Kamil, Vol. 5 (Beirut, 1965) p. 62-63; Abul Fida´al-Mukhtasar fi Taríkh al Bashar, vol. I ( Beirut, n.d) p. 116-117; al Khazan, at-Tafsir, vol. 4 (Cairo, 1955) p. 127; al Baghawi, at-Tafsír (Ma´alimu ´t-TAnzil), Vol. 6 (Riyad: Dar Tayyiba, 1993) p. 131; al-Bayhaqui, Dalaa´ilu´n-Nubuwwa, vol 1 (Cairo, 1969) p. 428-430; as-Suyuti, ad-Durru´l-Manzur, vol. 5 ( Beirut, n.d) p. 97; y Muttaqui al-Hindi, Kanzul Ummal, vol. 15 (Heyderabad, 1968) pp. 100, 113, 115. Para más referencias, ver Ábdul Huseyb al-Amini al-Gadir, Vol. 2 (Beirut, 1967) pp. 278-289.

    En idioma Inglés ver, Rizvi, S. Saeed Akhtar, Imamate: the Vicegerency of the Prophet (Tehrán: WOFIS, 1985) pp. 57-60. Para una discusión sobre el isnaad y el significado de los hadices del Profeta en este suceso, también sobre las variaciones en las primeras fuentes Sunnitas y Shi’as ver Dr. Sayyid Talib Huseyn ar-Rifaí, Yaumud Dar (Beirut: Dar ai-Azwa, 1986).

  • 2. Ibn Hisham, as-Sirah an-Nabawiya, vol. 1 (Cairo: Mustafa al Halabi e hijos, 1955) p. 11-12: también ver su traducción al Inglés hecha por A. Guillaume, The Life of Muhammad (Lahore: Oxford University Press, 1955) p. 691. También ver la introducción por Dr. Asgari Mahdawi a la traducción Persa del siglo sexto por Rafiud-Din Hamadani de la Sirah, titulada como Sirat-e Rasulul-lah (Teherán, Bunyad-e-Farhang-e-Irán, 1360(solar) A:H)
  • 3. Ibn Hisham, as-Sirah, vol. 1, p. 10
  • 4. Abu Yapar at-Tusi, Kitabul Amaali, vol. 2 (Nayaf: Maktabatul Haydari, 1964) p. 194-196.
  • 5. Ver la introducción a as-Sirah an-Nabawiyya, vol. 1, p. 15-17; ver también Guillaume, The Life of Muhammad, p. XXXIV-XXXVIII.
  • 6. Tabari’s Ta’rikh, vol. 3 (1879 edition) p. 1173.
  • 7. Ver la edición de 1879 de E.J. Brill, Leiden (Vol. 3, p. 1173), la edición de 1908 de Darul Qamusil Hadiza, Cairo (Vol. 1 y 2, p. 217), y también la edición de 1961 de Darul Maarif, Cairo, editado por Muhammad Abul Fazl Ibrahim (Vol. 2, p. 321) en la cual las palabras originales están intactas. Inclusive la traducción al Inglés de 1988 de at-Tabari publicada por la Universidad Estatal de Nueva York, Vol. 6 (traductores: WM Watt y MV McDonald) p. 90-91 ha mantenido las palabras originales del Profeta sin omisión.
  • 8. Antonie Wessels, A. Modern Arabic Biography of Muhammad (Leiden: EJ Brill, 1972) p. 223, 245; también ver “Abdul Husayn Sharafud-Din al-Musawi, al-Murayiat, anotado por Husayn ar-Razi (Beirut; n.p, 1982) p. 189.
  • 9. Haykal, Hayat Muhammad (Cairo: Primera Edición) p. 104.
  • 10. Haykal, Hayat Muhammad (Cairo: Segunda edición, 1354) p. 139-140
  • 11. Ibn Taymiyya, Minhajus-Sunnah, vol. 4 (Cairo: al-Matba´atul Kubra al-Amiriyya, 1322) p. 81
  • 12. Sayyid Abul Qasim al-Kho’i, Mu’yam Riyâli ‘l-Hadiz, Vol. 10 ( Beirut: Madinatul-‘Ilm, 1983) p. 55-56
  • 13. Muta at-Tarabishi, Ruwat Muhammad bin Ishaq bin Yasar fil Maghazi was Siyar wa Sa´iril Marwiyat (Damasco: Darul Fikr, 1994) p. 149
  • 14. Ibíd.
  • 15. S. Sharafud-Din al-Musawi, al-Murayi´at, p. 129; también su traducción al inglés hecha por M. A H. Khan, The Right Path (Blanco, Texas; Zahrá Publication, 1986) p. 85-86
  • 16. Adh-Dhahabi, Mizanul I·tidal, vol.2 (Egipto, Dar Ihyail Kutubil Arabiyya) p.192.
  • 17. Sharafud-Din al-Musawi, al-Murayiat, p. 191-192

Ghadir Khumm y los Orientalistas

1. Introducción

El 18 de Zul Hiyya de cada año se celebra en el mundo Shiita el aniversario de la declaración de Gadir Khum en la cual el Profeta dijo acerca del Imam Ali: Para quien yo sea su Maulá (autoridad política y espiritual), este ´Ali es su Maulá. Este suceso es de tanta importancia para los Shiitas que ningún sabio sensato puede ignorarlo. El propósito de este artículo es estudiar de que forma el suceso de Gadir Khum fue manejado por los orientalistas. Por ‘orientalistas’ nos referimos a la investigación occidental acerca del Islam y también a aquellos que recibieron todo su entrenamiento Islámico bajo la guía de estos eruditos.

Antes de continuar, no quedaría fuera de lugar una breve narración del suceso de Gadir Khum. Esto ayudará especialmente a aquellos que no están familiarizados con Gadir Khum.

A su regreso de la última peregrinación, el Profeta Muhammad (la paz sea con él) recibió la siguiente orden de Alá:

“O Mensajero, difunde lo que se te ha revelado de tu Señor; si no lo haces, sería como si no hubieras difundido el mensaje en lo absoluto. Alá te protegerá de la gente”. (5:67)

Por lo tanto se detuvo en Gadir Khum el 18 de Zul Hiyya, décimo año de la Hégira, para comunicar el mensaje a los peregrinos antes de que se dispersaran. Como hacía mucho calor, se construyó una tarima cubierta con ramas para él. Luego el Profeta dio un sermón muy extenso. En un punto le preguntó a sus fieles seguidores si él (Muhammad) tenía más autoridad (awla) sobre los creyentes de la que ellos tenían sobres sí mismos.

La multitud gritó: ‘Si, es así Oh Apóstol de Alá’ Luego tomó a Alí de la mano y declaró: “Para quien yo sea su Maulá, este Alí también es su Maulá (Man kuntu Maulahu fa hada Aliyun maulahu)”. Luego el Profeta anunció que se acercaba su muerte y le recomendó a los creyentes a que permanecieran aferrados al Corán y a Ahlulbayt. Esto resume las partes más importantes de Gadir Khum.

El principal componente de este artículo está dividido así: La Parte II es un breve resumen del método utilizado por los orientalistas en el estudio del Shiismo. La parte III trata con el método que fue usado para estudiar Gadir Khum en particular. La parte IV es una revisión crítica de lo que M.A Shaban ha escrito acerca del suceso de Gadir en su Historia Islámica 600-750. Esto será seguido por una conclusión.

2. Los Orientalistas y el estudio del Shiismo

Cuando el escritor egipcio, Muhammad Qutb nombró a su libro “Islam: La religión malentendida”, de una manera muy educada estaba expresando el sentimiento musulmán con respecto a la forma como los orientalistas han tratado al Islam y a los musulmanes en general. La palabra ‘malentendida’ implica que al menos se hizo un verdadero intento para entender al Islam. Sin embargo, un criticismo muy despuntado del orientalismo, compartido por la mayoría de los musulmanes, viene de Edward Said:

‘La cosa más difícil que es admitida por los expertos académicos acerca del Islam es que lo que ellos dicen y hacen como eruditos se establece en un profundo y algunas veces ofensivo contexto político. Todo acerca del estudio del Islam en el occidente contemporáneo está saturado con la importancia política, pero difícilmente cualquier escritor del Islam, sea experto o común, admite la realidad de lo que dicen. La objetividad se asume para ser inherente en el discurso investigativo acerca de otras sociedades, a pesar de la larga historia de interés político, moral y religioso que se siente en todas las sociedades, occidental o Islámica, con respecto a lo extraño y lo diferente. En Europa por ejemplo, los orientalistas han estado tradicionalmente afiliados directamente con las oficinas coloniales’1 . .

En lugar de asumir que la objetividad es propia de los discursos doctos, la erudición occidental tiene que comprender que el “compromiso adquirido” con una tradición política o religiosa a un nivel consciente o subconsciente, puede llevar a un juicio parcializado. Como escribe Hudgson Marshall

‘El prejuicio se da especialmente en los temas que plantea y en el tipo de categoría que usa, donde realmente, el prejuicio es especialmente difícil de rastrear porque es difícil sospechar los mismísimos términos que uno usa, los cuales parecen inocentemente neutrales...’2 La reacción Musulmana ante la imagen que de ellos ha descrito la erudición occidental está empezando a llamar la debida atención. En 1979 el muy respetado orientalista Alber Hourani dijo: ‘Las voces de aquellas personas del Medio Oriente y Norte de África que nos dicen que ellos no se reconocen a si mismos como la imagen que nosotros hemos formado de ellos, son tan numerosas e insistentes para ser explicadas en términos de la rivalidad académica o el orgullo nacional.3

Hasta aquí hemos visto lo concerniente al Islam y los musulmanes con respecto a los Orientalistas.

Sin embargo, cuando nos enfocamos en el estudio del Shiismo hecho por los Orientalistas, la palabra ‘malentendida’ no es lo suficientemente enérgica, al contrario es una subestimación. No solamente es malentendido el Shiismo, ha sido ignorado, desfigurado y estudiado sobre todo a través de la literatura herética de sus contrincantes. Parece como si los Shi’as no tuvieran sabios y literatura propia. Para pedir prestada una expresión de Marx: No pueden representarse ellos mismo, deben ser representados’, incluso por sus adversarios.

La razón de esta situación yace en las vías a través de las cuales los eruditos occidentales penetraron los campos de los estudios Islámicos.

Hodgson, en su excelente revisión de la erudición occidental, escribe: ‘Primero, estaban quienes estudiaron el Imperio Otomano, el cual jugó un papel muy grande en la Europa Moderna. Llegaban a él en primera instancia desde el punto de vista de la historia diplomática Europea. Esos eruditos tenían la tendencia a ver todo lo del Islam desde la perspectiva política de Estambul, la capital Otomana. Segundo, hubo algunos por lo general Británicos, que se vinculaban a los estudios Islámicos en la India para dominar el Persa como buenos servidores civiles o al menos eran inspirados por el interés Indio.

Para ellos, la transición imperial de Delhi tendía a ser la culminación de la historia Islámica. Tercero, hubo Semitistas, por lo general interesados principalmente en los estudios Hebreos que fueron atraídos por el árabe. Para ellos, los centros tendían a ser Cairo, la más vital de las ciudades que usaba el árabe en el siglo 19, aunque algunos se dirigían hacia Siria o el Magreb.

Comúnmente eran Filólogos más que historiadores y aprendieron a ver a la cultura Islámica a través de los ojos de los ya fallecidos escritores Sunnitas Sirios y egipcios de más auge en el Cairo. Otros caminos –el de los Españoles y algunos Franceses que se enfocaron en los Musulmanes en la España Medieval, los Rusos que se enfocaron en los Musulmanes del norte– eran generalmente menos importantes.”4

Es bastante obvio que ninguno de estos caminos habría conducido a los eruditos occidentales a los centros de literatura o aprendizaje Shiita. La mayoría de los que estudiaban acerca del Shiismo eran encaminados por fuentes no-Shiitas. Hodgson dice: “Todos los caminos prestaban muy poca atención a las áreas centrales de la Creciente Fértil en Irán, con su tendencia hacia el Shiismo; Áreas que tendían a ser más remotas desde la penetración occidental.’5 Y después de la Primera Guerra Mundial, ‘el camino de Cairene hacia los estudios islámicos se convirtió en el camino Islamicista por excelencia, mientras que otros caminos para los estudios islámicos llegaron a ser vistos como una relevancia más local.”637

Por lo tanto, cada vez que un orientalista estudiaba el Shiismo a través de la trayectoria Otomana, Cairene o India, era bastante natural para él parcializarse en contra del Islam Shiita. ‘Los historiadores Musulmanes de doctrina [en su mayoría son Sunnitas siempre trataron de demostrar que todas las otras escuelas de pensamiento a parte de la propia no solamente eran falsas sino que si era posible, menos que verdaderamente islámicas. Sus obras describen innumerables firqahs en términos que fácilmente desviaron a los eruditos modernos haciéndolos suponer que se referían a muchos ‘grupos heréticos’738

Entonces así vemos que hasta hace muy poco, los eruditos occidentales fácilmente describían al Sunnismo como ‘El Islam Ortodoxo’, y al Shiismo como una ‘facción herética’. Después de categorizar al Shiismo como una secta herética del Islam, se volvió inocentemente natural para los eruditos occidentales absorber el escepticismo Sunnita con respecto a la literatura Shiita.

Inclusive el concepto de la taqiyya exagerada fuera de proporción, y se asumió que todo pronunciamiento de un erudito Shiita tenía un significado oculto. Y, por consiguiente, en cualquier lugar que un orientalista tuviera tiempo de estudiar el Shiismo, su pre-compromiso con la tradición Judeocristiana de occidente se unía al prejuicio Sunni en contra del Shiismo. Uno de los mejores ejemplos de ese prejuicio se halla en la forma como fue abordado por los orientalistas el suceso de Gadir Khum.

3. El Suceso de Gadir Khum: Desde el Olvido hasta el Reconocimiento

El suceso de Gadir Khum es un muy buen ejemplo para rastrear el prejuicio Sunnita que pudo hacerse camino en la mente de los orientalistas. Aquellos que son versados en los escritos polémicos de los Sunnitas saben que cada vez que los Shi´as presentan un hadiz o una evidencia histórica para apoyar su punto de vista un Sunnita controvertible respondería de la siguiente manera:

En primer lugar, de golpe negará la existencia de tal hadiz o suceso histórico.

En segundo lugar, cuando se confrontan con la dura evidencia de sus propias fuentes arrojará duda sobre la confiabilidad de los trasmisores de ese hadiz o suceso.

En tercer lugar, cuando se les muestra que todos los trasmisores son confiables en los estándares Sunnitas dará una interpretación al hadiz o al suceso que será muy diferente de la interpretación Shiita.

 Estos tres niveles forman la respuesta clásica de los controversistas Sunnitas al tratar con los argumentos de los Shiitas. Una cita de la traducción de Rosenthal de Muqaddamah de Ibn Jaldún bastaría para demostrar mi punto. (Ibn Jaldún cita la siguiente parte de Al-Milal wa al-Nihal, una obra heresiográfica de Ash-Sharistani.) Según Ibn Jaldún, los Shi´as creen que:

‘Ali es aquel que Muhammad designó. Los Shi´as transmiten textos (de tradiciones) que apoyan esta creencia... La autoridad de la Sunnah y los trasmisores de la ley religiosa no conocen estos textos [1. La mayoría de estas son suposiciones, o [2 algunos de sus trasmisores son dudosos, o [3 su verdadera interpretación es muy diferente de la horrorosa interpretación que le dieron los Shi´as’8

Curiosamente, el suceso de Gadir Khum ha corrido con la misma suerte en manos de los orientalistas. Con el tiempo limitado y las fuentes disponibles que tengo en este momento me sorprendí al ver que la mayoría de obras sobre el Islam han ignorado el suceso de Gadir Khum, señalando, por su misma ausencia, que los orientalistas creían que este suceso era una invención de los Shi´as. Muhammad y el Surgimiento del Islam de Margoliouth (1905), La Historia del Pueblo Islámico (1939) de Brockelman, El Legado del Islam de Guillaume (1931), El Islam de Guillaume(1954), El Islam Clásico de von Grunebaum (1963), El Califato de Arnold (1965) y La Historia del Islam de Cambridge(1970).

¿Por qué estos y muchos otros eruditos occidentales ignoraron el suceso de Gadir Khum? Ya que los eruditos occidentales mayormente se apoyaron en las obras anti- Shi´as, naturalmente ignoraron el suceso de Gadir Khum. L Veccia Vaglieri, uno de los contribuyentes con la segunda edición de La Enciclopedia del Islam (1953). Escribe:

 ‘La mayoría de las fuentes que forman la base de nuestro [los orientalistas conocimiento de la vida del Profeta(Ibn Hisham, Al-Tabari, Ibn Sa’d, etc) pasan en silencio sobre la parada que hizo Muhammad en Gadir Khum, o si la mencionan, no dicen nada de su discurso (evidentemente los escritores temían atraer la hostilidad de los Sunnitas, quienes estaban en el Poder proveyendo material para la polémica de los Shi´as, quienes usaban estas palabras para apoyar su tesis del legítimo derecho de ´Ali al Califato). Por lo tanto, los biógrafos occidentales de Muhammad, cuyos trabajos están basado en estas fuentes, igualmente no hacen referencia a lo que sucedió en Gadir Khum.’9

 Entonces llegamos hasta esos pocos orientalistas que mencionan el hadiz o el suceso de Gadir Khum pero expresan su escepticismo acerca de su autenticidad –el segundo nivel en la reacción clásica de los controversistas Sunnitas–.

El primer ejemplo de tales eruditos es Ignaz Goldziher, un muy respetado orientalista Alemán del siglo diecinueve. Discute el hadiz de Gadir Khum en su Muhammedanische Studien (1889-1890) traducido al Inglés como Muslim Studies (Estudios Islámicos) (1966-1971) bajo el capitulo titulado ‘El hadiz y su Relación con los Conflictos de los Partidos del Islam.’ Con respecto a los Shi´as, Goldziher escribe:

‘Un argumento más fuerte a su favor [de los Shi´as... era su convicción de que el Profeta había designado y señalado a ´Ali como su sucesor antes de su muerte... Por consiguiente los seguidores de ´Ali estaban interesados en inventar y autorizar tradiciones que demostraran la instalación de ´Ali por orden directa del Profeta. La tradición más ampliamente conocida es la tradición de Khum, que apareció con este propósito y es uno de los fundamentos mas firmes de la tesis del ‘Partido de Ali’.10

Uno esperaría que tan renombrado erudito demostrara cómo los Shi´as ‘estaban interesados en inventar’ tradiciones que apoyaran su tesis, pero en ninguna parte Goldziher da alguna evidencia.
Después de citar At-Tirmidhi y An-Nasa’i en el pie de página como fuentes de hadices para Gadir, dice: ‘Como es bien sabido, An-Nasa’i tuvo, inclinaciones pro-Alí, y también At-Tirmidhi incluyó en su recopilación tradiciones tendenciosas a favor de Ali, por ejemplo, la tradición tayr’11. De nuevo aparece la misma respuesta clásica de los controversistas Sunnitas –Acusar a los Shiitas de inventar tradiciones–.

Otro ejemplo es la primera edición de la Enciclopedia del Islam (1911-1938), la cual tiene una corta introducción bajo el titulo de ‘Gadir Khum’ por F. Bhul, un Orientalista Danés el cual escribió una biografía del Profeta. Bhul escribió lo siguiente: “El lugar se ha hecho famoso por medio de una tradición la cual tiene su origen entre los Shi´as pero también se encuentra entre los Sunnitas, viz., el Profeta en un viaje de regreso de Hudaybia (según otros cuando regresaba de la Peregrinación de Despedida) dijo de Ali: ‘Para quien yo sea su Maulá, también ´Ali es su Maulá!12 Bhul se asegura de enfatizar que el hadiz y el suceso de Gadir ¡tiene sus orígenes ‘entre los Shiitas’!

Otro ejemplo sorprendente de la ignorancia de los orientalistas acerca del Shiismo es Un Diccionario del Islam (1965) por Thomas Hughes. Escribe en la introducción: ‘Una festividad de los Shiitas el 18 del mes de Zul Hiyya, cuando se hacen tres imágenes de masa llenas de miel para representar a Abu Bakr, Umar y Uzman, los cuales están pegados con cuchillos, y la miel es chapada como representación de la sangre de los califas usurpadores. La festividad es llamada Gadir, ‘una fuente’, y el festival conmemora, se dice, la declaración que hizo Muhammad de ´Ali como su sucesor en Gadir Khum, un lugar de abrevadero a mitad de camino entre Meca y Medina’.13

Yo al provenir de una familia Shiita que es descendiente del Profeta, por haber estudiado en Irán durante 10 años y vivido entre los Shi´as de África y Norteamérica, ¡tendría que haber escuchado, visto o leído acerca de la historia del ritual de la miel y las imágenes de los califas en la festividad de Gadir!! Me sorprendí más al ver que inclusive Vaglieri, en la segunda edición de La Enciclopedia del Islam, ha incorporado esta estupidez en su artículo sobre Gadir Khum. Añade al final: ‘Esta fiesta también juega un papel importante entre los Nusayris’. Es bastante posible que ese ritual de la miel y las imágenes de masa sea practicado por los Nusayris; no tiene nada que ver con los Shi´as. ¿Pero, acaso conocen todos los orientalistas la diferencia entre los Shi´as y los Nusayris? Dudo mucho que así sea.

Un cuarto ejemplo de los eruditos contemporáneos que han recorrido el mismo camino es Philip Hitti en su libro Historia de Los Árabes (1964).

Después de que los Buyids establecieron ‘el regocijo de ese día de supuesta designación que hizo el Profeta a Alí como su sucesor en Gadir Khum’ en el pie de página describe la localización del lugar como ‘un pozo entre Meca y Medina donde la tradición Shiita asegura que el Profeta declaró, “Para quien yo sea su Señor, Alí también es su Señor14Aunque este erudito menciona el tema de Gadir muy ligeramente, sin embargo quiere dejar en sus lectores la impresión de que el hadiz de Gadir es una “Tradición Shiita”. Para estos eruditos quienes, consciente o inconscientemente se han impregnado del prejuicio Sunnita en contra del Shiismo e insisten en que los Shiitas inventaron el hadiz de Gadir, me gustaría repetir lo que Vaglieri ha dicho en la Enciclopedia del Islam acerca de Gadir Khum:

‘Es, sin embargo cierto que Muhammad habló en este lugar y pronunció la famosa frase, porque la narración de este suceso ha sido preservada, ya sea de una forma concisa o en detalle, no solamente por Al-Ya’kubi cuya simpatía por la causa de ´Ali es famosa, sino también en la colección de tradiciones que son consideradas como canónicas, especialmente en el Musnad de Ibn Hanbal; y los hadices son tan numerosos y tan bien certificados por las diferentes cadenas de tradiciones que es imposible rechazarlos.”15

Vaglieri continua: ‘Varios de estos hadices se citan en la bibliografía, pero no incluye el hadiz que aunque informa el pronunciamiento, omite nombrar Gadir Khum, o aquellos que mencionan que el pronunciamiento se hizo en Hudaybia.

La documentación completa se facilitará cuando se haya publicado completamente la Concordancia de Wensinck. Para tener una idea de cómo son muchos de estos hadices, basta con mirar las paginas en las cuales Ibn Kazir ha recopilado un gran numero de ellos con sus cadenas de transmisión.’

Es hora de que la academia occidental se familiarice con la literatura Shiita de los primeros días así como del periodo contemporáneo. No hay necesidad de esperar la Concordancia de Wensinck. Los sabios Shiitas han producido grandes obras sobre el tema de Gadir Khum. Aquí mencionaré solamente dos de esas obras.

La primera es ‘Abaqat al-Anwar escrita en Persa por Allama Mir Hamid Husein al-Musawi (fallecido en el 1306 de la Hégira) de India. Alama Mir Hamid Husein ha dedicado dos de sus extensos volúmenes (que consisten de 1080 páginas) a la cadena de transmisión, tawatur y el significado del hadiz de Gadir. Se ha publicado una versión resumida de esta obra en idioma árabe titulada Nafahatul Azhaar fi Khulaasati ´Abaqaatil Anwar por Sayyid ´Ali al-Milani, se publicó en 12 volúmenes hasta el momento; y cuatro de estos volúmenes(con impresión moderna) son dedicados al hadiz de Gadir.

La segunda obra es Al-Gadir en 11 volúmenes en árabe por Alama Abdul Husein al-Amini donde da con total referencia los nombres de 110 compañeros del Profeta y también de 84 estudiantes de los compañeros del Profeta que han narrado el hadiz de Gadir. También ha dado cronológicamente los nombres de los historiadores, narradores, exegetas y poetas que han mencionado el hadiz de Gadir desde el primer siglo hasta el siglo catorce de la era Islámica.

El difunto Sayyid Abdul Aziz at-Tabataba´i ha mencionado que probablemente no existe un hadiz que haya sido narrado por tantos compañeros (120) como el hadiz de Gadir. Sin embargo, al comparar ese número de personas con el numero total de personas que estuvieron presentes en el suceso de Gadir Khum y escucharon y vieron al Profeta, dice que 120 es solo el 10 por ciento de la audiencia total(es decir que hubo 120000 personas presentes en el suceso de Gadir) Y de esta forma correctamente le dio el titulo a su artículo: “Hadiz Gadir: Ruwatuhu Kaziruna lil-Ghayah…Qalíluna lil-Ghayah—Sus narradores son Muchos…Muy pocos.16

4. Shaban & Su nueva Interpretación

Entre los trabajos mas recientes escritos por la academia occidental sobre la historia del Islam está La Historia Islámica, 600-750 D.C de M.A Shaban, subtitulada ‘Una Nueva Interpretación’ en la cual el autor argumenta no solamente usar material recién descubierto sino también reexaminar y reinterpretar el materia que hemos conocido por muchas décadas.

Shaban, un conferencista árabe en la SOAS de la Universidad de Londres, no está preparado ni siquiera para considerar el suceso de Gadir Khum. Dice: “La famosa tradición Shiita de que el Profeta designó a ´Ali como su sucesor en Gadir Khum no debe ser tomada seriamente”. Shaban da dos ‘nuevas’ razones para no tomar el suceso de Gadir con seriedad:

‘Es fundamentalmente improbable que ese evento haya sucedido considerando la aversión de los árabes a confiar a los hombres jóvenes e inexpertos con grandes responsabilidades. Mas aún, en ningún punto nuestras fuentes muestran a la comunidad Medinense comportándose como si hubiesen escuchado esta designación’17

Examinemos críticamente cada una de las razones que da Shaban.

1. La aversión tradicional de los árabes para confiar a los hombres jóvenes con grandes responsabilidades. 

Primero que todo, ¿Acaso el Profeta no le presentó a los árabes muchas cosas hacia las cuales mostraban tradicionalmente aversión? ¿No fue el Islam aceptado por los ciudadanos de Meca con mucha renuencia?

¿Acaso no era un tabú el caso de casarse con la ex-esposa del hijo adoptivo? Esta ‘aversión tradicional’, en lugar de ser un argumento contra la designación de Ali, realmente es parte del argumento utilizado por los Shiitas. Ellos están de acuerdo conque los árabes eran renuentes a aceptar al Imam ´Ali como el sucesor del Profeta, no solamente por su corta edad sino también porque había matado a sus líderes en las batallas del Islam.

Según los Shiitas, Alá también menciona esta aversión cuando después de ordenar al Profeta que proclamara al Imam ´Ali como su sucesor (O Mensajero! Anuncia lo que se te ha revelado...’), Dios reafirmó a su Mensajero diciendo que Alá te protegerá de la gente’ (5:67). El Profeta fue comisionado para comunicar el mensaje de Alá, sin importar si le gustaba o no a los árabes.

Además, esta ‘renuencia tradicional’ no era una costumbre irrevocable de la sociedad árabe como Shaban quiere hacernos creer. Jafry, en su libro The Origin and Early Development of Shi´a Islam, dice: ‘Nuestras fuentes no fallan al señalar que, aunque el ‘Senado’ (Nadwa) de la Meca preislamica por lo general era un consejo solamente formado por ancianos, los hijos del Jefe Qusay tenían el privilegio de estar exentos de esta restricción de la edad y eran admitidos en el consejo a pesar de su juventud. En épocas posteriores, parecen haber estado en auge más concesiones liberales; Abu Yahl fue admitido a pesar de su juventud, y Hakim ibn Hazm fue admitido cuando tenía solo 15 o 20 años de edad’. Luego Jafry cita de Ibn ‘Abd Rabí:

‘No existía rey monárquico sobre los árabes de la Meca en la yahilia. Por lo tanto cada vez que hubiese una guerra, tomaban sorteaban entre los Jefes y elegían a uno como ‘Rey’, fuera un menor de edad o un adulto. Así el día del Fiyar, era el turno de Banu Hashim y como resultado del sorteo Al-Abbas, quien era solo un niño, fue elegido, y lo sentaron sobre el escudo.’18

En tercer lugar, tenemos un ejemplo en las propias decisiones del Profeta durante los últimos días de su vida, cuando le confió la comandancia del ejército a Usama ibn Zayd, un hombre joven que escasamente tenía 20 años de edad.19 Fue designado por encima de los ancianos de los Muhayirun y los Ansar, y verdaderamente, muchos de los ancianos se resintieron por esta decisión del Profeta.20

Si el Profeta del Islam pudo designar al joven e inexperto Usama ibn Zayd ante los ancianos de los Muhayirun, entonces ¿por qué debería ser ‘inherentemente improbable’ pensar que el Profeta designó al Imam ´Ali como su sucesor?

2. La renuencia tradicional para confiar a hombres inexpertos con grandes responsabilidades. Aparte de la juventud del Imam Ali, Shaban también se refiere al rechazo de los árabes a confiar con grandes responsabilidades a hombres inexpertos’. Esto implica que Abu Bakr fue elegido por los árabes porque había sido ‘probado’ con grandes responsabilidades’.

Dudo si Shaban sería capaz de justificar la contradicción de su argumento a partir de la historia Islámica. Uno encontrará más ejemplos donde el Profeta le confió grandes responsabilidades al Imam ´Ali más que a Abu Bakr. El Imam ´Ali tuvo que quedarse en Meca durante la migración del Profeta para despistar a los enemigos y también para devolver las propiedades a varias personas que se las habían confiado al Profeta.

El Imam ´Ali fue puesto a prueba con mayores responsabilidades durante las primeras batallas del Islam en las cuales siempre tuvo éxito. Cuando se reveló la declaración (bara’at) en contra de los Árabes paganos de la Meca primero se le encomendó a Abu Bakr la misión de comunicárselo a los Mequinenses, pero luego se le quitó esta gran responsabilidad y se le confió al Imam Ali.

Al Imam ´Ali se le confió la ciudad y los ciudadanos de Medina mientras el Profeta había partido hacia la expedición de Tabuk. El Imam ´Ali fue designado el Líder de la expedición hacia el Yemen. Estos son solo unos cuantos ejemplos que vienen a la mente al azar. Por lo tanto, a un nivel comparativo, ´Ali ibn Abi Talib era la persona que había sido puesta a prueba y se le habían confiado responsabilidades mayores que las de Abu Bakr.

3. El comportamiento de la comunidad Medinense frente a la declaración de Gadir Khumm. En primer lugar, si los modelos académicos aceptados pueden demostrar que un suceso es real (por supuesto de los Sunnitas), entonces la reacción de la gente ante ese suceso es irrelevante.

En segundo lugar, ‘la renuencia tradicional’ utilizada por Shaban para desacreditar la declaración de Gadir puede ser utilizada aquí en contra de su escepticismo hacia el suceso de Gadir. Esta renuencia tradicional, además de otros factores que están más allá del enfoque de este artículo21 puede ser usada para explicar el comportamiento de la comunidad Medinense.

En tercer lugar, aunque la comunidad Medinense permaneció en silencio frente a los sucesos que mantuvieron al Imam ´Ali alejado del califato, hubo muchos entre ellos que fueron testigos de la declaración de Gadir Khum. En unas pocas ocasiones el Imam ´Ali le imploró a los sahabah del Profeta que atestiguaran la declaración de Gadir. Solamente mencionaré una ocasión en Kufa durante el califato del Imam Ali, 24 años después de la muerte del Profeta.

El Imam ´Ali escuchó que algunas personas estaban dudando de su derecho de superioridad sobre los califas anteriores, por consiguiente, llegó a una reunión en la mezquita y le imploró a los testigos oculares del suceso de Gadir Khum que verificaran la verdad acerca de la declaración del Profeta, en la cual dijo que ´Ali era el guía y autoridad de todos los creyentes. Muchos sahabas del Profeta se pusieron de pie y verificaron el derecho del Imam Ali.

Tenemos los nombres de 24 de aquellos que atestiguaron a favor del Imam Ali, aunque otras fuentes como el Musnad de Ibn Hanbal y Mayma as-Zawa’id de Hafiz al-Haythami colocaron una cifra igual a 30 personas.

También hay que tener en cuenta que este incidente ocurrió 25 años después del suceso de Gadir Khum, y durante este periodo cientos de testigos oculares habían muerto de manera natural o en las batallas que se libraron durante el gobierno de los dos primeros califas. Añade a esto el hecho de que este incidente ocurrió en Kufa lo cual estaba muy lejos del centro de los sahabas, Medina. Este incidente que ocurrió en Kufa en el año 35 de la Hégira, ha sido narrado por cuatro sahabas y 14 tabi’un y ha sido registrado en la mayoría de los libros de historia y tradición.22

En conclusión, el comportamiento de la comunidad Medinense después de la muerte del Profeta necesariamente no hace improbable la declaración de Gadir Khum. Yo pienso que esto será suficiente para hacer entender a Shaban que lo suyo es una ‘nueva’ interpretación; es mas, desde mi punto de vista, ejemplifica la primera etapa de la respuesta clásica de los polemistas Sunnitas –una negación categórica de la existencia de un suceso o un hadiz que apoya los puntos de vista Shiitas– lo cual ha sido absorbido por la mayoría de los eruditos occidentales del Islam.

5. El Significado de “Maulá”

El último argumento en la estrategia de los polemistas sunnitas en sus respuestas a un suceso o un hadiz presentado por los Shiitas es darle una interpretación que de hecho salvaguardaría sus creencias. Se aprovecharon del hecho que la palabra Maulá tiene varios significados: amo, Señor, benefactor, autoridad, protector, patrón, cliente, amigo, vecino, invitado, compañero, hijo, tío, primo, sobrino, hijastro, líder, seguidor. Los Sunnitas dicen que la palabra maulá pronunciada por el Profeta en Gadir no significa “Autoridad, amo, o Señor”, sino “amigo”.

Al respecto del hadiz de Gadir, este es el punto donde ha llegado la academia Occidental del Islam. Al explicar el contexto de lo que dijo el Profeta en Gadir Khum, L. Veccia Vaglieri sigue la interpretación Sunnita. El escribió lo siguiente:

Sobre este punto, Ibn Kazir se muestra a si mismo una vez más como un historiador perceptor: conecta el tema de Gadir Khum con los episodios que tuvieron lugar durante la expedición hacia el Yemen, la cual fue liderada por ´Ali en el 10/631-2 y el cual había retornado a Meca a tiempo para encontrarse con el Profeta allí durante su Peregrinación de Despedida. “Ali había sido muy estricto y justo en la repartición del botín y este comportamiento había generado protestas; se dudó de su rectitud, fue reprochado con avaricia y acusado de abuso de la autoridad. De esa forma es bastante posible que, para colocarle fin a todas estas acusaciones, Muhammad quiso demostrar públicamente su estimación hacia Ali. Ibn Kazir debe haber llegado a la misma conclusión, puesto que no olvida añadir que las palabras del Profeta le pusieron fin a las murmuraciones en contra de Ali23.

Cada vez que una palabra tiene más de un significado, es una práctica común observar el contexto de la frase y el suceso para entender que quiere decir el orador. Ibn Kazir y otros escritores Sunnitas han conectado el suceso de Gadir Khum con el incidente de la expedición al Yemen. Pero ¿Por qué ir tan lejos para entender el significado de maulá, por qué no analizar todo el sermón que el Profeta dio en Gadir Khum? ¿Acaso no es una práctica común analizar el contexto inmediato de la frase, más que analizar sucesos remotos, en el tiempo y en el espacio?

Cuando analizamos el contexto inmediato del pronunciamiento del Profeta en Gadir Khum, encontramos lo siguiente:

La pregunta que el Profeta hizo justo antes de la declaración. El Profeta preguntó, “¿No tengo yo mas autoridad sobre ustedes (awla bi kum) de la que tienen sobre ustedes mismos? Cuando la gente contestó “Si, Ciertamente” entonces el Profeta declaró: “Para quien yo sea su maulá, este ´Ali es su maulá” Ciertamente la palabra maulá, en este contexto, tiene el mismo significado que la palabra “awlá: es decir tener más autoridad”.24

Después de la declaración, el Profeta pronunció la siguiente oración: “O Dios, Ama a quien ama a Ali, y Se enemigo del enemigo de Ali; ayuda a quien ayude a Ali, y abandona a quien abandona a Ali”. Esta oración en si misma muestra que Ali, en ese día, fue confiado con una posición que convertiría a algunos en sus enemigos y que necesitaría colaboradores para llevar a cabo sus responsabilidades. Esto no puede ser otra cosa sino la posición de maulá en el sentido de gobernante, autoridad y señor.

El pronunciamiento del Profeta en Gadir: “Parece inminente que seré llamado y responderé al llamado”. Era claro que el Profeta estaba haciendo arreglos para el Liderazgo de los musulmanes después de su muerte.

Los compañeros del Profeta felicitaron a ´Ali dirigiéndose a él como “Amirul Mu´minin –El Líder de los Creyentes–”. Esto no deja espacio para dudar con respecto al significado de la palabra maulá.
La ocasión, lugar y tiempo. Imaginemos al Profeta deteniendo su viaje a medio día y deteniendo a casi 100 mil viajeros bajo el sol ardiente del desierto de Arabia, haciéndolos sentar en la arena ardiente, organizar un pulpito hecho con monturas de camellos, luego imaginemos al Profeta pronunciando un extenso sermón y al final de todas esas preparaciones anuncia que “quien me considere su amigo, ´Ali también es su amigo ¿Por qué? Porque algunos (no todos los cien mil personas que se habían reunido allí) estaban enojados con Alí con respecto a la forma en que distribuyó el botín de la expedición al Yemen. ¿No es esa una conclusión ridícula?

Otra forma de encontrar el significado de la palabra maulá utilizada por el Profeta con respecto a Ali, es ver como la gente en Gadir Khum la entendió. ¿Tomaron la palabra maulá en el sentido de “amigo” o en el sentido de “autoridad, líder”?

Hassan ibn Thabit, el famoso poeta del Profeta compuso un poema sobre el suceso de Gadir Khum el mismo día. Dijo:

فقال له قم یا علی، فاننی رضیتک من بعدی امام و هادیا

Él le dijo: “Ponte de pie, O Ali, porque me complace hacerte Imam y Guía después de mi”.

En esta línea, Hassan ibn Thabit había entendido el termino maulá con el significado de Imam y Guía lo cual prueba claramente que el Profeta se refería a su sucesor, y que no estaba presentando a ´Ali como “amigo” sino como “Líder”.

Incluso las palabras de Umar Ibn al-Khattab son interesantes. Felicita al Imam ´Ali con estas palabras: “Felicitaciones O hijo de Abu Talib, esta mañana te has convertido en maulá de todos los creyentes hombres y mujeres.”25

Estos contextos inmediatos aclaran el hecho de que el Profeta estaba hablando acerca de una autoridad general que ´Ali tiene sobre los musulmanes, comparable con su propia autoridad sobre ellos mismos. Esto demuestra que el significado del termino maulá en el hadiz de Gadir no es “amigo” sino “autoridad, Líder”.26

Finalmente incluso, si aceptamos que el Profeta pronunció las palabras “Para quien yo sea su maulá, este ´Ali es su maulá” en relación al incidente de la expedición al Yemen, hasta la palabra maulá no significaría “amigo”. Los reportes de la expedición en las fuentes Sunnitas dicen que ´Ali había reservado para sí mismo la mejor parte del botín.

Esto generó resentimiento entre aquellos que estaban bajo su autoridad. Al encontrarse con el Profeta, uno de ellos se quejó que puesto que el botín era propiedad de los musulmanes, ´Ali no tenía derecho absoluto sobre él. El Profeta se quedó en silencio; luego la segunda persona hizo la misma queja. El Profeta no respondió. Luego la tercera persona hizo la misma queja. Fue en ese momento cuando el Profeta se enojó y dijo, “¿Qué quieren con Ali? Ciertamente después de mi el es el Walí.”27

¿Qué es lo que prueba esta frase? Dice que así como el Profeta, según el versículo 33:6, tenía mas derecho (awlá) sobre las vidas y propiedades de los creyentes, similarmente ´Ali como el walí, tenía mas derecho sobre las vidas y propiedades de los creyentes. El Profeta claramente coloca a ´Ali en los niveles mas elevados de autoridad (wilayat) después del Profeta. Es por eso que el autor de al-Yami´u s-Saguir comenta, “Esta es realmente la mayor alabanza para Ali”

6. Conclusión

En este breve ensayo, he demostrado que el suceso de Gadir Khum es una realidad histórica que no puede ser rechazada y que al estudiar el Shiismo, el compromiso previo con la tradición Judeocristiana de los orientalistas estaba acompañado del prejuicio en contra del Shiismo. Finalmente, el suceso de Gadir Khum fue ignorado por la mayoría de los eruditos y emergió del olvido solamente para ser manejado con escepticismo y reinterpretación.

Espero que este ejemplo convenza al menos a algunos estudiosos occidentales para que reexaminen su metodología al estudiar el Shiismo, en lugar de acercarse a él por medio de los trabajos de los heresiógrafos como Ash-Sharistani, Ibn Hazm, Al-Maqrizi y Al-Baghdadi quienes presentan a los Shiitas como un grupo hereje del Islam, deberían dirigirse a obras más objetivas tanto de la Sunnah como de la Shi´a.

Los Shi´as estamos cansados, y con todo el derecho, de ser descritos como un grupo hereje que surgió debido a unas circunstancias políticas y económicas del primer periodo Islámico. Exigimos describirnos nosotros mismos en lugar de ser descritos por nuestros adversarios.

اَلسَّلامُ عَلَيْكَ يا مَوْلايَ يا اَميرَ الْمُؤْمِنينَ ،…

يا اَمينَ اللهِ في اَرْضِهِ، وَسَفيرَهُ في خَلْقِهِ، وَحُجَّتَهُ الْبالِغَةَ عَلى عِبادِهِ،

اَلسَّلامُ عَلَيْكَ يا دينَ اللهِ الْقَويمَ وَصِراطَهُ الْمُسْتَقيمَ،

اَلسَّلامُ عَلَيْكَ اَيُّهَا النَّبَأُ الْعَظيمُ الَّذي هُمْ فيهِ مُخْتَلِفُونَ وَعَنْهُ يَسْأَلُونَ،

اَشْهَدُ يا اَميرَ الْمُؤْمِنينَ اَنَّ الشّآكَّ فيكَ ما آمَنَ بِالرَّسُولِ الاَْمينِ،

وَاَنَّ الْعادِلَ بِكَ غَيْرَكَ عانِدٌ عَنِ الدّينِ الْقَويم

ِ الَّذِي ارْتَضاهُ لَنا رَبُّ الْعالَمينَ، وَاَكْمَلَهُ بِوِلايَتِكَ يَوْمَ الْغَديرِ...

…La paz sea sobre ti
O mi señor, Amir al Mu´minin
O confiable de Dios en Su tierra, Su representante entre Sus criaturas,
Y Su prueba fehaciente para Sus siervos…
La paz sea contigo, O el bien dirigido en la religión de Dios y Su camino Recto.
La paz sea contigo.
O Comandante de los creyentes, doy testimonio de que quien dude de ti no ha creido fielmente en el Mensajero, y quien te iguale con otros se ha extraviado del camino recto de la religión que el Señor de los mundos ha escogido para nosotros y que ha perfeccionado por medio de tu wilayat en el día de Gadir….28

  • 1. Said, E:W.,Covering Islam (New Cork: Panteón Books, 1981) p. xvii.
  • 2. Hodgson, M.G.S., The Venture of Islam, vol. 1 (Chicago: Universidad de Chicago Press, 1974) p.27
  • 3. Hourani, A. “Islamic History, Middle Eastern History, Modern History,” en Kerr, M.H. (ed) Islamic Studies: A tradition an Its Problems (California: Undena Publications) p. 10
  • 4. Hodgson, op. Cit.,p. 39-40.
  • 5. Ibíd.
  • 6. Ibíd.
  • 7. Hodgson, op. Cit., p.66-67.
  • 8. Ibn Khaldun, Al-Muqaddimah, tr. Franz Rosenthal, vol. 1 (New Cork: Panteón Books, 1958). En el Árabe Original, ver vol.1 (Beirut: Maktabul Madrasah, 1961) p. 348
  • 9. E.I, p. 993 bajo “Gadir Khum”.
  • 10. Goldziher, Muslims Studies, tr. Barber and Stern, vol. 2 (Chicago: Aldine Inc., 1971) pp. 112-113.
  • 11. Ibíd.
  • 12. Ibíd.
  • 13. Hughes, Thomas P., A Dictionary of Islam ( New Jersey: Reference Book Publishers, 1965 ) p. 138.
  • 14. Hitti, P.K., History of the Arabs (London: Macmillan and Co., 1964) p. 471
  • 15. E.I, p. 993 bajo “Gadir Khum”
  • 16. At-Tabatabai, Abdul Aziz, al-Gadir fit-Tiraazil Islam (Qom: Nashr al-Haadi, 1415) p. 7-8.
  • 17. Shaban, Islamic History AD 600-750 (Cambridge: University of Press, 1971) p. 16.
  • 18. Jafri, Sh.M, The Origin and Early Development of Shia Islam, p. 22.
  • 19. Haykal, M.H., Hayaat Muhammad (Segunda Edición) p. 478; también ver su traducción, The Life of Muhammad, tr. Al-Faaruqi (n.p: American Trust Publications, 1976) p. 492.
  • 20. Ver Ibn Sa´d, su libro at-Tabaqaat y otras grandes obras sobre sirah.
  • 21. Para mas detalles, ver Rizvi, S.S.A., Imamate, p. 120-121.
  • 22. Para referencias completas, ver al-Amini, al-Gadir, vol. 1 (Teherán: Mu´assasatul Muwahhidi, 1976) p. 166-186.
  • 23. E.I p. 993-994 bajo el título “Gadir Khumm”.
  • 24. Al-Amini da los nombres de 64 narradores de tradiciones Sunnitas, que han citado la pregunta anterior, incluyendo entre ellos a Ahmad bin Hanbal, Ibn Maayah, an-Nasa´i, y at-Tirmidi. Ver al-Gadir, vol 1, p. 370-371.
  • 25. Ver al-Amini, al-Gadir, vol 1, pp. 270-283 para referencias de las Fuentes Sunnitas.
  • 26. Estos contextos son de al-Gadir de al-Amini, resumidos en Rizvi, Imamate: La Vicegerencia del Profeta.
  • 27. Ver an-Nasai, Khasa´is ´Ali Ibn Abi Talib, p. 92-93; at-Tirmidi, Sahíh, vol 5, p. 632 (hadiz No. 3712), y al-Jamius-Saghir.
  • 28. Fragmento de la Zyarat del Día de Gadir

La Designación de ´Ali ¿Explicita o Implícita?

1. Introducción

Nos hemos reunido1 aquí esta noche en memoria de la persona que nos ha dado nuestra identidad como Musulmanes Shiitas. Nos sentimos orgullosos de llamarnos “Shi´as de Ali” – es decir Partidarios de ´Ali ibn Abi Talib(as) –.

Esta noche voy a hablar sobre el califato del Imam ´Ali ibn Abi Talib debido a las preguntas hechas por mucha gente con respecto a la reciente controversia sobre “la designación explicita” del Imam ´Ali a la posición del califato versus “la designación Implícita”.

No solamente por adultos, sino también jóvenes que se han acercado a mí con estas preguntas; y es mí deber asegurar que las creencias de nuestros jóvenes acerca del Imamato y el Califato de Amir al-Muminin se mantengan firme sin ninguna sombra de duda. La controversia comenzó con respecto al pronunciamiento de un académico Shiita publicado en la Enciclopedia Bioética bajo el título de “Islam” en el cual escribió lo siguiente:

“Muhammad murió en el 632 después de Cristo., habiendo traído a toda la Arabia bajo el gobierno de Medina. Sin embargo, no dejó instrucciones específicas con respecto a la sucesión de su autoridad politico-religiosa”2.

Inicialmente, cuando se me dio una copia del artículo, le di mucha importancia porque comprendí que el artículo había sido escrito para una audiencia muy amplia. (Aunque idealmente el tema de la sucesión no debería haberse mencionado en ese artículo en lo absoluto, su supresión no habría lastimado al cuerpo principal del artículo.) Sin embargo, la respuesta del erudito escritor a las preguntas enviadas a él vía Internet por algunos Shi´as de Inglaterra se convirtió en asunto de importancia para mí. Él respondió lo siguiente:

“Con relación al tema de si no hubo una instrucción explicita con respecto a la sucesión de la autoridad político-religiosa, debe aclararse que la expresión en tanto asegura que no hubo instrucción explicita(es decir, claramente expresada, claramente enunciada, no simplemente implícita) en el asunto de la sucesión a la autoridad político-religiosa, asegura por implicación que hubo una instrucción tácita(es decir necesariamente involucrada aunque no expresada plenamente). Esta instrucción implícita del profeta fue expresada en varias ocasiones en vida, incluyendo finalmente Gadir.

Fue también debido a esta ausencia de enunciado explicito en estos momentos, que el Imam ´Ali nunca aprovechó una de estas ocasiones, incluyendo Gadir, para adelantar su candidatura como el único sucesor legitimo del Profeta.”3

Después del 21 de Ramadán de 1418, este erudito dijo otra frase en la cual reafirmó su creencia en la ausencia de la designación explícita del Imam Ali, escribiendo lo siguiente:

El fundamento de nuestra fe, es decir de la Fe Shiita, está basado en este sentido implícito. Históricamente (la única posición que puede tomarse en el articulo aquí) la fuente de disensión en la primera comunidad de la historia del Islam fue la ausencia de las instrucciones explícitas con respecto a la sucesión del Profeta.”

La frase de la Wilaya (man kuntu mawlahu fa hada Aliyn mawlahu), es la prueba sobre la cual se apoyan los Shi´as para decir que la designación del Imam ´Ali fue explicita. La razón es que la palabra maula en árabe es ambigua en cuanto a la sucesión se refiere.”4

2. Lo Explícito versus lo Implícito

Primero veamos si está división de la designación del califato en “implícita” y “explicita” tiene alguna precedencia histórica en la historia de la teología islámica. Debido a la falta de tiempo, solo me permito mencionar los siguientes hechos históricos:

1. Sobre el tema del Califato, los musulmanes tienen diferentes opiniones. Los musulmanes Sunnitas no creen que el Profeta designó a alguien como su sucesor, ni explícitamente ni implícitamente; y que esta decisión fue dejada en manos de la comunidad para que escogieran a quien ellos quisieran. Los Shiitas por otro lado creen que el Profeta designó a ´Ali bin Abi Talib como el califa y sucesor suyo (es decir el Profeta).

2. Todas las escuelas Shiitas (Doce Imamitas, y otros grupos minoritarios u hoy desaparecidos como los grupos ismaelies, Bohras y los Agha Khanis) creen que el Profeta del Islam designó a ´Ali explícitamente en muchas ocasiones como su sucesor y califa.

3. La escuela Zaydita tiene una creencia diferente a los Sunnitas y también a los Shi´as. Aunque creen que ´Ali era la persona mas calificada para el califato, aceptan a Abu Bakr y a Umar ibn al Jatab como primer y segundo sucesor del Profeta respectivamente, pero no aceptan a Uzman bin Affan como el tercer Califa.

4. Hablando en términos históricos, los Jarudiyya que son una subsecta de los Zaidies, creen que el Profeta había designado al Imam ´Ali no nombrándolo sino solo describiendo sus cualidades: “nassa bil wasf duuna´tasmiyya –él (El Profeta) designó por descripción sin mencionar el nombre de la persona–.”5

Es con base en esta creencia que el nass (la directiva para la designación) se divide en “an-nass al-yali –la directiva clara/explicita–” y “an-nass al-khafi –la directiva oculta/implicita–”.

Pero los Shiitas Doce Imamitas nunca nos hemos suscrito a la idea de que “el fundamento de nuestra fe se base en el sentido implícito”. Siempre hemos creído que el Profeta Muhammad (BPD) en varias ocasiones muy claramente y muy evidentemente designó a ´Ali bin Abi Talib como su sucesor, califa e Imam de los Musulmanes.6

Solamente cuando los teólogos Shiitas Imamitas se encontraban en debate con sus oponentes incluyendo a los Zaidies, utilizaron el termino “an-nass al-yali” sobre el principio de tratar con los oponentes con sus propios terminos.”7

Por lo tanto históricamente ningún teólogo Shi´a Imamita ha entrecruzado el camino de la designación implícita de Amir al-Muminin ´Ali bin Abi Talib(as) como “el fundamento de nuestra fe” y ninguno de ellos ha tomado el hadiz de Gadir como una designación implícita.

5. ¿Por qué los Zaydies insisten en lo implícito de la designación de ´Ali al Califato? Puesto que algunas de sus sub-sectas habían aceptado el califato de Abu Bakr y Umar, creyendo en que las declaraciones explícitas del Profeta en la designación de ´Ali colocaría a aquellos dos califas bajo una luz muy negativa –significaría que ¡a conciencia se opusieron a las declaraciones explicitas del Profeta!–. Por lo tanto para proteger el prestigio de los dos primeros califas, la designación de ´Ali fue cubierta en la ambigüedad diciendo que no fue explícita sino solamente implícita. Y puesto que no fue, ¡los califas no serían culpados por haber usurpado el califato a Ali!

 Esto muestra las graves implicaciones que hay en creer que la designación de ´Ali fue solamente implícita; significaría que la culpa de lo que haya sucedido después de la muerte del Profeta con respecto al tema de la sucesión debe atribuirse al mismo Profeta, y no a los Califas. Quiere decir que no se puede culpar a los dos primeros califas de haberle usurpado el califato Al Imam ´Ali porque ellos estaban haciendo lo que en ausencia de una instrucción explícita, era lo mejor para el Islam.

Por lo tanto cuando se intensificaron las objeciones de la comunidad Shiita en contra de este erudito, en los últimos días de Ramadán 1418, el emitió una circular general dirigida a los Shi´as por medio del Internet:

“Aprovecho esta oportunidad para mencionar en los términos más incondicionales que no solamente creo en la autenticidad inequívoca del suceso de Gadir, el cual tuvo lugar el 18 de Zul Hiyya, en el año 11 de la Hégira/632d.C; creo en la declaración hecha por el Profeta “Para quien yo sea su Maula, ´Ali es también su Maula”, que ésta es la designación explicita del Imam ´Ali al oficio del Liderazgo de la Comunidad Islámica, como lo sostiene la Fe Shi´a Doce Imamitas”.8

3. La Primera Designación Explicita

El Islam comenzó cuando el Profeta cumplió 40 años de edad. Inicialmente, la misión se mantuvo en secreto. Luego de la llegada del Islam, se le ordenó al Profeta que comenzara la declaración abierta de su mensaje. Esta fue la ocasión en la cual Dios Todopoderoso reveló el versículo

“Y amonesta a tus familiares cercanos” (26:214)

Cuando se reveló este versículo, el Profeta organizó un banquete el cual es conocida como “El banquete Familiar o la Invitación familiar” (da´wat zil ´ashira). Esta fue la primera vez en la que el profeta abiertamente y públicamente invitó a sus familiares a aceptarlo como Mensajero y Profeta de Dios. Es también la reunión en la cual el Profeta declaró a ´Ali bin Abi Talib muy manifiestamente, muy claramente y muy explícitamente como su sucesor y califa. Solamente resumiré lo que dijo el Profeta:

O hijos de Abdul Muttalib por Dios que no conozco a una persona entre los árabes que haya llegado a su pueblo con algo mejor de lo que yo he traído para ustedes. He traído para ustedes el bien de este mundo y del próximo mundo, y el Señor me ha ordenado que los invite hacia Él. Por lo tanto, quien de ustedes me apoyará en este asunto para que de esa forma sea mi hermano (akhi), mi sucesor (wasiyyi) y mi califa (khalifatí)?

El Profeta (BPD) usó las palabras “mi hermano, mi sucesor, mi califa”. Nadie respondió excepto ´Ali ibn Abi Talib quien tenía 14 años de edad. El Profeta acercó a ´Ali hacia él, colocó su mano sobre el cuello de ´Ali y dijo:

“Ciertamente este es mi hermano, mi sucesor y mi califa entre ustedes. Por lo tanto, escúchenle, y obedezcanle.”9

Esto es algo muy explícito porque la audiencia entendió la designación de ´Ali claramente. Algunos de ellos, incluyendo a Abu Lahab se burló de Abu Talib (el padre de Ali) diciéndole, “Tu sobrino, Muhammad te ha ordenado que escuches y obedezcas a tu propio hijo” Al menos esto demuestra que la designación fue clara y explícita, no solo implícita.

La prueba mas clara de naturaleza explícita de esta designación en los inicios de la misión del Profeta Muhammad, es el intento de los escritores Sunnitas por ocultar las palabras utilizadas por el Profeta: Por ejemplo at-Tabari (fallecido en el 310), ha registrado este suceso con las palabras cruciales intactas en su Tarijul Umam wal Muluk.

La edición de 1879 de este libro, publicado en Leiden (Holanda) tiene las palabras: “..Este es mi hermano, mi sucesor y mi califa…” Pero cuando se llega al Tafsir de at-Tabari, en el comentario del versículo 26:214, el mismo at-Tabari, o los editores ha cambiado las palabras de la siguiente forma “…este es mi hermano, etc., etc.”

Todos estos intentos por borrar el suceso completo de las páginas de la historia o cambiar las palabras cruciales “mi sucesor y mi califa” por “etc., etc.” claramente muestran que aquellos términos eran muy explícitos para apoyar la designación del Imam ´Ali como el sucesor del Profeta. Si hubiera sido de otra forma, entonces no habría necesidad por parte de nuestros opositores de ocultar o cambiar estas palabras.

4. ¿Acaso Abu Sufyan sabía pero otros no lo sabían?

Persistir en el aspecto de lo implícito en la designación de ´Ali protege el prestigio de los dos primeros Califas. En lugar de buscar la verdad y luego juzgar a la gente, quieren tergiversar la verdad para salvaguardar el estatus de las personas.

Es difícil creer que los compañeros del Profeta no hayan escuchado al Profeta designar a ´Ali en varias ocasiones; y saber que eran Quraishitas árabe parlantes, es inaceptable pensar que no entendieron claramente la designación. Una forma de saber esto es ir a un suceso que tuvo lugar después de la muerte del Profeta.

Cuando ´Ali y Banu Hashim estaban ocupados con los ritos funerarios del Profeta, una persona llego a su puerta y ofreció su ayuda al califato. Esa persona era Abu Sufyan. Sí Abu Sufyan, el archienemigo del Profeta, el mismo que había combatido en muchas batallas en contra del Islam y los musulmanes, y solamente se rindió cuando no pudo luchar más contra los musulmanes. Se rindió un par de años antes de la muerte del Profeta.

Abu Sufyan llega a la casa de ´Ali y recita un poema en el cual alaba a la familia del Profeta. Luego dijo: “O Banu Hashim, ¡O, Banu Abdu Manaf!

¿Aceptarán que Abu Fasil gobierne sobre ustedes? Por Al-lah si quieren yo puedo llenarla (la ciudad de Medina) de caballos y soldados”.

Ali ibn Abi TAlib sabía que Abu Sufyan no era sincero, que solo estaba tratando de vengarse del conflicto sobre el tema de la sucesión después del Profeta. Abu Sufyan quería que Banu Hashim y el grupo de Abu Bakr/Umar combatieran unos contra otros y se debilitaran para que así Bani Umeya pudiera tomar ventaja de la situación y ganar la supremacía que había perdido sobre los árabes. Y de esta forma el Imam ´Ali contestó: “¡Vete, Abu Sufyan! Por Al-lah que no sientes lo que dices. Siempre has engañado al Islam y a su gente; y estamos ocupados con el funeral del Mensajero de Allah (Glorificado sea). Y con respecto a aquellos que conspiran por el califato, cada persona es responsable por lo que hace.” 10

Es realmente increíble que Abu Sufyan, con sus antecedentes, supiera que ´Ali tenía el derecho al Califato, sin embargo los otros “grandes” compañeros del Profeta no lo supieran o no lo entendieran claramente.

Parece que Abu Sufyan además trató de incitar a ´Ali a que tomara las armas y defendiera su legítimo derecho al Califato. En ese momento, ´Ali respondió diciendo: “Si hablo (por mi derecho), dirán, “él está hambriento de poder”. Y si me quedo callado, dirán “le teme a la muerte”. No, no en lo absoluto; después de todo ese caos. Por Al-lah, este hijo de Abu Talib está mas tranquilo con la muerte que un niño en el pecho de su madre”11

5. ¿Por qué ´Ali no utilizó estos Argumentos?

¿Acaso Imam ´Ali no usó los argumentos de Dawat zil Ashira o de Gadir inmediatamente después de la muerte del Profeta sólo porque eran argumentos implícitos? El escritor mencionado escribió:

“Es también debido a esta ausencia de declaración explicita en estas ocasiones que el Imam ´Ali nunca aprovechó ninguna de estas ocasiones, incluyendo Gadir, para presentar su candidatura a único sucesor legitimo del Profeta”12

Esta es realmente una forma muy partícular de mirar al conflicto del califato. El oponente Sunnita simplemente extendería esta opinión un poco más y diría que

Ali no utilizó estos argumentos porque no existía argumento en lo absoluto.

Para entender porque ´Ali no utilizó los argumentos en un momento particular, tenemos que entender las circunstancias, los oponentes, y las consecuencias de las acciones del Imam ´Ali (P).

Las Circunstancias

Cuando murió el Profeta existían varias clases de personas entre los musulmanes.

Primero estaban los llamados quinto columnistas entre los musulmanes que estaban esperando por una guerra civil para colocar un fin al Islam y ganar poder sobre los árabes. Abu Sufyan y su clan representaban este grupo. No estuvieron ni en la Saquifa ni con ´Ali ibn Abi Talib. El Corán también habla acerca de la presencia de los hipócritas entre los musulmanes.13

Luego tenemos a Musaylima al-Kadhdab y Sayya bint al-Haraz ambos se atribuyeron la profecía y habían ganado algunos seguidores entre los beduinos.

¿Què podria ´Ali haber hecho bajo dichas circunstancias?

Permitanme darles un ejemplo para ilustrar la decisiòn del Imam Ali. Durante el califato de `Umar, se narra una historia sobre un niño que era reclamado como su hijo por dos mujeres. El juicio sobre este tema fue dejado en manos del Imam Ali. Cuando el Imam ´Ali vio que ambas insisìan en su reclamo, ordenò que el niño fuera cortado en dos partes, y cada mujer se llevara una. La madre impostora decidiò aceptar esta decisiòn en tanto que la verdadera madre preferia que esta se llevara al niño.

El Islam es este niño en discusiòn; los usurpadores harìan cualquier cosa por mantenerse en el poder, aunque significara poner en peligro la supervivencia del Islam. El Imam ´Ali como verdadero custodio del Islam estaba preparado para renunciar al poder para salvar al Islam de la total destrucción. Es por eso que el Imam ´Ali no recurrió a la espada ni le permitió a Abu Sufyan u otros que lo incitaran a tomar una posición armada. Él aceptó privarse de su derecho legítimo y personal al califato para evitar la destrucción del Islam.

El Imam ´Ali aceptó privarse del Califato pero no dejo de protestar cuando y donde tenía la oportunidad. Cuando fue privado del Califato después de la muerte de Umar, se dirigió al Comité Consultivo que había sido escogido por Uzman y dijo, “Ustedes saben que soy quien tiene mas derecho al Califato. Por Al-lah, mientras los asuntos de los musulmanes permanezcan intactos y no haya opresión, me quedaré tranquilo…”14

Los Oponentes

En cuanto a los oponentes, no estaban listos para escuchar palabra o razón alguna. Cuando tú sabes que tus oponentes no te enfrentan debido a la ignorancia, y que estás preparado para la muerte no tiene sentido mencionarles todas las pruebas. Es probable que te preguntes por que digo esto.

Recuerda que en la Dawat zil Ashira, el Profeta había utilizado las palabras, mi hermano, mi sucesor y mi califa. Los dos últimos términos eran cruciales para el reclamo de ´Ali al califato. El primer termino “mi hermano” no era tan amenazante para los oponentes. Es por eso que cuando los escritores Sunnitas comenzaron a ocultar el hadiz del Profeta dejaron intactas las palabras “mi hermano” pero reemplazaron las palabras “mi sucesor, mi califa” con las palabras, etc., etc.”.

Ahora, para entender la actitud de terquedad de los oponentes de ´Ali (P), veamos solo una parte del acalorado intercambio de palabras entre el Imam ´Ali (P) y Umar ibn al-Jattab durante aquellos primeros días del Califato.

Resumiré lo que sucedió antes de la verdadera conversación: Después de que Umar y su grupo impusieron a Abu Bakr sobre los Ansar (Los habitantes de Medina) en la Saquifa, llegaron a la mezquita del Profeta y declararon que Abu Bakr había sido escogido como el califa y que todos debían rendirle fidelidad.

Luego se dieron cuenta que Ali, otros miembros de Banu Hashim y algunos compañeros prominentes del Profeta se habían reunido en la casa de Fátima, rechazando la fidelidad de Abu Bakr. Abu Bakr envió mensajes pero nadie fue a rendirle fidelidad (bay´at). Luego Umar vino con su gente ¡y se atrevió a encender fuego a la puerta para incendiar la casa si nadie salía!

Finalmente forzaron la puerta y la abrieron, lastimando a Fátima en este intento y a la fuerza llevaron a toda la gente a la Mezquita para que rindieran fidelidad a Abu Bakr.

El Imam ´Ali fue arrestado y llevado a la Mezquita. Hubo un intercambio de palabras entre el Imam y Abu Bakr en el cual el Imam utilizó no solamente el argumento utilizado por los Quraish (de Meca) en contra de los Ansar. Los Quraish habían ganado poder sobre los Ansar diciendo que el Profeta era de su tribu, por lo tanto, tenían más derecho al Califato. El Imam ´Ali extendió la línea del argumento y dijo: “nosotros somos de la familia del Profeta, por lo tanto, tenemos mas derecho al Califato que ustedes”.15

Ibn Qutayba ad-Dinwari, un historiador Sunnita del Califato, continúa la narración:

Ellos le dijeron a Ali: “Rinde Fidelidad”
Ali dijo: “Si no lo hago que sucede”
Ellos dijeron: “Entonces, por Al-lah, que cortaremos tu cuello”
Ali dijo: “Entonces tendrán que ser los asesinos de un siervo de Al-lah y del hermano de Su Mensajero”
Umar dijo: “En cuanto a ser un siervo de Al-lah si; pero en cuanto a ser el hermano de Su Mensajero, ¡no!”163

¿Qué quiere decir Umar? De las tres cosas que el Profeta mencionó con respecto a ´Ali la menos amenazante era “mi hermano”, pero durante esos días, Umar no estaba ni siquiera preparado para aceptar a ´Ali como “el hermano del Profeta” Ahora me dices ¿porqué ´Ali no dijo “Yo también soy el sucesor y Califa del Profeta”?

Ibn Qutaybah continua con la narración: Mientras se daba esta conversación entre el Imam ´Ali y Umar, “Abu Bar estaba en silencio, no decía absolutamente nada. Entonces Umar se dirigió a él y dijo, “¿Por qué no emites tu orden con respecto a él? Abu Baker dijo, “no deseo imponerle nada mientras que Fátima esté a su lado”.

Si, fue Fátima quien protegió la vida de ´Ali durante esos días sombríos de la historia Islámica. ´Ali deja el ambiente de opresión, se dirige a la tumba del Profeta y se queja diciéndole al Profeta: “¡O hijo de mi madre! La gente me oprimió y casi soy asesinado” Estas son las mismas palabras que Harun (Arón) utilizó para quejarse de los Israelitas cuando el Profeta Musa regresó con la Torah (Ver 7:150) Recuerda que el mismo Profeta del Islam había dicho, “O Ali, eres para mí como Arón fue para Moisés; excepto que no vendrá Profeta después de mi”17

6. ¿Acaso Alí nunca usó estos argumentos?

Ali no utilizó estos argumentos durante los primeros días del califato por dos razones:

1. Por el bienestar y la supervivencia del Islam.

2. Debido a la terquedad de sus oponentes. No tenía nada que ver con la naturaleza de lo implícito versus lo explícito. La verdad es que cada vez que se presentaba la oportunidad, el Imam ´Ali siempre habló de su derecho al califato del Profeta.

Nadie puede culpar a ´Ali por reclamar o presentar sus pruebas tardíamente. El mismo dijo, “nadie puede ser culpado por la demora en asegurar su propio derecho sino que la culpa recae sobre aquel que se apodera de lo que no le pertenece”18

En el año 35 después de la Hégira, mientras el Imam estaba en Kufa escuchó que algunas personas dudaban de su reclamo con respecto a la precedencia sobre los tres primeros Califas. Por lo tanto, se dirigió a la Mezquita y les imploró a los testigos del Suceso de Gadir Khum que testificaran la verdad de la declaración del Profeta acerca de ser “el maula” de aquellos para quien el Profeta era su maulá. En la mayoría de las fuentes, tenemos los nombres de 24 compañeros del Profeta que testificaron la verdad en el reclamo de Ali. Otras fuentes como Musnad de Ibn Hanbal y Mayma´u Zawaid de Hayzami colocó el nombre de 30.19

Uno debe tener en mente que este incidente tuvo lugar 25 años después del suceso de Gadir Khum, y durante ese periodo cientos de los testigos ya habían muerto naturalmente o en las batallas que se dieron en esa época. Añade a esto el hecho de que este incidente tuvo lugar en Kufa la cual estaba lejos de Medina, el centro de los compañeros.

  • 1. Esta sección está basada en las notas de dos conferencias en memoria del Imam ´Ali bin Abi Talib(as) dadas en el Centro Islámico Ja´fari, Toronto, en los días 19 y 21 de Ramadán, 1418 (1998).
  • 2. Abdulaziz Sachedina, “Islam”, The Bio Ethics Enciclopedia, vol. 3 (1995) p. 1289.
  • 3. Ver la respuesta del Doctor Sachedina ampliamente distribuida en el internet entre los Shias.
  • 4. Ver el Circular de Sachedina dirigido a todos los Seguidores del Ahlulbayt.
  • 5. Ver Al-lama al-Hil-li, Manahiyu´l Yaqin, ed. M.R al-Ansari (Qom, 1416)p. 306: al-Mufid, Awai´lul Maqalat, p. 41-42. Después de Ali, los Zaydies creen en Hasan y Husein, y luego en Zayd bin Ali, para ellos después de Zayd cualquier descendiente de ´Ali y Fátima que ejerza el yihad en contra de los tiranos, es piadoso y es sabio en la religión y puede ser Imam.
  • 6. Ver an-Nawbakhti (cric. Tercer Siglo, Firaqu Shi´a (Beirut, 1984) p. 19. Este libro actualmente es una versión resumida del Maqalatul Imamiyya de Sa´ad bin ´Abdullah al-Ashari al-Qummi y ha sido atribuido erróneamente a an-Nawbakhti. Ver S.M Riza al-husein al-Yalali, “Firaqushi-Shi´aaw Maqalatul Imamiya lin-Nawbakhati am lil Ashari?” En la primera edición del Turaazuna, (Qom: Mu´assasa Ahlil Bayt, 1405) pp. 29-49.
  • 7. Ver por ejemplo uno de los famosos libros de la teología Shia, Kashful Murad, el comentario (Sharh) de Allahmah al-Hilli sobre la Tayridul Itiqadat de Muhaqqiq at-Tusi, traducción de Abul Hasan Sharani (Teherán: Islamiyya, n.d) p.516-518. En Usul Fiqh, el termino “an-nass” significa un pronunciamiento cuyo significado es muy claro y específico. En este sentido, an-nass, por definición no puede ser implícito o ambiguo, y por lo tanto no puede ser dividio en yali y khafi.
  • 8. Emitido en internet a finales del mes de Ramadán o comienzos de Shawwal del 1418.
  • 9. Para mas información sobre este suceso, ver el capitulo anterior, “Auto-Censura en la historia Islámica”
  • 10. Al-Mufid, al-Irshad, , p. 190; al-Yaqubi, at-Tarikh, vol. 2 (Beirut: Dar SAdir) p. 126; SIAT ibn al-Yawzi, Tazkiratu Khawassil Umma, p. 121; Ibn Abdi Rabí, al-Iqdúl Farid, vol. 4 ( Beirut; Dar al Kitab al Arabi, 1983) p. 257; al-Qadi Abdul Yabbar, al-Mughni fit-Tauhid wal Adl, vol. 2 (Cairo: Dar al Misriyya lit Talif) p. 121; Ibn Abil Hadid, Sharh Nahyul Balagha, vol. 6 (Cairo: Dar Ihya Kutubil Arabiya, 1959) p. 17.
  • 11. Ver Nahyul Balaga, sermón no. 5.
  • 12. Ver la cita en la primera parte de este capítulo.
  • 13. Ver (9: 97).
  • 14. Nahyul Balaga, sermón no. 74; ver también at-Tabari en su Tarikh e Ibn al-Azir en su al-Azhari, Tahzibul Luga, vol. 1 (edición del Cairo) p. 341
  • 15. Lo que acabo de escribir no puede ser considerado como un resumen de los sucesos de la Saquifa y lo que ocurrió posteriormente. Para detalles de los sucesos en Inglés, basados en las fuentes mas antiguas de la historia Islámica, ver Rizvi, Imamato, pp. 113-126; al-´Askari, S, Murteza, Abdullah ibn Saba´and Other Myths (Teherán: Wofis, 1984) pp. 69-95; Safari, The Origin and Early Develpment, pp. 27-53.
  • 16. 3 Para la conversación mencionada aquí, ver Ibn Qutayba ad-Dinwari, al-Imamah was Sillaza, parte I (Cairo: al-Halabi Publications, n.d) p. 20. Las propias palabras de Ibn Qutaybah son las siguientes:

    فقالوا: "بايع."  فقال: "اِن انا لم افعل فمه؟"
    فقالوا: "اذًا والله الذى لا اله الا هو، نضرب عنقك!"
    فقال: "اذًا تقتلون عبد الله و اخا رسوله!"
    فقال عمر: "امّا عبد الله، فنعم. امّا اخو رسوله الله، فلا!"
    و ابو بكر ساكت لا يتكلم. فقال له عمر: "الاَ تامر فيه بامرك؟"
    فقال: " لا أكرهه على شىء ما كانت فاطمة الى جنبه."

  • 17. Imam al-Bukhari ha citado esto en dos lugares en su Sahih, una vez en forma abreviada (sin “excepto que después de mi no habrá Profeta”)y luego completamente. Ver Sahih, vol 5, En Árabe con la traducción al Inglés por M. Mohsin Khan (Beirut: Dar al-´Arabiyya, n.d)p. 47, 492-493.
  • 18. Nahyul Balaga, dicho No. 166
  • 19. Este incidente de Kufa ha sido narrado por cuatro compañeros del Profeta y catorce de sus discípulos, y ha sido registrado en la mayoría de los libros de historia y tradición. Ver al-Amini, al-Gadir, vol.1 (Teherán: Muassatul Muwahidi, 1976) pp.166-186.

El Concepto De Ahlulbayt: ¿Tribal O Islamico?

1. El Significado de la frase Ahlulbayt

“Ahlul Bayt” literalmente significa la gente de la casa y se refiere a la familia o hijos de una persona. En la terminología Islámica, se refiere a la familia del Profeta Muhammad (BPD).

¿Cuál es la base de la importancia dada al AhlulBayt del Profeta? ¿Hay algo al respecto en el Corán y en los dichos del Profeta? O ¿es este un antiguo concepto tribal árabe sin bases en las fuentes Islámicas? El Corán y los hadices tienen mucho que decir acerca del AhlulBayt. Sin embargo, antes de que vayamos al Corán, es necesario hacer una aclaración acerca del concepto de AhlulBayt.

El termino “la familia del Profeta” puede ser aplicado a tres clases de relaciones o vínculos:

• Aquellos que están relacionados con el Profeta ya sea por vinculo sanguíneo o vínculos conyugales solamente.

• Aquellos que están relacionados con el Profeta por alma y espíritu solamente

• Aquellos que están relacionados con el profeta por vínculo sanguíneo o vínculos conyugales así como por alma y espíritu.

Cuando el Corán o el Profeta utiliza el termino AhlulBayt, no puede ser ni el primer ni segundo grupo.

El Primer grupo está solamente relacionado físicamente al Profeta pero no espiritualmente, como el hijo del Profeta Noé o la esposa del Profeta Lut o Abu Lahab, el tío del Profeta. Dios claramente le dice al Profeta Noé acerca de su hijo: “Innahu laisa min ahlika- Él no es de tu familia.” (11: 45-46). Es decir, él no pertenece a tu familia espiritual; él está solamente físicamente relacionado contigo.
La esposa de Lut y el tío del Profeta, Abu Lahab, ambos se cuentan como la gente del fuego del
Infierno.

La segunda categoría es considerada “Ahlulbayt” solamente en el sentido metafórico, no en el significado verdadero; por ejemplo, Salmán al-Farsi acerca de quien el Profeta dijo, “Salmán es de nosotros, Ahlulbayt.” Esto nos deja con el tercer grupo.

2. ¿Quiénes Son los “Ahlulbayt”?

Muchas personas estaban relacionadas con el Profeta tanto por el vínculo sanguíneo como el vínculo matrimonial así como por alma y espíritu. Pero el termino “Ahlulbayt” como lo utiliza el Corán y el Profeta no se aplica a todos ellos. Vemos que el Profeta Muhammad (BPD) claramente aplicó el termino Coránico “Ahlulbayt” para referirse a cuatro personas: Fátima, Ali, Hasan y Husein (la paz sea con todos ellos).

El primer versículo es el de la Purificación (tathír):

“Ciertamente que Al-lah quiere libraros de toda mancha y abominación, Oh Ahlulbayt, y purificarlos completamente.” (33:33)

Ningún musulmán cuestionaría la inclusión de Fátima, Ali, Hasan, y Husein en los “Ahlulbayt”. El desacuerdo surge en la inclusión de las esposas y los otros familiares Hashemitas del Profeta entre los “Ahlulbayt”.

Por ejemplo, en esta época se ha publicado un libro en Arabia Saudita titulado “´Al-limu Awlaadakum Hubb Aa-lin Nabi (Enséñale a tus hijos el amor por la Familia del Profeta) escrito por el Dr. Muhammad Abduh Yamani en 1991.1

El orden en el cual Yamani habla acerca de la familia del Profeta es muy interesante: él primero habla acerca de Khadiya, luego de Fátima, Ali, Hasan, Husein, Zaynul Abdidin, y luego finaliza con las otras esposas del Profeta.

Wilfred Madelung hace la siguiente observación sobre el versículo de la Purificación: “¿Quiénes son la Gente de la Casa aquí? El Pronombre que se refiere a ellos está en plural masculino, mientras que la parte del versículo que le precede está en el plural femenino.

Este cambio de género evidentemente ha contribuido al nacimiento de varios relatos de carácter legendario, uniendo la última parte del versículo con las cinco Personas del Manto (ahl-Kisá): Muhammad, Ali, Fátima, Hasan y Husein. A pesar del significado obvio, la gran mayoría de los informes citados por at-Tabari en su comentario sobre este versículo apoya esta interpretación.”2

De los muchos registros que las fuentes sunnitas han narrado, aquí solamente cito una a manera de ejemplo. Abu Sa´id al-Khundari narra de Umm Salama, la esposa del Profeta en cuya casa ocurrió el suceso de Kisá (El Hadiz del manto). Ella dice: Yibrail (El Ángel Gabriel) vino con el versículo de la Purificación; el Profeta llamó a Hasan, Husein, Fátima y Ali, y los reunió a todos y los cubrió con el manto.

Luego dijo, “Oh Al-lah, estos son mis AhlulBayt, así que “mantelos alejados de toda impureza y abominación y purifícalos completamente.” Umm Salama (la paz sea con ella) dijo, “¿No soy yo de ellos, Oh Apóstol de Dios?” El Profeta dijo, “Tu quédate en tu lugar, eres de los virtuosos.”3

Puesto que este versículo está situado en la mitad de los versículos dirigidos a las esposas del Profeta, algunos sunnitas usan esta posición para incluir a las esposas en los “AhlulBayt”. Pero el problema con su interpretación es la diferencia en los pronombres: las oraciones antes y después del versículo de la Purificación tienen pronombres femeninos plurales mientras que el enunciado en sí tiene pronombres masculinos plurales. Esto es una evidencia interna de que el enunciado de la Purificación es una frase independiente que fue revelada aparte en un suceso diferente no relacionado con las esposas.

A pesar de la gran mayoría de registros de parte de los Sunnitas que apoyan la opinión de que esta parte del versículo fue una revelación separada, la cual fue añadida al resto, para Madelung es difícil aceptarlo como tal. En su interpretación ha tratado de aplicar el termino Ahlulbayt principalmente a los Bani Hashim y luego, en segundo lugar, a las esposas. Pero no ha podido explicar la diferencia de género en los pronombres usados en todo el pasaje.

Los registros Shiitas y Sunnitas claramente aplican el termino “Ahlul Bayt en la frase de la purificación para los Ahlul Kisá, excluyendo a las esposas del Profeta. Y la diferencia de género en los pronombres tiene el fin de mostrar el contraste entre los “Ahlul Bayt” y las esposas. En las palabras de Mirza Mahdi Puya, “Mientras que al comienzo del versículo se refiere en genero femenino –hay un paso aquí del genero masculino al genero femenino. Para una reunión mixta de hombres y mujeres, generalmente se utiliza el género masculino. Esta transición en el uso gramatical del idioma, lo hace evidente que esta cláusula es un asunto muy diferente usado para un grupo diferente al anterior, y ha sido apropiadamente colocado aquí para mostrar una posición comparativa de Ahlul Bayt en contraste a las esposas del Santo Profeta.”4

Otro Versículo Importante del Corán que habla acerca de Ahlulbayt es el 42:23 en el cual Allah Todopoderoso dice:

“…Yo no os pido recompensa a cambio, excepto de que améis a mis parientes cercanos” (42: 23)

El hecho de que este versículo fuese revelado haciendo mención a Ahlul Bayt, la familia del Profeta, está más allá de cualquier duda. El Imam Shafi´i, el fundador de la escuela de Pensamiento Sunnita Shafi, ha explicado el significado de este versículo en un poema:

Oh Ahlul Bayt del Mensajero de Dios, amarlos es un deber ante Dios, mencionado en el Corán. En Vuestro honor, nuestras oraciones son incompletas sin enviar saludos a ustedes.5

Los Sunnitas que debaten sobre este tema han tratado de rechazar el punto de vista de la Shi´a con los siguientes argumentos:

(1) Este Versículo fue revelado en Meca cuando Hasan y Husein aún no habían nacido, por lo tanto ¿cómo puede aplicarse a Ahlulbayt en el caso de Ahlul Kisa?

(2) Puesto que fue revelado en Meca, le pide a los Quraish que amen a Muhammad porque es uno de sus parientes.

(3)Algunos dicen que se refiere a todos los Hashemitas, y no solo a los Ahlul Bayt en la definición de la Shi´a.

Primero que todo, los exégetas del Corán dicen que aunque el capítulo 42 es una Sura revelada en Meca, sus versículos 23, 25 y 27 fueron revelados en Medina. Esto hace que el primer y segundo argumento se quede sin base alguna.

En segundo lugar, la orden de “amar a los parientes del Profeta” o puede aplicarse a todos sus familiares porque habían unos buenos y otros malos entre ellos; así uno tiene que restringir el significado de este versículo a aquellos que tanto físicamente como espiritualmente estaban conectados con el Profeta. Y nadie puede decir que Ali, Fátima, Hasan y Husein no eran de aquellos que física y espiritualmente estaban relacionados con el Profeta, aunque pueda extender este título a otros miembros de la familia Hashemita.

Finalmente, hay muchas narraciones en las fuentes Sunnitas en las cuales el Profeta aplica este versículo a la Gente del Manto. Por ejemplo, cuando este versículo fue revelado, la gente le preguntó al Profeta: “¿Quiénes son tus parientes cercanos a quienes es obligatorio para nosotros amar”? Él contestó: Ali, Fátima y sus dos hijos”. Repitió esto dos veces.6

3. “Ahlul Bayt” No es un Concepto Tribal

Lo que he mencionada anteriormente no es una nueva interpretación; Solo he resumido los argumentos de la fe Shi´a apoyada en las narraciones de los Sunnitas que han existido por siglos. Y yo mismo me sorprendo de ver lo que los eruditos han escrito acerca del concepto de Ahlul Bayt.

“La Shi´a se aprovechó de la intima relación histórica de ´Ali con Muhammad y del antiguo concepto tribal de Ahlul bayt (gente de la casa) –la familia de la cual eran escogidos los jefes– y cuidadosamente apoyaron la candidatura de los seguidores de ´Ali”7

No le conviene a una persona de antecedentes Shi´as decir que la Shi´a se aprovechó “del antiguo concepto tribal árabe de Ahlul bayt” ¡Entonces ahora el concepto de Ahlulbayt se convierte en un concepto de la era pre-Islámica (yahilía) que fue usado por los Shi´as para exponer su exigencia acerca del Imamato de ´Ali y sus descendientes!

Es verdaderamente triste que un sabio, de un antecedente Shi´a, no pueda discutir el concepto de Ahlulbayt desde la perspectiva Coránica pero un erudito no musulmán, Wilfred Madelung ha sido capaz de discutir ampliamente la importancia que fue dada a las familias de los profetas antes del Islam y luego trata con los versículos Coránicos específicos para Ahlul Bayt.8

Aunque no estamos de acuerdo con la amplia definición de Madelung acerca de Ahlul Bayt estamos totalmente de acuerdo con su conclusión en la sección en la cual dice, “El Corán aconseja establecer algunos asuntos por medio de la consulta, pero no la sucesión de los Profetas. Que, según el Corán, es establecido por elección divina, y Dios siempre escoge a sus sucesores, se conviertan en Profetas o no, de entre sus familiares.”9

Parece que el gran Erudito Shiita ha copiado los puntos de vista de Marshall Hodgson y Fazlur Rahman. Marshall Hodgson escribe, “Los seguidores de ´Ali –especialmente aquellos que descienden de Fátima– llegaron a ser llamados Ahlul Bayt, “Gente de la Casa” (un antiguo término tribal que se refiere a la familia de la cual son escogidos los Jefes…”10

Al mismo tiempo que comenta sobre la exigencia hecha por los Shi´as de Kufa con respecto a que el Califato sea devuelto a la familia de Ali, Fazlur Rahman escribió lo siguiente: “Los motivos que llevaron a esta curiosa exigencia legitimista de parte de los árabes de Kufa no son muy claros, excepto… el hecho de que el Profeta había sido de los Banu Hashim llegó a ser facilmente explotado.11

Fazlul Rahman da a entender que el concepto de Ahlulbayt (es decir ´Ali y el Profeta eran de Banu Hashim) fue “explotado” por los Shi´as de Kufa para promover sus reclamo del Imamato de los descendientes de Ali.

¿Quién se aprovechó de las tradiciones preislámicas en la disputa del califato?

Los Quraish le negaron a ´Ali su legítimo derecho al Califato con el pretexto de la supuesta tradición árabe en la cual el liderazgo debe quedar en manos de los veteranos y no de aquellos que son relativamente jóvenes. “Ali, en comparación a Abu Bakr, era mas joven y por lo tanto, sobre la base de la antigua tradición árabe, no era apto para el liderazgo.12 Por lo tanto fue Quraish quien se apoyó en la “antigua tradición árabe” para usurpar el califato de las manos de ´Ali bin Abi Talib.

¿Quién “explotó” y se “aprovechó” de su relación con el Profeta?

Fue Quraish en la Saquifa que exploto el hecho de que el Profeta era de su tribu y, por lo tanto, tenían mas derecho al califato que sus adversarios, los Ansares (los habitantes de Medina).13

Cuando el Imam ´Ali fue informado acerca del debate entre Quraish y los Ansar en la Saqifa, preguntó, “¿Qué reclamaron los Quraish?”.

La gente dijo, “Dicen que pertenecen al árbol familiar del Profeta.”

Ali dijo al respecto, “Discutían acerca del árbol pero dañaban sus frutos”.14 El árbol se refiere a la “tribu Quraish” y los frutos se refieren a “la familia del Profeta”.

  • 1. Publicado por Darul Qiblah Thaqafatil Islamiya en Jeddah.
  • 2. Madelung, The Succession to Muhammad, vol. 5, p. 197. También ver at-Tabari, Yami´u ´l Bayan, vol. 7, p. 22; Muhibbud Din at-Tabari al Makki, Dhakha´i rul Uqba, p. 55-60.
  • 3. As-Suyuti ad-Ddurrul Manzur, vol. 5, p. 197., También ver at-Tabari, Yami´u ´l Bayan, vol. 7, p. 22; Muhibbud Din at-Tabari al Makki, Dhakha´i rul Uqba, p. 55-60.
  • 4. Ver nota No. 1857 (Pág. 1261) en el Sagrado Corán traducido por S.V Mir Ahmad Ali. Para otras citas de fuentes Sunnitas sobre este versículo y su aplicación para el Profeta, Fátima, Ali, Hasan y Husein (la paz sea con ellos), ver S.S.A Rizvi, Imamate: The vicegerency of the Prophet (Teherán: WOFIS, 1985) p. 49-54. Sayyid Murtaza al-Askari, Verse of Purification (Bombay: World Islamic Network, 1998) la cual es una traducción incompleta de su Hadizul Kisá fi Masadiril Madrasatayn (Teherán: Nashar Tawhid, 1997). Para una discusión profunda sobre este versículo y su relación con Ahlul Bayt, ver Sayed Jafar Murtaza al-Amili, Ahlul Bayt fi Ayatit Tahir (Beirut: Darul Amir lith-Thaqafa, 1993).
  • 5. Muhammad bin Idrís ash-Shafir, Diwanush Shafi´i, ed. Muhammad al-Khafaji (Jeddah: Maktabah Dar Hira, n.d) p. 106.
  • 6. Para una discusión mas completa sobre este versículo del “amor los parientes cercanos”, ver Jafar Subhani, Mafahimul Qur´an, vol. 4 (Beirut: Darul Asúa, 1986) pp. 17-72.
  • 7. Abdul Aziz Sachedina, Mesianismo Islámico, p. 6.
  • 8. Ver Madelung, The Succession to Muhammad, p. 6-17.
  • 9. Ibíd., p. 17
  • 10. Marshall GS Hodgson, The Venture of Islam, vol. 1 (Chicago: University of Chicago Press, 1974)p. 260.
  • 11. Fazluz Rahman, Islam, p. 171.
  • 12. Ver, por ejemplo, Ibn Qutayba ad-Daynwari, al-Imamah was Siasa, p. 18: M.A. Shaban, Islamic History AD 600-750, p.16. Sachedina mismo dice lo siguiente acerca de la wilayat: “En la cultura árabe, los árabes nunca solían ver a una persona joven asumir el liderazgo. En la cultura árabe era imposible que una persona de 30 años de edad se convirtiera en el líder…” En su sexto discurso en el mes de Muharram (1419) 1998 en Toronto.
  • 13. Hubo dos grupos contendores en la Saqifa: Los Quraish quienes migraron de Meca a Medina conocidos como los Muhayirin y los habitantes de Medina conocidos como los Ansar. Para los argumentos utilizados por los Muhayirin en la Saqifa ver los siguientes títulos en inglés: S.S.A Rizvi, Imamate, pp. 113-126; Murtaza al-Askari, Abullah bin Saba and Other Myths (Teherán: WOFIS, 1984) pp. 69-95; Muhammad R. al-Muzzaffar, Saqifa (Qom: Ansariyan, 1998).
  • 14. Sayyid Razi, Nahyul Balagha, sermon 67. Para las Fuentes Sunnitas, ver at-Tabari, Tarikh, vol. 6, p.263 e Ibn Abril Barr, al-Istiab bajo la biografía de Awf bin Athathah.

La Wilayat y su Dimensión

1. ¿Qué es la Wilayat?

“Wilayat”, derivado de la palabra wila’ significa poder, autoridad o un derecho de cierto tipo. En la teología Shi´a, wilayat es la autoridad investida en el Profeta y Ahlul Bayt como representantes de Dios Todopoderoso sobre esta tierra.

Según el fallecido Martir Murteza Muttahari, la wilayat tiene cuatro dimensiones:

El derecho del amor y la devoción (wila’-e muhabbat): Este derecho coloca a los musulmanes bajo la obligación de amar a AhlulBayt.

La autoridad en la guía espiritual (wila’-e imamat): Esto refleja el poder y autoridad de Ahlul Bayt en la guía a sus seguidores en los asuntos espirituales.

La autoridad en la guía sociopolítica (wila’-e zi´amat): Esta dimensión de wilayat refleja el derecho que Ahlul Bayt tiene para liderar a los musulmanes en los aspectos sociales y políticos de la vida.
La autoridad de la naturaleza universal (wila’ -e tasarruf): Esta dimensión refleja el poder sobre todo el universo con el cual han sido investidos el Profeta y Ahlul Bayt por la Gracia de Al-lah Todopoderoso.1

Usando esta división de las dimensiones de la wilayat, me gustaría señalar las áreas en que están de acuerdo y desacuerdo entre los varios grupos Musulmanes.

La Primera Dimensión: El Derecho del Amor

Todos los musulmanes unánimemente aceptan la primera dimensión de la wilayat de Ahlul Bayt. Amar a Ahlul Bayt es una de los “dharuriyyat ad-din, partes esenciales de la fe Islámica”. La inclusión del salawat2 en las oraciones diarias es una prueba suficiente de esto. Puedes ver los libros famosos anti- Shi´as como as-Sawa’iqu ’l-Muhriqa de Ibn Hayar al-Makki y Tuhfa-e Ithna ’Ash‘ariyya de Shah Abdul Aziz Dehlawi, y entenderás que los polemistas Sunnitas trabajan arduamente para explicar que están en contra de los Shi´as pero no en contra de los Imames de la Shi´a porque saben que amar a Ahlul Bayt es parte esencial de la fe Islámica.

El amor por Ahlul Bayt está mencionado en el versículo 42:23, el cual ya hemos discutido en el último capitulo. Aquí solo citaré un hadiz más de las fuentes Sunnitas. El Imam ´Ali dijo, “Por Al-lah, Aquel Quien ha hecho brotar al grano y ha creado el alma, ciertamente el Profeta (BPD) ha dicho, nadie me amará excepto el creyente, y nadie me odiará excepto el hipócrita.” 3

Realmente Yabir Ibn Abdullah al-Ansari y Abu Sa’id al-Khudari, los dos compañeros famosos del Profeta, solían decir: “No identificamos a los hipócritas excepto por el odio hacia Ali”.4

Es una visión común de los Eruditos Shi´as que aquel que rechace uno de los dharuriyyat ad-din, entonces ya no es considerado un miembro de la fe Islámica.5 Es también basado en este principio que los Khawariy y los Nawasib (aquellos que expresan odio o animosidad hacia Ahlul Bayt) son considerados como no-Musulmanes por los juristas Shi´as.6

La Segunda Dimensión: La Guía Espiritual

La segunda dimensión de la wilaayat es una creencia comúnmente aceptada de los Shi´as así como de la mayoría de los Sunnitas que pertenecen a las ordenes Sufis. Nada refleja esto más que la interpretación dada por Maulawi Salamat Ali, un erudito Sunnita de India, al hadiz de Gadir.

Dice en at-Tabsira, “Los Ahlu Sunnah no dudan en el Imamato de Amiru´l Mu`minin (Ali); esa es en realidad la esencia le la fe. Es sin embargo necesario que el significado del hadiz de Gadir sea el Imamato espiritual y no [el político Khilafat. Este es el significado derivado de las declaraciones de los Ahlu’s Sunnah y los eruditos del Sufismo, y por último la lealtad de todas las ordenes Sufis llegan a ´Ali y a través de él se conectan con el Mensajero.”7

Con excepción de la orden Naqshbandi, todos los Sufis trazan la cadena de sus maestros espirituales a los Imames de Ahlul Bayt, finalizando con el Imam ´Ali bin Abi Talib como la autoridad espiritual par excellence después del Profeta.8

Las ordenes Naqsbandi trazan su liderazgo espiritual hasta el Imam Yafar Sadiq y luego siguen la línea a través de su madre hasta Muhammad bin Abu Bakr, y de ahí hasta Abu Bakr. Esta desviación del Imam Sadiq hasta Abu Bakr es, sin embargo, invalida porque Muhammad bin Abi Bakr fue criado desde una edad muy pequeña por el Imam ´Ali bin Abi Talib el cual se casó con la madre de Muhammad, Asma`bint Umays, después de la muerte de Abu Bakr. El único maestro espiritual que Muhammad bin Abi Bakr conoció fue el Imam ´Ali bin Abi Talib (P).

La Tercera y Cuarta Dimensiones: La Autoridad universal y Socio-política

Estas dimensiones de la wilaayat son creencias particulares de la Shi´a, y son consideradas como parte de “dharuriyyat al-madhhab, partes esenciales de la Escuela Shi´a”. Es un punto de vista común de nuestros eruditos el que cualquiera que rechace una de estas partes esenciales no es considerado ser un miembro de la escuela Shi´a.

Please review the html and text for this table. It has errors

El Estatus de Ahlulbayt entre los Musulmanes:
Sunnitas Sufis Shiitas
Amor de Ahlulbayt
Guia Espiritual de Ahlulbayt
Liderazgo Politico de Ahlulbayt
Autoridad Universal de Ahlulbayt

Es importante recalcar que cuando los Shi´as usan el término “Imamato” o “Imam”, abarca todas las cuatro dimensiones de la wilayat. No excluye ni a la autoridad espiritual ni universal, ni la social, ni politica.9 En este sentido, el termino Shi´a “Imamato” o “Imam” es mas amplio que el termino Sunnita “khilafat” o “califa”.

En los libros que tratan sobre el debate Shi´a-Sunni del liderazgo después del Profeta, el enfoque es mas sobre el liderazgo socio-político pero no con el fin de negar la autoridad espiritual y universal del Imam. Por lo tanto al leer o discutir el tema de la sucesión del Profeta Muhammad (BPD), uno no debe perder el significado universal del estatus de un Imam desde el punto de vista Shi´a.

2. La Wilayat Universal

Parece necesario explicar la cuarta dimensión de la Wilayat en mayor detalle para el beneficio de los lectores.

La cuarta dimensión es la autoridad universal con la que han sido investidos el Profeta y Ahlul Bayt por Al-lah Todopoderoso. Es una autoridad universal que hace posible que el wali ejerza su poder sobre todo lo que existe.

En palabras del Ayatolá Khomeini (rahmatul-lah alaih):

“Es una vicegerencia que abarca a toda la creación, por virtud de la cual todo los átomos del universo se humillan ante el poseedor de esa autoridad”.10

Esta autoridad de los siervos escogidos de Al-lah es totalmente dependiente de Su discreción y poder. No debe ser visto de una manera horizontal sino vertical con respecto al poder del Todopoderoso Al-lah.

Mientras mantengamos la jerarquía vertical del poder habremos salvaguardado el tauhid (unidad y unicidad) de Al-lah.

Por ejemplo, todos los musulmanes creen que es Al-lah Quien da la vida y la muerte a todas las personas. El Corán mismo dice:

Al-lah toma las almas en el momento de su muerte. (39:42)

Pero a la vez, el Corán también les atribuye la muerte a los ángeles cuando dice:

“Di: es el ángel de la muerte (quien se encarga de ustedes) quien los hará morir.” (32:11)

Si colocas a estos dos versículos juntos (horizontalmente), entonces eres culpable de politeísmo, pero si los colocas de una forma vertical (con el poder de los ángeles dependiente del poder de Al-lah), entonces habrás protegido el tauhid.

Igualmen te, si ubicamos el poder y autoridad de los Profetas y los Imames en una forma vertical (con la convicción de que su poder esta bajo y es dependiente del poder de Al-lah), entonces habremos salvaguardado el tauhid así como el estatus de los siervos escogidos de Al-lah.

El Corán da varios ejemplos de las personas a quienes se les ha dado la autoridad del universo.

1. Describir los poderes que Al-lah, (Glorificado y Exaltado sea, ha concedido al Profeta Jesús hijo de María (P), el Corán se refiere al él de la siguiente forma.

El le enseñará la Escritura, la Sabiduría, la Tora (Pentateuco) y el Evangelio. (3: 48)

2. Al describir los poderes dados al Profeta Salomón, el Corán dice:

Sujetamos a su servicio el viento, que soplaba suavemente allí donde él quería, a una orden suya. Y los demonios, constructores y buzos de toda clase, y otros, encadenados juntos. “Esto es don Nuestro. Agracia, pues o retén, sin limitación”

Tiene un sitio junto a Nosotros y un bello lugar de retorno.
Y a Salomón el ventarrón, que sopla, a una orden suya, hacia la tierra que hemos bendecido. Lo sabemos todo…
De los demonios, había algunos que buceaban para él y hacían otros trabajos. Nosotros les vigilábamos.(38:36-40 y 21; 81-82)

3. Al describir el poder de Asif bin Barkhiya, el visir del Profeta Salomón, el Corán describe la escena de los momentos antes de que la Reina de Saba y su séquito fueran a visitarlo:

Dijo él: “Dignatarios, ¿Quién de vosotros me traerá su trono antes de que vengan a mí sumisos?”
Uno de los genios, un ifrit, dijo: “Yo te lo traeré antes de hayas tenido tiempo de levantarte de tu asiento. Soy capaz de hacerlo, digno de confianza”.

El que tenía la ciencia de la Escritura dijo: “Yo te lo traeré en un abrir y cerrar de ojos”. Cuando lo vio puesto junto a sí, dijo: “éste es un favor de mi Señor para probarme si soy o no agradecido. Quien es agradecido, lo es en realidad, en provecho propio. Y quien es desagradecido… Mi Señor Se basta a Sí mismo, es generoso”. (27:38-40)

En estos tres ejemplos del Corán, vemos que Al-lah Todopoderoso ha bendecido algunos de sus siervos escogidos con el poder de insuflar vida a la forma de un animal, resucitar a los muertos, curar a los ciegos y al leproso, subyugar a los genios (yines) para sus propósitos, traer algo desde muy lejos en un cerrar y abrir de ojos, etc.

Estos ejemplos son suficientes para demostrar que tales poderes pueden ser concedidos y han sido concedidos por Al-lah a quienes Él le place. Es este poder el cual esta referido en la teología Sh’ia como “al-wilayah at-takwiniyya –el poder sobre el universo y la autoridad existencial universal–.”

Al-lah ha dado varios rangos a los Profeta y los mensajeros (2:253; 17:55), y todos los musulmanes unánimemente creen que el Profeta del Islam, Muhammad al-Mustafa, es el de más alto rango entre todos los Profetas y mensajeros.11

Todos los Profetas y mensajeros han venido para preparar a sus sociedades en la aceptación del Mensajero final y universal de Dios, Muhammad (BPD).

Si los profetas como Salomón, David, Jesús, y Moisés, y también el visir de Salomón, fueron bendecidos con poderes sobre la naturaleza, entonces es necesario que el Profeta Muhammad fuera bendecido con mayor poder sobre el universo. Dos ejemplos que han sido mencionados claramente en el Corán. La capacidad del Profeta del Islam para viajar en el espacio y más allá en cuerpo humano (17:1; 53:5-18), y partir la luna al señalarla con uno de sus dedos (54:1).12

Los Shi’as creen que el Imam ´Ali y los otros Imames de Ahlul Bayt tienen un rango más elevado que todos los profetas y mensajeros excepto el Profeta del Islam (P). 13

Por lo tanto ellos también poseen los poderes con los cuales ha sido bendecido el Profeta por parte de Dios Todopoderoso.

En este punto, me referiré solamente a un versículo del Sagrado Corán sobre este tema. Durante los inicios del Islam en Meca, cuando los adoradores de ídolos rechazaban el argumento del Profeta, Al-lah reveló un versículo para consolarlo, el cual dice:

Los infieles dicen: “Tu no has sido enviado. Di: “Alá basta como testigo entre yo y vosotros, y quienes tienen la ciencia de la Escritura”. (13: 43)

El Profeta Muhammad es consolado de tal forma que no importa si los idólatras no creen en su argumento; es suficiente con que Al-lah y “aquel que tiene conocimiento del Libro” sean testigos de la verdad de su argumento.

¿A quién se refiere Al-lah como testigo de la verdad del argumento del Profeta? ¿Quién es esta persona “aquel que tiene el conocimiento del Libro”? Según las narraciones Shi’as, corroboradas por fuentes sunnitas, se refiere a ´Ali bin Abi Talib.14

Definitivamente no existió alguien entre los compañeros del Profeta que pudiera reclamar tener más conocimiento acerca del Islam que ´Ali bin Abi Talib.

¿Cómo es que la descripción “tener conocimiento del Libro” demuestra la autoridad universal de Ali? Si recuerdas, Asif Barkhiya, el visir de Salomón, también tuvo mucho poder sobre la naturaleza por lo que pudo traer el Trono de la Reina de Saba en un cerrar y abrir de ojos. Asif ha sido descrito como alguien que tuvo “´ilmun min al-kitab –conocimiento de una porción del Libro”.

En comparación con esto, el Imam ´Ali ha sido descrito por Al-lah como alguien que posee “´ilmul kitab –conocimiento del Libro–”, no solo una porción del libro. Por lo tanto, no es difícil concluir que el poder del Imam ´Ali sobre la naturaleza debe ser unos grados mayor que el de Asif Barkhiya quien trajo el trono desde un lugar tan distante solo en un abrir y cerrar de ojos”.

De nuevo, debo mencionar que esta creencia debe ser tomada en la forma vertical con relación al poder de Dios Todopoderoso, y solamente en ese formato podemos preservar el concepto del tauhid en el cual Al-lah es el Poder Absoluto y la fuente de todo poder.

Nos recuerda la dependencia total en el poder y la voluntad de Al-lah de los escogidos de tal forma que le ordena al Profeta decir,

“…Di; yo no dispongo de nada que pueda aprovecharme o dañarme sino tanto cuanto Alá quiera... (7:188)

Esto no es una negación de la posesión de poder; es una afirmación de la creencia en que cual fuese el poder que tenga es según el deseo y el placer de Al-lah Todopoderoso.

3. Wilayat: Espiritual contra Política

El artículo de dicho erudito publicado en la Enciclopedia Bio-Ethics (en el cual escribió que el Profeta Muhammad “no había dejado instrucción explicita con respecto a la sucesión a su autoridad político-religiosa”) generó una discusión acalorada en la comunidad.

Las respuestas que él escribió para la comunidad y los comentarios que hizo posteriormente en las reuniones del mes de Muharram de 1419 en Toronto representa la confusión que existe acerca del concepto de la Wilayat.

(a) “Solamente Espiritual, no Política”

Primero él argumenta que la Wilayat del Profeta y los Imames fue solo espiritual y no política. Dijo:
“A propósito, el Profeta (BPD) nunca fue reconocido como el líder político. No, no es correcto en lo absoluto. No fue reconocido como Rasulullah, el enviado de Dios, el Mensajero de Al-lah (Glorificado y Exaltado sea)). No hubo política, no hubo lenguaje político anexo a ello. No es como lo dicen en la actualidad; como lo dice una y otra vez, que el Profeta fue un líder político. No. El fue reconocido fundamentalmente y esencialmente como un Profeta de Dios.”15

“La Tarea de la Profecía era guiar a la sociedad hacia la perfección. Y esa perfección no se podía llevar a cabo individualmentetenía que ser hecha como miembros de la comunidad, la ummah. La Ummah es la comunidad bajo el Profeta como profeta, no como líder político”.

“Ahora sabemos porque man kuntu mawlahu fa hadah ‘Aliyun mawlahu significa algo muy pero muy importante. El Profeta (BPD) pudo haber dicho, man kuntu califa fa hadaha califa. Pudo haber dicho, man kuntu hakiman fa hadaha hakiman. No utiliza nada de la terminología que usaríamos en el sentido político normal al portar la autoridad de líder político…

“Observa la palabra escogida por Al-lah (Glorificado y Exaltado sea) para guía. Después de todo el Profeta ‘ma yantiqu’anil hawaa in huwa illa wahyun yuhaa’. Se le han dado instrucciones. ‘Maulá’: ¿Qué significa la palabra Maulá? Al-lah (Glorificado y Exaltado sea) dice en el Corán wal kafirun laysa lahum maulá — No tienen protector, no tienen guía, no tienen alguien que cuide de ellos. Este es el significado de maulá…”16

Este estudioso dice que la nubuwat (la profecía) no incluye el liderazgo político, y que la palabra maulá utilizada por el Profeta en Gadir no significa califa (sucesor político) o hakim (gobernante). En otras palabras, excluye la tercera dimensión de la Wilayat del termino “Maulá” y lo restringe a la segunda dimensión (la guía espiritual). En su intento por convencer a la audiencia, construye oraciones en árabe hipotética e incorrectamente las cuales no tienen sentido. Por ejemplo la oración “man kuntu lahu califa fa hadha lahu califa –para quien yo sea su sucesor, este es su sucesor–”.

¿Era el Profeta sucesor de alguien en aquella audiencia? Por supuesto que no; y es por eso que no utilizó el termino “califa”en el hadiz de Gadir.

Como se deliberó en uno de los capítulos anteriores, entender el significado de “Maulá” como fue utilizado por el Profeta para el Imam Ali, uno tiene que ir más lejos. Solo reflexionemos sobre la pregunta que le hizo a los musulmanes antes de presentar a ´Ali como su “maulá”: les preguntó, “¿Acaso no tengo yo preferencia sobre ustedes más de la que tienen sobre ustedes mismos? A lastu aulá bi kum min anfusi kum?”17 Cuando contestaron diciendo, “Ciertamente, O mensajero de Al-lah,” entonces él dijo, “Man kuntu maulahu fa hadha ‘Aliyun maulahu –De quien yo sea su maestro (autoridad, guía), este ´Ali es su maestro–.”

El Profeta Muhammad (BPD) en realidad hablaba de un maestro que tiene más autoridad (aulá) sobre la gente de la que ellos tienen sobre sí mismos, y eso incluye la autoridad en los asuntos políticos también. Y por lo tanto, no había necesidad de que el Profeta dijera, Man kuntu ‘alayhi hakiman, fa hadha ´alayhi hakiman.’

El erudito continúa con su discurso diciendo:

“Cuando el Profeta presenta la autoridad del Imam ´Ali en la comunidad, dice, Man kuntu maulahu fa hadha ‘Alyun maulahu.’ Lo que quiere decir es que ‘aquel que me considere como un ejemplo perfecto a ser seguido hacia el objetivo final de la salvación, ´Ali es el hombre a quien deberían seguir’. El tema era sobre la obediencia. Maulá, aquel que es digno de ser seguido, aquel que no debe ser subestimado. En ese sentido, Al-lah es Maulá. Al-lah es el Maulá del Din, ese camino en el cual no puedes desobedecer a Al-lah (swt)…”18

¿Están este seguimiento y obediencia restringidos a los asuntos espirituales y no incluye los temas socio-políticos?

El hadiz de Abdul-lah bin Mas´ûd

Para demostrar su punto de que la declaración de Gadir no fue lo suficientemente explicita para
llevar el significado de “jilafat” en el sentido de la sucesión política, el erudito dice:

“Después de que el Profeta regresara a Medina proveniente de Gadir; una noche estaba en casa con Abdul-lah bin Mas´ûd. Le dijo a Abdul-lah que el mensajero había llegado y quiere que me marche; que he recibido la noticia de mi muerte. Abdul-lah dijo, a propósito ésto fue después de Gadir, Designa un sucesor`. Si, esto fue exactamente lo que dijo, ´ ¿Porqué no designas a Abu Bakr?`El Profeta sacudió la cabeza y dijo, no.

Mencionó uno tras otro. (No se acerca de la validez de este hadiz; el Sheik Mufid lo menciona y yo lo menciono bajo la autoridad del Sheik Mufid. No estoy aquí para examinar o juzgar que tan autentico es el hadiz. Pero les digo que este hadiz refleja la situación de la comunidad. Si es autentico, refleja la situación en la comunidad…19) El hadiz de Abdul-lah continúa; y el Profeta pregunta, “¿Qué haremos? Abdul-lah dice, “¿Por qué no designas a Umar; por qué no designas a Uzman? Y finalmente, Abdul-lah dice, ¿Por qué no designas a Ali? Y el Profeta dice, en este momento está débil, ‘O Ojalá, obedecieran. Ojalá obedeciera.”20

Primero, esta conversación entre el Profeta y Abdul-lah ibn Mas´ûd no se dio en Medina después de la declaración de Gadir como el escritor quiere que crea la audiencia (“a propósito, ésto fue después de Gadir”). En el comienzo de esta narración, Abdul-lah dice, “Salimos con el Mensajero de Al-lah(S) la noche de la delegación de los yines hasta que llegamos y nos quedamos en ‘Ula.” ‘Ula es un lugar donde el Profeta se detuvo cuando iba rumbo a Tabuk.21

En segundo lugar, el evento relacionado con la delegación de yines ocurrió cuando el Profeta iba rumbo a Tabûk en el año 9 después de la Hégira.22 Y el suceso de Gadir Khum tuvo lugar en el año décimo de la Hégira.

En tercer lugar, según la metodología de los eruditos Occidentales, ¿Acaso la secuencia misma en los nombres sugeridos por Abdul-lah ibn Mas´ûd no sería una señal de que este hadiz fue una invención posterior?

¿Por qué la academia Occidental se apresura al rechazar los hadices que tienen los nombres de los Imames con una secuencia correcta citados por los Shi’as pero no tratan con igual escepticismo los hadices citados por los Sunnitas? Sé que una respuesta sencilla será que “Dije que no conozco el valor del hadiz…” Mi única pregunta es: ¿Por qué confundir a la gente y crear duda en la explicitud de la declaración del Profeta en Gadir citando un hadiz tan débil?

Por lo tanto sobre una base tan poco sólida, el erudito concluye diciendo:

“Entonces aparentemente, hubo un gran interrogante sobre el papel religioso que jugó el Profeta en la comunidad. La comunidad se vio a sí misma organizada bajo el liderazgo del Profeta (BPD). Cuando murió, alguien tenía que reemplazarlo en la misma posición--en la misma autoridad. Y es así como aún buscamos la interpretación”.

Al-hamdulillah, los verdaderos seguidores del Profeta entendieron la verdadera interpretación en Gadir Jum mismo; Quiera Al-lah Todopoderoso ayudar a aquellos que aún buscan la verdadera interpretación del termino “maulá” y el estatus de “wali-ul-lah”.

El Significado de “Imamato”

En el mismo discurso, el erudito más adelante explica el significado de Imamato diciendo:

“El sistema de creencias dice que si había alguien con derecho para exigir la obediencia después del Profeta Muhammad (BPD) ese era ´Ali ibn Abi Talib. Ese es el significado de Imamato; no es nada más que esto. Tú abres cualquier libro de kalâm, y encontrarás que los teólogos describen al Imam ´Ali como la persona que tenía el derecho a ser obedecido. ¿Por qué tenía que ser obedecido? Porque está sentado exactamente en el lugar del Profeta Muhammad (BPD)…

“El Imam ´Ali fue Imam desde el día en el que el Profeta Muhammad cerró sus ojos sin importar si se fuese convertido en Califa o no. ¿Cómo pude el convertirse en Imam sin convertirse en Califa, sin sentarse sobre su trono?

Ese no era el requisito. Porque la obediencia se debía a la posición del Profeta Muhammad (BPD)”

Para defender su artículo en la Enciclopedia de la Bioética, este investigador ha dividido “el Imamato” y “el califato” en dos dimensiones diferentes: “El Imamato” se convierte en un posición espiritual mientras que “El Califato” se convierte en una posición política. Dice; “El Imamato no es nada más que eso”, e inclusive abiertamente le pide a la audiencia que “abran cualquier libro de kalâm Teología…”

Bien, abrimos los libros de kalâm de diferentes épocas y encontramos que el argumento del erudito es opuesto a la línea de la creencia Shi´a con respecto al significado y alcance del “Imamato”.

El Sheik Mufid (fallecido en el 413 de la Hégira/1022 era cristiana) define a un “Imam” de la siguiente forma: “El Imam es la persona que tiene el liderazgo general en los asuntos religiosos así como en los asuntos seculares como sucesor del Profeta (BPD).”23

“Al-lamah Hil-li(fallecido en el 726 de la Hégira/1325 era Cristiana) define al “Imamato” así: “El Imamato es una autoridad Universal (riyâsa) en las cosas de la religión y del mundo que pertenece a una persona y derivada del (niyâba) Profeta.24

Abdu Razaq Lâhiyi (fallecido en el 1072 de la Hégira) define el “Imamato” así: “Sepan que el Imamato es una autoridad sobre todos aquellos que cuentan con la edad legal en los asuntos mundanales así como en los asuntos religiosos basado en la sucesión del Profeta”25

Al-lamah Tabatâba`i (fallecido en 1981 era Cristiana) escribió, “Por lo tanto el Imamato y el liderazgo religioso en el Islam puede ser estudiado desde tres perspectivas diferentes: desde la perspectiva del gobierno Islámico, de las Ciencias Islámicas y los mandamientos legales, y a partir del liderazgo y la guía innovadora en la vida espiritual. El Shiismo cree que puesto que la sociedad Islámica se encuentra en una necesidad de la guía en cada uno de estos tres aspectos, la persona que tiene la función de proveer esa guía y quien es el líder de la comunidad en estas áreas de interés religioso debe ser designado por Dios y el Profeta.”26

Inclusive el Martír Shahid Muttahari dice que cuando los Shi´as utilizan el termino “Imam”, no solamente refleja la guía espiritual y el liderazgo, sino que también incluye el liderazgo político y social.27

Como puedes ver, todos estos teólogos y sabios prominentes de la Creencia Shiita definen unánimemente al Imamato como una posición que combina el liderazgo espiritual así como el liderazgo sociopolítico en el campo mundanal. Para un Shi´a, ´Ali es el primer Imam así como el primer Califa (Sucesor) del Profeta.

Un Shi´a nunca diría que ´Ali es el primer Imam pero que no es califa bila fasl (el sucesor inmediato) del Profeta. La diferencia entre los Shi`as y los Sunnitas no yace en el liderazgo espiritual sino en el liderazgo político inmediatamente después del Profeta. Como se mencionó anteriormente el punto de vista de que Ahlul Bayt fueron “las guías espirituales únicamente pero no las guías políticas” es una creencia que se encuentra entre los Sunnitas en general y en particular en los Sufis.28

(b) “También Política”

Dicho investigador, el 6 de Muharram de 1419, se contradice con su argumento anterior.

Dijo:“…el hecho es que el Corán concibió al Profeta como el líder de una ummah, una ummah que era religiosa, social y política. En otras palabras era una comunidad civil y moral guiada por una persona que poseía una clase de autoridad general la cual no era concebible en esa época, inclusive por las tribus Árabes. Esa fue también la dificultad durante Gadir. Cuando el suceso de Gadir, una de las dimensiones desafiantes de Gadir fue la presentación del concepto Coránico del liderazgo.

La Wilayah es esa clase de liderazgo el cual combinan la autoridad civil y la autoridad moral en una sola persona. Eso significa que no existe separación del poder. Esto no es una iglesia y estado como tal, al contrario la autoridad civil y moral se reúnen en la persona que desempeña el oficio de la Wilayah.

¿Qué era lo nuevo de esto? Lo nuevo de esto era que en la cultura árabe, los árabes no estaban acostumbrados a ver a un joven asumir el liderazgo. En la cultura árabe era imposible que una persona de 30 años llegara a ser el líder porque los árabes creían que esa responsabilidad debía recaer sobre alguien de mayor edad…”29

De nuevo en el discurso octavo, el estudioso dijo:

“La pregunta clave es ‘¿Es el Islam un sistema político o es un sistema religioso?’ Hay dos opiniones al respecto. Muchos eruditos están en esta batalla, incluyendo a Ayatolá Khoei, Ayatolá Muttahari, Ayatollah Khomeini, en Egipto al Ashmaawi, al Yaabiri en Marruecos…A mi modo de ver aquí hay un tema de mucha importancia. Si decimos que el Islam no es un sistema político, y que el Islam es simplemente una religión que le interesa llevar a la humanidad hacia la auto-perfección y prepararla para la otra vida, entonces estamos negando un papel de gran importancia que jugó el Profeta en el establecimiento de la Ummah como tal…

“Nueve décimos del Islam trata de mu’amalat, es decir como tratar unos a otros, como conducir tus asuntos en este mundo porque cualquier cosa que hagas en este mundo tienen una implicación para el ajirat. Ahora decir que el Islam es simplemente una religión sin un sistema social es negar el hecho de la wilayah.

A propósito, si ustedes recuerdan mi discurso en la quinta noche de Muharram, wilayah significa la autoridad civil y moral que puede guiarlos a su objetivo final y el objetivo final de la creación no es solamente orar cinco veces al día y ayunar sino también conocer como vivir como seres humanos dentro de una sociedad. De otra forma si no existiera una autoridad civil, el Profeta podría ser lo que denominamos an-nabi ar-ruhi…30

Esto es muy cierto. ¿Por qué entonces este erudito dijo en el segundo discurso, “El Profeta nunca fue reconocido como un líder político?” Es bueno que haya aclarado que el Profeta no fue solamente un líder religioso sino que también fue un líder político.

Después de la Primera Guerra Mundial hubo un intenso debate en Egipto sobre el tema de la Occidentalización versus el Islam, y algunos intelectuales, influenciados por sus ideas occidentales trataron de secularizar al Islam restringiendo la jilafat solo a temas espirituales y separarla del sistema político de la ummah. Alí Abdu-Razaq escribió al-Islam wa Usulul-Hukum (1925) proponiendo la total separación de la religión y el estado dentro del Islam.31

Ideas similares están emergiendo nuevamente últimamente en los escritos de algunos intelectuales musulmanes influenciados por las ideas liberales/seculares de Occidente.

4. ¿Acaso Nayaf y Qom tienen puntos de vista diferentes con respecto al Papel de los Imames?

En el discurso noveno este estudioso del Islam de nuevo se concentra en el papel espiritual versus el papel político del Profeta y los Imames. Y ahora sorprendentemente argumenta que hasta los grandes sabios de Qom y Nayaf tienen puntos de vista diferentes. Dice:

“…Nayaf y Qom están divididos en torno al debate del papel político del Profeta. Nayaf por haber sido uno de los centros religiosos más importantes del aprendizaje Shi’a y Qom en la actualidad, el centro de aprendizaje más importante han mantenido dos puntos de vista diferentes con respecto al papel del Imamato…

Nayaf sostiene una actitud conservadora en cuanto al papel del Imam. Creen que la religión tiene una función moral, una función ética pero no una función política, incluyendo a Ayatolá Joi, cuyas opiniones han sido bien expresadas. Él no cree que la wilayah del Imam ´Ali ibn Abi Talib (P) tiene necesidad de manifestarse políticamente porque el Imam sigue siendo Imam como guía espiritual, moral, ética sin importar si la gente le rinde fidelidad o no. Esas opinión fue enfrentada por primera vez por el Ayatolá Jomeini (ra).”32

Este estudioso del Islam quiere dejar la impresión en las mentes de la audiencia de que inclusive los `ulema de Qom y Nayaf difieren con respecto al papel del Imam cuando dice que Nayaf lo confina a una dimensión espiritual mientras que Qom lo expande hasta una esfera política.

Nada puede estar más alejado de la realidad. Los `ulema Shi’as de Nayaf (representados por el difunto al-Joi) y Qom (representados por el difunto Imam al-Jomeini) tienen puntos de vista idénticos con respecto a la wilaya del Profeta y los Imames. La diferencia entre ellos no radica en la Wilayat de los Imames sino el punto de la Wilayat-e-faqih, la autoridad de un jurista. Además, sobre el tema de la Wilayat-e-faqih, la división no es entre Qom y Nayaf; existen sabios polarizados sobre el tema tanto en Qom como en Nayaf.

Como se discutió anteriormente, todas las cuatro dimensiones de la Wilayat para el Profeta y los Imames se encuentran entre los dharûriyyat al-madhhab (Los fundamentos del Islam Shiita). Entonces ¿cómo podrían los grandes lideres del mundo Shi’a tener diferencias en ellos?

En cuanto a la visión del fallecido Honorable Ayatolá Imam Jomeini (ra) sobre la Wilayat del Profeta y su Ahlul Bayt (P) yo cito de su discurso sobre la Wilayat-e-faqih. Dice:

“Demostrar que el gobierno y la autoridad pertenecen al Imam no implica que el Imam no tenga estatus espiritual. El Imam posee en realidad ciertas dimensiones espirituales que no están desconectadas de su función como gobernante. El estatus espiritual del Imam es la vicegerencia divina universal que algunas veces es mencionada por los Imames (la paz sea con ellos).

Es una vicegerencia pertinente a toda la creación, por virtud de la cual todos los átomos en el universo se humillan ante el poseedor de dicha autoridad. Es una de la creencias esenciales de nuestra escuela de pensamiento Shi’a reconocer que nadie puede alcanzar el estatus espiritual de los Imames.

De hecho, según las tradiciones que se nos han transmitido, el Más noble Mensajero y los Imames existieron antes de la creación del mundo en forma de luces situadas debajo del trono divino; eran superiores a los otros hombres hasta en la forma de esperma del cual crecieron y su composición física. Su estación elevada está limitada solamente por la voluntad divina, como lo indica el dicho de Gabriel registrado en las narraciones del Mi`rây: ‘Si yo me acercara un poco más como la distancia de un dedo, ciertamente que me desintegraría.”33

El Ayatolá Jomeini en tanto que afirma el liderazgo político del Profeta y los Imames, no niega su Wilayat universal.

Volviendo a la visión del fallecido Ayatolá al-Joi sobre la Wilayat del Profeta y Ahlul Bayt, cito lo siguiente de sus discursos en los cuales dice:

“En cuanto al primer tipo de Wilayat [takviniya, universal, obviamente no hay duda en su autoridad sobre toda la creación como es claro en los hadices, porque ellos son el eslabón en la creación, a través de ellos continua la existencia, y son la razón de la creación[del universo; si no hubiera sido por ellos, Alá no hubiera creado a la humanidad, la humanidad fue creada por ellos, es por ellos que existe la humanidad, y son los medios del descenso de la Gracia divina”.

“Realmente, tienen la autoridad universal justo debajo de la autoridad del Creador Mismo; esta autoridad es más débil comparada con la autoridad de Alá Todopoderoso sobre la creación.34

Luego al-Joi también habla acerca de la autoridad civil/política del Profeta y los Imames, y dice;
“En cuanto a la segunda dimensión de su Wilayat legislativa (at-tashri`iyya) en el sentido de que poseen la autoridad para administrar independientemente las propiedades y las vidas de las personas—obviamente no hay disputa sobre su autoridad de esta clase…

Este se comprueba a partir de hadices muy veraces, y en el sermón de la despedida [el Profeta dijo, “Para quien yo sea su Autoridad, este ´Ali es su autoridad. ¿Acaso no tengo yo más autoridad sobre ustedes que ustedes mismos?” dijeron, “Si”…”35

Ayatolá al-Joi en tanto que afirma la Wilayat universal del Profeta y de los Imames no niega su autoridad política. Realmente va más allá y dice:

“Y la suposición de que la historia contradice que los Imames no ejercieron históricamente su autoridad política es invalida.”

Luego concluye.

“El no ejercer la autoridad en el sentido histórico no prueba la no-existencia de la autoridad obviamente.”36

En esencia, los dos grandes juristas del mundo Shi’a contemporáneo que representan a Qom y Nayaf tienen puntos de vista idénticos acerca de la Wilayat de los Imames de Ahlul Bayt (P). Ambos creen en todas las dimensiones de la Wilayat –espiritual, sociopolítica y universal– del Profeta y los Imames.

La diferencia que existió entre ellos dos fue solo en los límites de la autoridad de un faqih (muytahid, jurista) durante la Ocultación del Imam actual (P). ¿Cómo puede dicho estudioso del Islam, quien ha escrito el Gobernante Justo sobre la autoridad del jurista no conocer la diferencia entre Wilayat de los Imames (unánimemente aceptada por los juristas Shi’as) y la Wilayat del faqih (en lo cual hay diferencias sobre sus límites entre los juristas Shi’as)?

5. ¿Es la Wilayat parte de la Fe?

Haciendo referencia a la controversia que enmarcaba a su artículo en la Enciclopedia de Bioética, este investigador del Islam hizo el siguiente comentario en su cuarto discurso en el mes de Muharram de 1419:

“¿Cómo puede algo así dividir a la comunidad cuando es una parte tan trivial, y no es una parte de la fe?”

Haciendo referencia al suceso de Gadir Jum, dice: “¿Tiene ese suceso histórico alguna conexión con nuestro sistema de creencias? Si dije en mi artículo que el Profeta (BPD) no dejó una instrucción explicita acerca de su sucesor, ¿estoy enredando el camino de una manera peligrosa para la supervivencia de la religión de AhlulBayt (P), o ejerzo mi derecho como investigador para ver lo que dicen los registros?”

Como lo expliqué anteriormente en este capítulo en el Islam existe un término llamado “dharûry, pl. dharûriyyat” lo cual se refiere a aquellos temas que son parte esencial de nuestra religión. Los “dharûriyyat” se dividen en dos: “dhaûriyya al-madhhab –las partes esenciales de la escuela Shi´a–”.

Es un punto de vista común de nuestros sabios el que aquel que rechace uno de los dharûriyya ad-din, no es considerado un miembro de la fe Islámica; y quien rechaza uno de los dharûriyyat al-madhhab entonces no es considerado un miembro de la escuela Shi`a Izna-´Ashari (Doce Imames).

¿Cuál es el estatus de la creencia en la Wilayat de Ahlul Bayt: ¿Es uno de los dharûriyyat o no? Cuando discutía el estatus de los Musulmanes que no son Shi’as, Ayatollah al-Ju’i definió la Wilayat (en el sentido del amor por Ahlul Bayt) como uno de los dharûriyyat ad-din y la Wilayat (en el sentido de la jilafat y el liderazgo político) como uno de los dharûriyyat al-madhhab. El fallecido Ayatolá dijo:

“La dimensión de la Wilayat que es esencial [para el din es la Wilayat en el significado de amor y devoción, y ellos [los Sunnitas no la niegan en este sentido al contrario expresan su amor por Ahlul Bayt (P)…

“Por su puesto, la Wilayat en el significado de sucesión (jilafat) es una de las partes esenciales de la madhhab [del Shiismo, pero no de las partes esenciales del dín.”37

Por lo tanto según Ayatolá al-Joi, la Wilayat y el Imamato en el significado de sucesión (jilafat) es una parte esencial (dharûriy) del Shiismo; cualquiera que rechace esta dimensión de la Wilayat no es considerado como un Shi’a. Sería un musulmán pero no Shi’a.

Con respecto a la pregunta de que si al negar la explicitud de la designación del Imam ´Ali (P), este estudioso del Islam ¿está “tejiendo un camino peligroso para la supervivencia de la religión de Ahlul Bayt”?

Bien, la religión de Ahlul Bayt seguramente que sobrevivirá porque tiene un Imam que la protege aunque se encuentre oculto; pero también es cierto que tales pronunciamientos debilitarán la fe de la gente común y de los jóvenes con respecto a la Wilayat de los Imames.

Ustedes tienen que ver hacia donde llevan esos pronunciamientos: esto minimiza el daño hecho en contra de Ahlul Bayt y da una semblanza de legitimidad al punto de vista Sunnita. Un Sunni extendería este argumento un poco más diciendo que puesto que el Profeta no aclaró las cosas, los compañeros ¡hicieron lo que creían era lo mejor para el Islam! ¡Un Shi’a que asistió a los discursos de este estudioso del Islam decía “¿Cuál es el problema si creemos que ´Ali es el primer Imam (en el sentido espiritual) y el cuarto califa)? (en el sentido socio-político)!” Con amigos como él no necesitamos enemigos.

6. La Corrección final

Justo antes de que llegara a Toronto en 1998 para el mes de Muharram (1419), dicho erudito envió la siguiente corrección a los publicadores de la Enciclopedia Bioética.

“Muhammad murió en el año 632 después de Cristo, habiendo traído a toda la Arabia bajo el gobierno de Medina. Sin embargo, aunque explícitamente había designado a su primo y yerno, Ali, para que lo sucediera, no dejó instrucciones escritas acerca del proceso político.”

Había enviado por fax esto a algunos de los miembros de nuestra comunidad en Toronto y también lo había mencionado en uno de sus discursos en Muharram de 1419.

Tenemos los siguientes comentarios con respecto a la corrección: En primer lugar, inclusive la corrección es problemática. Él trató de dividir la sucesión en dos: religiosa y política. Con respecto al tema de la sucesión religiosa escribe que el Profeta explícitamente había designado a ´Ali para que fuera su sucesor. Inmediatamente califica a la designación explicita y excluye a la designación política cuando escribe, “no dejó instrucciones escritas acerca del proceso político” En el cuarto discurso de Muharram de 1419 dice: “Si, Gadir es una designación explicita, no quiere decir una instrucción explicita acerca del proceso político. Ninguna historia apoya eso”.

¿Desde cuando las “instrucciones escritas” se vuelven tan importantes en el establecimiento de las enseñanzas Islámicas? ¿No está toda la estructura del sistema Islámico basado en las palabras habladas?: ¿El Corán y la Sunna?

No existen absolutamente instrucciones escritas dejadas por el Profeta para nada en lo absoluto, entonces porque crea un nuevo amortiguador para los Sunnis en su defensa en contra de los Shi’as esperando una instrucción “escrita” sobre el tema del califato? ¿Qué hay de todos los dichos del Profeta sobre la designación del Imam ´Ali ibn Abi Talib (P) como su califa?

¿Acaso el valor de las instrucciones “habladas” sería inferior a las instrucciones “escritas”? ¿O acaso sería menos severo desobedecer sus instrucciones “habladas”, menos grave que sus instrucciones “escritas” Dios Todopoderosos dice:

O ustedes quienes creen no levanten sus voces por encima de la voz del Profeta… (49:2)

Si dicho estudioso del Islam quería narrar la historia del Qirtas en la cual el Profeta pidió una pluma y un papel, entonces debió haber escrito toda la historia y señalado a la persona responsable de no dejar que el Profeta escribiera nada.

En segundo lugar, el juego con las palabras como “designación” e “instrucción” es perturbador. En Gadir, el Profeta habla de la aproximación de su muerte y luego obtiene el reconocimiento de los musulmanes con respecto al nivel de su autoridad sobre ellos, y luego declara que “Para quien yo sea su autoridad, este ´Ali es su autoridad”.

Luego dice que “Dejo entre vosotros dos cosas: El Libro de Al-lah y mi descendencia, mientras se aferren a ambas cosas nunca se desviarán”. Y luego instruye a sus compañeros para que se acercaran y saludaran al Imam ´Ali (P) dirigiéndose a él por el título de “Amir –Líder–”. Cuando tu ves todo el contexto del suceso de Gadir, ¿acaso no es una instrucción clara, la designación, la indicación, inclinación, señalamiento –¿o como quisieras llamarlo– para el liderazgo del Imam ´Ali después de la muerte del Profeta?

Creer que el Profeta no dejó unas instrucciones explicitas acerca de su sucesor político equivale a legitimar el Califato Sunnita. Si el Profeta no hubiera dicho algo acerca de este asunto, entonces como pueden los shi’as reclamar que Abu Bakr usurpó el derecho de ´Ali bin Abi Talib (P). Dicho pronunciamiento no ayuda a nadie más que a los sunnitas.

En tercer lugar con base en lo que ha dicho este estudioso del Islam uno puede decir que ´Ali es el “Imam” (sucesor religioso/espiritual) pero no el “Califa” (sucesor político) Yo no se lo que él diría acerca de la declaración del Profeta en la Da’wat Zul `Ashira donde el Profeta dijo: “Ali es mi sucesor –jilafati–”.

En la teología Shi’a, como se dijo anteriormente, no hay diferencia entre “el Imamato” y “el califato”. La implicación de estos dos títulos es simple: Ali, con relación al Profeta, es su jalifa y sucesor, y Ali, con relación a la ummah es su Imam y líder. Por lo tanto “el Imamato” como una sucesión religiosa y “el califa” como una sucesión política va en contra de las implicaciones del “Imam” y “El Califa”.

´Ali es el Imam de la ummah Islámica en lo religioso así como en los asuntos políticos y similarmente ´Ali es el Califa del Profeta en los asuntos religiosos y políticos. Al ser injustamente privado de su posición política no disminuyó la realidad de la verdad. En las palabras del Sayyid Al-Jui, “El no ejercer [la autoridad no prueba la no-existencia de la Wilayat”.

El Profeta Muhammad(con él sea la paz y con su descendencia purificada)
Sucesor
(Califa)
Ali
Imam
(Lìder)
Ummah

La división del liderazgo en religioso y político realmente tuvo lugar en la versión sunnita de la historia Islámica. Los primeros cuatro califas asumieron el liderazgo político y religioso por lo cual esa era es descrita como “al-jilafatu rashida –el califato bien guiado–”. Después de eso, los califas asumieron el liderazgo político pero el liderazgo religioso fue asumido por otros.

En la Jurisprudencia (fiqh), por ejemplo, los cuatro Imames emergieron con líderes inclusive cuando existían los califas que gobernaban en sus respectivas épocas. En la teología, Abul Hasan al-Ashari y Abu Mansur al Maturidi emergieron como líderes. En el espiritualismo, varios maestros (e inclusive algunos Imames Shiiitas) fueron aceptados como guías y lideres por las ordenes Sufis.

Los shi’as no pudieron suscribirse a la división del liderazgo en las dimensiones políticas; los Imames son su última guía y líderes en todas las esferas de la vida: religiosa y política, legal y teológica. Por lo tanto, el Imam Yafar Sadiq (P) por ejemplo, no es solo una guía legal para los Shi’as, él es su líder en todo el sentido de la palabra, aunque algunas dimensiones de su liderazgo no se manifestaron.

  • 1. Ver Murteza Muttahari, Wilayat: The Station of The Master, tr. Yahya Cooper, Teherán: World Organization for Islamic Serivices, 1982.
  • 2. salawat significa pedirle a Dios que bendiga al Profeta Muhammad y a su Ahlul Bayt. Esto se incluye en las oraciones rituales de todos los musulmanes.
  • 3. Un hadiz autentico y sahih, narrado por an-Nasa’i, Khsa’is Amiri’l Mu’minin ‘Ali bin Abi Talib (Beirut: Darul Kitab, 1987) p. 101-102; el anotador, al-Athari, ha dado muchas citas más como Sahih Muslim, Sahih de at-Tirmidi, y otros.
  • 4. Narrado por Ahmad Ibn Hanbal y at-Tirmidhi, ambos en la sección de al-mnaqib, como es citado en Muhibbud Din at-Tabari, Dhakha’irul `Uqba fi Manaqib Dhawil Qurba, ed. Akram al-Bushi (Yeddah: Maktabatu Sahaba, 1955) p. 165.
  • 5. Sobre el rechazo de dharuriyyat, ver al-Maylisi “Rízala fil I’ tiqat,” Manahiyil Haqq wan-Nayat, ed, Sayyid Hasan Bi Taba (Qom: Markaz-e Athar Shia, 1372 año solar )p. 308-309; Sayyid Muhammad Kazim al-Yazdi, al—Urwatul Wuzqa (Teherán: Dar al-Kutub al-Islamiyya, 1392) p.24.
  • 6. As-Saduq, `I’tiqdatul Imamiyya, p. 94; en su traducción al Inglés, The Shi`ite Creed, ver p. 85. También ver cualquier texto estándar sobre la Jurisprudencia Shia en la sección de “nayasat” sobre “Kafir”.
  • 7. Como es citado por el fallecido “Allamah Mir Hamid Husayn al-Musawi quien la refuta para demostrar el Imamato Universal del Imam ´Ali a través del hadiz de Gadi. Ver al-Milani, Nafahatul Azhar fi Khulasati Abaqatil Anwar, vol. 9 ( Beirut: Darul Mu´arrikhil Arabi, 1995) p. 311.
  • 8. Sayyid Husain Nasr, “Shiismo y Sufismo”, p. 103.
  • 9. Ver Muttahari, Wilayah, p. 72. También ver Muttahari, Imamat wa Rahbari, p. 163, como lo cita nuestro profesor Sayyid Muhsin al-Kharrazi, Bidayatul Ma`arifil I ahiyya vol. 2, p. 12-16.
  • 10. La cita completa se darà mas adelante en este capìtulo.
  • 11. La cita completa se menciona mas adelante en este capítulo.
  • 12. Con respecto al la partición de la luna, ver en las fuentes Shi’as, at-Tabarsi, Maymaul Bayan, vol. 5, p. 186; at-Tabataba’ i, al-Mizan fi Tafsiril Qur`an, vol. 19, p. 60-72 quien también refuta las objeciones hechas por los musulmanes de mente materialista, a quienes les gusta interpretar tales versículos en un sentido metafórico. En las fuentes Sunnitas, ver al-Fakhr ar-Razi, at-Tafsirul Kabir, vol. 15, p. 26; as-Suyuti, ad-Durrul Manssur, vol. 6, p. 133; Mawdudi, Tafhimul Qur’an, vol. 5, p. 230-231.
  • 13. As-Saduq, I’tiqadat, p. 92-93, en su traducción al Inglés, The Shi’ite Creed, p. 84-85; al-Maylisi, “Risaalat fil-I’tiqadat”, p. 310. Debemos tener en cuenta que tanto como sunnitas y shiitas aceptan el hadiz del Profeta Muhammad (BPD): Los sabios de mi comunidad son mejores que los Profetas de Bani Israel, con la diferencia de que para los shias estos sabios son los Imames de Ahlulbayt as.
  • 14. Entre las referencias Sunnitas, ver Ibn al-Maghazili ash-Shafí’i,, Manaqib al-Imam ´Ali bin Abi Talib, p. 313 (hadiz No. 358); as-Suyuti, ad-Durrul Manssur, vol. 4 ( Beirut: Dar al-Fikr, n.d) p. 669.

    Al-Qnduzi, Yanabi’ul Muwaddah (Beirut; 1390/1970) p. 121. Para más referencias, ver ash-Shahid at-tustari, Ihqaqul Haqq, vol. 3, p. 280, Vol. 14, p. 362-365, vol. 20, p.75-77. Para una revisión crítica de las narraciones opuestas citadas por algunos eruditos ver at-Tabatabai, al-mizan, vol. 11, p. 423-428.

  • 15. Este es de nuevo un ejemplo de cómo dice una cosa en su obra académica y luego dice otra cosa cuando se habla a la comunidad Shi’a. El Doctor Sachedina, como se mencionó anteriormente, ha escrito en el Islámica Messianism que el Islam comenzó como un movimiento político y posteriormente adquirió el énfasis religioso; ahora dice que el Profeta fue reconocido fundamentalmente como un Profeta de Dios y nunca fue reconocido como un líder político.
  • 16. El segundo discurso del doctor Sachedina en Muharram de 1419 en Toronto. Quizás ha citado inadvertidamente el versículo Coránico incorrectamente, no es wal kafirun laysa maulá, es wa anna’l kafirun la maulá Lahum (47:11)
  • 17. Esta pregunta del Profeta está basada en el versículo 33:33 del Corán.
  • 18. Segundo discurso en Toronto, Muharraq 1419.
  • 19. Aunque esta oración es acuñada en “si es autentico”, crea más interrogantes. Durante los últimos días de Ramadán de 1418 el Doctor Sachedina hizo la siguiente declaración en Internet:
    “Aprovecho esta oportunidad para mencionar en los términos más absolutos que no solamente creo en la autenticidad inequívoca del suceso de Gadir…, creo que la declaración del Profeta “Para quien yo sea su autoridad, también ´Ali es su autoridad” es la designación explicita del Imam ´Ali al oficio del Liderazgo de la Comunidad Islámica, como lo sostiene la Fe Shiita Doce Imames”. Luego menos de cuatro meses después, en Muharram 1419, hace dicha declaración la cual arroja dudas en la explicitud de la declaración de Gadir Khum.
  • 20. El segundo discurso de Muharram de 1419 en Toronto.
  • 21. A-Turayhi, al-Mayma´ul Bahrayn, ed. Mahmûd Adil, vol. 3 (Teherán: Daftar-e Nashr-e Farhang-e Islami, 1408) p. 242.
  • 22. Al-Mufid, Âmâli, vol. 13 (Musannafat, Shaykh al-Mufid) p. 35.
  • 23. Al-Mufid, an-Nukata`l-`Itiqâdiyya en el vol. 10 de Musannafât ash-Shayk al-Mufid (Qom: Mu`assasa Ahlul-Bayt, 1413 d.H) p.39.
  • 24. Al-Hil-li, al-Bâbu`l-Hadi, ´Ashar Qom: Nashr Nawid, 1368 Hégira solar p. 184; también ver su traducción al Inglés Un Tratado sobre los Principios del Pensamiento Shiita, tr. William Millar (Londres: Royal Asiatic Society, 1958). P. 62.
  • 25. Lahiyi, Sarmaya-e Imam (Qom: Intisharat e-Zahra, 1372 solar) p. 107.
  • 26. Tabatabâ’i, El Islam Shi´a, tr. Nasr (Qom: Ansariyan 1989) p. 173.
  • 27. Mutahhari, Wilaya, p. 72.
  • 28. Ver página 90-91.
  • 29. En el sexto discurso en el mes de Muharram 1419 en Toronto.
  • 30. Discurso Octavo del Mes de Muharram 1419 en Toronto.
  • 31. Sobre el libro de Abdur-Raziq y la respuesta de Al-Bakhti ver Hourani, Arabic Thought, pp. 184-192; sobre la respuesta de Rashid riza ver Kerr, Islamic Reform.
  • 32. El noveno discurso en Muharraq 1419 en Toronto.
  • 33. Jomeini, Islam y Revolución, traducido por Hamid Algar (Berkeley: Mizan Press, 1981) p. 64-65.
  • 34. At-Tauhid, Muhammad Ali, Misbahul Faqahah, Vol. 5 (Qom: Intisharat e Wiydani).
  • 35. Ibíd., p. 38-39.
  • 36. Ibíd., p. 39.
  • 37. Al-Gharawi, Mirza Ali, at-Tanqíh fi Sharhil-Urwatil Wuthqa, vol. 2 (Qom: Dar al-Hadi, 1410 AH) p. 86.

El conocimiento de Ahlulbayt

1. Introducción

La Wilayat universal se encuentra de una forma unida al conocimiento que Al-lah Todopoderoso ha concedido a la persona que posea la Wilayat. La Wilayat universal del Imam Ali, por ejemplo, se describe en el Corán con las palabras “la persona que tiene conocimiento del Libro”.

¿Qué es `ilmul-ghayb? Nuestros medios para adquirir el conocimiento son los sentidos que Al-lah ha creado para nosotros.

Alá os ha sacado del seno de vuestras madres, privados de todo saber. Él os ha dado el oído, la vista y el intelecto. Quzás así seais agradecidos. (16:78)….

Vemos cosas con los ojos y escuchamos sonidos con nuestros oídos, y luego analizamos la información en nuestras mentes y concluimos.

Existe otra clase de conocimiento que no puede ser adquirido por los sentidos humanos; proviene de Dios. Ese conocimiento es conocido como `ilmul-ghayb. Conocimiento de lo oculto. Por ejemplo, el conocimiento de los sucesos del futuro o los pensamientos internos e intenciones de una persona, etc.

“Gahyb” es lo contrario de “shuhhûd –lo manifiesto, lo evidente–”. Algunas veces el ghayb es absoluto (por ejemplo, las intenciones que se encuentran en el interior de una persona) y en otras ocasiones es relativo (lo que una persona ha ocultado dentro de su casa, es `desconocido` para los extraños). El término “ghayb –oculto–, desconocido” es usado desde la perspectiva de los seres creados solamente. Para Al-lah no existe diferencia entre el ghayb y shuhhûd”. El Corán describe a Al-lah como

“…El Conocedor de lo oculto y lo evidente…” (39:46; 62:8)

2. El Corán y El `Ilmul Ghayb

Según el Corán, la única fuente independiente del ílmul ghayb es Al-lah.

Él posee las llaves de lo oculto, sólo Él las conoce. Él sabe lo que hay en la tierra y en le mar. No cae ni una hoja sin que Él lo sepa, no hay grano en las tinieblas de la tierra, no hay nada verde, nada seco que no esté en una Escritura clara. (6:59)

Di: “Nadie en los cielos ni en la tierra conoce lo oculto, fuera de Alá. Y no presienten cuándo van a ser resucitados”.(27:65)

Di: “Alá sabe bien cuánto tiempo permanecieron. Suyo es lo oculto de los cielos y de la tierra. Que bien ve y que bien oye, fuera de Él, los hombres no tienen amigo. Y Él no asocia a nadie en Su decisión” (18:26)

Lo importante de estos versículos es que el conocimiento del ghayb pertenece a Al-lah, Él conoce el ghayb por Sí Mismo.

¿Puede alguien más tener acceso al `ilmul ghayb?

Dios Todopoderoso, por Su gracia y sabiduría infinita concede el ‘ilmul ghayb a aquellos que Él escoge. El Corán dice:

El conocedor de lo oculto. No descubre a nadie lo que tiene oculto, salvo aquél a quien acepta como enviado. Entonces, hace que le observen por delante y por detrás. (72:26-27)
…Ni va Alá a enteraros de lo oculto. Pero Alá elige de entre Sus enviados a quien Él quiere… (3:179)

…Conoce su pasado y su futuro, mientras que ellos no abarcan nada de su ciencia, excepto lo que Él quiere… (2:255)

Lo importante de estos versículos es que Al-lah concede el ‘ilmul ghayb a algunas criaturas.
Cuando colocamos todos estos versículos junto al conocimiento de lo oculto podemos obtener la conclusión de que (1) Al-lah es el único poseedor independiente del ‘ilmul ghayb y que (2) aquellos de entre los ángeles, profetas, mensajeros, Imames y otras personas virtuosas que tengan el ‘ `ilmul ghayb es totalmente dependiente de la discreción y el poder de Al-lah.1

Después de referirse a los últimos versículos de la surah 72, Alama Tabataba’i llega a la siguiente conclusión:

“La posesión exclusiva del ‘ilmul-ghayb (el conocimiento de lo Oculto) de parte de Al-lah Todopoderoso es en el sentido de la originalidad que hemos explicado, y por lo tanto Él, el Todopoderoso conoce el ghayb por Sí mismo, mientras que los otros conocen el ghayb solo por lo que Él les ha informado al respecto. De esta forma se aclara que lo que se ha mencionado en Sus palabras acerca de aquellos que no tienen el ‘ilmul ghayb realmente quiere decir “no tenerlo por ellos mismos e independientemente”, no niega lo que otros conocen [del ghayb a través de la revelación…”2

3. El conocimiento de lo oculto (`Ilmul Ghayb) de los Profetas

El Corán no solamente habla de la posibilidad de que otros tengan acceso al conocimiento de lo oculto, realmente el Corán da varios ejemplos de aquellos que han sido dotados con el ‘ilmul ghayb por Al-lah Todopoderoso.

1. Al enumerar los poderes milagrosos que poseía el Profeta Jesús (P) dice: Él le enseñará la Escritura, la Sabiduría, la Torah y el Evangelio. (3:48)

2. Haciendo referencia al Profeta José (P), tenemos los siguientes versículos: Así te elegirá tu Señor y te enseñará a interpretar sueños. (12:15). Así dimos poderío a José y hasta le enseñamos a interpretar sueños. (12: 37)

3. Al Profeta Salomón se le enseñó el lenguaje de los pájaros: Y Salomón…Hombres se nos ha enseñado el lenguaje de los pájaros y se nos ha dado de todo. (27:16)

4. Según el Corán, Al-lah ha concedido el conocimiento de lo oculto al Profeta del Islam como se puede ver en los siguientes versículos: Con respecto a los sucesos del pasado, Al-lah dice:

Esto forma parte de las historias referentes a lo oculto, que Nosotros te revelamos. (12: 102).

Al-lah le informó al Profeta acerca de la guerra que se aproximaba entre el Imperio Romano de Oriente y el imperio Persa Sasánida:

Los bizantinos han sido vencidos en los confines del país. Pero, después de su derrota vencerán dentro de varios años. (30:1-4)

Con respecto a la conquista de Meca a manos de los musulmanes, Al-lah dijo:Él sabía lo que vosotros no sabíais. Además ha dispuesto un éxito cercano. (48:27)

El Profeta también fue informado de los pensamientos internos de los hipócritas.

Como puedes observar estos ejemplos abarcan todos los aspectos de lo oculto: la historia del pasado, los sucesos del futuro, el lenguaje de los pájaros, y también las intenciones de otras personas. El Profeta es descrito así; “no es avaro de lo oculto” (81; 24), él solía compartir la información con otros.

Antes de que finalicemos con esta sección recordemos que el conocimiento del ghayb de un ser humano o un ángel no proviene de ellos sino que es siempre y constantemente depende de la voluntad de Al-lah. Es por eso que los Mensajeros fueron instruidos para decir que no poseían ‘iluml ghayb (6:50; 11:3).

Es por la misma razón que el Profeta Muhammad (BPD) se le ordenó decir:

“...Si yo conociera lo oculto, abundaría en bienes y no me alcanzaría el mal. Pero no soy sino un monitor, un nuncio de buenas nuevas para gente que cree”. (7:188)

Esto no quiere decir que no tenga el ‘ilmul ghayb; es la afirmación de la creencia en que cualquier conocimiento que posea es solo por el deseo y el placer de Al-lah Todopoderoso.3

4. ‘Ilmul Ghayb de los Imames

El Imam ´Ali también fue bendecido con el ‘Ilmul Ghayb como lo corrobora el versículo 13:43 discutido en el último capitulo sobre la Wilayat. Fue con base en el “conocimiento del libro” que el Imam ´Ali posee la Wilayat universal.

Aún mas, según los hadices Shi’as, Al-lah había instruido al Profeta para entregar cualquier conocimiento que se le diera a ´Ali ibn Abi Talib. Después de todo el Profeta “no era avaro del ghayb”. Los otros Imames como sucesores de ´Ali también tuvieron acceso al ‘Ilmul Ghayb.4 El Sheik al-Muzaffar explica la posición Shi’a en este tema de la siguiente manera:

“Creemos que los poderes de los Imames para recibir la inspiración han alcanzado el más alto nivel de excelencia, y decimos que es un poder concedido Divinamente. Con esto queremos decir que el Imam es capaz de entender información de cualquier tipo, en cualquier lugar y en cualquier momento, y él comprende por medio de ese poder concedido Divinamente de una sola vez sin recurrir al razonamiento metodológico o a la guía de un maestro.

Cuando él desea conocer acerca de un asunto este se refleja en su mente pura como si fuera un espejo muy transparente. Es claro a partir de las historias de sus vidas que al igual que el Profeta los Imames no fueron educados ni entrenados por nadie en lo absoluto, ni siquiera en la lectura y la escritura desde su niñez hasta la madurez de sus mentes.

Nunca se vio a alguien o a algún profesor instruir a alguno de ellos, al contrario eran maestros del conocimiento incomparable de tal forma que nunca se les preguntó acerca de algún problema que no pudieran resolver inmediatamente, y nunca dijeron que no sabían. Nunca necesitaron tiempo para considerar una pregunta antes de contestar.”5

Tan pronto como la gente lo aceptó como líder, el Imam ´Ali (P) llegó a la mezquita vestido con un turbante y una bata del profeta, y se sentó en el pulpito. Luego dijo: “O pueblo, pregúntenme antes de que me pierdan por que esta es la cesta del conocimiento, este es el aliento del Mensajero de Al-lah (Glorificado y Exaltado sea), y esto es con lo que el Mensajero de Al-lah me ha alimentado. Por lo tanto pregúntenme porque tengo el conocimiento desde el primero hasta los últimos.

“Por Al-lah que si se me ofrece donde pueda sentarme les daré evidencias a la gente de la Torah según la Torah hasta que esta diga, ´Ali es veraz no ha mentido. Les ha dado el veredicto de acuerdo a lo que Al-lah ha revelado en mí.

“Ustedes leen el Libro (Corán) en la noche así como durante el día; por lo tanto ¿hay alguien entre ustedes que sepa lo que se ha revelado en ella? Si no hubiera sido por un versículo del Libro de Al-lah yo les habría informado de lo que ha sucedido en el pasado, de lo que sucederá en el futuro y de lo que sucederá en el Día de la Resurrección, y el versículo es: Al-lah borra y corrobora lo que quiere, y Él posee el Libro Madre. (Ra`d: 39)…”6

Este último pasaje es significativo; en el, el Imam ´Ali dice que tiene acceso al ‘ilmul ghayb pero también reconoce que este conocimiento es totalmente dependiente de la voluntad de Al-lah Todopoderoso.

Aquí solo citaremos uno de los dos ejemplos de la vida del Imam ´Ali (P). Yundab bin Abdullah al-Azdi narra lo siguiente: Estuve junto a ´Ali en las batallas de Yamal y Siffin. Nunca había dudado luchar en contra de aquellos que combatían en contra de ´Ali hasta que participé en la batalla de Nahrawan (en contra de los Khariyitas). Luego empecé a dudar si luchaba en contra de estas personas. Dije, “son nuestros recitadores de Corán y nuestros hombres a quienes estamos asesinando. Este asunto es horrible”.

En la mañana fui a caminar llevando una vasija con agua junto conmigo, hasta que me alejé de las filas de ejército. Luego acomodé mi escudo en el suelo, ajusté mi escudo y me oculté del sol. Mientras que estaba sentado, Amir al-Muminin, ´Ali (P) se acercó a mí. Me dijo, “O hermano de la tribu de al-Azd, ¿llevas agua contigo para realizar la purificación ritual? “Si” respondí y le di mi vasija.

Él se hizo a un lado en lugar donde no podía verlo, luego regresó después de haberse purificado. Se sentó en la sombra del escudo. De repente apareció un jinete preguntando por él. Yo dije, “O Amirul Mu’minin, hay un jinete que quiere verte”.

“Hazle señas de que se acerque” me dijo. Le hice señas y el se acercó. Dijo, “O Amirul Mu’minin, la gente (los Jariyitas) han cruzado el río.”

“No”, contestó, “No han cruzado”

“Si, por Dios, que han cruzado”. El hombre insistió.

“No”, contestó, “ellos no han cruzado”

Luego se acercó otro hombre. Dijo, “O Amir al Mu’minin, la gente ha cruzado”

“No”, contestó, “ellos no han cruzado”

“Por Dios”, dijo el hombre, “No vine a ti hasta que no vi el equipaje en ese lado”

“Por Dios”, dijo, “No lo han hecho, lo que quieres es matarlos y derramar su sangre”

Luego se puso de pie y yo también lo hice. Me dije a mi mismo, “Las alabanzas son para Al-lah Aquel que me ha dado la intuición para reconocer las intenciones de este hombre. Es uno de los dos hombres: ya sea un mentiroso o tiene una evidencia de parte de su Señor y un pacto de su Profeta.

O Dios, te doy un juramento solemne acerca de la cual puedes preguntarme el Día de la Resurrección. Si me entero de que la gente ha cruzado, yo seré el primero en combatirlos, el primero en atacarlo. Si ellos no han cruzado, entonces iré y pelearé a su lado.”

Regresamos a las líneas del ejército y encontramos que los estandartes y los equipajes se encontraban intactos como antes.

Luego ´Ali me agarro por el cuello y me empujó. Luego dijo, “O hermano de la tribu de al-Azd, ¿se ha aclarado este asunto para ti?

“Si, Amirul Mu’minin”, contesté.

“Tu asunto es con tu enemigo” dijo.

Yo maté a un hombre de los Jariyitas y luego a otro. Uno de ellos y yo estábamos intercambiando golpes. Yo lo golpeé y el me golpeó. Ambos caímos. Mis compañeros me llevaron de regreso. En el momento en que recuperé la conciencia, quedó uno de los Jariyitas.

Después de citar este incidente, Shayk al-Mufid hace el siguiente comentario. “En este suceso ´Ali da la información acerca de lo oculto, da clara evidencia de su conciencia interior (del hombre) y su conocimiento acerca de lo que se encuentra en las almas de los hombres. La evidencia es excelente, la cual no podría ser igualada por evidencia de una naturaleza similar en términos de la grandeza del milagro y su prueba evidente.”7

Ahora me gustaría citar otro ejemplo del próximo libro de mi padre en el cual él ha tratado el tema del pronóstico profético. Dice lo siguiente:

“Existen numerosas profecías bien documentadas del Profeta y ´Ali las cuales se cumplieron después…Un evento histórico importante es referido en el Sermón 128 en el Nahyul Balagha. Sayyid Razi le da a este sermón el título “el sermón que describe las características de los Turcos”.

Cita partes en las cuales describe a los invasores, sus rasgos, sus vestimentas, la invencibilidad y sus muchos asesinatos. Sayyid Razi murió en el 406/1016, doscientos cuarenta años antes de la caída de Bagdad en el 1258. Ibn Abil Hadid, el cual escribió la Sharh (Comentario del Nahyul Balagha) murió 17 años antes de la caída, este identifica a los invasores como los mongoles quienes en sus días habían ya conquistado a Khorasan, Iran y Siria. Describe el caos que crearon en los países vecinos hasta el año 643/1245. Dice:

“Y sepan que esta profecía de ´Ali acerca de lo oculto la hemos visto con nuestros propios ojos y ha ocurrido en nuestra época. Y la gente, desde los comienzos del Islam esperaban su cumplimiento, hasta que el firme decreto de Al-lah la hizo aparecer en nuestros días.”

“No existen detalles claros en su versión del sermón de quienes fueron los conquistados. Pero este mismo sermón en su forma completa se encontraba en las manos de los eruditos shi’as y había estado desde los días de Ali.

“Al-lamah Hilli nació ochos años antes de la caída de Bagdad en manos de Hulagu Jan. Su padre, Sadídud Din Yusuf al-Hilli fue el hombre más erudito de su tiempo en el fiqh, el principio de jurisprudencia y teología. Refiriéndose a las profecías de los sucesos del futuro por Ali, Al-lamah escribe:

Y entre ellos se encuentra la profecía de la fundación de Bagdad y el Reino de los Abbasidas y las circunstancias en las cuales los mongoles arrebatarán su reino. Mi padre lo ha narrado, y esta profecía fue la razón por la que los ciudadanos de Bufa, Hilla y las dos ciudades sagradas [Karbala y Nayaf se hallan salvado de la masacre.

Cuando Hulagu llegó a Bagdad y antes de conquistarla la mayoría del pueblo de HIlla huyó hacia el desierto, excepto unos cuantos de ellos. Entre ellos se encontraba mi padre (Al-lah tenga misericordia de él), Sayyid Maydud Din bin Tawus, y el faqih, Ibn Abil Izz. Decidieron escribirle al sultán Hulagu que aceptaban su gobierno y que estuvieron bajo la autoridad del segundo Janid.

Enviaron la carta con un hombre Persa. Hulagu envió una (orden) con dos personas, Nikalah y Alauddin, diciendo, `Si vuestros corazones son como vuestras cartas, entonces vengan hacia nosotros`. Los dos oficiales llegaron y le entregaron el mensaje de Hulagu. Sin embargo, los otros que habían firmado la carta temían ir puesto que no sabían cual sería el resultado, por lo tanto, mi padre les preguntó a los oficiales, “¿sería suficiente si solamente voy yo?” Ellos dijeron, “Si” Entonces, se dirigió hacia ellos.

Cuando mi padre llegó ante el sultán (y esto sucedió antes de que Bagdad fuera conquistada y el califa asesinado), él le preguntó a mi padre, “¿Cómo es que te atreves a escribirme y venir a mi corte inclusive antes de saber como se decidiría el asunto entre tu rey y yo? ¿Cómo puedes estar seguro; quizás él haga la paz conmigo y yo me marche?”

Mi padre dijo; “Dimos ese paso porque se nos había informado de la predicción de Amirul Mu’minin ´Ali bin Abi Talib (P) que dijo en su Sermón de Zawra:

“… ¿Y que les hará saber lo que es Zawra? Una tierra de gran esplendor. Fuertes construcciones se erigirán en ella y sus habitantes aumentarán en cantidad y habrá sirvientes y tesoros.

Los hijos de Abbas la harán su lugar de residencia y lugar de exhibición de sus vanidades; será su casa de diversión y juego; habrá una opresión arrolladora, temor, líderes corruptos, gobernantes pecadores; estos serán atendidos por los nativos de Fars y Rum. No harán ningún bien después de conocerlo no abandonaran el mal después de conocerlo. Sus hombres satisfarán sus deseos con hombres, y las mujeres con mujeres.

Entonces habrá un dolor arrollador, larga lamentación y destrucción, y llanto de los habitantes de Zawra por el asalto de los turcos. Y ellos son hombres de ojos pequeños, sus rostros son como escudos, sus ropas son de hierro, no tienen pelo, sin barbas. Los liderará un rey que surgirá cuando su reinado (Abbasida) haya comenzado. Tendrá una voz potente, mucho poder y gran coraje, no pasara por un pueblo que no logre conquistar y nada se le opondrá que no pueda vencer. Pobre de aquel que se conviertan en su enemigo, lo seguirá siendo hasta que alcance la victoria”.

Después de citar el sermón mi padre dijo, “Ya que se nos han narrado estas cualidades y las hemos encontrado en ti, colocamos nuestra esperanza en ti y estaremos junto a ti”

Inmediatamente el sultán se satisfizo y les escribió (a los ciudadanos de los cuatro pueblos); en el nombre de mi padre Que Allah tenga misericordia de el) dándole tranquilidad a los corazones del pueblo de Hilla y sus alrededores.

“Obviamente el líder Shi’a dio el sermón de tal forma que detalló quienes eran los conquistados – los Abbasidas. Es inconcebible que ´Ali diera tal detalle acerca del vencedor sin ninguna referencia de los conquistados. En cuanto a Sayyid Razi, uno puede decir que se entiende la omisión que hizo de los detalles acerca de los conquistados. No los omitió debido a la falta de literatura de rango sino porque vivía en Bagdad bajo las narices de aquellos que serian conquistados, los Califas Abbasidas” 8

El ejemplo personal de Yundab en tiempos de lmam ´Ali y el ejemplo de al-Hilli del siglo séptimo claramente demuestra que los Imames tenían acceso al ‘ilmul ghayb por bendición del Todopoderoso Al-lah y que esta creencia no es “un argumento exagerado de unos seguidores fanáticos”9

En palabras del Sheik al-Mufid, “(La evidencia para esta clase de milagros por Amir al Muminin es de tal forma que solamente puede ser negada por medio de la estupidez, la ignorancia, la calumnia y la obstinación.”10

5. El conocimiento de lo oculto (`lmul Gahyb) y la vida Personal

Entonces porque el Profeta y los Imames no utilizaron el conocimiento de lo oculto para advertir las tragedias en sus vidas personales? Esta es una pregunta muy frecuente con respecto al conocimiento de lo oculto. Siempre utilizo un ejemplo que he visto desde mi infancia en Africa Oriental. Recuerdo ver los automóviles designados a los funcionarios gubernamentales con el signo “Sólo para uso Oficial” claramente visible sobre ellos. El conocimiento de lo oculto dado a los profetas y a los Imames es de la misma forma: “Solo para uso Oficial”, no es para uso de la vida personal.

Recientemente en respuesta a esta pregunta hecha por un Shi’a filipino, mi padre contestó: “Allah Todopoderoso le había concedido el conocimiento de muchos sucesos futuros al Profeta y a los Imames. Pero al mismo tiempo se les había ordenado no utilizar dicho conocimiento en su diario vivir con el resto de las personas. En otras palabras, tenían que socializar con las personas como si no supieran que sucedería en el futuro.

Tenían que vivir al nivel de las demás personas. No tenían que utilizar su supra conocimiento o poder para beneficio propio o para advertir cualquier daño que pudiera sucederles personalmente. De hecho, fue una prueba difícil para ellos saber que algún hombre o mujer los lastimaría a ellos o a sus hijos y tener que comportarse con ellos de forma natural. Es por eso que ´Ali (P) no castigo o encarceló a Ibn Mulyam aunque sabia que este luego lo asesinaría.”11

Sheikh Muhammad Rida al-Yafari explica, “Los Profetas e Imames, debe observarse bien, comparten con el resto de la humanidad los medios por los cuales se adquiere el conocimiento que Allah les ha concedido: los sentidos, el intelecto, etc. También poseen un poder especial o medios especiales que otras personas no poseen.

“Al llevar a cabo las ordenes de la Sharia de Allah en la cual todos tienen la responsabilidad, y similarmente en el comportamiento común, los Profetas y los Imames solamente hacen uso de la primera forma de conocimiento, los medios comúnmente disponibles: el segundo medio solamente lo utilizan en los deberes y funciones que están conectadas con su posición de profecía e Imamato.

De esta forma en temas como el conocimiento del comienzo del mes, dar un juicio, descubrir si algo es puro o impuro, etc., utilizan los medios que se requieren para adquirir tal conocimiento, como por ejemplo, observar la luna, medios que cualquier otra persona puede utilizar.

“También el conocimiento que poseen los profetas o Imames, por ejemplo el momento de su muerte, no puede convertirse en el fundamento de su proceder o actuar. Lo que ellos voluntariamente hacen debe estar determinado por los medios disponibles para cualquier ser humano. Tal conocimiento así tiene un aspecto espiritual anexo relacionado con el Encuentro con Allah, y la razón de esto debe buscarse a este nivel, pero no tiene el fin de influenciar y controlar los sucesos al nivel del entendimiento comun.”12

Lo mismo se puede decir de la wilayat universal: el Profeta o los Imames no la utilizan en asuntos de interés personal, es solamente utilizada para demostrar la veracidad de la fe.

6. El Concepto de “al-Qur’an an-Natiq” (El Corán Parlante)

“Al-Qur’an an-Natiq” significa El Corán parlante. Este es un famoso titulo dado a los Imames Shi’as para describir su proximidad al Corán, ellos son los custodios del mensaje Coránico y su interpretación; ellos son la materialización de los valores Coránicos y de sus ideales. Este concepto se basa en varias narraciones del Profeta en los cuales el Corán y los Ahlul Bayt se dice nunca se separaran.

El famoso hadiz de zaqalayn dice:

“Dejo dos cosas preciosas entre ustedes: El Libro de Dios y mi Ahlul Bayt. Los dos nunca se separaran uno del otro hasta que retornen a mi en la fuente del Kauzar (el dia de la Resurrección).”13

En otro hadiz, Umm Salama, la esposa del Profeta, lo cita de la siguiente manera:
“Ali esta con el Corán y el Corán esta con Ali; ellos nunca se separaran uno del otro hasta que se encuentren conmigo en la Fuente (el día de la Resurrección).”14

Abu Saad al-Jundari narra; un día estábamos sentados esperando al Profeta Muhammad (BPD). El Profeta (BPD) Llegó a nosotros y vimos el lazo de su zapato que estaba roto; se lo dio a ´Ali para que se lo reparara. Luego dijo,

“Uno de ustedes librará una guerra por la interpretación (tawil) del Corán así como yo libré una guerra por su revelación (tanzil)”.

Abu Bakr dijo, “¿Soy yo aquel?” El Profeta dijo, “No”, Luego Umar dijo “¿seré yo?”, el Profeta dijo, “No, pero será aquel que esta reparando mi zapato”

El Imam ´Ali mismo dijo, “Pregúntenme antes de que me pierdan, por Aquel que escinde el grano y creó el alma, si me preguntan cual versículo fue revelado en la noche o en el día, si fue en Meca o en Medina, durante un viaje del Profeta o en Medina, si es revocador o no, si es claro o alegórico, y si necesitan su interpretación o el contexto de su revelación—les informare acerca de todo eso.”15

Es con base en estos hechos apoyados por las fuentes sunnitas que los Shi´as usan el titulo “Al Qur¨anun Natiq” para sus Imames. Como lo vimos anteriormente, el Imam ´Ali mismo argumenta tener la verdad y los significados profundos de los versículos Coránicos. Este argumento y creencia ha estado desde los primeros días del Shiismo. De tal forma que es incorrecto colocar el inicio de este concepto en los últimos periodos diciendo que la creencia de que los Imames eran el “Corán viviente”, quienes conocían la interpretación esotérica del Libro, haya comenzado en época del Imam al-Baqer.”16

  • 1. Para un análisis excelente sobre los versículos coránicos sobre el ‘ilmul ghayb y sus hadices importantes, ver Ahmad Mutahhari y Gulam Raza Kardan, ‘Il-e Payambar wa Imam dar Qor’an, Qom; Dar Rah Haq, 1366 (solar) después de la Hégira.
  • 2. At-Tabataba’i, al-Mizan, vol. 20, p. 131-132.
  • 3. Para tener un cuadro claro y preciso del conocimiento de Dios (el cual es absoluto e inmutable, y que se describe como “al-lawh al mahfuz—la escritura protegida) vis-a –vis el conocimiento de los seres humanos escogidos y los ángeles (el cual no es necesariamente absoluto, y se describe como “lawhul mahw wal izbat—la escritura que puede ser borrada y re-escrita”), ver S. Saeed Akhtar Rizvi, La Justicia de Dios, p. 21-26. El Libro claramente explica que bada’ (cambio) no ocurre en el conocimiento de Dios y solamente puede ocurrir en el conocimiento de los ángeles y los humanos.
  • 4. Al-Maylisi, Biharul Anwar, vol. 26, capítulos 1, 3 y 6 como fue citado por Rizvi, La Justicia de Dios, p. 21-26.
  • 5. Al-Muzaffar, M.R., The Faith of Shi’a Islam, p. 33-34.
  • 6. Al-Mufid, al-Ikhtisâs, p. 235; una versión más corta de esta narración pude verse en al-Irshad, p. 34 (en Inglés, p. 21) Para otras referencias sobre este argumente del Imam ´Ali “Pregúntenme antes de que me pierdan”, ver al-Amini, al-Gadir, vol 6, p. 193-194; vol. 7, p. 107-108.
  • 7. Al-Mufid, al-Irshad, p. 317-319; en su traducción al Inglés, ver p. 239-240. Esta narración también puede observarse en las siguientes fuentes Sunnitas: Muttaqi al-Hindi, Kanzul Ummal, vol. 11, p. 289 citado de at-Tabaranis al-Wasít; Ibn Abil Hasis, Sharh Nhayul Balagha, vol 2, p. 271.
  • 8. El próximo libro de Allahmah Sayyed Sabed Katar Rizvi sobre la fe e Historia del Shiismo. Cita el Kashful Yaqin, p. 28 como la fuente de narración.
  • 9. Islamic Messianism, p.18-19, Abdul Aziz Sachedina.
  • 10. Al-Mufid, al-Irshad, p.314; en Inglés, ver p.236.
  • 11. En el folleto próximo de Your Questions Answered, vol.8.
  • 12. Ver la nota de explicación de Shaykh Muhammad Ridha al-Yafari en al –Kulayni, al Kaki (Árabe con traducción al Ingles), vol. 1, Parte 2, Libro 4 (iii) p. 259. Sayyid Muhammad Ridha al-Yalali tiene un tratado extenso relacionado con esta pregunta y sus respuestas por parte de los Imames(as) ellos mismo y los Ulema Shiitas de los últimos diez siglos. Ver “Ilmul Aimma bil Ghayb wal I’tiradh ‘aliyhi bil qai’lat tuhlika wal Iyabat ‘anhu ‘ibarut-tarikh” Turazuna, No. 37 (Shawwal, 1414) p.7-107.
  • 13. At-Tirmidhi, Sahih, vol. 5 (Beirut: Dar la-Fikr, n.d) p. 328-329, hadiz #3874, 3876; as-Suyuti, ad-Darrul Manzur, vol. 6, p. 7, 306; Ibnul Maghazili ash-Shafi’I, Manaqib ´Ali ibn Abi Talib, p. 234, hadiz #281.
  • 14. ‘Al-Hakim, al-Mustakrak ‘alas-Sahihayn, vol. 3 (Beirut: Dar al-Ma’rifa, n.d) p. 124; al-Juwarazmi, al-Manaqib, p.110; Maymauz Zawaid, vol.9, p. 134 as-Suyuti, Tarjhul Julafa; p. 173.
  • 15. Al—Mufid, al—Ikhtisas, p. 236.
  • 16. Abdulaziz Sachedina, Islamic Messianism, p.15.

Conclusion

El comienzo del Islam no esta separado del comienzo del Shiismo, se inició con el Profeta del Islam, Muhammad al-Mustafa (BPD) y se ha preservado en su forma original por los Imames de Ahlulbayt (P)

El Profeta presentó el mensaje del Islam en la dawat dhul ashira y también presento a ´Ali como “mí hermano, mi sucesor y mi califa” Y justo unos meses antes de su muerte en la más grande reunión de su vida, en Gadir Jum, el Profeta claramente designo a ´Ali como su mawla (La autoridad, Líder) de la Ummah. Entre la dawat y Gadir Jum, lo presentó como su líder en diversas ocasiones. La designación de ´Ali para el Imamato y el Califato fue explicito y obvio.

Ali y los Imames de su descendencia son los Ahlulbayt al cual se refiere el Termino Coránico.

Amarlos y honrarlos es un deber Islámico de todos los musulmanes. Los Ahlulbayt han sido investidos por Allah con la wilayat y en el sentido más estricto de la palabra, y eso también incluye el conocimiento de lo oculto.

Bibliografía

Abdul Jabbar, al-Qadi, al-Mughni fit-Tawhid wal `Adl, Cairo, Darl al.-Misriyya, n.d.

Abul Fizza, al-Mukhtasar fi Tarikhil Bashar, Beirut: n.d

Amili, Sayyid Jafar Murtaza, Ahlul Bayt fi Ayatit-Tathir, Beirut: Darul Amir, 1993.

Amin, Ahmad, Fajrul Islam, Cairo.

Amini, AbdulHusayn, al-Ghadír, 11 volumenes, Teheran: Muas-sasatul Muwahhidi, 1976.

Arnol, T.W., The Caliphate, 1965.

Askar, Sayyid Murtaza, Abdullah bin Saba and Other Services, 1984.

------Hadithul Kisa f I Masadiril Madrasatyan, Teheran: Nashr Tawhid, 1997.

------Verse of Purification, Bombay, World Islamic Network, 1998. Esta es aparentemente la traducción del hadiz mencionado anteriormente, Hadithul Kisa pero encontré que faltaban algunas oraciones en al traducción.

Azhari, Tahzibul Lugha, Cairo, n.d.

Baghawi, Hasan bin Masud, Tafsir (Ma¨limut Tanzil), Riyadh: Dar Tayyiba (Segunda Edición) 1993.

Bayhaqi, Dalailun Nubuwwa, Cairo, 1969.

Bukhari, Sahíh, Traducción Inglés-Arabe por Mohsein Brockelmann, C., History of the Islamic People, 1939.

Dhahabi, Mizanul I¨tidal, Cairo: Dar Ihyail Kutubil Arabiyya, n.d.

Dinwari, Ibn Qutaybah, al-Imama was Siyasiyah, Cairo: al-Halabi Publications, n.d.

Gharawi, Mirza Ali, at-Tanqih fi Sharhil Urwatil Wutzqa, Qum; Darl al-Hadi, 1410.

Goldziher, Ignaz, Muslim Studies, tr. Barber and Setern, Chicago: Aldine Inc., 1971.

Guillaume, Alfred, Islam, London: Penguin, 1954.

Haykal, Muhammad Husayn, Hayat Muhammad, Cairo, n.p., Primer Edición.

------Hayat Muhammad, Cairo, n.p, Segunda Edición, 1354.

------The Life of Muhammad, tr. Al-Faruqi, n.p.: American trust Publications, 1976.

Hilli, Allamah, al-Babul Hadi Ashar, Qum: Nashr Nawid, 1368 solar Ah.

------A Treatise on The Principles of Shiite Thought, tr. William Miller, London: Royal Asiatic Society, 1958.

------Manahijul Yaqin, ed. M. Riza al-Ansari, Qum: n.p., 1416.

------Kashful Muraad (Sharh Tajridil Itiqad), tr. Abul Hasan Sharani, Tehran: Islamiyyad, n.d.

Hindi, Muttaqi, Kanzul Ummal, Hyderabad: 1968.

Hitti, Philip K., History of the Arabs, London: Macmillan and Co., 1964.

Hodgson, Marshall G.S., The Venture of Islam, 3 volumenes, Chicago: University of Chicago, 1974.

Hourani, Albert, “Islamic History, Middle Eastern History, Modern History”, Kerr, M.H (ed) Islamic Studies: A Tradition and Its Problems, California: Undena Publications, 1979.

------Arabic Thought in the Liberal Age, 1789-1939. London: Oxford University Press, 1967.

Holt, P.M. (ed), The Cambridge History of Islam, Cambridge: Cambridge University Press, 1970.

Hughes, Thomas P., A Dictionary of Islam, New Jersey: Reference Book Publishers, 1965.

Ibn Abil Hadid, Sharh Nahyul Balagha, Cairo: Dar Ihya Kutubil Arabiyya, 1959.

Ibn Abbdi Rabbiih, al-Iqdul Faríd, Beirut: Darl al-kitab, 1983.

Ibn Hisham, as-Sirah an-Nabawiyya, Cairo: Mustafa al-Halabi and Sons, 1955.

------Sirat-e Rasulul-lah, tr. Rafiud-Din Hamadani, ed. Asghari Mahdawi, Teherán: Bunyad-e Farhang-e Iran, 1360 (solar) AH.

Ibn al-Jawzi, SIAT, Tadhkiratu Khawassil Umma, Beirut: Muas-sasa AhlilBayt, 1981.

Ibn Kathir, at-Tarikh, Beirut, 1965.

Ibn Khaldun, Muqaddamah, Beiruth: Maktabul Madrasa, 1961.

------The Muqaddamah, tr. Franz Rosenthal, New York: Pantheon Books, 1958.

Ibn al-Maghazili, Manaqibil Imami ´Ali Ibn Abi Talib, Beirut: Dar al-Azwa, n.d

Jafri, S. Husain M., Origins and Early Development of Shi´a Islam, London: Longmans, 197?

Jalali, Muhammad Riza al-Husayni, “Firaqush- Shi´a aw Maqalatul Imamiyya lin-Nawbakhti am lil Ashari? In Turathuna (vol.1, No.1) Qom: Muas-sasa AlilBayt, 1405.

------ “Ilmul Aimma bil Ghayb wal Itiraadh alayi bil Ilqai ilat Tuhlika wal iyaabaat anhu ibatut-tarikh”, Turaathunaa, (No. 37) Qom: Muas-sasa Alil Bayt, 1414.

Kashiful Ghita, Muhammaad Husayn, Aslush- Shi´a wa usuluha, Qom: Muassasa al-Imam Al, 1415. Fue también traducido al Inglés como The Shi´a Origin and Faith, Karachi: Islamic Seminary, 1982.

Kerr, Malcolm H. Islamic Reform: Political and Legal Tehories of Muhammad Abduh and Rashid Rida. Berkeley: University of California Press, 1966.

Kharrazi, Sayyid Muhsin, Bidayatul Marifil Ilahiya fi Sharhi Aqaidil Imamiyya, 2 volúmenes. Qom: Markaz Mudiriyya-e Hawza, 1411.

Khazin, at-Tafsir, Cairo, 1955.

Khomeini, S. Ruhollah, Islam and Revolution, tr. Hamid Algar, Berkeley: Mizan Press, 1981.

Cuy, Sayyid Abul Qasim, Muyam Riyalil Hadith, Beirut: Madinatul Ilm, 1983.

Lahyi, Abdur-Razzaq, Sarmaya-e Iman, Qom: Intisharat-e Zahra, 1372 solar AH.

Madelung, Wilfred, The Sucession to Muhammad; a study of the early Caliphate, Cambridge: Cambridge University Press, 1997.

Maylisi, Allamah, “Risalah fil Itiqadat”, Manahiyul Haqq wan-Nayat, ed. Sayyid Hasan Bani Taba, Qom: Markaz-e Athar Shi´a, 1372 solar Ah.

Mawdudi, Abul A-la, Tafhimul Quran, 6 volumenes, Lahore: Idarah Taryumanul Quran, 1994.

Mufid, Shaykh, Amali (vol. 13 de Musannafatu Shaykhil Mufid) Qom: Mu´assasa Alil Bayt, 1413.

Mutahhari, Murteza, Wilayah: The Station of the Master, tr. Yahya Cooper, Tehran: World Organization for Islamic Services, 1982. Esta es la traducción de Wila ha wa Wilayat ha; había sido traducido en Papista por Mustayab Ansari bajo el título de Master and Mastership, Karachi: Islamic Seminary, 1980

Muzaffar, Muhammad Riza, Saquita, Qom: Ansariyan, 1998.

Nasa´i, Ahmad bin Shu´ayb, Khasa´is Amíril Mu´minin ´Ali bin Abi Talib, ed. Abu Ishaq al-Huwayni al Athari, Beirut: Darul Kitabil ´Arabi, 1987.

Nasr, Sayyid Hussain, Shiismo y Sufismo, New Cork: State University of New Cork, 1988.

Nawbakhti, Firaqu Shi´a, Beirut: Darul Azwa, 1984.

Rahman, Fazlur, Islam, Chicago: University of Chicago Press, 1976.

Razi, Sayyid(ed), Nahyul Balagha .

Razi, Fakhrud Din, at-Tafsirul Kabir, 16 volumenes, Beirut: Darul Kutubil, ´Ilmiyya, 1990.

Rifa´i, Sayyid Talib Husayn, Yawmud Dar, Beirut: Dar al-Azwa, 1986.

Rizvi, Sayyid Akhtar, Imamate: The Vicegerency of the Prophet, Tehran: World Organization for Islamic Services, 1985.

Sachedina, Abdulaziz, Abdulhusein, Islamic Messianism: the Idea of Mahdi in Twelver Shiism, Albany: State University of New York, 1981.

Saduq, Abu Yafar, I´tiqadatul Imamiya (vol. 5 de Musannafatush Shaykhil Mufid), Qom: Mu´assasa Alil Bayt, 1413.

Said, Edward W., Covering Islam, New York: Pantheon Books, 1981.

Saqqaf, Hasan bin Ali, "The Book of Allah and What Else? The Right Path, vol. 6 (Oct-Dic 1997) # 3-4.

Shaban, M.A., Islamic History AD 600-750, Cambridge: University of Cambridge Press, 1971.

Shafi´i Muhammad bin Idris, Diwanush Shifa´i, ed. Muhammad Khafayi, Yeddah: Maktaba Dar Hira, n.d

Sharafud-Din al-Musawi, ´Abdul Husay, al-Muraya´at, ed. Husayn ar.Razi, Beirut: n.p., 1982.

Suyuti, ad-Darrul Manzur, Beirut: n.d.

Tabari, Muhammad bin Yarir, at-Tarikh, Leiden, 1980.

Tabari al Makki, Muhibbud-Din, Dhakha´irul ´Uqba fi Manaqibi Dhawil Qurba, ed. Akram al Bushi, Yeddah, Maktabus Sahaba, 1995.

Tabrasi, Abu ´Ali Fadl bin al-Hasan, Mayma´ul Bayan, 5 volúmenes; Beirut. Ihya´ut Turath, 1379

Tirmidi, Muhammad bin ´Isa, Sahíh, Beirut; Dar Ihya´it Turaz, n.d.

Tusi, Abu Yafar, Kitabul Amali, Nayaf: Maktabatul Haydari, 1964.

Vaglieri, L. Veccia, "Ghadir Khumm", Encyclopedia del Islam, segunda edición, 1953.

Wessels, Antonie, A Modern Arabic Biography of Muhammad, Leiden: EJ Brill, 1972.

Yazdi, sayyid Muhammad Khadim, Al-´Urwutal Wuzqa, Tehran: Dar al-Kutubil Islamiyya, 1932.