read

Lección 5: Cada ciencia tiene un idioma propio

Introducción

Antes de empezar, me gustaría hacer una observación, la cual puede ser útil o incluso necesaria.

Los desacuerdos que se dan entre el visionario y el sabio son causados por el fracaso de entender el idioma del otro, pues cada uno tiene su propia distintiva forma de expresar las cosas.

No sé si han oído la historia de tres personas; un persa, un turco y otro árabe, que estaban discutiendo qué iban a comer para almorzar. El persa dijo: "Vamos a comer angur", el árabe dijo: "No, vamos a comer anab" y el turco dijo: "Yo prefiero para mí uzum". Las tres palabras significan "uvas", pero como ellos no entendían el lenguaje de los otros, discutieron hasta que cada uno de ellos fue a buscar lo que deseaba, entonces se dieron cuenta que los tres habían querido la misma cosa.

Los diferentes idiomas expresan la misma cosa de distintas maneras. Los filósofos por ejemplo, tienen su propio lenguaje y terminología e igualmente los místicos, los "fuqaha" e incluso los poetas.

Los Masumin (P) también tienen su propio lenguaje y debemos examinar el lenguaje de cada uno de los otros cuatro grupos para ver cuál es el más cercano al de los Masumin y también al del Corán. El asunto a expresar es el mismo: Ningún ser humano racional que cree en la unidad divina estará en desacuerdo en que Dios Todopoderoso existe y que Él es el origen de toda existencia: Todas las criaturas son el producto de este origen. Ninguna persona racional creerá que un hombre vestido con pantalón y chaqueta o con turbante y manto, pueda ser Dios. Tal hombre es un ser creado. Es cuando comienza a interpretar la relación de Dios y Su creación y a elegir los términos para expresarlo, cuando surgen los desacuerdos. Vamos a ver entonces por qué los místicos expresan asuntos en una determinada manera y qué es lo que los impulsa a hacerlo así.

Es mi intención reconciliar los diferentes grupos por supuesto y hacer ver que todos ellos están diciendo lo mismo. No quiero justificar a todos los filósofos, todos los místicos o a todos los fuqaha. Como se dice: "Hay muchas capas que merecen el fuego" y los miembros de cada grupo frecuentemente pueden merecer crítica. Y a la inversa; dentro de cada grupo ha habido muchos individuos puros, y los desacuerdos que se han creado han sido causados por el fracaso en comprender la terminología de los demás. Por ejemplo, dentro de la "madrasa" (escuela), los Ajbaris y los Usulis se han denunciado unos a los otros como incrédulos, a pesar de que sus creencias son idénticas.

Los filósofos, o algunos de ellos, usan terminologías como "causa de causas", "causa primaria", "causa secundaria", "causalidad", etc. Esta terminología seca de "causalidad", "causa y efecto", "principal y derivados", fue especialmente usado por los filósofos pre-islámicos, pero nuestros fuqaha han hecho también libre uso de ello aunque, al mismo tiempo, ellos hablan de "Creador" y "creación". También, hay ciertos místicos que usan una terminología diferente, tales como "manifiesto", "manifestación", "externo, esotérico", etc. Vamos a ver por qué ellos usan estos términos y por qué los términos también son usados por los Imames (P) quienes se abstenían de hablar de "causalidad", a pesar de que ellos hacen mención del término "creación". ¿Por qué los místicos se abstienen de usar la terminología de los filósofos o el lenguaje común y en su lugar expresan estas materias de forma diferente?

Causa y efecto

Hablar de causa y efecto significa que un "ser" -la causa- hace a otro ser -el efecto-. Así que por un lado tenemos la causa, y por el otro, el efecto. ¿Qué queremos decir por "por un lado... y por el otro? ¿Hay una diferencia espacial entre la causa y el efecto, como la hay con el sol y su luz? El sol posee la luz, mientras que la luz emerge de él y es su manifestación, pero el sol es un ser localizado en un sitio y su luz es otro ser localizado en otro sitio, aunque es el efecto producido por el sol.

¿Podemos hablar de la Esencia del Ser Necesario actuando como causa en el sentido de "causación natural", como por ejemplo; el fuego causa calor o el sol causa luz, cuando el efecto en ambos casos está separado espacialmente de la causa? ¿Podemos decir que el Principio Supremo está separado de los otros seres o que ellos están espacialmente y temporalmente separados de Él?

Como dije antes, es difícil de imaginar enteramente la naturaleza de seres abstractos, particularmente el Principio Supremo de todos los seres, Dios Todopoderoso, y la forma en que Él sostiene todo ser en Su abrazo sostenedor (o aliento vital).

¿Qué significado tiene el dicho coránico

"Está con vosotros dondequiera que os encontréis" (Corán,57:4)

¿Este "con vosotros" implica algún tipo de presencia física?

Frases como esas han sido usadas en el Corán y la Sunna porque ellos son la más cercana aproximación a una realidad que no puede ser enteramente expresada. Es extremadamente difícil entender los conceptos de Creador y creado. Dios Todopoderoso es el Creador y nosotros somos creados por Él, pero ¿implica esto una diferencia espacial y cuál es la natura de la relación del Creador y Su creación? ¿Se asemeja a la relación de fuego y el efecto que éste crea o a la del alma y sus capacidades auditivas, visuales y otras?

Esta última proporciona un más adecuado paralelismo que ninguna otra imagen pero todavía no corresponde enteramente "al abrazo sostenedor de todos los seres", pues éste comprende el significado de que:

"No hay lugar en la creación donde Él no exista."

"Aunque lances una cuerda que descienda a las partes más profundas de la tierra..." allí encontrarás a Dios.

Esta y otras tradiciones similares no pretenden indicar una verdad literal, que Dios Todopoderoso está localizado estrictamente en cierto lugar como un ser contingente, como uno de nosotros vestido con turbante y manto. Ninguna persona racional haría semejante afirmación.

Las expresiones que implican una localización de Dios Todopoderoso son simples intentos de hacer comprensible la relación del Creador y la creación. Podría suceder, sin embargo, que alguien no enteramente versado con estos temas pudiese decir sobre cierta cosa "éste es Dios". Es por esta razón que los filósofos, incluidos los musulmanes, han dicho:

"El Ser Puro es todas las cosas, pero ninguna de ellas en particular".

Esta declaración no es una contradicción, a pesar de su apariencia, porque el Ser Puro rechaza toda deficiencia y posee toda perfección, mientras que los seres individuales son todos deficientes. Si el Ser Puro fuese identificado con un ser individual (o particular) devendría deficiente, mientras que Él es completo y excento de toda deficiencia.

El Ser excento de toda deficiencia es imposible que carezca de la más simple perfección y toda perfección encontrada en cada ser por tanto viene de Él y es Su Señal o manifestación. Cuando esta manifestación existe en la Esencia de una forma simple (como opuesto a compuesta), ésta es la totalidad de perfección y la esencia de toda perfección.

La declaración de que el Ser Puro es "todas las cosas" significa entonces que es todo Perfección y la afirmación de que "pero ninguna es particular de todas ellas" significa que está libre de toda deficiencia. El que el Ser Puro es todas las cosas, no debe ser tomado en el sentido de que usted y yo somos seres puros, ya que el Ser Puro es "ninguna sola cosa entre ellas", y sólo Él es la totalidad de la perfección.

Algunas personas que no han comprendido apropiadamente estos temas, han citado en relación a ello el dicho:

"Lo incoloro cae preso del color"

El verso, donde esta frase se cita, no está en absoluto relacionado con el tema que discutimos, el cual es la naturaleza de la Realidad. En su lugar, la frase se refiere a la discusión que tiene lugar entre dos hombres; pero al no entender lo que se declara, la gente lo ha tomado como blasfemia.

El verso surge buscando la respuesta a por qué las guerras tienen lugar en el mundo. Lo que se quiere decir por "color" en este verso es "apego". Otra expresión que algunos poetas usan, como por ejemplo en la frase:

"Quien está libre de todo lo que toma el color del apego"

"Sin color" significa falta de apego a cosa alguna en el reino natural. Cuando tal apego no existe más, la disputa y la guerra serán vanas. Todas las disputas que surgen derivan del apego de dos o más adversarios al mundo; los adversarios necesariamente se oponen el uno al otro en todo.

El poeta quiere decir que la disposición primordial del hombre está libre de color y cuando este color no existe, la discusión incluso no existirá. Si Faraón hubiese sido como Moisés, sin el color del apego, ninguna disputa hubiese surgido entre los dos, y si todas las personas en el mundo fuesen profetas, ningún conflicto habría surgido. Las luchas aparecen en la competición de apegos. Pero lo incoloro cae preso del color, es decir, la disposición primordial del hombre, libre del color del apego, cae presa del apego y surge la discordia. Si no fuese por el color del apego, Faraón hubiese hecho las paces con Moisés.

Este es el verdadero sentido del verso, que se refiere a dos seres separados que están en guerra uno con el otro; no a la naturaleza de la Realidad en la relación del Creador con la creación.

Algunas personas, que no han entendido el verdadero significado de ciertos términos y expresiones usados por los místicos, han ido más lejos aún, declarándolos incrédulos. Pero veamos si estos conceptos y términos no aparecen también en las oraciones de los Imames (P).

En las Invocaciones de Shaban que fueron recitadas por todos los Imames (P) (algo que no ha sucedido con ninguna otra oración o súplica), leemos lo que sigue:

"Oh Dios, concédeme total separación de otro que Tú y úneme a Ti e ilumina la visión de nuestros corazones con la Luz de mirarte a Ti, de manera que ellos puedan penetrar los velos de Luz y alcanzar la fuente de magnificencia y nuestros espíritus queden suspendidos por el esplendor de Tu Santidad.
Oh Dios, hazme uno de esos que Te responden cuando Tu llamas y llora ante Tú esplendor"

¿Qué significan estas súplicas? ¿Qué quiere decir el Imam con "total separación de otro-que-Tú? Y "unido a Ti? ¿Por qué le pide a Dios esta forma de progreso espiritual? Él suplica: "Ilumina la visión de nuestros corazones". ¿Qué podría esto significar sino una forma de visión que capacite al hombre para ver a Dios Todopoderoso?

Así como, penetrar "los velos de Luz" y alcanzar "la fuente de magnificencia" y nuestros espíritus estando "suspendidos por el esplendor de la Santidad de Dios", éste no es otro que el estado que el Corán describe que Moisés alcanzó, y no otro que la aniquilación de que los místicos hablan.

Igualmente, el logro de la fuente de magnificencia es precisamente el mismo concepto de logro al que los místicos se refieren.. Así como la "fuente de magnificencia" es desde luego Dios Todopoderoso; puesto que toda la magnificencia deriva de Él; Él es la Fuente.

La terminología usada por los místicos por tanto, es consecuente con el Corán y la Sunna y por esta razón, el concepto de manifestación que ellos emplean es preferible a las limitadas nociones de causalidad, usadas por los filósofos. "Creador" y "creación" son los términos empleados en el lenguaje común, pero "manifestación" es también preferible a ellos, ya que se aproxima más a lo que es una Realidad inefable.

Uno puede fácilmente asentir a la relación de Dios con Su creación pero aceptar esto es extremadamente difícil. ¿Cómo podemos imaginar un Ser que está presente en todas partes, que a la vez se oculta en las cosas y se manifiesta en ellas? Verdaderamente, Dios es la causa de la creación, pero decir esto no es suficiente pues Dios está presente en todas las cosas; en sus aspectos externos e internos, "No hay nada sin Él". No hay manera de expresar enteramente en palabras tal verdad; lo único posible, para aquellos que tienen la capacidad, es pedir a Dios una experiencia inmediata de la Realidad, como en las invocaciones de Shaban.

Las diferencias que existen en terminología, por tanto, no son razón para que un grupo denuncie a otro como incrédulo o para que ese grupo como respuesta, denuncie a sus acusadores de ignorantes.

Debemos primeramente entender lo que ha sido dicho, y para el caso de los místicos, debemos comprender el estado interno que les hace expresarse en cierta forma. La luz debe a veces entrar en su corazón de tal manera que él se encuentre a sí mismo diciendo "Todo es Dios".

Recuerden que en las oraciones que recitan, se dan expresiones como "el ojo de Dios", "el oído de Dios", "la mano de Dios", y todos éstos están en la misma vena de la terminología de los místicos. Está también el hadiz que habla de que cuando se coloca una limosna en las manos de los indigentes en realidad se está poniendo en las manos de Dios. Eso también está en una aleya del Corán:

"Tampoco fuiste tú, oh Apóstol, quien les venció, sino que fue Dios" (Corán, 8:17)

¿Qué significa esto? ¿Dios venció en vez del Profeta? Ese es el significado literal que todos aceptan, pero esos que experimentan la Realidad que es indicada en esta aleya, no pueden ver las cosas de la misma manera y están limitados a expresarse de manera diferente. De todas formas, ustedes encontrarán las expresiones que ellos usan a través del Corán y especialmente en las oraciones de súplicas de los Imames. No hay razón para mirarlos con desconfianza. Debemos entender por qué se expresan en esa particular y distintiva manera y por qué ellos han abandonado deliberadamente el uso común, que sin duda estaba al tanto.

Ellos han insistido en hacer esto rehusando sacrificar la realidad a ellos mismos, y en su lugar, se han sacrificado ellos mismos a la Realidad. Si entendemos lo que tales personas intentan decir, comprenderemos también los términos que usan, los cuales son después de todo, expresiones derivadas del Corán y hadices de los Imames (P).

Ninguno de nosotros tiene el derecho de decir de cierta persona o cosa: "éste es Dios", y ninguna persona racional podría aceptar tal declaración. Sin embargo, uno puede percibir una manifestación de Dios que es completamente imposible de expresar de otro modo que por formulaciones tales como ésta, que viene en una oración relativa a los awliia:

"No hay diferencia entre Tú y ellos, excepto que ellos son Tus siervos, cuya creación y aniquilación yace en Tus manos".

Toda expresión es necesariamente inadecuada, pero esas del Corán y la Sunnah están, más cerca de la Verdad que todas las otras. No todo el mundo, por supuesto, es capaz de comprender y emplear correctamente estas expresiones. Ha habido algunas personas sin embargo, quienes teniendo una completa y exacta maestría en todas las ciencias, han hablado sobre la manifestación y visión de Dios. Algunos de ellos fueron mis contemporáneos y yo estaba estrechamente ligado a ellos.

Así que, haced las paces con esos dados a usar cierta terminología. Repito, no es mi deseo defender ninguna categoría de personas como un todo o generalizar en lo concerniente a ellos. Por ejemplo, cuando hablo de los maestros religiosos, no quiero decir que todos ellos poseen una serie de cualidades. Lo que deseo dejar claro es que ningún grupo debe ser rechazado por entero y que nadie debe ser denunciado como incrédulo por el mero hecho de que usa el lenguaje de los místicos. Primero, mirad qué está diciendo y luego tratad de entenderlo, si se hace así, no creo que puedan rechazar su verdad. Guardad en mente la parábola con la que dí comienzo: La diferencia entre "anab, angur y uzum" es la misma que la que hay entre "causalidad, creación y manifestación".

Este problema de la terminología es causado por la dificultad de discusión sobre un Ser que está en todas partes pero no es identificable con ningún objeto aunque encontremos los términos "manos de Dios" y "ojos de Dios", como por ejemplo en "La mano de Dios está sobre sus manos" (Corán, 48:10) ¿En qué sentido está la mano de Dios sobre sus manos? Claramente, en un sentido supramaterial, pero faltan palabras para expresar esta posición adecuadamente. Así como Dios Todopoderoso es exaltado por encima de todo eso, Él no puede ser asociado con cosa alguna ni puede ser relacionado con nada en un sentido general. Asimismo Él es exaltado por encima de nuestra comprehensión, de la naturaleza de Su Gloria. Si Gloria no es desconocida. Pero creemos y no negamos Su existencia y admitimos que estos asuntos, de una manera u otra, están mencionados en el Corán y la Sunnah.

La esencia no debe ser sacrificada por lo secundario

Dios dice en la sura al-Hadid:

"El es el Primero y el Ultimo, el oculto y el inmanente"

y también:

"El esta contigo dondequiera que estés".

De acuerdo con cierto hadiz, una total comprehensión de estas expresiones, así como del resto de las seis primeras aleyas de esta sura, está reservado para esos que vendrán al final de los tiempos. ¿Y quien de entre nosotros comprende siquiera lo que quiere decir con "el final de los tiempos?" Probablemente no más de una o dos personas en el mundo puedan entender esa frase.

El punto importante a ser anotado es que el Islam no consiste únicamente en sus ordenanzas. Las ordenanzas son secundarias, no son la esencia de la religión y la esencia no debe ser sacrificada por lo secundario.

Una vez el Shayj Muhammad Bahari viendo a cierta persona aproximarse dijo: "El es una persona justa e incrédula". Nosotros preguntamos cómo podía ser eso. Él respondió: "Él es justo puesto que actúa de acuerdo a las estipulaciones de la ley, pero el es un incrédulo porque el Dios que el adora no es Dios".

Incluso las hormigas se aman a sí mismas

Está también el hadiz que cuenta sobre una hormiga

Que pensaba que Dios tenia dos antenas, pues por su "nafs", ella consideraba que poseer dos antenas es una marca de perfección.

La hormiga es también mencionada en el Corán, en la aleya que una hormiga exclama :

"!Oh hormigas! !Entrad en vuestros hormigueros no sea que Salomón y su ejército os pisen pues ellos no entienden!" "Y él (Salomón) sonrió al oír sus palabras". (Corán,27:18-19)

La postura de la hormiga es algo común, todo el mundo piensa de los demás que son ignorantes. Incluso la Abubilla le dijo:

"Yo sé lo que tú no sabes" (Corán,27:22).

Le dijo eso a Salomón a pesar de que era un profeta, y uno de sus compañeros le había traído el trono de Bilquis para él "·en un abrir y cerrar de ojos" (Corán, 27:40). (Esto fue algo sin precedentes; ¿fue esto una forma una forma de comunicación o fue el trono destruido y después reconstruido?):

Ha sido también dicho en cierto hadiz que otro de los compañeros de Salomón conocía una letra del nombre Supremo, sin embargo la abubilla dijo a Salomón -quien tenia compañeros con esa categoría y sus órdenes eran obedecidas por toda clase de seres- que "ella" estaba enterada de asuntos desconocidos por Salomón.

Es desafortunado ignorar algunos interrogantes importantes

Es lamentable que ciertos sabios, cuyo rango es obviamente menor que el de Salomón, estén rechazando la validez del misticismo y privándose ellos mismos de una forma de conocimiento. Cuando fui a Qom (después de que fue establecida allí la institución de enseñanza religiosa) el finado Mirza Ali Akbar Hakim impartía clases en su casa. Cierta persona piadosa (quiera Dios tener compasión de él) dijo: "Mirad a qué grado ha caído el Islam; las puertas de Mirza Ali Akbar están abiertas para recibir estudiantes".

Algunos de los ulama, entre ellos el finado Jawansari y el finado Ishraqi acostumbraban atender las lecturas sobre misticismo que Mirza Ali Akbar enseñaba. Por aquel entonces Mirza Ali Akbar era un hombre respetable, pero cuando murió, había tanta suspicacia sobre él que un orador creyó necesario testificar desde el Mimbar que él le había visto leyendo el Corán. Esto molestó enormemente a Shahabadi.

Es lamentable que algunos sabios abriguen esas sospechas y se priven ellos mismos de alcanzar los beneficios al estudiar misticismo. Actitudes similares prevalecen hacia la filosofía, la cual es actualmente muy combatida. Ahora bien, si los sabios en cuestión hubieran alcanzado la meta que es común a todos los grupos, tales disputas no habrían tenido lugar. Esos que llevan mantos y turbantes y denuncian a los místicos como incrédulos no entienden lo que están diciendo; si entendiesen, no los denunciarían.

Todo el problema es causado por diferir en términos y expresiones. Algunas personas encuentran que el lenguaje de causalidad no corresponde con la realidad. Como he dicho repetidamente en estas charlas, el nombre no está separado de la cosa nombrada. El nombre es una manifestación, no un signo comparable a una señal de las que se ponen en los caminos. Por todo ello, es difícil decir qué y cuáles son los de Allah, siendo el término coránico aya (aleya), el más adecuado.

Antes comenté que el Corán es como un banquete del cual todos deben participar en concordancia con su capacidad. Es para todos; no para un grupo en particular; todos tienen el derecho de beneficiarse de él por igual. La misma verdad está en las oraciones de súplicas de los Imames (P). Ellas están repletas de percepción mística y conocimiento espiritual y pueden ser consideradas como las intérpretes del Corán, explicando esos aspectos de él al que muchos no tienen acceso.

Es un error persuadir a la gente que abandone las oraciones de súplica (du'a)

La gente no debe ser disuadida de la recitación y estudio de estas oraciones; nadie debería decir: "Debemos limitarnos al Corán". Pues es a través de estas oraciones que la gente tiene conocimiento de Dios, y una vez se ha creado la afición por ellas sentiremos un acercamiento a Dios. Y para esos, las cosas de este mundo dejan de ser importantes y ya sólo se mantienen ocupados en las cosas que agradan a Su Señor. Eso incluye a los que alcanzaron la espada por el amor de Dios al mismo tiempo que recitaban oraciones de súplica. El Corán y la oración no están separadas una de la otra.

El hadiz y el du'a no deben ser separados del corán.

No podemos decir que porque tenemos el Corán no necesitamos más al Profeta (BP). El Corán y el Profeta pertenecen uno al otro y ellos nunca deben ser separados. Si alguno de nosotros los toma separadamente: El Corán de los Imames, los Imames de sus oraciones e incluso, yendo tan lejos como el quemar los libros de oraciones- están motivados por el error en que invariablemente caen esos que tratan de aventurarse más allá de sus límites innatos de entendimiento (sólo el ignorante cae en ese error).

Kasravi, por ejemplo, fue un historiador bien versado en Historia e incluso un buen escritor. Pero él se convirtió en un arrogante y fue tan lejos como declararse profeta. Aunque él creía en el Corán, estaba totalmente en contra de las oraciones de súplica. Incapaz de elevarse al nivel de profeta, Kasravi hizo descender la profecía a su propio nivel.

Los místicos, los poetas místicos y los filósofos están todos diciendo la misma cosa, aunque usen diferentes idiomas. Los poetas tienen su propia terminología e idioma y entre ellos Hafiz tiene su propio y peculiar modo de expresión. Es esencial llamar a la gente al vasto tesoro de conocimiento contenido en el Corán, la Sunnah y las oraciones de súplica para que todos puedan beneficiarse de acuerdo a su capacidad.

Una vez un grupo de comerciantes vino a ver al finado Shahabadi (quiera Dios tener misericordia de él) y él empezó a hablarles en los mismos tópicos místicos que él hablaba a todo el mundo. Yo le pregunté si era apropiado hablarles de tales temas y él replicó: ¡Déjales que estén expuestos por una vez a esas enseñanzas "heréticas"! Yo también ahora encuentro incorrecto dividir a la gente en categorías y declarar a algunos incapaces de entender estos temas.

* * * *
Esta quinta lectura fue la última que Imam Jomeini pronunció sobre el tema, en un programa especial para la televisión iraní.