El texto discute las controversias en torno al analfabetismo que rodeó al Profeta Muhammad (Mahoma) tanto en los siglos pasados como en los tiempos actuales. El texto pretende refutar los alegatos de quienes lo creían letrado (y por consiguiente, demeritar el carácter sagrado detrás de la Revelación y de la creación del Corán) mediante pruebas históricas, lingüísticas y lógicas. El autor cita a innumerables sabios musulmanes, además de versos coránicos, para evidenciar la veracidad del milagro que vivió el Profeta en vida.