El Corán en las narraciones de Ahlul Bayt (P)

Quien examina las narraciones y hadices que nos llegan a través de Ahlul Bayt (P), y estudia sus biografías y su relación con el Libro de Allah, no encontrará que hayan puesto sobre otra cosa tanta atención y cuidado como la que pusieron con él. Esto fue así a lo largo de toda su vida, tanto en sus acciones como en lo que narraron, aconsejaron, educaron y orientaron a sus seguidores, alumnos y musulmanes en general.

Narró Ya'far Ibn Muhammad As-Sadiq (P), de su abuelo el Mensajero de Allah (ByP), que dijo:

"¡Oh gente! Vosotros estáis en Darul Hadna (un estado de frágil tranquilidad). Estáis a bordo de una nave que marcha muy rápido. Habéis visto cómo la noche y el día, y el sol y la luna, envejecen todo lo nuevo, acercan todo lo lejano, y hacen llegar todo lo prometido. Entonces, ¡aprestad las provisiones para lo largo del tránsito!".

Entonces se levantó Al-Miqdad Ibn Al-Aswad y dijo: "¡Oh Mensajero de Allah! ¿Qué es Darul Hadnah?". Respondió:

"Es un estado de comunicación y ruptura. Cuando las intrigas se os tornen confusas, como el atravesar una noche tenebrosa... ¡dirigíos al Corán!, ya que es un intercesor cuya intercesión es aceptada, y un astuto de confianza. A quien lo dispone delante suyo, lo guía hacia el paraíso, y a quien lo deja a un lado lo conduce hacia el infierno. Es el guía que dirige hacia el mejor camino. Es un libro que contiene detalles de las cosas, explicación y aprendizaje. Es categórico y no vano. Tiene manifiestos y ocultos, donde sus sentidos manifiestos son normativos y en sus ocultos hay conocimientos. Su exterior es elegante y su interior profundo. Tiene estrellas, sobre las cuales hay más estrellas cuyas maravillas son incontables. Las luces de la guía impiden que caduquen sus prodigios. Es un faro de sabiduría...".

Nos llega del Imam As-Sadiq (P), que dijo:

"Aquel que memoriza el Corán, que actúa según él, estará junto a los nobles y piadosos".

Dice el Imam Ali Ibn Al-Husain (P), que el Mensajero de Allah (ByP) dijo:

"Si a quien Allah le haya otorgado el Corán, opina que a alguien se le dio algo mejor que a él, ciertamente que habrá subestimado algo magnífico, y habrá magnificado algo superfluo".

Dijo el Imam Muhammad Al-Baquir (P):

"Dijo el Mensajero de Allah (ByP): ¡Oh comunidad de lectores del Corán! ¡Temed a Allah, Poderoso e Imponente, en relación a aquello que os hace portar de Su libro! Ciertamente que yo soy responsable, así como vosotros también lo sois. Yo soy responsable de transmitir el Mensaje, y en cuanto a vosotros, sabed que seréis preguntados por lo que portáis del Libro de Allah y mi tradición".

Dijo el Imam As-Sadiq (P):

"Es apropiado que el creyente no muera sin aprender el Corán, o esté ocupado en su aprendizaje".

Del Imam As-Sadiq (P):

"El Corán es un pacto de Allah con Su creación, así que será adecuado que la persona creyente preste atención a su pacto y lea de él cincuenta aleyas por día".

Del Imam As-Sadiq (P):

"Habrá tres cosas que se quejarán ante Allah, Poderoso e Imponente: la mezquita en ruinas en la que su gente no rezaba, el sabio que está en medio de los ignorantes, y el Corán que esté guardado y no sea leído, juntándosele el polvo".

Del Imam As-Sadiq (P):

"Por cierto que el Corán está vivo y no muere, y que está tan vigente como la periodicidad del día y la noche y como la orbitación del sol y la luna. Regirá para los últimos de nosotros así como nos rige a los primeros".

Dice Amir Al-Mu'minin Ali (P):

"... Luego le reveló el Libro como una luz que no se apagará su fuente, como un sol que no dejará de arder, como un mar de conocimientos al que no se puede alcanzar sus profundidades, como un sendero que no extravía. Es una luz que no se apagará nunca. Crea una distinción tal entre la verdad y la falsedad, que sus decisiones no serán nunca desafiadas y refutadas. Sus explicaciones no pueden demostrarse equivocadas. Es la cura para la perversidad de las mentes, es un poder que no puede ser derrocado. Es la verdad personificada. Quienes lo siguen no se arrepentirán nunca del apoyo que les da. Es una mina de fe, un manantial de conocimiento, y una fuente de equidad y justicia. La sabiduría que contiene este Libro y el saber que imparte, no pueden ser agotados. Es un destino tal que los que se dirigen a alcanzarlo no se extraviarán nunca del camino. Es un hito tal que aquellos que siguen el camino de la verdad, no dejarán nunca de encontrarlo. Es una fuente de información tan sublime, que nada puede sobrepasarlo. Allah ha hecho de él una bendición para las personas instruidas, sabias y piadosas, un remedio infalible para la maldad de las mentes y una fuente de iluminación para las oscuras profundidades de la impiedad y el paganismo. Es una poderosa fuerza unificadora para mantener a los hombres dentro de los lazos de la fe y el amor. Es el refugio más seguro contra el pecado y el vicio. Es el heraldo de paz para la humanidad. Honra a quienes lo aceptan, guía a quienes le siguen, protege a quienes actúan de acuerdo con los dictados, y actúa como argumento sólido para aquellos que hablan a través de Él. Da testimonio de aquellos que afirman su Testimonio. Apoya a aquellos que lo apoyan. Da el éxito a aquellos que lo abrazan. Es el camino más rápido y corto a la salvación para aquellos que formulan sus vidas de acuerdo a sus principios. Es la forma mejor y más fácil de explicación para los que desean comprender los principios de la verdad y la piedad. Por lo que se refiere a la historia de la humanidad, es la mejor fuente de información, y por lo que se refiere a la justicia y la equidad es el mejor código de ley".

Así, llegamos a entender el valor y la fuerza del Sagrado Corán dentro de la escuela y métodos de Ahlul Bayt (P), el cual es el real valor que el mismo Corán menciona y describe mediante la revelación:

"Por cierto que este Corán encamina hacia lo más recto...". (Corán; 17:9)

Es la constitución de la Ummah, fuente de sabiduría y guía, origen de la ciencia y la cultura, sistema para la comprensión y el pensamiento, criterio determinante de la civilización y la conducta, y poseedor de principios científicos y leyes para organizar y legislar la vida de la humanidad.