El rol político de Ahlul Bayt (P)

Los musulmanes han conocido la posición y derechos de Ahlul Bayt (P) sobre la Ummah, y la situación política que deben ocupar, que es la de liderazgo e Imamato. Así, a lo largo de la historia política islámica, Ahlul Bayt (P) estuvieron en la cumbre de la pirámide política, y a la vanguardia en la salvaguarda y aplicación de las normas islámicas y el establecimiento de la justicia.

Para los estudiosos de la historia política del Islam resulta claro que el califato y los asuntos de la Ummah, después de finalizado el período de los cuatro primeros califas, se convirtió en una monarquía hereditaria que impuso su dominio, apoderándose de las riquezas, acaparando los puestos públicos y de poder, y acomodando las normas del Islam según sus deseos. Esta manipulación de la Shari'ah y de los intereses de la Ummah, causó levantamientos, revoluciones y luchas interminables y sangrientas. Así, fue derramada sangre, se incrementaron las divisiones y la sedición, y se propagaron las teorías y creencias desviadas en bandos opuestos, donde algunos de estos justificaban la opresión y dominio de los gobernantes sobre la Ummah; mientras llamaban al sometimiento y la sumisión, declaraban ilícita cualquier oposición, y decretaban valida la Bei'ah (juramento de fidelidad) dada al opresor, y la complacencia con él en cualquier caso.

Algunos de los sostenedores de esas creencias, como los qaramtah, Al-Mazdaquiah (de influencia masdea), Al-Jarmiah, y otros, explotaron la ocasión para poder acabar con el Islam y su gente, por lo que difundieron esas teorías desviadas, como lo lícito del incesto y violación de mujeres y bienes ajenos, y del incumplimiento de los preceptos. Algunos como los jariyitas y otros influenciados por esta tendencia, invocaban la anarquía, el desorden, y consideraban incrédulos a los demás, declarando lícito el matarles.

Esto perturbó las ideas políticas y originó los disturbios y guerras internas, pero en cualquier problema ideológico o doctrinal que vivió la Ummah, Ahlul Bayt (P) era la facción sobresaliente y central, que consolidaba su correcta metodología, por lo que su opinión era seguida, y su posición adoptada por los musulmanes, tanto ulama como gente común... excepto por quienes estaban relacionados con el poder gobernante, que justificaban sus abusos y defendían sus intereses al defender los suyos.

En el siguiente capítulo expondremos resumidamente los métodos de acción política de Ahlul Bayt (P).