Introducción

Ahlul Bayt. Este es el título brillante de eterna nobleza y el nombre amado por todo aquel que ama al Enviado de Allah (ByP), cree en él y marcha sobre su guía.

Los musulmanes han conocido este título exaltado en el firmamento de la historia y esta gloria reluciente en el ámbito del magnífico Corán, desde que descendió la revelación con esta denominación bendita y les fue otorgado este seudónimo exclusivo e incomparable a estas estrellas relucientes.

"... Allah sólo quiere alejar de vosotros la impureza, ¡Ahlul Bayt! y purificaros de sobremanera". (Corán; 33:33)

Con la revelación de esta bendita aleya coránica, fueron definidos la trayectoria, el referencial y la tendencia de la vida islámica.

El Corán nos insta a considerarlos, infunde respeto a su preponderante posición, muestra su rol en la vida de la comunidad islámica y los particulariza mediante el decreto de "perfección" en forma enfatizada (al decir "de sobremanera") de parte del Sapientísimo.

Ciertamente que este magnífico suceso tiene un significado especial en la vida de la Ummah y en la formación de su historia y civilización. Esto es algo que descubren los estudiosos e investigadores en el ámbito de las ciencias y conocimientos islámicos, y en el dominio de la vida política de la comunidad islámica.

Estas aleyas han fijado un centro para la marcha de la historia después del Mensajero de Allah (ByP) conforme al razonamiento y lógica islámicos.

Al otorgarles Dios Todopoderoso este atributo sagrado (como lo es el atributo de purificación respecto a todo pecado, desobediencia y falta) el Corán les establece el mayor nivel de virtuosidad y los más altos grados de aptitud para ser imitados y para el liderazgo en la vida islámica. Esto es así conforme a la filosofía general de la vida acorde a:

"Por cierto que los más nobles de entre vosotros son los más piadosos". (Corán; 49:13)

Esto mismo es lo que se establece después de dirigirse Dios a ellos diciendo:

"... Allah solo quiere alejar de vosotros la impureza, ¡Ahlul Bayt! y purificaros de sobremanera". (Corán; 33:33)

Quien investiga en el Generoso Corán y en la pura tradición profética, encuentra que Ahlul Bayt (P), la noble gente de la casa del Profeta (ByP), tiene un nivel y una posición especial, a la cual se han referido diversos líderes, sabios, exégetas, narradores de tradiciones, biógrafos, historiadores, juristas y místicos de todas las corrientes y escuelas.

Tanto los libros de hadices, biografías y exégesis, como los libros de moral, poesía y virtudes, los cuales fueron compilados por musulmanes de las diferentes escuelas y fuentes, han resaltado la particular e importante posición de Ahlul Bayt (P) narrando la magnificencia de este árbol bendito demarcando el grado de fe del creyente según su amor al Profeta (ByP) y la gente de su casa; la rivalidad de la comunidad en destacar sus virtudes y el profundo amor a ellos, y la manifestación de congoja y pesar a causa de aquellos que les fueron hostiles y les causaron calamidades y aflicciones.

Ahlul Bayt son una estrella exclusiva por todo aquel conocimiento, piedad, moral y nobleza que poseen. Siempre firmes ante la verdad y defendiendo al Islam con el conocimiento y la espada, y con la resistencia frente a la opresión y la tiranía. Por eso son unánimes los musulmanes en que no hay en la Ummah quien pueda poseer el rango, nobleza y distinción con los cuales Allah particularizó a Ahlul Bayt (P). Son los únicos a los que Allah ha distinguido con la purificación respecto a lo abominable y al pecado.

"... Allah solo quiere alejar de vosotros la impureza, ¡Ahlul Bayt! y purificaros de sobremanera". (Corán; 33:33)

Son los únicos a los que Allah ha distinguido tornando obligatorio para la Ummah el quererles, disponiendo esto como un derecho del Profeta (ByP):

"Di: No os pido ninguna recompensa excepto el amor al Qurb (mi familia), y sabed que a quien realice una buena obra le incrementaremos el bien que hay en ella". (Corán; 42:23)

Son los únicos a los que Allah ha hecho obligatorio el bendecirles en los cinco rezos diarios. Su mención acompaña a la del Mensajero de Allah (ByP) en:

"Ciertamente que Allah y sus ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh creyentes!, bendecidles vosotros también y saludadle como se debe". (Corán; 33:56)

Las diferentes escuelas concuerdan en que el Mensajero de Allah (ByP) enseñó a su comunidad cómo bendecirle a él y a su familia, pues cuando le preguntaron: "¿Cómo debemos bendecirte?", respondió:

"Decid: Dios mío, bendice a Muhammad y a la familia de Muhammad de la misma manera en que bendijiste a Ibrahim y a su familia. Ciertamente que Tú eres Loable y Glorioso".

No existe en la Ummah nadie que tenga tales distinciones y atributos.

Con esto entendemos la grandeza de Ahlul Bayt (P), su posición, la obligatoriedad de amarles, seguirles y marchar en su sendero. Si el Corán enfatiza tanto sobre Ahlul Bayt y expone a la Ummah su grado y distinción, es por un objetivo, que es el de seguirles después del Mensajero de Allah (ByP), aferrarse a su amor y aprender de ellos.

Son definidos de esta forma por propósitos doctrinales referidos al mensaje que llaman a todo musulmán hacia la reflexión y a conocer a estos precursores del Mensaje Divino, a quienes Allah otorgó la posición de imamato y guía de la Ummah, ya que Él mismo los definió de esta manera, como así también lo hizo Su Mensajero (ByP).

A continuación pasaremos a examinar los conceptos vertidos respecto a este árbol bendito, que es Ahlul Bayt, a través del Corán, la pura tradición profética y las palabras de líderes, sabios y literatos de la Ummah.