La metodología de Ahlul Bayt (P) para educar a sus compañeros

Dijo el Imam Ya'far Ibn Muhammad As-Sadiq (P):

"Yo aborrezco que una persona muera, portando una cualidad del Mensajero de Allah (ByP) y no la haya puesto en práctica".1

Los Imames de Ahlul Bayt (P) prestaron mucha atención a la educación de sus compañeros y alumnos, orientándolos en la mejor forma para materializar la doctrina, la moral, las normas, y los conceptos islámicos, como conducta frente a la vida.

La edificación y educación del musulmán debe estar de acuerdo al Libro de Allah y a la Sunnah de Su Mensajero (ByP), para así poder forjar una personalidad islámica que lleve el faro de la guía e invocación hacia el Islam de forma que el conocimiento y los hechos se difundan hacia los demás, para formar una tendencia islámica en la sociedad, que sea capaz de realizar las reformas sociales propicias, después de haber sido afligida por agentes destructores y desvirtuadores.

Observamos esta realidad materializada en los métodos y conductas de los Imames de Ahlul Bayt (P), así como observamos claramente esta preocupación y tendencia en sus consejos y enseñanzas a sus estudiantes y seguidores. Por ejemplo tenemos al Imam Abu Ya'far Muhammad Al-Baquir (P) alejando las dudas que fomentaron algunos de sus contemporáneos que querían desvirtuar y destruir el Islam, quienes afirmaban que el amor a Ahlul Bayt (P) y el aceptar su supremacía, le son suficientes al musulmán, sin que tenga necesidad de aferrarse a las demás prescripciones que dispone Allah. Esto decían aun cuando estaba en claro el verdadero sendero por el que Ahlul Bayt (P) marchaba, y por el que deben marchar los musulmanes y al que deben aferrarse. Es la escuela de la ciencia y la verdadera doctrina, de los hechos y la aplicación de todo aquello que trajo el Corán e hizo llegar el Profeta Muhammad (ByP), quien actuaba según eso en su vida para que le prestemos atención cuando explicaba estas realidades. Decía:

"... ¡Por Allah! Nosotros (los Imames de Ahlul Bayt) no tenemos privilegio de parte de Allah, ni parentesco con Él, ni pretextos en Su contra. No es posible acercarse a Él sino a través de obedecerle, por lo tanto es a aquellos obedientes que nuestra wilaiah beneficia (aceptar su supremacía), lo cual esta no hará con quien sea desobediente".

Narra Amru Ibn S'aid Ibn Hilal: "Le dije a Abu Ya'fa (P): "¡Sea yo sacrificado por ti! Tal vez no te vuelva a ver en años, así que, ¡aconséjame acerca de algo para que lo realice!". Dijo (P): "Te recomiendo el temor a Allah, la piedad, el esfuerzo y la aplicación... y sin esto último no te será útil la piedad".

El Imam Ya'far Ibn Muhammad As-Sadiq (P) le aconsejó a Abu Usamah, uno de sus compañeros, ordenándole hacer llegar este consejo a sus seguidores. De ese legado extrajimos lo siguiente:

"... Temed a Allah, sed (nuestros) ornamentos y no un objeto de reproche. Atraed hacia nosotros (mediante vuestra conducta) todo el amor y cariño, y alejad de nosotros lo abominable. Se nos atribuye lo que no somos. Tenemos derechos en el Libro de Allah, cercano parentesco con el Mensajero de Allah, purificación de parte de Allah, y un linaje que aparte de nosotros solo puede invocarlo un mentiroso. Incrementad vuestro recuerdo de Allah, vuestro recuerdo de la muerte, vuestra recitación del Corán y vuestras bendiciones al Profeta (ByP), ya que ciertamente que bendecirle equivale a la recompensa de diez buenas obras".

El Imam As-Sadiq (P) aconsejó a Isma'il Ibn Ammar, que era uno de sus compañeros, de la siguiente manera:

"Te recomiendo el temor a Allah, la piedad, la veracidad en la palabra, no defraudar la confianza, ser buen vecino y multiplicar las postraciones. Esto es lo que nos ordenó Muhammad (ByP)".

Narra Hisham Ibn Salim: "Escuché a Abu Abdul-lah As-Sadiq (P) que le decía a Hamran:

"Observa a quien está debajo tuyo y no a quien esté encima de ti, ya que esto será más satisfactorio para aquello que está dispuesto para ti, y más digno para merecer que Allah incremente sus gracias. Debes saber que la acción duradera, aunque sea poca en cantidad, si es realizada con certeza de lo que se está haciendo, es mucho mejor que la realizada sin certeza. Debes saber que no hay piedad más beneficiosa que abstenerse de las cosas prohibidas por Allah, y abstenerse de molestar y hablar mal de los musulmanes, ya que no hay nada más loable que la buena moral, ni riqueza más beneficiosa que el estar satisfecho con poco, ni existe ignorancia más baja que la vanidad".

Narra el Imam As-Sadiq (P) que en relación a las características de los creyentes, el Mensajero de Allah (ByP) dijo:

"Quien se entristece por sus malas acciones y se regocija por sus buenas obras, es un creyente".

Estas son las características del musulmán ideal, tal como lo querían formar y educar los Imames de Ahlul Bayt (P), y este es el método que ellos utilizaron para edificar la comunidad y la sociedad islámica. Esta es la prédica con la que se dirigían a la comunidad de Muhammad (ByP), que consiste en aferrarse al Libro de Allah y a la Sunnah de Su Mensajero (ByP). Qué más aceptable para el musulmán que sea orientado mediante su guía, que siga sus consejos, y que escuche sus amonestaciones.