Table of Contents

La Predicción Del Triunfo Cristiano

Wilson: A menudo me pregunto acerca del capítulo 30 contenido en el Coran. Los versículos hablan acerca de los romanos y predicen su triunfo sobre los oponentes:

Los bizantinos han sido vencidos en los confines del país. Pero, después de su derrota, vencerán dentro de varios años. Todo está en manos de Alá, tanto el pasado como el futuro. Ese día, los creyentes se regocijarán del auxilio de Alá. Auxilia a quien Él quiere. Es el Poderoso, el Misericordioso. ¡Promesa de Alá! Alá no falta a Su promesa. Pero la mayoría de los hombres no saben. Corán 30: 1-6

Me gustaría escuchar su comentario acerca de este versículo los cuales parece hablar de una profecía muy definida, por esto me gustaría saber si esta profecía ya se cumplió.

Chirri: En la primera década del siglo VII una guerra entre los dos grandes imperios de ese tiempo el persa y bizantino dio comienzo. La guerra continuó por más de veinte años, y los persas fueron los más victoriosos.

“La enciclopedia británica describe la situación: “El ejercito persa saqueo a Siria y a Asia menor y en 608 avanzaron hacia Chaledon. En el 613 y 614 Damasco y Jerusalén fueron tomados por el general Shahaboraz, y la Santa Cruz fue llevada triunfante. Poco después, hasta Egipto fue conquistado. Los romanos (la gente del imperio Bizantino) pudo ofrecer un poco resistencia, ya que fueron destruidas por las disensiones internas y presionado por los avaros y eslavos”.

Los versículos del sagrado Corán citados fueron revelados en el año sexto o séptimo después de la primera revelación al Profeta Muhammad (esto quiere decir que los versículos fueron revelados en el 615 o 616.) la profecía contenida en estos es definitiva en incondicional esto afirma que los romanos vencidos obtendrá un triunfo decisivo sobre los persas victoriosos años dentro de nueve años después de la revelación.

Una vez más la profecía fue hecha en dirección contraria a lo esperado del conflicto. Se esperaba que los romanos fueran completamente derrotados, ya que las fuerzas persas habían alcanzado las puertas del Constantinopla. En esa época hasta los mismos líderes romanos tenían muy poca esperanza de una eventual victoria.

Los líderes romanos, con todas sus habilidades e información acerca de la guerra no podrían anticipar su victoria. Una clara información era imposible para Muhammad porque el sistema de radio, la televisión y la prensa aún no existían. Muhammad, vivía en la Meca muy lejos de Constantinopla, hizo una predicción de triunfo dentro del plazo fijado.

La profecía fue completada nueve años después de haber sido predicha. Hércules, el Emperador Romano, avanzó hacia Norte Media, donde el destruyó el gran templo de fuego de Gondzak; luego en 623 el recapturo todo el terreno perdido.

Wilson: El versículo anterior indica que los musulmanes estaban muy enterados de la derrota de los romanos a mano de los persas. La profecía parece haber sido revelada como una condolencia a los musulmanes, ya que esta declara que los creyentes en el islam se regocijarán por la victoria de los romanos.

Esto actualmente anuncia el verdadero amor de parte de los musulmanes hacia los cristianos.

Chirri: Su declaración es verdad. Los musulmanes estaban en realidad muy triste por la noticia de la derrota de los cristianos en ese momento. Los cristianos son los seguidores de las escrituras, y los musulmanes son los seguidores de la nueva escritura, el Corán. Ambos comparten muchas creencias. Los musulmanes, sienten que hay un estrecho vínculo entre ellos y los cristianos. Ellos sienten que los cristianos son sus hermanos en religión. Las noticias de la derrota de los romanos fue una buena nueva para los adoradores de ídolos. Ellos se regocijaron con la derrota de los cristianos y lo relacionaron con los musulmanes, sus enemigos porque ambos musulmanes y cristianos son seguidores de la escritura y se oponen a los adoradores de ídolos.

Esta relación entre los musulmanes y los cristianos solo fue natural. Habían aceptado los cristianos a Muhammad y recibido su verdad con un corazón abierto, así como los musulmanes aceptaron la verdad de Jesús, la relación de hermandad tendría continuidad entre los seguidores de las ambas fe. Desafortunadamente los cristianos se negaron a reconocer la profecía de Muhammad y aceptar su verdad. Este y los eventos subsecuentes los cuales tuvieron lugar después de la muerte del Profeta, cambiaron la atmosfera natural entre los musulmanes y los cristianos.