Table of Contents

Derechos del resto de la gente

50) Derecho de la gente de la nación

En cuanto al derecho de los miembros de tu comunidad en general, implica que actúes con ellos con buena fe (tener buena intención), tratarles con amabilidad, tener bondad con sus malvados, reconciliar y mantenerles en paz. Debes agradecer a sus bondadosos ya sea si obran para sí mismos o para ti. Obrar para sí mismo es en realidad para ti ya que así se abstienen de molestarte y mortificarte preservando asimismo. Entonces suplica para todos ellos y ayúdales. Debes considerarles a cada uno en su categoría; al mayor, la del padre; al menor, la del hijo; al intermedio, la del hermano. Quien acude a ti, debes tratarlo con bondad y misericordia. Debes comportarte con tu hermano en la religión, según los derechos de la hermandad.

50. حق أهل ملتك

وحق أهل ملتك إضمار السلامة لهم والرحمة لهم، والرفق بمسيئهم وتألفهم واستصلاحهم، وشكر محسنهم وكف الأذى عنهم، وتحب لهم ما تحب لنفسك، و تكره لهم ما تكره لنفسك، وأن تكون شيوخهم بمنزلة أبيك، وشبابهم بمنزلة اخوتك، وعجائزهم بمنزلة أمك، والصغار بالمنزلة أولادك.

51) Derecho de la gente que está bajo protección

51) Derecho de la gente que está bajo protección1

Con respecto a quienes están bajo tu protección, el mandato acerca de ellos implica que aceptes de ellos lo que Dios acepta, y cumplas con lo que Dios les designó en Su protección y Su pacto. En cuanto a lo que ellos quieren y deben hacer, debes retornarlos a lo que Dios les ha impuesto. En cuanto a sus tratos, debes comportarte con justicia, según los mandatos que Dios ha establecido, cumpliendo con su pacto y el pacto del Mensajero de Dios (PBd) considerando a ambos como un impedimento para cometer una injusticia contra ellos.

Nos ha llegado que se ha dicho (en una tradición Santa (Hadiz Qudsi)): “Quien oprime a aquel con quien haya concretado un pacto, Yo soy su enemigo”. ¡Cuídate de Dios! Y no hay fuerza ni poder excepto en Dios.

51. حق أهل الذمة

وحق الذمة أن تقبل منهم ما قبل الله عز وجل [منهم] ولا تظلمهم ما وفوا لله عز وجل بعهده

  • 1. Se refiere a los miembros de comunidades religiosas reconocidas (la gente del libro) que están bajo un gobierno islámico.